JAMES LABRIE – Beautiful Shade of Grey (Album Review)

Por Alejandro Melgar

La objetividad: esa cualidad que determina qué tan imparcial debes ser a la hora de evaluar un producto o situación. En mi caso y enfocándome en mi trabajo en este medio, la objetividad me proporciona una visión más neutral y justa para analizar discos de bandas o artistas de los que me considero bastante fanático (o todo lo opuesto), tratando de dar una impresión general que sirva para que quienes estén leyendo se lleven un diagnóstico a la hora de elegir si consumir o no dicha placa, dado que la saturación musical que estamos viviendo hace que las propuestas sean infinitas, sabiendo que nuestro tiempo es muchas veces limitado.

Si esta extensa intro les parece un tanto confusa, no se alarmen, es mi manera de intentar explicar que debo usar la objetividad para evaluar la nueva obra del ¿legendario? vocalista de Dream Theater, James LaBrie, un artista al que he estado cuestionando en los últimos años. Quienes sigan mis reseñas sabrán que particularmente no hablé demasiado bien de sus performances en los últimos trabajos, particularmente el más reciente disco de estudio “A View From the Top of the World” (2021), y el DVD en vivo “Distant Memories – Live in London” (2020). Claramente desde hace varios años la garganta del cantante ha sufrido muchos altibajos, llevándolo a modificar la manera de encarar cada composición, evitando prácticamente todo agudo y línea melódica que suponga ejecutar estrofas complejas y demandantes.

Todo esto sirve parcialmente para explicar que lo que vamos a encontrar en su más reciente incursión solista de estudio, “Beautiful Shade of Grey”, no es más que una versión descafeinada y poco desafiante de lo que alguna vez supo ser el canadiense. Quienes escucharon sus trabajos anteriores, particularmente “Static Impulse” (2010) e “Impermanent Resonance” (2013) sepan que acá encontrarán algo totalmente distinto: la pesadez y agresividad por la que se caracterizaban aquellos trabajos acá queda eliminada por completo, en pos de canciones en plan más acústico, chill, experimentos baladezcos y poperos y alguna que otra incursión por fuera de toda distorsión o faceta metálica.

Por un lado, una explicación podría ser la ya mencionada, el no poder llegar a ciertas notas o ejercicios vocales que dificulten la interpretación de una canción desafiante. Pero por otro lado sabemos que en “A View…”, último trabajo de Dream Theater, las canciones si son pesadas y complejas (aunque sacrificando justamente la sección vocal, donde todo suena mucho más plano). Otra explicación para este cambio radical también puede venir por el recambio de algunos integrantres de la banda solista de James: el anterior baterista Peter Wildoer (Darkane, Arch Enemy, Pestilence), era una máquina tras los parches y también se encargaba de proporcionar voces guturales. Hoy es suplantado por el propio hijo de James, Chance LaBrie, en su debut profesional de estudio. También llega el tecladista Christian Pulkkinen (a quien entrevistamos con motivo de su trabajo en la banda de Prog Metal Simulacrum), sustituyendo al anterior Matt Guillory.

El resultado lamentablemnete es un trabajo insípido y olvidable, con diez canciones que se entremezclan unas con otras y cuesta encontrarles una identidad que las diferencie. Si bien se aprecia la habilidad lírica y los intentos por generar momentos sentidos y melancólicos, muchos de los que seguimos a James buscamos otra cosa de su interpretación, y por un lado podemos apreciar la valentía de liberar un producto de este estilo como un respiro a la complejidad y pesadez que reina en el Dream Theater de los últimos años, pero por otro lado no encontramos ningún punto alto en este disco que nos haga querer volver a él más de un par de veces.

Por eso tampoco vale la pena analizar este producto canción por canción, porque termina volviéndose algo homogéneo y monótono con algún momento rescatable y alguna que otra idea interesante, pero que no llega a ningún lugar y nos hace querer escuchar lo siguiente que tengamos pendiente en la lista. Si este disco hubiera sido compuesto por un artista que no tuviese tanto peso, ni sería tenido en cuenta en ninguna publicación o medio experto, no valdría la pena hacerlo. Los invito obviamente a que juzguen por ustedes mismos, pero sospecho que este álbum no estará en ninguna lista de lo mejor del año, ni por asomo. Se aprecia que James esté haciendo lo que tenga ganas de hacer, sin atarse a géneros o etiquetas, pero con un trabajo tan desabrido se cae rápidamente en la irrelevancia, y es un lugar del que el vocalista necesita urgentemente salir si quiere continuar su carrera por varios años más.

Beautiful Shade of Grey” representa el lado más plano y desabrido de la faceta solista de James LaBrie, un disco que nada tiene que ver con sus mucho más interesantes predecesores, y que se basa más en ejercicios acústicos, experimentos Pop/Rock poco interesantes y un showcase desaprovechado de músicos talentosos pero que se encuentran atados con correa deseando ser liberados para explayarse en su área. Un álbum que funciona como un respiro ante el vertiginoso presente pesado que está viviendo Dream Theater, pero pasa tan rápidamente a la irrelevancia que nadie se acordará de él en unos meses.


  • Género: Rock/Pop/Folk, Acoustic, Singer/Songrwriter
  • Lanzamiento: 20 de Mayo, 2022
  • Sello: InsideOut Music

“Beautiful Shade of Grey” track-listing:

01. Devil In Drag
02. SuperNova Girl
03. Give And Take
04. Sunset Ruin
05. Hit Me Like A Brick
06. Wildflower
07. Conscience Calling
08. What I Missed
09. Am I Right
10. Ramble On
11. Devil In Drag (Electric Version)

JAMES LABRIE - Beautiful Shade of Grey

“Beautiful Shade of Grey” representa el lado más plano y desabrido de la faceta solista de James LaBrie, un disco que nada tiene que ver con sus anteriores y mucho más interesantes “Static Impulse” (2010) e “Impermanent Resonance” (2013), y que se basa más en ejercicios acústicos, experimentos Pop/Rock poco interesantes y un showcase desaprovechado de músicos talentosos pero que se encuentran atados con correa deseando ser liberados para explayarse en su área. Un álbum que funciona como un respiro ante el vertiginoso presente pesado que está viviendo Dream Theater, pero pasa tan rápidamente a la irrelevancia que nadie se acordará de él en unos meses.
6.5

Producción

7.3/10

Composición

6.5/10

Replay Value

5.7/10

Valoración Personal

6.5/10

Pros

  • Agradable al oído y no requiere una escucha demandante.
  • Cohesividad entre las canciones siguiendo una línea artística.

Cons

  • Plano y aburrido, con muy poco factor de replay value.
  • Interpretación chata de James en las vocales, como viene siendo el caso en los últimos tiempos.
  • El cambio de integrantes no favorece a la propuesta general de la banda.

Alejandro Melgar

Absoluto entusiasta del Metal en casi todas sus variantes y sub-géneros. Melómano, coleccionista de discos y experto en armar documentos, listas y rankings. La estructura me garantiza paz y organización. Amo las series, películas y estoy muy arraigado en la cultura pop, además de disfrutar la naturaleza y el aire libre. Y a pesar de todo esto, soy muy sensible.

2 comentarios en «JAMES LABRIE – Beautiful Shade of Grey (Album Review)»

  • el mayo 18, 2022 a las 8:51 am
    Enlace permanente

    Hay que ver a este álbum desde otra perspectiva,se ve un trabajo de mesa donde de antemano se han planteado no parecerse para nada a Dreams Theather y eso me parece valido.No se puede criticar el trabajo creando estados comparativos.Tiene excelentes mùsicos como Marco Sfogli que pudieran asumir cualquier reto.

    Respuesta
    • el mayo 18, 2022 a las 11:07 am
      Enlace permanente

      Hola! Gracias por tu comentario.
      No estoy comparando esto con Dream Theater, claramente LaBrie imprimió su visión particular en este proyecto. Justamente el hecho de tener tremendos músicos es por lo que veo desaprovechados sus talentos en este álbum. Es perfectamente válido no querer parecerse a DT, pero eso no quita que el disco sea desabrido, aburrido y nada memorable. Escúchalo y me dices, igualmente un review siempre es una opinión personal 🙂
      Un abrazo!

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.