Los Mejores Discos de 2004

Por Alejandro Melgar

Venimos acumulando importantes listados de discos fundamentales año a año, comenzamos en el año 2000 y pretendemos llegar a nuestros días, así que aún nos queda mucho camino por delante. Si quieren revisar los artículos anteriores, los encuentran acá:

Comencemos entonces con la primera parte del listado para los Mejores Discos de 2004.


NIGHTWISH « Once »

Lanzamiento: 07.06.2004Sello: Spinefarm / Nuclear BlastGénero: Symphonic Metal

Y ahora sí, explotó todo. Luego del paulatino y creciente éxito que Nightwish venía consiguiendo álbum tras álbum, por fin todos los planetas se alinearon y las fichas estaban puestas en el que sería el álbum más ambicioso en la historia de la banda (y uno de los más grandes del Metal Sinfónico). ‘Once’ llevó todo no uno, sino diez pasos más allá: mayor producción, más pomposidad, sentimiento épico constante y la elevación de la música de Nightwish como siempre debió sonar, consiguiendo a la mismísima London Session Orchestra para encargarse de las orquestaciones.

En el plano compositivo encontramos hitazos instantáneos como ‘Nemo’, ‘Wish I Had An Angel’ y ‘Dark Chest of Wonders’, experimentos arriesgados excelentemente recibidos como la hermosa ‘Creek Mary’s Blood’, bombazos metaleros que no dan respiro como ‘Planet Hell’ y ‘Romanticide’, y la cereza del postre, esa gema preciosa que sería el caballito de batalla de Nightwish en los años por venir: la magnificente ‘Ghost Love Score’, testamento de romanticismo trágico y un himno de todo el Metal de aquí en más. Este sería el último disco con la vocalista Tarja Turunen antes de su expulsión en 2005, despidiéndose por todo lo alto de la banda más grande del Symphonic Metal.

Durante su primera semana de lanzamiento, Once entró en el número uno en GreciaNoruegaFinlandia, y Alemania además en ese país vendió 80 000 copias. En mayo, «Nemo» fue el primer sencillo en ser lanzado,5​ seguido de «Wish I Had An Angel» en septiembre, «Kuolema Tekee Taiteilijan» en noviembre y «The Siren» en julio de 2005


AYREON « The Human Equation »

Lanzamiento: 25.05.2004Sello: InsideOut MusicGénero: Progressive Metal / Progressive Rock

A veces en el momento llega uno de esos álbumes que te cambian la vida y te hacen ver la música de otra manera desde ese punto en adelante. Eso me pasó con ‘The Human Equation’, el sexto álbum del proyecto de Rock y Metal Progresivo del holandés Arjen Lucassen, y el que sería sin dudas su mejor y más ambicioso álbum, por decisión prácticamente unánime de fans y prensa por igual. Los álbumes conceptuales implican que tu atención se centre tanto en la música como en las líricas, y en este disco es importante que sigas la historia que se está desarrollando para disfrutar al máximo de una obra musical sin precedentes, que se rige como uno de los grandes pilares de la música progresiva del siglo XXI.

Un hombre sufre un accidente y en estado de coma su conciencia comienza a recordar toda su vida, con cada canción representando un día en el hospital, y cada vocalista representando una emoción diferente de la persona. Bajo este concepto tan original y audaz se esconde una historia de decepciones, engaños, sufrimiento, amor y odio, protagonizada por un cast de ensueño que incluye a James LaBrie (Dream Theater), Mikael Akerfeldt (Opeth), Devin Townsend y Marcela Bovio, entre otros, mientras que musicalmente encontramos una obra súper inspirada, entretenida y vivaz, que va desde lo sombrío hasta lo alegre y te pasea por todo el espectro de emociones. Un clásico atemporal y la mejor forma de acercarse al universo de Ayreon para los principiantes.

El álbum explora la idea del renacimiento psicológico, siguiendo la historia de un hombre que, tras quedar en coma en un accidente de tráfico, se enfrenta a su pasado, sus emociones y su situación actual mientras está encerrado en su propia mente.


EDGUY « Hellfire Club »

Lanzamiento: 15.03.2004Sello: Nuclear BlastGénero: Heavy Metal, Power Metal

Para 2004 el nombre de Tobias Sammet ya resonaba en todos los corazones power-metaleros del mundo, así como en los charts y los shows en vivo. Luego de probar el éxito con Avantasia y las dos increíbles partes de “The Metal Opera”, el inquieto Tobi estaba listo para su siguiente capítulo con Edguy, la banda que inició desde su adolescencia. Sabiendo que la experiencia ganada y la aceptación del público le servía para llevar todo más allá, con ‘Hellfire Club’ todos los valores suben: producción, accesibilidad, ambición, complejidad, formato canción: todos esos ingredientes hacen de este disco algo imprescindible y sin ningún tipo de relleno.

También se caracteriza por ser ese álbum de transición en donde Edguy pasa de ser una banda de Power Metal algo que utiliza el estilo como vehículo conductor para acercarse a otros sonidos como el Hard Rock, el Heavy clásico y la pomposidad épica. Lleno de hitazos como ‘Mysteria’ (¡total banger!), ‘We Don’t Need a Hero’, ‘Down to the Devil’ (ambos estribillos quedan resonando horas después), la accesibilidad de singles como ‘King of Fools’ o la rockera y fiestera ‘Lavatory Love Machine’, o incluso composiciones gigantescas en alcance como ‘The Piper Never Dies’, ‘Hellfire Club’ es un viaje sin retorno a los confines de la música de calidad, con un Tobias Sammet que empezaba a darse cuenta que podía comerse el mundo.

En contraste con sus álbumes previos, Hellfire Club debe su sonido más a Judas Priest que a su principal influencia Helloween.

El bonus track “Children of Steel”, era originalmente un demo lanzado en 1994, pero fue regrabado para este álbum. El bonus track de “Mysteria” es cantando por Mille Petrozza , vocalista de la banda de Thrash metal alemán Kreator.


AFTER FOREVER « Invisible Circles »

Lanzamiento: 25.03.2004Sello: Transmission RecordsGénero: Progressive Metal, Symphonic Metal

El tercer disco de After Forever es, en mi opinión, su mejor y más logrado álbum, apostando por la ambición y la complejidad lograda en gran parte por el cambio de sonido en la banda consecuencia del alejamiento de Mark Jansen. Sander Gommans tomó las riendas de su criatura y el resultado es un álbum enorme y fundamental, que contiene más elementos progresivos que cualquier otro trabajo de la banda, acercando más su propuesta al Progressive Metal, aunque aún manteniendo esos elementos góticos/sinfónicos tan característicos.

Es un disco conceptual que trata temas siempre vigentes como las familias disfuncionales y el abuso psicológico infantil, con una historia que te atrapa y la mejor banda sonora para acompañarla. Sólido, sorpresivo y arriesgado, es un álbum que apostó al “todo o nada” y sin dudas lograron algo único que no se volvería a repetir, aprovechando al máximo las capacidades compositivas e interpretativas de la banda, con una Floor Jansen dando lo mejor de sí y llegando a una de las mejores performances de su carrera hasta el momento.

Tras la marcha de Mark Jansen (ahora guitarrista de Epica), uno de los principales compositores, el grupo tuvo un fuerte cambio tanto en su música como las letras de las canciones. Aunque con un sonido más progresivo y menos adornado, el disco continuó siendo un muy buen trabajo dentro de la discografía del grupo. Trata sobre la vida de una niña, de como es despreciada e incomprendida por sus padres y su entorno. Una temática bastante original, y fuera de lo normal si lo comparamos con el tipo de letras que se hace en este estilo. Naturalmente, es un álbum conceptual.


NEAL MORSE « One »

Lanzamiento: 02.11.2004Sello: Metal Blade / Radiant RecordsGénero: Progressive Rock

Luego de la titánica labor que fue plasmar en un álbum doble y conceptual su propia historia con ‘Testimony’ (2003), Neal Mose continuó por su prolífica carrera progresiva solista con un nuevo disco lanzado apenas un año después. ‘One’ es otro álbum monumental en el cual el maestro vuelve a avocarse a las historias bíblicas conceptuales, donde musicalmente encontramos algunas de las proezas más épicas de su catálogo como la ineludible ‘The Creation’, un tándem de 18 minutos que no da respiro y contiene algunos de los versos y estribillos más inspirados de Neal; o la no menos importante ‘The Separated Man’ con sus múltiples idas y vueltas y su excentricidad siempre presente.

Al trío infalible de Morse-Portnoy-George se une en carácter de artista invitado el guitarrista y vocalista Phil Keaggy (reconocido artista en la comunidad de la música cristiana), lo cual dota de una magnificencia superior a las composiciones. Otros hitos salientes de este disco incluyen la rareza ‘Author of Confusion’ (sinónimo de locura progresiva) y las baladas ‘The Man’s Gone’ y la hermosa ‘Cradle to the Grave’. Una adición completísima en la vasta discografía que ya venía armando uno de los artístas más relevantes del Prog moderno.


WITHIN TEMPTATION « The Silent Force »

Lanzamiento: 11.11.2004Sello: Roadrunner RecordsGénero: Symphonic Metal

Siguiendo la línea del majestuoso ‘Mother Earth’ (2001) pero llevando todo unos peldaños más arriba en niveles de producción y composición, ‘The Silent Force’ fue uno de los últimos discos de Within Temptation en mostrar su faceta más sinfónica y orquestal magnificente, moviéndose aún de lleno en el territorio del Symphonic Metal con toda la gloria que caracteriza al estilo y siendo uno de sus exponentes abanderados más importantes. Para muchos este es el mejor disco de la banda y la culminación de todas las ideas que habían venido gestando, para luego incursionar en sonidos más accesibles y propuestas más modernizadas.

El disco está plagado de clásicos que hoy son infaltables en cualquier playlist o show en vivo, como el portentoso arranque con ‘See Who I Am’, la macabra y orquestal ‘Jillian (I’d Give My Heart)’ (ese arranque pone la piel de gallina), hitazos radiales y muy gancheros como ‘Stand My Ground’ (futuro caballito de batalla de la banda) o la increíble ‘Angels’, además de baladas de ensueño como ‘Forsaken’. Un disco que lo tiene todo y que marca el pináculo para una de las bandas más influyentes en el género.

Para la grabación del disco han contado con una orquesta de 80 músicos y un coro ruso.

La canción “Somewhere” fue versionada por Anneke van Giersbergen en su álbum Pure Air de 2009, a dueto con Sharon.


EXODUS « Tempo of the Damned »

Lanzamiento: 02.02.2004Sello: Nuclear BlastGénero: Thrash Metal

La década de 2000 supuso el famoso revival del Thrash Metal, un estilo que había sufrido durante la mayor parte de la década anterior. Grandes bandas de Thrash que habían quedado relegadas tuvieron su merecido comeback durante estos años, y los gigantes de Exodus no podían quedarse atrás. ‘Tempo of the Damned’ supuso una de las placas más contundentes y exitosas del género, y hasta el día de hoy se considera un clásico moderno que ningún thrashero puede dejar pasar. Con muchos años de furia contenida y acumulada, el quinteto liderado por Gary Holt salió a dar todo a la cancha y entregaron un álbum extremo pero melódico, contundente pero ganchero, con todas las fórmulas del éxito para convertirse en un nuevo estándar de calidad.

Con el inigualable frontman Steve ‘Zetro’ Souza en las vocales (quien poco después abandonaría la banda para ser reemplazado por el carismático Rob Dukes, dotando de aún más agresividad a la banda), el partido estaba casi ganado, pero cuando vamos a lo que importa, a las canciones, ahí Exodus gana por goleada con himnos como ‘War is My Shepherd’ mostrando el costado más extremo y violento, ‘Blacklist’, un total clásico que muestra el lado más ganchero y no falta en ningún show en vivo hasta el día de hoy, y otros ejemplos de contundencia como ‘Forward March’, ‘Scar Spangled Banner’ y una lista interminable de hits, abrazando el nuevo milenio unidos por la sangre.

Marcó su primer álbum de larga duración con material nuevo en más de 11 años, siendo el última Force Of Habit lanzado en 1992.​ Fue la última aparición del vocalista Steve “Zetro” Souza hasta su regreso para Blood In, Blood Out en 2014​, así como la última aparición del baterista fundador Tom Hunting hasta 2007 en The Atrocity Exhibition… Exhibit A.


THERION « Lemuria »

Lanzamiento: 24.05.2004Sello: Nuclear BlastGénero: Symphonic Metal

El punto cúlmine creativo de Therion se da con el lanzamiento en simultáneo de los álbumes ‘Lemuria’ y ‘Sirius B’ en Mayo de 2004, pero es en el primero de ellos que radican las mayores fortalezas y encontramos los infalibles clásicos por los que la banda sería conocida a partir de ese momento. La criatura de Christofer Johnsson logró su máximo exponente rodeándose de talentos vocales como Mats Levén y Piotr Wawrzeniuk mientras que la banda se encontraba aceitada y prolija, entregándose por completo a la experiencia definitiva de Symphonic Metal.

De arranque ya tenemos la pesadez de ‘Typhon’, la marcha 16-bit-esca de ‘Uthark Runa’, la perfección en forma de balada de ensueño con el tema título ‘Lemuria’ (clásico indiscutido), la majestuosidad del Señor del Sol en ‘Quetzacoatl’ (canción que sirvió de cierre en muchos conciertos posteriores), y un sinfín de tonalidades más que harían las delicias de fanáticos que tendríamos a Therion por partida doble, por lo que es recomendable escuchar ambos álbumes de corrido. Un momento inmejorable que lamentablemente no haría más que decaer con los años para una banda que supo siempre reinventarse.

Las siete canciones de Johnsson se habían convertido en un número mucho mayor y estas se sumarían luego con las escritas de los hermanos Niemann, lo que juntándolas sumarían un total de 55 nuevas canciones.​ Por esto la banda decidió grabar y poner dos álbumes a la venta simultáneamente, 171 músicos fueron usados en la grabación, junto con un coro de 32 cantantes, fue grabado en Praga con varios cantantes principales. Los resultados fueron el álbum Sirius B y Lemuria, estos fueron realizados en el mismo año, también fueron puestos a la venta separados y en una versión especial, en el que venían los dos juntos.


ORPHANED LAND « Mabool »

Lanzamiento: 23.02.2004Sello: Century MediaGénero: Progressive Metal, Oriental Metal

El Metal con fuertes influencias del Medio Oriente no era algo tan común por aquellos años, las bandas eran pocas y las corrientes apenas empezando a arriesgar con algo diferente. Sin embargo, los israelíes de Orphaned Land ya iban por su tercer disco con ‘Mabool’, ese que finalmente cementa su sonido y los posiciona como una de las bandas de peso en la escena progresiva de aquellas bandas “diferentes”. Mezclando esas influencias orientales en su música con Progressive Metal y también Death Metal, se logra un combo espectacular y bastante original en un disco que lo tiene todo y que se torna una escucha recomendable para cualquier oyente ávido de nuevos sonidos.

La dupla fundamental de Kobi Farhi en vocales y Yossi Sasi en guitarras logra plasmar una propuesta única y totalmente adictiva, acercando a los metalheads de todo el mundo a la cultura folklórica de aquellas regiones en una mezcla perfecta entre su tradición y nuestro Heavy Metal. Además este disco dio vida a ‘Norra el Norra’, una canción infaltable para cerrar sus shows en vivo que nos incita al baile y al festejo. Ubíquense en 2004 y encuentren algo distinto con Orphaned Land.

El álbum tardó siete años en ser finalizado. Cuenta la historia de tres hijos (uno por cada una de las religiones abrahámicas) quienes intentan advertir a la humanidad del inminente diluvio que sufrirán como castigo por sus pecados. Musicalmente el álbum contiene instrumentación típica de oriente, coros sinfónicos, cantos yemeníes interpretados por Shlomit Levi y diversas citas de pasajes bíblicos sobre el diluvio, recitados por su vocalista Kobi Fahri.


PAIN OF SALVATION « BE »

Lanzamiento: 27.09.2004Sello: InsideOut MusicGénero: Progressive Metal

Como una de las bandas insignia de la corriente de Metal Progresivo moderno, Pain of Salvation venía de romper esquemas y lograr una obra magnánima con ‘Remedy Lane’ (ver listado de 2002), y el sucesor tenía que llevar todo más allá si quería estar a la altura. Es así que la banda se despacha con ‘BE’, un disco conceptual basado en la exploración de la existencia humana, con muchos conceptos que realmente fueron pensados catuelosamente para que todo cuadre en la construcción de algo increíble.

El disco es el último en contar con la participación de Kristoffer Gildenlöw (hermano del mastermind Daniel Gildenlöw) en el bajo, y está dividido en tres capítulos en formato “Rock Opera”, conteniendo elementos sinfónicos que llevan las progresiones a niveles de calidad supremos. Para muchos, el disco definitivo de Pain of Salvation, que sin duda se torna uno de los más ambiciosos.

 Es un álbum conceptual que trata sobre la existencia de Dios, la creación de la humanidad, el mundo, y finalmente su autodestrucción por el mismo ser humano. Además de los miembros de la banda, el álbum presenta a una orquesta de nueve músicos, llamada Orchestra of Eternity, que desempeña un papel importante a lo largo de la grabación. Es el último álbum de la banda en el que interviene Kristoffer Gildenlöw al bajo.


Menciones Honoríficas


ANGRA
Temple of Shadows

Los brasileños se despachan con su álbum más progresivo hasta la fecha, lleno de matices y secretos por descubrir.


WARCRY
Alea Jacta Est

La banda española seguía pisando fuerte y con este disco logran crear una colección de himnos fundamentales del Power Metal. Totalmente épico y atemporal.


MEGADETH
The System Has Failed

El disco que marcó el regreso de Megadeth luego de la falsa alarma que dio Dave Mustaine abandonando brevemente la música. Un fundamental del colorado.


LAMB OF GOD
Ashes of the Wake

Una verdadera bomba sónica de violencia y mala onda para una banda que venía pisando fuerte y con esta obra llena de clásicos confirman que se venía algo gigante.


MOTÖRHEAD
Inferno

Lemmy y compañía ya no tenían nada que demostrar y sin embargo despachan uno de sus mejores discos a 30 años de su carrera. Indispensable.

MASTODON
Leviathan

Combinando progresivo, heavy y sludge, Mastodon empieza a hacerse notar con este monumental álbum conceptual basado en la novela clásica Moby Dick.


PRIMAL FEAR
Devil’s Ground

Los alemanes ya venían haciendo ruido en la escena, pero con este disco empiezan a pegar fuerte en el Power Metal europeo.


AMON AMARTH
Fate of Norns

Los vikingos comienzan a ganar notoriedad a base de canciones sólidas en una placa que contendría varios himnos para el futuro.

Sabemos que nos quedaron discos afuera, anímate a dejar tus comentarios con los que nos faltaron y tus discos favoritos de ese año para que podamos construir una biblioteca enorme. Los dejamos con una playlist que engloba estos discos y varios más de 2004.

Alejandro Melgar

Absoluto entusiasta del Metal en casi todas sus variantes y sub-géneros. Melómano, coleccionista de discos y experto en armar documentos, listas y rankings. La estructura me garantiza paz y organización. Amo las series, películas y estoy muy arraigado en la cultura pop, además de disfrutar la naturaleza y el aire libre. Y a pesar de todo esto, soy muy sensible.

0 comentarios en «Los Mejores Discos de 2004»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.