ANATHEMA: Albums Ranked

Por Sergio Mejía y Alejandro Melgar

El impacto que ha tenido Anathema a lo largo de su extensa carrera dentro de los fans ha sido gigante, pues es una banda que ha pasado por cambios musicales bastante significativos a lo largo de su trayectoria, etapas con la que diferentes generaciones se han identificado, llegando a tener un estatus de culto para muchos, estatus que han sabido ganarse sin lugar a dudas.

Lamentablemente como tantas bandas afectadas por la pandemia que inició en 2020, Anathema tuvo que poner punto (¿final?) a sus actividades, declarando un hiato indefinido y suspendiendo todos los planes futuros. Nos quedamos con la música de una banda única que nos ha hecho emocionar como pocas, y cruzamos los dedos para que algún día esta suspensión sea levantada y podamos volver a llorar, reír y abrazarnos con estos sonidos tan sentidos y necesarios.

Hoy ordenamos de peor a mejor los 11 discos de estudio de Anathema en un episodio más de Albums Ranked. ¿Estás de acuerdo con la selección? ¡Háznoslo saber en los comentarios!

Anteriores Albums Ranked


#11. Serenades (1993)

Después de un EP bastante interesante de nombre “The Crestfallen” (1992), Anathema finalmente logra editar su debut, los cuales junto a bandas como My Dying Bride, The Gathering, Tiamat y Paradise Lost eran parte de los precursores del nuevo género emergente conocido como Death/Doom. “Serenades” es un álbum crudo que lleva los estigmas del sonido Death/Doom en sus raíces, sin embargo, revela a la misma banda como un acto dinámico y experimental, mismo que años más tarde terminaría de catapultar la banda.

Desde sus inicios ya existen claros indicios de que Anathema estaba interesado en no ser una banda común, logrando composiciones atmosféricas y bastante experimentales (como podrían ser los casos de “Sleepless” o “J´ai Fait Une Promesse”, esta ultima con la incorporación de voces femeninas), y que junto a la voz cruda y depresiva de su vocalista Darren White lograron un debut interesante, depresivo e inquietante, que nos habría tan solo el camino de lo que los hermanos “Cavanagh” nos tendrían preparados, algunos años mas tarde.

Calificación: 7.5 / 10


#10. The Silent Enigma (1995)

Para esta segunda entrega los británicos continúan su camino hacia la reinvención de un genero en lo que fue un parteaguas para la misma banda, pues su vocalista y principal compositor de las letras Darren White se había marchado, asumiendo ahora las voces Vincent Cavanagh tomando el papel de guitarrista y vocalista, el cual nos brinda unos registros mas limpios que su antecesor, mezclando sus guturales con voces limpias, ambos llenos de melancolía y depresión, superando con creces lo hecho por su anterior vocalista.

Dentro de este espectro musical continúan esos toques Doom/Death con tendencia algo gótica, pero llenos de una personalidad única. Temas como “Restless Oblivion”, “A Dying Wish” o “The Silent Enigma” son indispensables en esta obra que trasciende más allá de las fronteras del Doom, demostrando un estilo compositivo más rico, más enrevesado quizás y con alternancias entre partes más potentes y otras más frías y pesadas, pues como ya se mencionó anteriormente, Anathema desde sus comienzos ha sido una banda que le gusta experimentar en otros rubros como lo son el rock progresivo y la psicodelia, factores que ya se sentían mas presentes en esta obra.

Calificación: 8 / 10


#9. Eternity (1996)

Con esta placa, Anathema se alejaba cada vez mas de ese Doom/Death que los había caracterizado y que por lo visto con la incorporación de Vincent Cavanagh a las voces, los guturales iban a desaparecer por completo, regalándonos a los escuchas unas voces limpias llenas de melancolía.

Desde el hermoso y maravilloso inicio con la instrumental “Sentient” la cual demuestra el enorme talento de la banda para crear momentos nostálgicos y que gran parte se le debe a su maravilloso guitarrista/tecladista Daniel Cavanagh, Anathema nos sumerge en un mundo de depresión y de una tristeza esperanzadora como pocas siendo cada vez más cercanos a bandas como Pink Floyd dejando atrás esa etapa inicial. Temas como “Angelica” el maravilloso cover “Hope” de Roy Harper y gran amigo de David Gilmour o las partes de “Eternity” son prueba del camino que la banda había tomado “el de la melancolía y la depresión” , un camino que no iban a soltar jamás y con el que conquistarían al mundo entero, en entregas posteriores.

Calificación: 8.2 / 10


#8. A Fine Day To Exit (2001)

La evolución en la banda era continúa sin dudas y después de lo que significó un trabajo increíble como lo fue “Judgement” (1999) los hermanos Cavanagh seguían experimentado, aunque el resultado dentro de una apreciación muy personal fue realmente muy bueno, no fue el esperado por todos, pues los acercamientos al Rock Alternativo muy cercanas a bandas como Radio Head no fueron del agrado de la mayoría de los fans.

Con un Anathema mucho más melódico y progresivo, es con lo que nos encontramos en esta placa que con el paso de los años ha ido ganando adeptos, pues existen temas que son sencillamente geniales como “Release” la cual cuenta con un solo de guitarra final a cargo de Daniel Cavanagh que es alucinante, la melancolía que desprende “Leave No Trace” es sublime y cautivante hasta la medula, la psicodelia de “Panic” donde las influencias pinkloydeanas con el Rock Alternativo hacen gala y por ultimo mencionar el himno depresivo que es “Temporaly Peace” donde acompañamos al protagonista en este camino de soledad.

Un disco que si bien no es para todos los gustos, existimos aquellos que en el hemos encontrado sin duda grandes momentos, el cual se encuentra a medio camino entre sus genialidades y sus momentos mas experimentales con resultados realmente interesantes, lo cual se agradece bastante.

Calificación: 8.3 / 10


#7. The Optimist (2017)

Un disco difícil de catalogar, esto es lo que significa el último trabajo discográfico de los británicos. Los hermanos Cavanagh y Douglas decidieron para esta placa continuar la historia de “El Optimista” aquel personaje de su disco “A Fine Day To Exit” (2001) con resultados algo confusos y quedando un poco a deber, pues lo hecho en sus anteriores placas como “Weather Systems” (2012) y “Distant Satellites” (2014) se encuentran por encima de lo entregado en esta ocasión.

Pero esto no significa que el disco sea malo, sino todo lo contrario, sigue siendo un disco excelente de una banda que lleva 25 años en el ruedo, tarea nada fácil. La dupla Vincent Cavangh/Lee Douglas sigue siendo excelente y llena de grandes momentos donde la emotividad esta a flor de piel, sigue existiendo esa magia y ese virtuosismo para llenar al escucha de momentos de melancolía y de paz realmente sobresalientes, “Leaving It Behind” sigue tranzando el camino que bien han sabido labrar a lo largo de su carrera, desgarrando pasión y energía, el piano de “Endless Ways” junto a la hermosa voz de Lee Douglas nos sigue conmoviendo. “Springfield” continúa con esos sonidos experimentales de una banda que ha sabido adaptarse a los tiempos modernos, pero sin perder su esencia excelsa llena de sentimientos y calidad y que logran aportar a cada composición sentimientos, emociones y mucha calidad.

Calificación: 8.4 / 10


#6. A Natural Disaster (2003)

Dejando atrás la faceta mayormente gótica de los muy recomendables “Alternative 4” (1998) y “Judgement” (1999), el nuevo milenio encontró a Anathema bebiendo de la influencia más notoria de los hermanos Cavanagh: los todopoderosos Pink Floyd. De esta manera, “A Fine Day To Exit” (2001) los halló adentrándose en los territorios del Rock Progresivo como ningún otro álbum hasta el momento, pero es en “A Natural Disaster” donde realmente se pudo explotar esa faceta que luego veríamos sería un camino de ida del que no habría vuelta atrás, ejemplificados de manera perfecta en la electrónica “Balance” y la robótica “Closer”. Por otro lado se encuentran la cautivante y hermosa “Fying” con un Cavanagh que desprende sentimiento en cada nota o la furiosa y frenética “Pulled Under at 2000 Metres A Second”.

Nos encontramos entonces con un disco fundamental para entender el desarrollo de Anathema en los últimos quince años: la inquietud de los hermanos Cavanagh por recorrer territorios cubiertos de influencias, evolucionando constantemente logrando emocionar y conmover al oyente en dosis desmesuradas. “A Natural Disaster” se convierte en la pieza faltante para completar el puzzle de la evolución musical de Anathema: íntimo, introspectivo y natural, pero también caótico, efervescente y furioso. Los desastres naturales normalmente dejan pérdidas inconcebibles e irrecuperables, pero con este hemos ganado una joya de la música progresiva contemporánea.

Calificación: 8.7 / 10


#5. Distant Satellites (2014)

Anathema se encontraba en un momento óptimo de su carrera, comenzando con su impactante comeback ‘We’re Here Because We’re Here’ (2010), los engranajes siguieron trabajando y la evolución natural coexistente de profesionalismo y pasión culminó en lo que para muchos es uno de sus mejores discos, el seminal ‘Weather Systems’ (2012). Con este disco la banda continuó con esa racha compositiva y de popularidad llegando en el momento justo para mantener esa sinergia tan positiva que la banda estaba teniendo. “Distant Satellites”, podría definirse como la culminación de todo lo que Anathema quiso mostrar a lo largo de su carrera, conteniendo todos los elementos característicos que van desde la belleza hasta el drama, desde la quietud hasta la intensidad. Luz y oscuridad retratando dimensiones musicales y emociones como pocos artistas pueden lograr.

Lo que este disco nos transmite en bellezas como la trilogía “Lost Song”, “Ariel” o su homónima “Anathema” (con uno de los mejores solos compuestos por Daniel Cavanagh) ejemplifica lo que nos quisieron transmitir con ‘Distant Satellites’, un disco que no hace más que afirmar la potencia en la que se volvió Anathema dentro el mundo del Prog atmosférico y emocional. Una banda que supo nutrirse de sus comienzos más oscuros, pudo ver la luz y volvió de las cenizas en un renacimiento lleno de amor y fraternidad. Este es el disco definitivo para entender el sonido de Anathema en la década pasada.

Calificación: 8.9 / 10


#4. Alternative 4 (1998)

Alternative 4″ es sin lugar a dudas un poema musical a la melancolía y tristeza, Lo que aquí se muestra es una de las entregas más dramáticas y emocionalmente pesadas donde cada canción se esparce como una avalancha de emociones dolorosas, de arrepentimiento y desesperanza.

Basado en libro de nombre “Alternative 3” este disco nos muestra a la banda en su estado mas catatónico, pues temas como “Shroud of False” con ese piano envuelto en tristeza y donde Vincent Cavanagh canta en un estado de depresión como hasta ese entonces no lo había hecho, seguido de un “Fragile Dreams” que con sus violines nos conmueven al igual que “Lost Control” la cual tiene una de las letras mas depresivas que he escuchado, (una confesión de la debilidad ante la vida y de la cobardía en no poder cambiar y saber afrontarla). Y ni hablar de “Regret” un tema desolador que derrocha puro sentimiento y que tiene unos teclados sublimes y un final emotivo como pocos.

Esta época (Goth-Metal, experimental-atmospheric Rock) siempre será recordada con cariño por los fans antes de que su lado alternativo/progresivo fuese explorado al por mayor en discos posteriores, lo que aquí nos regalan estos ingleses (en donde gran parte del estilo se debe a las composiciones de su bajista Duncan Patterson el cual abandonaría el barco después de este trabajo para centrase en su banda que estaba formando de nombre Antimatter), es sin dudas un disco lleno de pura angustia, anhelos y un vacío combinado a la perfección para crear un álbum extraño y bello, muy bello sin dudas.

Calificación: 9 / 10


#3. We´re Here Because We´re Here (2010)

Tras mutar definitivamente su sonido hacia el lado más atmosférico y progresivo de su música con el muy recomendable ‘A Natural Disaster (2003)’, la banda se encontró a si misma en una encrucijada que los llevó por aún más caminos de introspección y autodescubrimiento y tras siete años de espera, finalmente los ingleses editarían ‘We’re Here Because We’re Here’, el álbum que cementará a Anathema como un exponente fundamental dentro del Prog Atmosférico, ya totalmente alejados de los climas lúgubres y apesadumbrados de sus inicios Doom/Death.

Cabe destacar que en este disco la cantante Lee Douglas comienza a tener un lugar fijo en la banda, luego de varios años de participación como artista invitada. El extasis auditivo comienza con “Thin Air”, un verdadero himno de la banda y que no parará hasta llegar a “Hindsight” con el cual termina esta historia de manera instrumental, que arranca de manera intimista pero logra explotar en un crescendo de emociones inigualable, como ya nos tienen acostumbrados, pasando por autenticas obras de arte como “A Simple Mistake” o “Universal”.

Con esta obra, Anathema logra capturar un conjunto de piezas imprescindibles para entender el Prog moderno que prioriza los sentimientos por sobre el virtuosismo. Acá no vas a encontrar mil notas por minuto ni escalas imposibles, acá vas a encontrar pura emoción, sentida y desde el corazón, interpretada por un conjunto de músicos cuyo talento es lograr que sientas y te movilices junto con ellos. Este disco es el testimonio que relata el comienzo de una nueva etapa para Anathema, una llena de frescura, intensidad y buenas vibras.

Calificación: 9.2 / 10


#2. Judgement (1999)

Un disco que sin dudas ha pasado la prueba del tiempo y se mantiene como uno de los más recordados del quinteto inglés, que logran amalgamar con maestría el Rock Alternativo, progresivo y psicodélico de bandas como Pink Floyd, con la melancolía y oscuridad del Gothic Metal más agónico y a la vez exquisito en ejecución y sentimiento.

“Deep”, el corte que abre el disco se transformaría en un himno de los ingleses. Rockera, ganchera y sin perder ese sentimiento goth noventero, “Forgotten Hopes” se presenta calma y enigmática, como un presagio de los momentos sublimes y emotivos que vendrían en la siguiente década y que decir de “One Last Goodbye”, para muchos el himno definitivo de la tristeza y la angustia. Compuesta por los hermanos Cavanagh luego del fallecimiento de su madre en 1998, la dedicatoria que le realizan en este tema eleva la composición al límite infinito, logrando derrumbar y sin excepción a mas de uno con cada escucha.

Tras casi una hora de sensaciones que abarcan todo el espectro emocional, ‘Judgement’ es la culminación de una etapa fundamental para Anathema, que logra plasmar en 13 canciones la desazón y melancolía de la música gótica y alternativa de fines de los ‘90 como pocos exponentes habían logrado. Con maestría, sentimiento e interpretaciones muy poderosas, los Cavanagh logran crear una obra única que pasaría la prueba del tiempo con creces.

Calificación: 9.5 / 10


#1. Weather Systems (2012)

El camino que vino transitando Anathema hasta la llegada de este disco fue uno de mucha introspección y transformaciones sonoras que los llevaron desde el Doom/Death visceral de sus primeros tiempos, al Gothic Rock más ganchero y directo de su etapa de fines de los 90, hasta llegar a una década del 2000 que los encontró hallando su identidad en el terreno del Rock Progresivo y ambiental con mucha influencia de Pink Floyd y sus climas etéreos y emocionantes.

Así llegamos a la década actual, y tras un regreso después de 7 años de inactividad con “We’re Here Because We’re Here” (2010), un álbum trascendental e imprescindible para entender la transformación de la banda, 2012 trae consigo el disco que terminaría de consagrar al quinteto de Liverpool como una fuerza mayor en el nuevo ámbito del Rock/Pop Progresivo y Ambiental, con el componente emocional y de intensidad creciente más presente que nunca y una obra que no tiene ni un minuto de desperdicio, donde la atención al detalle y las composiciones pulidas reinan para entregarnos una experiencia que trasciende el ámbito sonoro. Una experiencia donde todos nuestros sentidos se agudizan y elegimos transitar un viaje hacia lo más profundo de nuestro ser.

Weather Systems” es la culminación de un viaje introspectivo y definitorio, tanto para la carrera de los hermanos Cavanagh como para su vida de aquí en adelante. Un concepto que usa el cambio climático como vehículo para la pérdida y la transición de amor y espíritu. Musicalmente encontramos el disco que más nos conmueve hasta el momento, un álbum imposible de escuchar de manera casual. Necesita que lo tratemos como una experiencia inmersiva porque no funcionaría de otra forma. Y es en la conjunción de música, concepto y espíritu que “Weather Systems” se convierte en la obra fundamental de Anathema y un punto de partida para quien busque conectar con las emociones a través de la música, sin sentir vergüenza por emocionarse, llorar, dejarlo salir todo. La perfecta comunión de los sentidos. Una obra maestra que nos llega directo al alma.

Calificación: 9.6 / 10


Checo Mejia

Melómano de corazón, amante de la música en casi todas sus vertientes, mi favorita es y será siempre el METAL en la mayoría de los subgéneros existentes, siendo el Heavy, Power, Death Melódico y Symphonic Metal los que más escucho. Apasionado de los deportes, la lectura, el cine y la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.