RATA BLANCA : Albums Ranked

Por Josias

Rata Blanca fue un pilar fundamental en mi trayectoria recorriendo los senderos del metal, pues fue la primera banda que vi en concierto, quienes se presentaron en mi pequeña ciudad. Los recuerdos son vagos, pero la impresión que me dejo fue la de un preadolescente fantaseado por tremendo repertorio y show. Es así que fue uno de los factores para que, 20 años después, este aquí escribiendo estas palabras.

Como sabemos, Rata Blanca es una de las bandas más representativas y queridas en Latinoamérica, quienes nos han regalado grandes clásicos y pusieron de moda el Heavy Metal a comienzos de los años 90. Liderados por el amo de la guitarra Walter Giardino, Rata Blanca rompió los esquemas del Metal contemporáneo a la época, incluyendo complejas notas neoclásicas en sus composiciones, dónde las influencias de Deep Purple, Rainbow e Yngwie Malmstein son evidentes.

También vimos a un Rata Blanca que quiso experimentar y alejarse de su sonido particular, y esto conllevó a qué la banda se disolviera por un corto tiempo. Sin embargo, regresaron y no han parado de editar discos maravillosos, llenos de obras clásicas, mágicas y operísticas.

Rata blanca no tiene una discografía perfecta, pero supo regalarnos álbumes llenos de hits; donde las baladas brillan por su magia y belleza, y sus temas mas poderosos por su epicicidad y grandilocuencia. Es así que decidimos catalogar su discografía de “Peor a Mejor”, haciendo un pequeño repaso a su biografía.

Anteriores Albums Ranked



#10. VII (1997)

Claramente es el punto más bajo de la discografía de Rata Blanca. En “VII” hallamos una banda que no se encuentra así misma, y las ausencias de sus ex integrantes brillan aún mas. Pese a que no ser el momento para salir con un nuevo trabajo, Rata Blanca apostó por cambiar aún mús la dirección de su camino. Es así que contra todo pronóstico, recluto al joven vocalista Gabriel Marian, quien no supo calzar en los zapatos de sus ex integrantes como Saúl Blanch, Mario Ian y del querido Adrián Barilari.

“VII” es un disco de Hard Rock, menos agresivo que “Entre el cielo y el infierno” (el disco anterior), más radiofónico, donde el sonido clásico de la banda se hace menos evidente y trata de sonar más moderno. Los temas líricos continúan con aspectos de la sociedad moderna, el romance, la amistad y la rebelión. Características totalmente alejadas de los que nos tenia acostumbrados, en síntesis, Rata Blanca trataba de no sonar a Rata Blanca.

Con temas mas cortos en tiempo, se aumenta en numero de los que nos tenían acostumbrados, sin embargo, de los 14 temas podemos rescatar “Madame X”, y “Rey de La Revolución” pues son los que mas se aproximan a sus glorias pasadas. “Ella” también fue la balada que tuvo cierta repercusión.

El resultado de todo esto fue la separación de la banda, Walter Giardino se concentro en su proyecto solista denominado W. G. Temple, el cuál nos dejo un gran disco que suena como debería de sonar Rata Blanca en su mejor momento.

Calificación: 3.7 / 10


#9. El Libro Oculto (1993)

Mientras Rata Blanca giraba por Europa, decidieron grabar un EP denominado “El Libro Oculto”. Uno de los álbumes más oscuros de la discografía de Rata Blanca, donde se alejan de los sonidos neoclásicos y cambian la temática medieval. Esto hace que el publico no acépte de buena gana este nuevo enfoque, y marcaria el fin del primer ciclo de la formación clásica de la banda, pues como resultado Adrian Barilari y Hugo Bistolfi se separan de Rata Blanca.

“El Libro Oculto” presenta el comienzo de la faceta más oscura de la discografía de la banda, con un heavy metal más crudo, donde las liricas pasarían a hablar de cuestiones sociales. Es así que encontramos piezas como “Basura” quien esta encaminado por riffs pesados, muy Heavys, pausado y monolítico. “Asesinos” sube la velocidad, e incluso el énfasis crítico hacia ciertos poderes mundiales. “Cuarto Poder” estalla a toda marcha con riffs afilados que buscan recapitular pasájes de la novela gráfica de Juan Giménez que lleva el mismo nombre. “Lejos De Casa” supone el momento más hardrockero del EP, un tema que evoca las vivencias de la banda en la carretera y por ultimo “Agord la Bruja”, en la que Giardino nos ofrece un endiablado riff cortante, puro Heavy Metal que a través de la figura ficticia de la bruja Agord, nos advierte del peligro del abuso de las drogas (Agord / drogA).

Pese a las buenas intenciones, claramente este seria un punto de inflexión en la trayectoria de Rata Blanca, y a partir de aquí, las cosas empezaban a pintar negativamente.

Calificación: 5.1 / 10


#8. Entre el Cielo y el Infierno (1994)

Como hablamos líneas arriba, Rata Blanca quería endurecer aun más su sonido, y tras la salida de Adrian Barilari y Hugo Bistolfi, se exploro estos caminos de un Heavy Metal mas oscuro y fuera de líricas medievales, tocando problemas sociopolíticos.

Se reclutó a Mario Ian (ex miembro de bandas respetadas como Hellion y Alakran, y actualmente trabajando en IAN) un digno reemplazante de Barilari, y Javier Retamozo se convirtió en el nuevo teclista. Fue así como Walter Giardino y compañía regresaron a la escena metalera en 1994 con “Entre el cielo y el infierno”, quizás el disco más pesado y agresivo de Rata Blanca, que salió en una época en que su nombre se hizo muy conocido, sobretodo en América Latina, y Estados Unidos, debido a sus glorias pasadas. Sin embargo, las expectativas y el éxito alcanzado en Argentina años antes, habían comenzado a desvanecerse paulatinamente.

“Entre el cielo y el infierno” es un poco difícil de describir. Muchas cosas han cambiado a lo largo de los años. En primer lugar, este es un álbum de Heavy Metal que incluso tiene elementos del Thrash Metal y Metal Moderno de la época. Sin ningún toque de power metal o neoclásico (como solían tocar en sus discos anteriores). 

Sin embargo encontramos algunos temas emblemáticos y contundentes como “Bajo control” el cual cuenta con un brutal shred. “Jerusalén” es una canción de ritmo medio que trata sobre la ciudad capital de Israel y su eterna problemática. “Herederos de la fe” es un tema entretenido orientado al Hard Rock, un buen logro de la banda, porque es la canción que definiría el estilo musical de Ian después de salir de Rata Blanca. “Patria” es una de esas canciones que hace que cualquiera saque el mechero mientras disfruta del show de la banda, sobre todo por su memorable estribillo.

Si bien el sonido de Rata Blanca tenia los vientos de cambio bien definidos, “Entre el Cielo y el Infierno” es disfrutable en muchos aspectos. Sin embargo Rata Blanca, no conforme, daría el volantazo final con el próximo disco (“VII”), el cual sería el principio del fin.

Calificación: 6.7 / 10


#7. Tormenta Eléctrica (2015)

“Tormenta Eléctrica” es el último disco que Rata Blanca sacó hasta la fecha. La banda había dejado el listón muy alto con su anterior álbum, “El Reino Olvidado”, el cual cerraba una trilogía de oro junto con “La llave de la Puerta Secreta” y “El Camino del Fuego”. Álbumes que si bien no igualan sus clásicos tres primeros discos, son demasiado disfrutables y evocan una nueva época gloriosa de la banda.

“Tormenta Eléctrica” es un gran disco de Hard N’ Heavy, directo y clásico; con estribillos contagiosos y espontáneos como el que da título al disco y abre la obra, “Tormenta eléctrica”, o la rocanrolera “Los chicos solo quieren rock”. “Tan lejos de aquel sueño” les traerá a la memoria, grandes melodías en sus teclados, una canción redonda de puro rock melódico con mucho AOR. “Rebelde y solitario” es una de los temas más rápidos del disco, muy purpleliana. “El jugador”, otro tema guitarrero y rockero de medio tiempo, totalmente deudor de los ochenta. Y cómo una constante, encontramos una gran instrumental denominada “Batalla persa”.

Mucha gente dice que la banda sigue haciendo lo mismo una y otra vez, pero esto no es del todo cierto, porque aun cuentan ideas y no han caído en el error de auto plagiarse. Eso nunca sucederá pues Giardino y compañía mantienen su forma en todo momento, en todas partes, y tal vez no puedan superar la calidad y solidez de sus primeros discos (no hay una banda que realmente pueda hacer eso), pero no se han alejado de su sonido original de ninguna manera , y las raíces que definen su música están intactas. Rata Blanca no ha olvidado de dónde vienen y han mantenido viva la llama de su música.

Calificación: 7.9 / 10


#6. La Llave de la Puerta Secreta (2005)

Tres años después de su exitoso regreso al estudio con “El Camino del Fuego”, Rata Blanca lanzó un nuevo álbum, manteniendo la misma formación y refinando su música más que nunca. Con una energía similar a la que tenían cuando empezaron a incursionar en la escena del heavy metal, en 2005 sale “La llave de la puerta secreta”, un disco que huele a los mejores días de Rainbow y da un paso adelante en la dirección adecuada.

Los temas brillan por si solos, pues hallamos joyas como  “La llave de la puerta secreta”, el cual es un tema clásico de esta banda (En letra y en música), con un parecido notable a “La leyenda del hada y el mago”.  Mientras tanto, la maravillosa y romántica balada “Aun estas en mis sueños” está llena de amor y deseo, donde Barilari se convierte en la protagonista principal de esta hermosa balada, ya que canta con una pasión que no puedes evitar enamorarte de sus falsetes. “Guitarra española” es una de las mejores canciones que la banda ha lanzado en años, con arreglos de guitarra acústica de primera clase, que están llenos de influencias españolas (como sugiere el nombre de la canción) y sabores árabes. “Bajo el poder del sol” se eleva con majestuosidad y complejidad, ya que esta es la canción perfecta para convertirse en el nuevo clásico de la banda. 

Demostrando a todos que pueden recuperar la magia de sus años más importantes, sin estafarse, “La llave de la puerta secreta” se muestra como una obra maestra del heavy metal muy bien tallada, con esencia neoclásica, una orientación madura de hard rock de la vieja escuela, aproximaciones veloces con sorprendentes contrabajos, y la combinación perfecta de la experiencia (Giardino, Barilari, Bistolfi), con el tremendo dinamismo de la juventud (Scarcella, Sanchez).

Calificación: 8.0 / 10



#5. El Reino Olvidado (2008)

Es el octavo disco de estudio, y aquí seguimos viendo una constante madures de la banda, disco tras disco. Es sin duda un álbum 100% Rata Blanca sin experimentos ni tonterías del pasado, pero si con una gran calidad musical que hará del deleite de cualquier fanático del buen Heavy Metal Neoclásico, siempre con sus tintes e influencias de la saga purple (Deep Purple, Rainbow, Whitesnake, etc). La música de Rata Blanca continua, como siempre, centrándose en el trabajo del guitarrista Walter Giardino, además del brillo de Adrian Barilari en voces. 

“El reino olvidado” es el single principal que se convierte en una genial pieza de hard rock, no muy complicado y pegajoso muy a su estilo. “Talisman” es mi favorita del disco, todo un hit, arranca con una melodía maravillosa lanzada desde la guitarra de Giardino, es que este tema es puro romanticismo, un gran medio tiempo, un estribillo para el recuerdo. “El circulo de fuego” es un temón sin lugar a dudas, de nuevo a mil por hora, destinado a ser un clásico instantáneo. “Un día más, un día menos” es la gran balada del disco con una introducción misteriosa y con un Barilari dejando la piel en cada palabra y Giardino que eriza la piel con un gran solo.

Si bien la banda disfruta mucha popularidad a nivel latinoamericano, el quinteto se pasa por alto en los países anglosajones. Para cambiar esto, la banda decidió volver a grabar su octavo disco de estudio, ahora denominado ”The Forgotten Kingdome” en idioma inglés interpretada por el cantante de renombre internacional Doogie White, quien ha estado involucrado en bandas y proyectos como Rainbow, Tank e Yngwie J. Malmsteen. El veterano cantante ofrece un sólido esfuerzo en este álbum y se convirtió en un gran salto a un público diferente.

Calificación: 8.3 / 10


#4. El Camino Del Fuego (2002)

Los dioses del metal, escucharon nuestras suplicas por volver a tener a Rata Blanca con la alineación clásica nuevamente, y con el sonido de antes. Pues tras la partida de dos pilares fundamentales de la banda, como ser Adrian Barilari y Hugo Bistolfi, pasaron 8 años y dos de los peores discos de Rata Blanca (“Entre el Cielo y el Infierno” y “VII”). Luego de una breve separación, la alineación de la banda estaba completa nuevamente, con excepción de Gustavo Rowek (quién es reemplazado por Fernando Scarcella) y Sergio Berdichevsky.

“El camino del fuego” es un álbum maduro y potente que redefine la música de Rata Blanca y da a sus fans una nueva razón para creer en ellos. Se acerca a muchos géneros (hard rock/metal pesado melódico/power metal/metal neoclásico), y trata de llegar a todos los campos que puede, para complacer a sus fans más “recalcitrantes”. 

Los temas son monumentales, como  “La canción del guerrero” completamente conectado con la clásica melodía “Guerrero del arcoiris”, “Lluvia purpura” con muchas alegorías del Hard Rock de Deep Purple, “Sinfonía fantástica” una total obra maestra de mas de 9 minutos donde brillan desbordados en atmosferas épicas y mágicas, al igual que “En el Nombre de Dios?”. Es un punto aparte con el clásico del disco “Volviendo a casa”, que se siente como la promesa de la banda regresando a sus días de gloria.

Después del malísimo “VII”, la banda volvió con lo que podía recuperar el respeto perdido. Regreso a sus raíces neoclásicas combinado con el talento incuestionable de sus integrantes. .Un glorioso regreso de Rata Blanca, sólido, inspirador y fuerte. Al fin Walter Giardino entendió que la fórmula del éxito estaba en sus primeros discos con el sonido de antología. Rata blanca resurgía como el Ave Fénix.

Calificación: 8.8 / 10


#3. Rata Blanca (1988)

El origen de Rata Blanca está bastante relacionado con la desaparición de V8, ya que el extraordinario guitarrista Walter Giardino y el baterista Gustavo Rowek habían sido miembros de esa banda seminal. Y tras una incesante búsqueda de vocalista, fue el veterano Saúl Blanch quien se hizo cargo (de forma accidental) de la grabación de este disco debut.

Es así que “Rata Blanca” saldría a la luz y rompería los esquemas del Heavy Metal que se estaba acostumbrado en Argentina, pues la propuesta de enfoque Neoclásico, era una novedad para los metaleros contemporáneos, y la alta complejidad de las composiciones serian atractivas y seductoras.

En este debut hallamos grandes temas como “Solo para Amarte”, una de las canciones más conocidas de la banda, y de las mas románticas y eróticas, llena riffs propulsores que se acomodaba a los agudos falsetes de Blanch“Gente del Sur” es una sentida balada de 8 minutos que trata sobre la Guerra de las Malvinas, donde los riffs pesados y las melodías atmosféricas del piano de tempo lento, tratan de subsanar las cicatrices de los argentinos. La balada “El Sueño de la Gitana” tiene un conjunto inolvidable de riffs melódicos y liricas memorables. “Chico Callejero” es la pieza mas rocanrolera y blusera de la placa. Y los instrumentales complejos “Preludio Obsesivo” y “Otoño Medieval” los cuales nos volveríamos a topar en el próximo disco.

Con esta placa Rata Blanca emprendería un camino fructífero de grandes éxitos, cuya alineación se vería completa en los próximos años con Adrián Barilari detrás del micrófono y Hugo Bistolfi en el teclado.

Calificación: 9.0 / 10


#2. Guerrero del Arco Iris (1991)

Después del tremendo éxito “Magos, Espadas y Rosas, Rata Blanca saca lo mejor de cada uno de sus integrantes y se puso a la altura de las expectativas, pues tan solo a un año editaron “Guerrero del Arco Iris” un acto neoclásico que refleja la madurez de sus composiciones.

En este álbum existen varios números extravagantes y entretenidos de ritmo rápido como “Hombre De Hielo” con un buen trabajo de guitarra y batería. “Ángeles De Acero” es otro himno trepidante con un tono de guitarra grueso, definitivamente pegadizo. “Noches sin sueño” es una canción de tempo lento con estribillos dulces y memorables.  La canción principal “Guerrero Del Arcoíris” es un número de ritmo rápido realmente pegadizo con un riff principal distinguido, un solo melódico agradable, una interpretación vocal eficiente y un coro memorable. “Los Ojos Del Dragón” es el mayor ejemplo de lo pegadiza que puede ser esta banda, llena de ganchos épicos, riffs desorbitantes y un teclado prominente, definitivamente así es como se tocaba el verdadero power metal hace muchos años. También tenemos el tema roquero “Abrazando Al Rock & Roll”, con un estribillo bueno y eficiente. “Quizá Empieces Otra Vez”, que es una melodía bastante genérica de Rata Blanca pero, sin embargo, es agradable.

Para esta fecha, Rata Blanca se encontraba en su pico tanto compositivo como de popularidad; y sus discos llenos de Heavy Metal complejos y llenos de obras neoclásicas serian sellados en el “Guerrero del Arco Iris”. Pues con este disco rompieron todas las fronteras, llevando el nombre de Rata Blanca en lo alto del metal sudamericano.

Calificación: 9.3 / 10


#1. Magos, Espadas y Rosas (1990)

Magos, Espadas y Rosas” es el segundo disco de Rata Blanca, pero el primero con la gran formación (y la mas querida), donde Adrián Barilari  a la voz y Hugo Bistolfi en el teclado, se sumaban a Guillermo Sánchez  en el bajo, Sergio Berdichevsky en la segunda guitarra, Gustavo Rowek en la batería y el fundador y virtuoso Walter Giardino como guitarrista principal. Adrian Barilari con sus rangos vocales completaría a la perfección la puesta en escena de la banda, junto con la enorme técnica de Walter Giardino a las cuerdas.

Sin ser un álbum monográfico sobre el mundo medieval, algo que, como sabemos es clásico del heavy metal épico con tintes de power metal; sí que hay varios temas que ahondan en el tema de brujos, magos, bosques encantados, princesas o seres mitológicos. Si bien lo hacen con ingenuo romanticismo y con una oscuridad lejos de imposturas, logrado gracias a la producción de la época, pues ayuda a crear un ambiente lúgubre, dramático y casi mágico de las canciones que brillan por más que pasen los años. También cabe señalar, que tanto en esta placa, como en el próximo “Guerrero del Arco Iris” se desborda y ahondan aún mas en riffs, arpegios y escalas neoclásicas.

Es así que hallamos temas épicos como la clásica y memorable “La Leyenda del Hada y el Mago” tema que pese a estar tan quemada, no pierde su belleza. Los excelentes temas grandilocuentes “El Beso de la Bruja” y “Has tu Jugada” están llenas de virtuosismo y muchos hitos épicos. Al final podemos disfrutar de tres temas instrumentales, como la hermosa balada “Por Que Es Tan Difícil Amar”, y las complejas obras neoclásicas como “Preludio Obsesivo” y “Otoño Medieval” los cuales ya habíamos escuchado en su álbum debut. En este disco también encontramos el hit indiscutible de la discografía de Rata Blanca “Mujer Amante” una pieza que se siente descolocada en relación al rumbo del álbum, esto debido a que fue el típico tema de relleno que logro mejor aceptación del publico.

Sin duda, “Magos, Espadas y Rosas” es el clásico disco por excelencia del metal argentino, y por que no decirlo, del metal latinoamericano. Pues la formula mágica que Rata Blanca estuvo buscando por años dio su resultado; y nos regalo grandes hits que, hasta la fecha, esta dejando una fuerte huella en la cultura musical. Esta obra épica, neoclásica y rockera tiene que estar presente en los corazones de los fieles seguidores del metal.

Calificación: 9.4 / 10






Josias

Soy un Boliviano que reside en Argentina. Médico de profesión, pero entusiasta y devorador de discos por las noches. Mi consigna es dar a conocer los proyectos bolivianos y latinoamericanos al mundo. Además que me gusta armar especiales para la página.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.