Los Mejores Discos de 2003

Por Alejandro Melgar

Venimos acumulando importantes listados de discos fundamentales año a año, comenzamos en el año 2000 y pretendemos llegar a nuestros días, así que aún nos queda mucho camino por delante. Si quieren revisar los artículos anteriores, los encuentran acá:

Comencemos entonces con la primera parte del listado para los Mejores Discos de 2003.


EPICA « The Phantom Agony »

Lanzamiento: 09.06.2003Sello: Transmission RecordsGénero: Symphonic Metal

En aquellos años de inquietud artística y descubrimiento de nuevas corrientes, un joven Mark Jansen abandonaba involuntariamente After Forever e inmediatamente empezó a trabajar en su propio proyecto, continuando con su tendencia compositiva dentro del Symphonic Metal. Poco sabría el mismo y nosotros como fanáticos que con esta serie de movimientos estaría naciendo una de las más grandes bandas que habría generado la corriente. Rodeado de músicos jóvenes e inexperientes (entre los cuales se encontraba una desconocida Simone Simons de 18 años, novia entonces de Mark), todo estaba listo para dar forma a su debut ‘The Phantom Agony’.

Y con esto nace un nuevo capítulo en la historia del Metal Sinfónico, entregando un disco tan fundamental como necesario, que toma todo lo aprendido por Jansen en sus anteriores incursiones para construir algo único, majestuoso, arriesgado y que llega en el momento justo. No se necesita recalcar la importancia de canciones como ‘Cry for the Moon’, ‘Sensorium’ o ‘The Phantom Agony’, pero en realidad todo en este disco brilla con luz propia y muestra a una banda encontrando su identidad y rompiendo todos los esquemas. Ah, y ‘Façade of Reality’ está en este disco. Con eso basta para cerrar.

En este álbum, Mark Jansen continúa con la recopilación de canciones que componen la temática de “The Embrace That Smothers”.

Las tres primeras partes se encuentran en el álbum debut, Prison of Desire de After Forever y las tres partes que siguen se encuentran en The Divine Conspiracy, tercer álbum de Epica. Estas canciones tratan sobre los peligros de la religión organizada.


DREAM THEATER « Train of Thought »

Lanzamiento: 11.11.2003Sello: Elektra RecordsGénero: Progressive Metal

Casi dos años después de un álbum tan ambicioso y majestuoso como ‘Six Degrees of Inner Turbulence’ (2002), Dream Theater se puso en campaña para lanzar un disco con canciones que funcionaran muy bien en el ámbito de los shows en vivo. “Sabemos que hay muchas canciones que explotan en vivo. ¿Qué pasaría si tuvieramos todo un álbum lleno de ellas?”. Esta fue la premisa que la banda declaró al reunir las ideas para la construcción de ‘Train of Thought’, el disco más pesado, oscuro y riffero de Dream Theater hasta el momento.

Con canciones largas y extensas secciones de instrumentales llenas de solos y cambios de ritmo, la banda demuestra su poder interpretativo y compositivo en un disco que no te da respiro y entrega bombazo tras bombazo, lo cual pudo alejar a algunos puristas Prog que seguían buscando el sonido clásico, pero a la vez atrajo al público más metalero y sediento de canciones rápidas, hasta violentas. Himnos como ‘As I Am’, ‘This Dying Soul’ (clásico que continúa la “12-Step Suite” de Mike Portnoy), la gema preciosa ‘Endless Sacrifice’ (para muchos el punto de entrada a la banda), el excelso instrumental ‘Stream of Consciousness’ o el cierre épico por todo lo alto con ‘In the Name of God’, hacen de este disco uno fundamental, distinto, arriesgado y sobresaliente.

Buscando una grabación esencialmente metalera, influenciado por la respuesta a sus canciones más pesadas en giras (probablemente también influenciado por las versiones en vivo de Master of Puppets y The Number of the Beast), es ampliamente considerado como su álbum más pesado hasta la fecha, con algunos incluso llamándolo el ‘álbum pesado’.

Sorprendentemente, los 7 temas de este álbum fueron creados en tan solo 3 semanas.


NEAL MORSE « Testimony »

Lanzamiento: 23.09.2003Sello: Metal Blade / Radiant RecordsGénero: Progressive Rock

Luego de una prolífica pero silenciosa carrera en el mundillo del Prog que incluyó nombres tan distintivos como Spock’s Beard y Transatlantic, Neal Morse tuvo una completa transformación que nadie se vio venir: a finales de 2002, y luego de cosechar todo tipo de laureles con el monumental disco doble “Snow”, el maestro abandonaba ambas agrupaciones para concentrarse en su nueva vida. Y es que Neal no la tuvo fácil: desde el primer momento en que dio sus primeros pasos en la música fue una piedra tras otra en el camino a la prosperidad. Esto sumado a una serie de tragedias personales que pondrían a prueba a cualquier mortal, resultó en un renacimiento que hizo que el músico se convirtiera al cristianismo y entregara todos los aspectos de su vida a Dios.

El resultado es un trabajo soberbio, un álbum doble de más de 2 horas, que abarca todo el espectro del Rock Progresivo y nos pasea por abundantes climas, melodías y matices que van adornado una historia tan dura como cautivante. Da gusto ir descubriendo la historia detrás de las canciones a medida que se suceden, mientras nos pintan un retrato que cobra vida ante nuestros oídos. Escuchar “Testimony” es acompañar al maestro en este viaje personal hacia lo más oscuro de su alma, y renacer junto con él en su camino hacia la iluminación.


OPETH « Damnation »

Lanzamiento: 22.04.2003Sello: Koch RecordsGénero: Progressive Metal

Compuesto y construido al mismo tiempo que el anterior ‘Deliverance’ (2002), pero lanzado cinco meses después por decisiones del sello, ‘Damnation’ es todo lo que aquel disco no fue. Si el primero muestra el lado más oscuro, experimental y cercano al Death Metal de Opeth, acá nos vamos a encontrar con su lado más melancólico, etéreo y ambiental, mucho más emparentado con el Progressive Rock clásico y los climas de relajación profunda, características que hacen de este disco un viaje fundamental para los caminos de introspección que queramos recorrer.

Bajo la tutela del genio Steven Wilson encargándose de la producción del disco (además de tocar teclados, piano, mezclar y masterizar y hasta proveer backing vocals), podemos ver como cada canción brilla y nos hace participar de una odisea para encontrarnos con nosotros mismos, en el que para muchos es su “disco de isla desierta”. Lleno de clásicos como ‘Windowpane’, ‘In My Time of Need’, ‘Closure’ o ‘Hope Leaves’, ‘Damnation’ te deja extasiado en 43 minutos que muestran el costado más profundo de Opeth, considerado como el punto de partida al estrellato para los suecos/uruguayos, paradójicamente siendo el primer álbum que no contiene elementos extremos ni voces guturales.

Este álbum también fue producido por Steven Wilson, quien contribuyó en las voces secundarias y en los teclados, y tuvo participación en las letras de “Death Whispered a Lullaby”. Este álbum fue dedicado a la abuela de Mikael, quien murió durante un accidente automovilístico el mismo año de la grabación


KING DIAMOND « The Puppet Master »

Lanzamiento: 21.10.2003Sello: Massacre RecordsGénero: Heavy Metal

El Rey Diamante se encontraba tremendamente prolífico para la primera mitad de la década de 2000, luego de los muy recomendables ‘House of God’ (2000) y ‘Abigail II: The Revenge’ (2002), llega el turno a uno de los discos más logrados del dinamarqués, con una historia tan retorcida y grotesca como atrapante y llena de terror, en uno de los relatos más inspirados del legendario artista.

La historia de una pareja que llega a un show de marionetas en el Budapest del siglo XVIII se vuelve un cuento terrorífico que involucra muertos vivientes y seres oscuros, todo con la cuota de musicalidad tan increíble que siempre tuvo la banda afianzada por el gran Rey. Muchos alaban (y con razón) las joyas que parió King Diamond en los años 80, pero ‘The Puppet Master’ no se queda atrás en melodías, sentimiento y virtuosismo, mostrando una banda aceitada y más ajustada que nunca, junto con composiciones perfectas, melódicas e hipnotizantes. No me puedo sacar de la cabeza clásicos como ‘Magic’, ‘Emerencia’, ‘Blood to Walk’ o la hermosa ‘Blue Eyes’, cerrando un disco redondo, que además fue el que me introdujo y me hizo enamorar de esta propuesta tan perversa y esencial.

Una edición limitada del disco incluía un DVD en el cual King Diamond lee la historia de The Puppet Master. Es un álbum conceptual cuya historia trata de una pareja que asiste a un espectáculo de Títeres en Budapest y terminan transformados en títeres por el titiritero (The Puppet Master) y su esposa.


ANATHEMA « A Natural Disaster »

Lanzamiento: 03.11.2003Sello: Music for NationsGénero: Progressive / Alternative Rock

Dejando atrás la faceta mayormente gótica de los muy recomendables Alternative 4” (1998) y Judgement” (1999), el nuevo milenio encontró a Anathema bebiendo de la influencia más notoria de los hermanos Cavanagh: los todopoderosos Pink Floyd. De esta manera, A Fine Day To Exit” (2001) los halló adentrándose en los territorios del Rock Progresivo como ningún otro álbum hasta el momento, pero es en A Natural Disaster” donde realmente se pudo explotar esa faceta que luego veríamos sería un camino de ida del que no habría vuelta atrás.

Nos encontramos entonces con un disco fundamental para entender el desarrollo de Anathema en los últimos quince años: la inquietud de los hermanos Cavanagh por recorrer territorios cubiertos de influencias, evolucionando constantemente y logrando emocionar y conmover al oyente en dosis desmesuradas. “A Natural Disaster” se convierte en la pieza faltante para completar el puzzle de la evolución musical de Anathema: íntimo, introspectivo y natural, pero también caótico, efervescente y furioso. Los desastres naturales normalmente dejan pérdidas inconcebibles e irrecuperables, pero con este hemos ganado una joya de la música progresiva contemporánea.

A diferencia de trabajos anteriores, este álbum sólo despliega un tema donde las guitarras pesadas tienen real preponderancia, que es Pulled Under at 2000 Meters a Second. En cuanto a los demás, el estilo del álbum puede ser catalogado dentro de una esfera minimalista y lento, siempre muy atmosférico con retoques progresivos.


SONATA ARCTICA « Winterheart’s Guild »

Lanzamiento: 22.06.2003Sello: Spinefarm RecordsGénero: Power Metal

El Power Metal seguía en su momento de mayor auge por estos años, y una de las bandas abanderadas del género sin dudas siempre fue Sonata Arctica. Con un debut que se ubica entre lo mejor que ha dado la corriente (Ecliptica, 1999) y un sucesor a la altura que reivindicaba y exponenciaba sus raices (Silence, 2001), finalmente llegaba el momento de componer ese tercer y fundamental disco en la carrera de una banda. Con ‘Winterheart’s Guild’, Sonata libera una colección de canciones que ejemplifican perfectamente esa era inicial del Power: velocidad, virtuosismo, melodías hipnotizantes, vocales de ensueño y mucho sentimiento finlandés.

Varios clásicos de la banda que hoy siguen adornando los shows en vivo pertenecen a esta placa: ‘The Cage’, ‘Silver Tongue’, ‘Victoria’s Secret’, muchas canciones memorables que retratan una época que ya no volvería, pues en algunos años más Sonata Arctica transformaría radicalmente su propuesta en pos de un sonido más accesible y con algunas cuotas progresivas, que lamentablemente no le sentó bien con el tiempo, repercutiendo en composiciones chatas, interpretaciones desganadas y shows en vivo con poca chispa. Recordemos entonces este Sonata, brillando en la era dorada del Power Metal.

 A diferencia de Silence y Ecliptica, presenta un sonido mucho más oscuro, al igual que la mayoría de sus letras.

En este disco los solos de teclado están tocados por Jens Johansson ya que el grupo no encontró un teclista a tiempo completo para grabarlo


KAMELOT « Epica »

Lanzamiento: 03.03.2003Sello: Noise / SanctuaryGénero: Power / Progressive Metal

Siguiendo el movimiento por el ámbito del Power, pero esta vez liderando la corriente más prolija y exquisita están los americanos de Kamelot, que con su sexto álbum ‘Epica’ ya prueban ser una fuerza consolidada en la escena y logran crear uno de sus álbumes de alcance más ambicioso. Tras el éxito que significó el anterior ‘Karma’ (2001) (ver nuestro comentario en listado de 2001), las expectativas estaban por las nubes para su sucesor, pero los liderados por Thomas Youngblood no defraudaron y construyeron meticulosamente uno de sus mejores álbumes.

El disco, junto con su secuela ‘The Black Halo’ (2005), sigue el formato de Rock Opera y está inspirado en la tragedia “Fausto” del escritor alemán Goethe. De esta manera y para seguir la historia y ponernos en ambiente, la música se estructura con numerosos interludios retratando los diferentes climas. Y si vamos al punto fuerte, que como siempre son las canciones, acá logramos nuevos clásicos en abundancia como ‘Center of the Universe’ (himno sobresaliente), ‘The Edge of Paradise’, ‘Lost and Damned’ y muchos más, con un magnánimo Roy Khan que sigue demostrando el talento y la pulcritud a la hora de plasmar su privilegiada garganta en estas nuevas joyitas musicales. Dato de color: el nombre del disco sirvió para inspirar pocos meses después a una pequeña bandita del mismo nombre, y el resto de la historia ya la conocen.

Es el primer álbum conceptual de la banda. La mayoría de la letra fue escrita antes de que la música fuera compuesta. Este álbum se extiende con su secuela The Black Halo, está basado en la historia de Fausto de Goethe.


EVANESCENCE « Fallen »

Lanzamiento: 04.03.2003Sello: Wind-up / Epic RecordsGénero: Nü Metal / Alternative

Ah… los años de MTV. ¿Recuerdan ese alguna vez popular canal de cable que se dedicada a pasar y popularizar música? Sí, eso alguna vez existió y la primera mitad de la década de 2000 fue la era dorada para muchos grupos que estaban surgiendo en ese entonces. En el ámbito pesado, el Nü Metal era un género que estaba ganando cada vez más adeptos, llegando a su pico creativo por aquel entonces con exponentes como Korn, System of a Down, Limp Bizkit, Linkin Park y por supuesto, Evanescence. La banda saltó al estrellato con su impecable debut ‘Fallen’ que sirvió para popularizar las voces femeninas en un género que necesitaba urgentemente una representación fuerte de la mujer en un exponente mainstream.

Si, es cierto que las bandas de Metal fronteadas por mujeres ya existían hace mucho, pero con Evanescence se llegó a niveles de popularidad y aceptación que no se tenían hasta ese momento, y eso sumado a un puñado de canciones compuestas con gancho, efectividad y un gran gusto por las melodías, lograron la fórmula del éxito. La portentosa capacidad vocal de Amy Lee y su particular tono de voz se volvieron una marca registrada de los jóvenes de ese entones, moldeando una generación entera de chicos alternativos. Por impacto, valor cultural, influencia y composición, ‘Fallen’ gana un merecido puesto en esta lista.

Fallen fue lanzado al mercado el 4 de marzo de 2003 y estuvo sesenta semanas en las listas británicas, alcanzando el primer puesto. Sin embargo, en Estados Unidos, el álbum permaneció durante más de cien semanas en las listas y su máxima posición fue el segundo puesto; también alcanzó el certificado séxtuple platino por la RIAA en noviembre de 2004.

El álbum obtuvo 5 nominaciones en la 46 entrega de los Premios Grammy, ganando en las categorías “Mejor artista nuevo” y “Mejor interpretación de Hard Rock”. Fallen ha vendido más de 17 millones de copias en todo el mundo y ocupó el puesto número 11 de los 100 discos más vendidos de la década de 2000.


IRON MAIDEN « Dance of Death »

Lanzamiento: 08.09.2003Sello: EMI RecordsGénero: Heavy Metal

Luego del rotundo éxito que significó ‘Brave New World’ (2000) con el retorno de Bruce Dickinson y Adrian Smith a Iron Maiden, las cartas estaban sobre la mesa para la creación de un sucesor digno. Y vaya si lo lograron con ‘Dance of Death’, una fotografía perfecta del gran momento por el que Maiden estaba pasando por aquellos años, marcado por una de las placas más completas y ambiciosas que haya compuesto el sexteto inglés. De manera épica y casi teatral, las canciones de ‘Dance of Death’ brillan de una forma única y logran conmover como hacía tiempo no pasaba.

Hay hit-singles instantáneos como el arranque con ‘Wildest Dreams’ y ‘Rainmaker’, hay clásicos absolutos como el tema título que se ubica entre lo mejor que haya hecho la Doncella, y también hay espacio para la teatralidad y la experimentación oscura como la increíbe ‘Paschendale’. Todo está en su lugar y la banda muestra permanecer en excelente forma, tanto en estudio como en vivo. Unos cuantos años tendrían que volver a pasar para que Iron Maiden volviera a sacar algo que realmente esté a la altura de este disco (revisar en unos cuantos meses nuestra lista de 2015).

Este álbum marca la primera participación en composición por Nicko McBrain, quien co-escribió la canción «New Frontier» y también es la primera (y única vez hasta ahora) en la que todos los miembros de la banda obtienen crédito por composición de letras. El mensaje habitual de la banda en cada álbum (una variante de la línea “Up the Irons!”) está ausente también.

A veces se dice erróneamente que Steve Harris realiza todas las partes de teclado en el álbum y no se da crédito al colaborador habitual de la banda Michael Kenney, pero esto es en realidad debido a un descuido en la impresión del álbum.


Menciones Honoríficas


CHILDREN OF BODOM
Hate Crew Deathroll

De los álbumes más exitosos y enfocados del quinteto finés, combinando su experiencia previa con una cuota de modernidad para crear una obra descollante.


ARCH ENEMY
Anthems of Rebellion

La banda se encontraba en excelente forma y prueba de ello es la buena calidad compositiva que encontramos en uno de sus discos más sólidos


RAGE
Soundchaser

La longevidad de esta legendaria banda germana no le impidió lanzar un disco espectacular en su décimo-sexta incursión. Adrenalina, gancho y destreza.


STRATOVARIUS
Elements, Pt. 1

Los fineses estaban imparables y entregaron en 2003 dos álbumes, pero es en la primera parte de ‘Elements’ donde las canciones brillan más y nos entregan joyita tras joyita de Power Metal.


BLACK LABEL SOCIETY
The Blessed Hellride

El cuarto disco de los grooveros liderados por Zakk Wylde los encuentra totalmente enfocados y entregando gran cantidad de himnos atemporales.

TRIVIUM
Ember to Inferno

El debut de Trivium fue escrito casi íntegramente por su frontman Matt Heafy con apenas 17 años. Un testamento de lo que vendría y una sólida placa en el ámbito thrash/metalcore/alternativo.


KATATONIA
Viva Emptiness

Un disco fundamental que presenta otro giro estilístico para la banda, concentrándose más en el Metal Alternativo y Progresivo.


MÄGO DE OZ
Gaia

El inicio de la trilogía de Gaia es un paso fundamental para los españoles, considerada la saga de discos más ambiciosa de su carrera.


MASTERPLAN
Masterplan

El debut de los alemanes se considera una gran gema infravalorada del Power teutón, con un Jorn Lande superlativo y un buen gusto por construir canciones sólidas y gancheras.

LÖRIHEN
Paradigma

En el auge del Power estos argentinos incluyeron su propio ADN en una conocida fórmula y el resultado es uno de los discos fundamentales de habla hispana para todo el género.

Sabemos que nos quedaron discos afuera, anímate a dejar tus comentarios con los que nos faltaron y tus discos favoritos de ese año para que podamos construir una biblioteca enorme. Los dejamos con una playlist que engloba estos discos y varios más de 2003.

Alejandro Melgar

Absoluto entusiasta del Metal en casi todas sus variantes y sub-géneros. Melómano, coleccionista de discos y experto en armar documentos, listas y rankings. La estructura me garantiza paz y organización. Amo las series, películas y estoy muy arraigado en la cultura pop, además de disfrutar la naturaleza y el aire libre. Y a pesar de todo esto, soy muy sensible.

0 comentarios en «Los Mejores Discos de 2003»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.