NEAL MORSE: Albums Ranked

Por Alejandro Melgar

Para quienes venimos siguiendo los eternos caminos del Rock Progresivo, el nombre de Neal Morse no nos es para nada ajeno. El multi-instrumentista, cantante y compositor a estado presente en la escena por más de 30 años, desde sus introvertidos pero históricos comienzos con Spock’s Beard, la extensa carrera solista que vino después, y otros proyectos que lo mueven por todo el espectro del género como Transatlantic, Flying Colors y The Neal Morse Band.

Para este Albums Ranked vamos a centrarnos en la etapa progresiva del maestro, abarcando tantos sus álbumes solistas como los lanzados bajo el mote de The Neal Morse Band (ahora NMB). Esto NO incluye los álbumes denominados bajo la etiqueta de singer/songrwiter (como los iniciales Neal Morse (1999), It’s Not Too Late (2002) y los que vinieron después Songs from November (2014) y Life & Times (2018)), así como tampoco los numerosos “Worship Albums” u otras rarezas que hay por ahí.

Aclarado esto, aquí están los 13 discos de estudio del universo Neal ordenados de peor a mejor según su servidor. Casi todos ellos vienen acompañados por el enlace a la reseña original, por si quieren empacharse leyendo sobre uno de los músicos más prolíficos de nuestro tiempo.

Anteriores Albums Ranked


#13. Lifeline (2008)

Neal venía de editar uno de los discos más esenciales de su carrera con “Sola Scriptura” (2007), apenas un año y medio después ya se estaba editando su sucesor. Un disco que peca de intrascendente en la discografía de Neal, en gran parte por ser editado después del considerado por muchos como su mejor disco. Pero no por eso el disco está exento de momentos soberbios, canciones memorables y un cierre épico como solo el maestro puede darnos.

Con “Lifeline” encontramos a un autor reciclando conceptos e ideas musicales, pero no por eso es menos gratificante escuchar una obra que se cementa como otro gran disco de Rock Progresivo, rebosando de influencias, matices e instrumentación suprema. Simplemente peca de ubicarse en el medio de dos obras monumentales (el mencionado “Sola Scriptura” y el posterior e impresionante “The Whirlwind” de Transatlantic), como un hijo bastardeado que no encuentra su lugar en el mundo. Sin ser imprescindible, “Lifeline” es otra clase de cómo hacer música de calidad, con mucho sentimiento y pasión por entregar un producto completo y tangible.

Calificación: 8.4 / 10

Review Completo


#12. Jesus Christ: The Exorcist (2019)

Este peculiar y ambicioso proyecto es una más que decente introducción para Neal Morse al flamante mundo de las Rock Operas, creando una historia conceptual llena de múltiples personajes y donde cada vocalista se hace cargo de un rol en el relato. Contando la archiconocida vida de Jesucristo pero desde un enfoque más oscuro y divertido, “Jesus Christ: The Exorcist” supone una escucha más que interesante en sus casi dos horas de duración, con un elenco de grandes músicos del mundo del Prog y el sello morseniano a la vuelta de cada esquina.

Inspirado por el clásico de clásicos “Jesus Christ Superstar”, esta Rock Opera nos pasea por infinidad de climas y ambientes, metiéndonos de lleno en la historia y amplificando las vivencias de sus protagonistas. En el espectro general queda un poco por deajo en el ranking, pero no deja de ser una excelente adición al catalogo más rockero y pesadito del maestro. Recomendamos ferviertemente presenciar esta odisea en su versión en vivo del Morsefest 2018, que puede conseguirse en Blu-ray.

Calificación: 8.6 / 10


#11. Sola Gratia (2020)

Neal Morse te construye un disco completo de cero en un lapso de pocos meses. Así es el maestro: inquieto, prolífico, creativo. Claramente no pudo quedarse de brazos cruzados, por lo que el séptimo puesto de este ranking está dedicado a lo que él mismo ha llamado como su “disco de cuarentena”.

Sola Gratia” no está dentro de lo más grande que haya hecho en su carrera. Hay un tándem intocable de discos que incluyen los mencionados ‘Sola Scriptura’, ‘Question Mark’ y los dos últimos con la NMB (TSOAD y TGA), y ‘Sola Gratia’ no se acerca ni por asomo a esas obras. Esto no quiere decir que sea un disco mediocre, el sello Neal Morse de calidad está garantizado más que nunca y vamos a encontrar una obra progresiva superior a la mayoría de los lanzamientos de 2020, pero si lo comparamos con la propia obra del maestro, le falta excelencia.

Calificación: 8.7 / 10

Review Completo


#10. Momentum (2012)

Momentum’ es el disco que funciona como la transición entre la carrera solista de Neal Morse y la consecuente formación de la Neal Morse Band, con Eric Gillette y Bill Hubauer tomando roles cada vez más protagonistas hasta llegar a pertenecer a una formación consolidada, y con el trío Morse-Portnoy-George más enfocado que nunca dándolo todo por la causa. Si vamos a las composiciones, el disco posee una de las épicas más grandes y completas que haya parido el maestro en toda su carrera, más allá de que el resto de las canciones no estén a la altura de la leyenda y que, si bien se tornan superiores a muchas composiciones progresivas promedio, pecan de “normalitas” en lo que se refiere a la discografía del maestro.

Un álbum con momentos memorables y grandiosos pero que en la big picture queda unos puntos por debajo del estándar de calidad al que estamos acostumbrados. De todas formas, Neal nunca perdió su momentum, y en los años siguientes vendrían las pruebas más fehacientes.

Calificación: 8.8 / 10

Review Completo


#9. The Grand Experiment (2015) – The Neal Morse Band

“The Grand Experiment” fue el puntapié inicial para una banda a la que aún le quedaba mucho por demostrar. Esta genial incursión sería tan sólo la antesala para lo que vendría más adelante: “The Similitude of a Dream” (2016) y su secuela “The Great Adventure” (2019) demostraron que la banda recién estaba calentando motores y dispararían con todo apenas unos años después. El tiempo ha posicionado a este disco como un excepcional punto de partida para comprender el sonido de la Neal Morse Band como agrupación consolidada, “The Call” y “Alive Again” permanecen clásicos indiscutidos del Prog de los que hablaremos por años, la química entre los integrantes probó ser fundamental, fluida y amena, y con todas estas cartas sobre la mesa finalmente podemos decir que este gran experimento resultó más que satisfactorio.

Calificación: 9 / 10

Review Completo


#8. Testimony 2 (2011)

Cuando Neal Morse editó la primera parte de Testimony allá por 2003, relatando toda su vida, sus penurias como artista y su posterior conversión al cristianismo, poco imaginaba el músico que años después una segunda parte vería la luz, acompañada del libro que relataría con lujo de detalles toda esta historia. La segunda parte de uno de los álbumes más fundamentales de Neal se lanzó en Mayo de 2011 junto con la mencionada autobiografía, y se trata de una excelente continuación para el álbum que marcó un antes y un después en la prolífica carrera del maestro.

Un disco doble y esencial que culmina la historia más personal del músico y nos hace sentir junto a él todas las penurias y alegrias que fueron parte de este viaje introspectivo. Testimony 2 tiene la particularidad de ser el disco que me enganchó con la carrera solista de Neal, y a partir de ahí fui recorriendo su catálogo y cada vez me fui fanatizando más hasta llegar a ser el ferviente admirador que soy ahora. Siempre el punto de partida es especial, y el mío tocó ser apropiadamente el cierre de una historia de vida, en esas casualidades del destino que pone las cosas en su lugar en el momento justo.

Calificación: 9 / 10

Review Completo


#7. Innocence & Danger (2021) – NMB

El combo “The Similitude of a Dream” (2016)“The Great Adventure” (2019) resultó apabullante, estremecedor y se convirtió en una de las mejores duplas de discos back-to-back en la historia de la música progresiva, por lo que era necesario bajar un cambio y volver a un trabajo autocontenido y standalone, y eso es lo que el grupo logra con “Innocence & Danger”, un álbum lleno de joyitas y algunas sorpresas que se ubican dentro de lo mejor que ha dado el vasto catálogo del gran Neal.

Innocence & Danger” es un álbum soberbio pero que enciende algunas alarmas de cara al futuro, no sólo de la NMB, sino de toda la fórmula Morse-Portnoy. Los músicos siguen en la cima de la montaña pero empiezan un descenso lento que podría tornarse estrepitoso si no se toman acciones a futuro. Aún así, celebremos el lanzamiento de uno de los grandes discos Prog del año, con suficientes ingredientes, gancho, pirotecnia, emoción y virtuosismo para mantenernos satisfechos y ansiosos por el siguiente capítulo.

Calificación: 9.1 / 10

Review Completo


#6. One (2004)

Luego de la titánica labor que fue plasmar en un álbum doble y conceptual su propia historia con ‘Testimony’ (2003), Neal Morse continuó por su prolífica carrera progresiva solista con un nuevo disco lanzado apenas un año después. ‘One’ es otro álbum monumental en el cual el maestro vuelve a avocarse a las historias bíblicas conceptuales, donde musicalmente encontramos algunas de las proezas más épicas de su catálogo como la ineludible ‘The Creation’, un tándem de 18 minutos que no da respiro y contiene algunos de los versos y estribillos más inspirados de Neal; o la no menos importante ‘The Separated Man con sus múltiples idas y vueltas y su excentricidad siempre presente.

Al trío infalible de Morse-Portnoy-George se une en carácter de artista invitado el guitarrista y vocalista Phil Keaggy (reconocido artista en la comunidad de la música cristiana), lo cual dota de una magnificencia superior a las composiciones.

Otros hitos salientes de este disco incluyen la rareza ‘Author of Confusion’ (sinónimo de locura progresiva) y las baladas ‘The Man’s Gone’  y la hermosa ‘Cradle to the Grave’. Una adición completísima en la vasta discografía que ya venía armando uno de los artístas más relevantes del Prog moderno.

Calificación: 9.2 / 10


#5. The Great Adventure (2019) – The Neal Morse Band

Superar The Similitude Of A Dream (2016) parecía una tarea titánica, pero solo bastó con darles el poder nuevamente a los monstruos del Progresivo actual para lograr otra obra antológica, que no llega a superar la grandiosidad de su antecesor, pero lo cierto es que con The Great AdventureThe Neal Morse Band entrega una secuela totalmente digna, que junto con su antecesor forman la dupla perfecta que amalgama Progressive Rock Clásico y Moderno como pocas veces se ha visto. Un sinfín de emociones transcurren por tu ser cuando escuchas la magia que este quinteto tiene para ofrecer. Infinidad de callbacks y premoniciones musicales, melodías gancheras, una banda en lo más alto de su juego, y por sobre todas las cosas, la emoción que te hace poner la piel de gallina en más de una ocasión, y es que esta música logra llegarte al alma. Un acierto enorme para Neal Morse y los suyos, que vienen en racha compositiva hace muchos años, y no piensan aflojar.

Cuando un disco que sale a principios de año sigue en tu rotación constante y te encontrás volviendo a él una y otra vez, descubriendo sus secretos, desentrañando sus gemas ocultas y nunca aburriéndote, sabés que estás ante algo increíble. The Great Adventure es lo que defino como un disco perfecto, redondo, emotivo y lo que busco de la música: que me transporte, que me haga reír, llorar, que me ponga la piel de gallina y que me deje clamando por más. El maestro lo supo hacer desde siempre, y su última incursión no solo no decepciona, sino que se convirtió en mi disco del año 2019. Además, y como dato anecdótico, incluye la canción que inspiró el nombre de este mismísimo sitio.

Calificación: 9.4 / 10


#4. Testimony (2003)

Neal decide en este momento comenzar una nueva etapa que se centrará en lanzamientos solistas, comenzando por la obra más personal de su carrera hasta el momento: el álbum doble conceptual “Testimony”, que oficia tanto de biografía como de inicio en la etapa solista progresiva del maestro. Un viaje muy íntimo en donde vamos a conocer los puntos más altos y bajos en la vida de un autor que supo tocar fondo y renacer de sus cenizas.

Una obra gigantesca y magnífica, donde la letra es tan importante como la música y es una parte fundamental para comprender la intensidad de este relato. Neal Morse compartió con nosotros su vida, y lo menos que podemos hacer ese prestarle atención a todos los detalles que rodean este testimonio de un hombre que renació, abriéndose completamente con nosotros y haciéndonos partícipes de una historia conmovedora. Con “Testimony” una nueva puerta se abre, y lo que vendría serían los mejores momentos en la carrera de un músico que finalmente pudo despegar, a base de honestidad, trabajo duro y un talento inhumano. Si él pudo, todos podemos. Nada es imposible en esta vida. Y si piensas que todo está perdido y no hay manera de salir del pozo en el que te encuentras, vuelve a darle play a “Testimony”. Siempre se puede empezar de nuevo.

Calificación: 9.5 / 10

Review Completo


#3. ? – Question Mark (2005)

Continuando con una increíble racha prolífica de lanzamientos, casi exactamente un año después de One” (2004) nos llega ?”, un álbum fundamental para comprender el sonido del maestro en esta nueva etapaPara muchos,Question Mark”es uno de los mejores álbumes de Neal, y lo que es seguro es que también es uno de los más complejos y sentidosabarcando en poco menos de una hora un tremendo espectro musical que nos pasea por todos los territorios conocidos, adornado con un sinfín de invitados especiales que aportan su talento a la ocasión y participan de una celebración por todo lo alto.

Para esta ocasión Neal se rodeó de eruditos en el área del Prog para que oficien de colaboradores en esta monumental obra: a los siempre fieles Mike Portnoy Randy George se suman los talentos de Jordan Rudess, virtuoso y carismático tecladista de Dream Theater; Roine Stolt, mente maestra detrás de los excéntricos Flower Kings, y compañero de Neal en TransatlanticSteve Hackett, excelso guitarrista de la vieja escuela del Prog, conocido más que nada por su aporte fundamental en los monumentales Genesis en los 70; y Alan Morse, hermano y compañero musical de Neal durante casi toda su vida y hasta su salida de Spock’s Beard, a lo que también se suman un enorme repertorio de instrumentistas y coristas. Neal lo hizo de nuevo y desde este punto no haría más que seguir creciendo: todos sabemos que lo mejor estaba por venir. Pero mientras contemplamos ese gran signo de interrogación que titula este álbum, la verdadera pregunta es si alguien puede hacernos emocionar más que Neal Morse y sus épicas composiciones.

Calificación: 9.5 / 10

Review Completo


#2. The Similitude of a Dream (2016) – The Neal Morse Band

Ya con la formación de la Neal Morse Band consolidada, y luego de un excelente debut como fue The Grand Experiment’ (2015), el equipo de ensueño estaba listo para desatar su opus magnum, ese álbum que rompiera esquemas y se ubicara en el podio de los más grandes. Definitivamente con The Similitude of a Dream’ la banda logró lo impensado y nos encontramos ante uno de los mejores álbumes que ha dado la música progresiva moderna. Una placa que adquiere dimensiones gigantescas en la forma de un álbum doble con más de 100 minutos de duración relatando una historia tan espritiual como terrenal, basada en la novela The Pilgrim’s Progress’ del siglo XVII.

La incorporación de los monstruos Eric Gillette y Bill Hubauer adornan de frescura y talento vocal a las composiciones y complementan perfectamente al trío dinámico Morse-Portnoy-George, logrando un disco que no tiene ni un minuto de sobra y que está lleno de himnos atemporales, y se siente tan fresco hoy como el día en que salió. Es uno de esos discos que puedes escuchar una y mil veces sin aburrirte, llegándote a emocionar siempre como la primera vez, especialmente con uno de los finales más épicos de la música, que me hace llorar cada vez que lo escucho. Mike Portnoy dijo que este trabajo se ubica entre los tres discos más logrados e impactantes de su carrera, junto con ‘Scenes From a Memory’  de Dream Theater The Whirlwind’  de Transatlantic. No se equivocó.

Calificación: 10 / 10


#1. Sola Scriptura (2007)

Pareciera que todo el camino que transitóNeal Morse hubiera sido para llegar a este momento. Sola Scriptura’ se rige como la culminación de todo lo grandioso que planteó el maestro en su etapa progresiva, desde sus comienzos con la Barba hasta su última etapa espiritual,todo confluye para lograr el que para muchos (me incluyo) es su mejor disco solista. Sin regirse por estructuras ni mandatos de los sellos, Neal entrega un disco de “apenas” cuatro canciones, y las comillas van porque las duraciones de algunas de ellas rondan en torno de la media hora y se encuentran dentro de lo más inspirado y enfocado que compondría el maestro en toda su carrera.

The Door’ es un testamento al virtuosismo y la perseverancia del perfeccionismo progresivo; ‘The Conflict’ es el símbolo de que ya estamos en el viaje y no nos queda otra que gozar con incesantes cambios de ritmo, frescura en melodías atípicas y todos los condimentos sonoros que se te ocurran; pausa para tomar aire conHeaven in my Heart’ y para cerrar The Conclusion’ nos pone los pelos de punta, cerrando una historia que está centrada en la vida del teólogo alemánMartin Luther del siglo XVI. Un disco que sin dudas dejó huella y significó un pico muy alto en la creatividad de Neal, quien tuvo que recurrir a otros recursos para mantenerse a ese nivel compositivo.

Calificación: 10 / 10


Alejandro Melgar

Absoluto entusiasta del Metal en casi todas sus variantes y sub-géneros. Melómano, coleccionista de discos y experto en armar documentos, listas y rankings. La estructura me garantiza paz y organización. Amo las series, películas y estoy muy arraigado en la cultura pop, además de disfrutar la naturaleza y el aire libre. Y a pesar de todo esto, soy muy sensible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.