DARK MOOR: Albums Ranked

Por Michael Prado

Bendita sea la hora que en un día del año 1993, un par de jovencitos guitarristas madrileños llamados Enrik García y Javier Rubio deciden iniciar su carrera musical junto al baterista Jorge Sáez y el bajista Anan Kaddouri García. Pero más bendita sea la hora que el destino unió a esta banda -que sacaría el nombre de DARK MOOR del libro “El Sabueso de los Baskerville” del grandioso escritor británico Sir Arthur Conan Doyle– con la virtuosa cantante Elisa Candelas Martín.

Pese a que los años han hecho que varios de los integrantes de esta etapa inicial se hayan ido por sendas distintas (quedando nada más Enrik como único miembro fundador a la fecha), esta agrupación española de Power Metal, que ha sido injustamente víctima del adagio de “no ser profeta en su propia tierra” debido al simple hecho de cantar casi la totalidad de su catálogo musical en inglés (algo que no agrada mucho a los españoles, que una banda local no haga su música en su idioma) no ha dejado de regalarnos música que ha llegado para marcar de manera positiva las vidas de quienes les han dado la oportunidad, con sus elegantes melodías neoclásicas surgidas de la guitarra de Enrik, las orquestaciones geniales que han compuesto para sus canciones, y las interpretaciones vocales, tanto de Elisa como de su sustituto a partir del 2003, el insigne vocalista gaditano Alfred Romero.

Siendo una de las bandas que más he disfrutado a lo largo de mi peregrinar en la senda del metal, creí más que conveniente mostrar al público este listado de mi preferencia personal de todo su catálogo de álbumes de larga duración (11 en su haber a la fecha, sin que haya mayores noticias sobre el advenimiento de un 12º). Así las cosas, sean bienvenidos al Páramo Oscuro…

(NOTA: debo añadir que en esta lista no incluiré el álbum “Between Light and Darkness”, debido a que es un EP y no un LP propiamente dicho)


Anteriores Albums Ranked


#11. Project X (2015)

Tristemente los más recientes lanzamientos de Dark Moor son los menos queridos por buena parte de la comunidad que los ha seguido desde sus inicios (aunque eso no quiere decir que sean despreciables del todo, es más, sé de gente que les ha gustado mucho). Y es que acá ya se marca por completo un cambio que empezaba a notarse en la propuesta musical del grupo desde el álbum Ars Musica”, donde poco a poco fueron dejando el Power Metal de lado para darle prioridad a una senda más Hard Rock y AOR, donde los integrantes (en especial Alfred) aducen sentirse más cómodos.

En este álbum la banda explora inclusive tópicos líricos muy alejados de la norma que estaban acostumbrados desde sus inicios, adentrándose en asuntos de ciencia ficción, que a algunos gustaron y a un número considerable no tanto.

Calificación: 7.3 / 10

#10. Origins (2018)

Sí, Dark Moor parece que no da trazas de volver al Power Metal, pero eso no quiere decir que hayan dejado atrás los derroteros de fantasía, mismos que retomaron en su último disco a la fecha, nada más que agregando a su música matices más Folk, mostrando otra cara artística que no les habíamos conocido.

Posiblemente podríamos decir que tuvo más aceptación que el álbum que lo precedió, pero lamentablemente tampoco gozó de la aprobación mayoritaria de quienes crecieron con su propuesta inicial, aunque no por eso deja de tener canciones muy interesantes, sobre todo con el enriquecimiento de los elementos folk como sería los casos de “Birth Of The Sun”, “The Spectres Dance” (que retoma el tema de la velocidad para el grupo, aunque sin apelar al doble bombo, eso sí), “Raggle Taggle Gipsy” (que a mí me suena puramente como si fuera sacado de un disco de los últimos de Skyclad, y aparte, tiene una soberbia interpretación vocal de Alfred) “And For Ever” (preciosa balada muy sentida), “Druidic Creed” (esas gaitas iniciales son preciosísimas); o números más AOR como “In The Middle Of The Night” (con un estribillo que nos invadirá por completo).

Calificación: 7.7 / 10

#9. Ars Musica (2013)

Fue a partir de este disco que fue lanzado hace ya 9 años que la agrupación madrileña empezó su divorcio del Power Metal, dado el hecho que la única canción con este estilo es la potente “Living In A Nightmare”. Si bien el Hard Rock y AOR no terminan de asentarse del todo acá, y contamos con números muy heavys como la inicial “First Lance Of Spain” o el elegante single “The Road Again”, ya el cambio se veía venir con números como “This Is My Way” o “St. James Way”.

Como dato distintivo en este álbum, tenemos la primera canción en español con letra totalmente original de estos chicos, como lo es la alusiva a la caída de Granada, “El Último Rey”.

Calificación: 8.2 / 10

#8. Shadowland (1999)

Arriba la versión original. Abajo el remaster del 2005.

El inicio en serio de Dark Moor como banda que buscaba hacerse de un lugar en la música con su primer álbum de estudio resultó ser un disco que tiene canciones formidables, las cuales tienen el gran fallo de tener una producción demasiado rudimentaria, inclusive para los estándares manejados en la nación ibérica. Aunque eso yo creo que no importará a los fans que se deleitan con la tremenda canción de arranque “Walhalla” (por favor no confundir con el gran himno de Blind Guardian), la también intensa “Dragon Into The Fire”, el romanticismo que desprende con gran potencia “Calling On The Wind”, esa magia que viene implícita en “Magic Land” y “Flying”, los ecos de guerra en “Time Is The Avenger”, esa hermosa balada que resulta ser “The King’s Sword”

Como detalle complementario hay que agregar que en los coros del álbum se puede escuchar y distinguir a una voz familiar, que resulta ser ni más ni menos que la de nuestro amado Leo “La Bestia” Jiménez, quien a sus 19 años ya empezaba a figurar en Saratoga y fue tomado en cuenta para aparecer de corista en este primer álbum de Dark Moor.

Calificación: 8.5 / 10

#7. Beyond The Sea (2005)

Quizás el primer disco algo disímil para mí en la discografía de Dark Moor, quizás porque ya uno estaba acostumbrado al intenso e insistente Power Metal que nos había brindado el grupo durante sus 4 anteriores discos, algo que decidieron variar para esta oportunidad (sin llegar a los extremos actuales de sus últimos álbumes). Ya no tenemos tantas piezas donde pisen el acelerador del doble bombo a fondo (los ejemplos de “Miracles”, “Going On” y “Beyond The Sea” son muestra de ello) y hay números más Heavys como “Houdini’s Great Escapade” o “Alea Jacta”, pero el Power Metal sigue ahí en la fenomenal “The Silver Key”, para mí la mejor canción del redondo. Y ni hablar de la hermosa balada “Green Eyes”, basada en un famoso poema de Federico García Lorca.

Calificación: 8.7 / 10

#6. Ancestral Romance (2010)

La banda decidió para su octavo disco de estudio dedicarle un gran homenaje a la patria que les dio nacer (mismo que hasta en el título se ve implícito, título que puede ser leído tanto en inglés como en español). Casi todas las canciones de este “Ancestral Romance” son dedicadas a ciertos aspectos de la Madre Patria (salvo la experimental “Just Rock”, donde la banda juguetea con el estilo de Queen).

Tenemos por ejemplo la potente abrediscos “Gadir”, dedicada a la ciudad de Cádiz (de donde proviene Alfred Romero), “Mio Cid” en homenaje al famoso campeador que “venció al rival aún después de morir”, una gran alusión a Don Quijote en “Tilt At Windmills”, una versión propia de estos chicos del “La Canción del Pirata” de José de Espronceda (que musicalmente es muy distinta a la más reconocible de Tierra Santa), y un gran homenaje a la obra teatral “La Vida es un Sueño” de Pedro Calderón de la Barca en la canción “Ah! Wretched Me”.

Como detallazo en este álbum podemos destacar el enorme nivel vocal de Alfred, donde tiene interpretaciones que rozan lo operático (como en los estribillos de “Love From The Stone”, “Alaric de Marnac”, “La Canción del Pirata”, entre otras) y un nivel de emotividad fuera de este mundo en la hermosísima balada que da final al disco llamada “A Music in My Soul”.

Calificación: 9 / 10

#5. Dark Moor (2003)

Creo que todos coincidiremos en que la salida de varios elementos en Dark Moor allá en el 2003 fue bastante dolorosa, pero la baja que más se sintió que se fuera es su insigne cantante Elisa C. Martin, que para su fanaticada fue punto importante del éxito de esos gloriosos 3 primeros discos. Aún así, los dirigidos por Enrik García no quisieron darse por vencidos y eso los llevó a unir al grupo al cantante de Scheherezade, el andaluz Alfred Romero, quien debió dar su máximo esfuerzo para estar a la altura de las exigencias del grupo en su cuarto disco de estudio (cuentan de hecho que en medio de las grabaciones Alfred estuvo unas semanas donde perdió la voz debido al gran esfuerzo que le supuso tener que emular los tonos de Elisa, en base a quien se compuso el disco originalmente).

Yo creo que al final ese esfuerzo valió la pena, puesto que estamos ante uno de los mejores discos del grupo (y también tristemente uno de los más subvalorados de la historia del metal español). Piezas tan intensas como “A Life For Revenge”, “From Hell”, “Wind Like Stroke”, la epicidad de “Philip The Second”, el romanticismo en “Cyrano Of Bergerac” y “Return For Love”, para concluir con un cierre majestuoso en “The Dark Moor” nos dejan un disco que merecía mejor fortuna delante de la fanaticada del Power Metal, no solamente de España, sino del mundo.

Calificación: 9 / 10

#4. Tarot (2007)

Ya para este entonces Dark Moor era toda una institución en el metal español, y este disco para muchos es el pináculo de la etapa con Alfred Romero, postulado que no es para menos, lo digo sin que sea mi favorito precisamente de esa era.

Con los títulos de sus canciones sacados de varias cartas de las Arcanas Mayores, el grupo muestra una performance que ya se acomoda mejor a la tesitura vocal de barítono que tiene Alfred (aunque eso no priva de que se mande con algunos agudos espectaculares, como en la majestuosa canción “The Moon”, mi absoluta favorita del grupo). Dark Moor se mostraba más recuperado que nunca de aquella etapa tan difícil de 4 años atrás, presentando un catálogo de excelentes canciones donde destacan los sencillos “The Chariot” y “Wheel Of Fortune”, o las espectaculares “Devil in the Tower” y “Death”, que no dejarán cuello sano tras la vorágine de potencia.

Calificación: 9.1 / 10

#3. Autumnal (2009)

2 años más tarde del lanzamiento de “Tarot”, los madrileños visitan nuevamente los estudios New Sin del señor Luigi Stefanini (los cuales han sido su centro de trabajo desde el 2000), para lanzar el que es muy probablemente su disco más sinfónico, que de hecho, siempre he dicho de él que es como “escuchar a Nightwish pero con un cantante masculino”, y no es para menos, porque acá la orquestación está más frontal que nunca (con todo y que ha sido desde siempre un elemento presente en la música de Dark Moor).

Desde esa apertura tan majestuosa en “Swan Lake” (sonado homenaje a la gran obra de Piotr Ilich Tschaikovsky), el hermoso sencillo “On The Hill Of Dreams”, la más “Nightwishesca” (por así decirlo) “Phantom Queen”, “An End So Cold” que es un medio tiempo sublime, un número cargado de potencia en “Faustus”, el sentir aventurero y Heavy de “Don’t Look Back”, otro gol majestuosamente épico en “When The Sun Is Gone”, más grandilocuencia ahora dedicada a “La Odisea” de Homero en “For Her”, entre tantas otras que componen esta obra que tengo en pendiente adquirir en físico, dado su legado en mi vida, que no es poco.

Calificación: 9.3 / 10

#2. The Hall Of The Olden Dreams (2000)

Yo siento que quienes ponemos de primer lugar al disco que habremos de elegir para ese puesto en nuestros tops personales de Dark Moor sentiremos que hacemos un tanto de injusticia para un disco tan regio y formidable como éste, donde se nota la trepada tan espectacular de nivel que tuvo la banda con respecto a su álbum del año anterior. Y no es para menos. La bendición de trabajar en un estudio de primer mundo como el del señor Stefanini les brindó la posibilidad de conseguir un nivel de calidad sonora superior a “Shadowland” en todos los sentidos, ¡y ni se diga la calidad de las canciones!

Si ya las piezas de su debut fueron geniales, lo que disfrutamos en su segundo álbum supera y con creces las expectativas. “Somewhere In Dreams” que inicia en gran y enérgica forma el álbum, la muy solicitada en conciertos “Maid Of Orleans” que rinde tributo inmortal a Santa Juana de Arco, “Bells Of Notre Dame” que nos relata las desventuras de Quasimodo en un estilo algo tipo “hermanos Grimm”, esa “Silver Lake” que nos hace sentir fácil fácil el estar metidos en el mundo de cualquier gran RPG, luego sentir el terror de un fin del mundo en “Mortal Sin”, proseguir con una sentidísima balada en “The Sound of the Blade” que nos pone en la piel de un soldado que huyó de la derrota de su ejército, avanzar a la apasionante y hermosísima “Beyond The Fire” (poseedora de algunas de las melodías más hermosas que he podido escuchar en mi vida), emocionarnos con la posibilidad de ser caballeros andantes (como si fuéramos Don Quijote tras acabarse su biblioteca) en “Quest for the Eternal Fame” y terminar con el corazón hecho un puño ante el destino cruel de Romeo y Julieta en “Hand in Hand”… ¡Esto es una obra maestra que no le debe nada al disco que le sigue en la discografía y que es dueño del primer lugar en este listado mío!

Calificación: 9.4 / 10

#1. The Gates Of Oblivion (2002)

Cuando empecé a escuchar Dark Moor (y creo que me acompaña un buen número de gente en ello) lo hicimos con la gloriosa “In The Heart Of Stone”, cuyas melodías se nos quedaron grabadas en nuestro pecho, cerebro y alma de por vida, tal y como lo han logrado el resto de canciones (12 en total, sin contar los bonus), y esa es la gran virtud de este tercer álbum de Dark Moor: crear canciones que invaden la psique, se apoderan de ella y jamás la abandonan.

Y es que quien no se deje atrapar con las melodías de la pieza que mencioné previamente, o la intensidad de “A New World”, lo que es capaz de generar la guitarra de Enrik en “Nevermore”, ser infectados con la magia inmortal de “The Night of the Age”, enamorarse con el encanto de la maravillosa balada “Your Symphony” y transportarse a otro mundo con el tremendísimo homenaje a Mozart en “Dies Irae (Amadeus)”, me hace preguntar si esa persona tiene algo de alma dentro de su carne.

Calificación: 9.6 / 10

Reseña Completa – The Gates Of Oblivion

Dark Moor, Dark Moor, welcome to the Dark Moor

Sleeping in the darkness there’s a light

Dark Moor, Dark Moor, welcome to the Dark Moor

Bathing like moon in the silent night…

Michael Prado

De Costa Rica para el mundo. Fan de la música DE VERDAD, hecha con sentimiento y verdadero amor al arte, sin importar el género, aunque debo admitir que doy amplia preferencia a lo que ha sido creado en Metal, Rock, música Celta, Clásica, soundtracks de Videojuegos, Electrónica y demás. Un abrazo y bendiciones para tod@s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.