Review Clásico: MEGADETH – Hidden Treasures (1995)

Por Camilo García

Todos conocemos el “Peace Sells… But Who’s Buying?’” (1986), asimismo, lo que es la cúspide, musicalmente hablando, de esta gran banda: El gran “Rust in Peace” (1990), o el álbum que les abrió la puerta grande en el mainstream “Countdown to Extinction” (1992), con su monótono y más conocido himno: “Symphony of Destruction”.

Así, en toda la discografía de Megadeth es notoria una evolución consecutiva y coherente, no es difícil relacionar cualquier álbum con el inmediatamente anterior, sus discos siguen una escalada musical que pasa por etapas bastante bien definidas: tenemos por ejemplo lo rudo y poco producido com “Killing is my business… And business is Good” (1985), lo oscuro acompañado de virtuosismo en la interpretación en el “Peace Sells…” (1986), la fuerza y velocidad arrolladora, mas la consolidación de ese virtuosismo en“Rust In Peace”. (1990) –en cuyo álbum además toma más preponderancia los temas relacionados con la política-, luego desacelera un poco pero sin perder potencia en “Countdown To Extinction” (1992), haciéndolo además, más comercial, repitiendo la fórmula en el “Youthanasia” (1994), tocando ahora también temas sentimentales en el “Cryptic Writings’”(1997) para terminar en un disco que recorre un camino intermedio hacia el Pop inmerso en el mainstream, con buenos elementos, como es el “Risk”. (1999). A partir de ahí, la formula se resume a  combinar todo lo anteriormente hecho y repetirse a sí mismo, a veces con mas fortuna que otras. Y es que no se le puede pedir más, Megadeth es una leyenda y los que lo conocemos no esperamos grandes sorpresas, sino únicamente más Megadeth.

Y en eso, me pregunto… ¿dónde queda el “Hidden Treasures“?, no, no es un discazo, ni en el mundo de Megadeth y por supuesto menos aún en el mundo del Metal, pero –sobre todo para ser un EP- es un disco sólido que sin duda vale la pena escuchar.

Como se dijo, actualmente Megadeth no presenta casi nada realmente nuevo desde fines de los 90’s (omitiendo contadas excepciones como los arreglos que Kiko Loureiro le inyectó en el “Dystopia” (2016), y quizá algo del Endgame” (2009). Empero, y dejando un poco la racionalidad de lado, –ya que es un disco que me despierta pasiones por estar particularmente presente en etapas especiales de mi vida-, paradójicamente, este disco sobresale justamente por haber pasado relativamente desapercibido. Algo extenso y demasiado bueno para ser un EP pero por supuesto lejos de la calidad de ningún álbum (o casi ninguno). Situado cronológicamente entre el “Youthnanasia” y el “Cryptic…”. Este disco hace honor a su nombre,  ‘Hidden Treasures’ (1995). Recopilatorio de varios temas lanzados para películas y programas de televisión desde finales de los 80’s a mediados de los 90’s, además de un par de covers, demuestra cada tema su calidad individual, con el Plus que es notorio que han sido compuestas pensando únicamente en el tema en sí y no buscando mantener la tónica con el álbum al que pertenecerían.

Hidden Treasures”, o tesoros ocultos, está conformado por 8 tracks que suenan como temas b-side de sus discos contemporáneos, pero con mucha calidad.  

El primer track es un cover del padrino y amigo de Mustaine, Alice Cooper, llamado “No More Mr. Nice Guy” (no más señor buen tipo) un himno a la irreverencia que a mi parecer hace alusión a la rebeldía propia de la adolescencia, también la canción parece inspirada en la –apócrifa– rebelión de Jesús: si esta canción se habría escrito hace 2000 años, el Mesías hubiera poseído a María Magdalena, la hubiera embarazado y luego se escapaba al desierto con Satanás. El videoclip es malo, –se dice que Dave estaba tan colocado de drogas que no podía coordinar sus movimientos-, sin embargo, la canción pega a la primera, aunque el tono Thrash de Megadeth no se deja ver, nos deja un tema HardRockero bastante disfrutable. Los solos son igualmente muy disfrutables, nada le sobra a esta canción, tiene un estilo muy particular que tiene poco que ver a lo que nos tenía acostumbrados esta gran banda. Un digno cover del original. El tema forma parte del soundtrack de la película Shocker. (1989) del director de Cine de Terror/culto Wes Craven.

El segundo corte, “Breakpoint” o ‘punto de quiebre’, tiene un inicio muy similar a “Kick the Chair” y una lirica que perfectamente podría anteceder al tema anterior: “…you pushing me to a breakpoint”, rápido y con tono punk, y una estructura musical que parece hecha para el b-side del Countdown.., una ‘spoken word’ que recuerda al gran “Captive Honour” (recurso muy utilizado por la banda, incluso, la voz parece la misma), y el trabajo vocal aguerrido y sucio del Mustaine contemporáneo. Un corte con riffs muy buenos. La batería suena increíble. Definitivamente, una canción infravalorada. No sé que tiene que ver con la película de Super Mario Bros. (1993), pero forma parte de su banda sonora.

Continuando el breve recorrido de los 8 temas que componen este EP, nos topamos con “Go to Hell”, a mi parecer el mejor tema del álbum, describe la perspectiva de un muerto viéndose a sí mismo y aceptando o hasta abrazando el destino de su alma (si, el infierno); su oscuridad irrumpe desde que oyes el bajo de la Intro, no requiere ser veloz para mostrar su potencia, comienza con una plegaria igual al de “Enter Sandman” de Metallica (idea original de Mustaine a la que luego recurrió Metallica), canción recitada en lugar de cantada, (o se podría decir, hasta rapeada), con una voz agonizante y llena de odio (para variar), la melodía es grandiosa, los solos de Mustaine y Friedman son fantásticos, muy alejados del sonido rápido que tanto le gustan a Mustaine, y combinados perfectamente. Sin duda uno de los temas más oscuros y pegadizos de ésta placa y quizá de su discografía. La letra es otra joyita: “…My only friend is the goat, with 666 between his horns… Go to Hell!”. Ha sido incluido como parte del soundtrack de la película Bill and Ted Bogus Journey. (1991)

Continuamos con “Angry Again”, canción un poco más ligera que la anterior, más rítmica, que parece ser una historia contada con música de fondo, un coro pegadizo y donde nuevamente se lucen los riffs de Friedman, riffs muy potentes con un tempo más lento de lo habitual,  la letra es críptica y compleja: “The more i try to read your lips, the more the mask you’re wearing rips…” y “gravity’s got my bones,  it pulls my flesh away, the steam finally dissipates, i make out my sweaty face”, parece describir un episodio paranoico que precede al surgimiento de un brote psicótico, y al desarrollo de  este último, respectivamente, alucinaciones incluidas. Es sin duda una de las mejores canciones el disco. El tema forma parte de Soundtrack de la película ‘Last Action Hero’(1993).

El siguiente corte, “99 Ways to Die”, es un tema que entra derribando paredes, brutal y salvaje, rápido y muy ganchero que cumple a la perfección. Riffs potentes y un solo de guitarra acústica al intermedio ejecutado por Friedman, exquisito. Fue grabada para el icónico programa de Beavis and Butthead del año 93, su videoclip muestra datos sobre la cultura de las armas de fuego en la sociedad estadounidense –hoy tan vigente como entonces-, mientras niños manipulan dichas armas lúdicamente. La letra tiene joyitas como: “el arma en mi boca era real y el sabor me voló la cabeza” o “pruébate esta corbata… no importa el árbol”, aludiendo a la muerte y al suicidio, respectivamente, al puro estilo irónico tan característico del Sr. Mustaine.

Continuamos con el sexto track, “Paranoid” de la banda Black Sabbath. Sobra decir que este tema es de los más exitosos, sino el más, de esta mítica banda. La música en este caso es más veloz, pesada y potente, y la voz de Mustaine le añade crudeza. La letra contiene elementos que van con la tónica de estas tres últimas pistas: desordenes mentales. A diferencia de las pistas anteriores en este caso expresa lucidez y desesperación. Esta versión fue grabada para el álbum Tributo a Black SabbathNativity in Black” de 1994.

“Diadems” es el penúltimo track, originalmente grabada conjuntamente el Youthanasia. El título hace referencia a las diademas (coronas) en las cabezas de un dragón en el libro del Apocalipsis: “…Entonces apareció otra señal en el cielo: he aquí, un gran dragón rojo que tenía siete cabezas y diez cuernos, y sobre sus cabezas había siete diademas…”, esta canción es una apología de la blasfemia, bien armada y recitada lentamente, en medio de la canción comienza a acelerar, aunque se nota que nunca arranca en realidad, canción con cierto toque progresivo y algo perezosa. El tema fue incluido en el BSO del la película DemonKnight (1995), de la serie Cuentos de la Cripta.

Cerramos el disco con la versión del tema de los Sex Pistols “Problems”, el cual no trae ninguna sorpresa, basta imaginar cómo sería este tema en la versión de Megadeth, y si, justamente así es.

Recordemos que a mediados de los 90’s el líder de Megadeth sufría de serios problemas con las drogas, entrando y saliendo de rehabilitación, lo cual evidentemente tuvo una gran influencia y fue fuente de inspiración al momento de componer las canciones de este disco, sublimando los sentimientos y pensamientos recurrentes que tenía en la letra de sus canciones.


Sello: Capitol Records
Lanzamiento: 18 de Julio, 1995
Género: Thrash Metal

“Hidden Treasures” Tracklist:

  1. No More Mr. Nice Guy
  2. Breakpoint
  3. Go to Hell
  4. Angry Again
  5. 99 Ways to Die
  6. Paranoid
  7. Diadems
  8. Problems

Te invitamos a leer los siguientes articulos de Megadeth.

Megadeth – Albums Ranked
¿Qué tanto sabes de Megadeth?
Entrevista a David Ellefson (2019)

MEGADETH - Hidden Treasures (1995)

Recordemos que a mediados de los 90’s el líder de Megadeth sufría de serios problemas con las drogas, entrando y saliendo de rehabilitación, lo cual evidentemente tuvo una gran influencia y fue fuente de inspiración al momento de componer las canciones de este disco, sublimando los sentimientos y pensamientos recurrentes que tenía en la letra de sus canciones.
8.8

Producción

8.0/10

Composición

9.0/10

Replay Value

9.5/10

Valoración Personal

8.5/10

Dark Collaborator

Distintos colaboradores globales que aportan sus ideas y conocimiento al mundo de The Dark Melody, de manera esporádica y sin ataduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.