REBELLION – We Are The People (Album Review)

Por Alessandro

Sinceramente esta banda alemana no es de mis favoritas, pero no se puede negar que sus primeros discos “Shakespeare’s Macbeth – A Tragedy in Steel” (2002), “Born A Rebel” (2003) y “Sagas of Iceland – The History of the Vikings – Volume I” (2005), desplegaron lo mejor de el conjunto formado por los ex Grave Digger, Tomi Göttlich y Uwe Lulis mismo que abandono Rebellion en el año 20210.

Ahora los oriundos de Frankfurt están de vuelta con su robusto heavy power metal y con una renovada formación incorporando a Martin Giemza (guitarra), Sven Tost (bateria), Fabrizio Costantino (guitarra) tres miembros que se unen a Tomi Göttlich (bajo) y al vocalista Michael Seifert para crear una nueva producción que supere a su antecesor “A Tragedy in Steel Part II: Shakespeare’s King Lear” (2018) un trabajo donde a pesar de que los germanos decidieron profundizar en el aspecto lírico indagando y centrándose en una de las principales tragedias de Shakepeare El Rey Lear” una tremenda obra universal que el escritor ingles le ha regalado a la humanidad, en el ámbito musical sinceramente dejaron mucho que desear. La portada de este “We Are The People” es totalmente diferente a las que estos alemanes venían presentando, dejando las de las historias vikingas y germánicas, para cubrir temas que se relacionan desde la Revolución Francesa hasta después de la segunda guerra mundial.

Ahora veamos que nos traen estos teutones con su noveno álbum que arranca con el tema “Voices of War” en el inicio del disco encontramos las voces de la guerra, para después dar paso a la imponente “Risorgimento (Tear Down the Walls)” la que que sin aviso alguno nos mete una artera patada a la cara con riffs demoníacos y casi thrasheros, mientras la garganta de Michael Seifert mete unos gustarles exquisitos, que se complementan por el atroz y compacto sonido del conjunto teutón y por esos punzantes riffs.


La fuerza sigue con “Liberté, Égalité, Fraternité” la cual libera unos riffs duros muy al estilo de Grave Digger. Los teutones nos harán menear la cabeza y disfrutar de una pieza dura de excelente heavy power metal que no decae nunca, con un destacable solo de guitarra incluido por parte de Martin Giemza. En “Sweet Dreams” escuchamos el sonido de la lluvia y un sonido melancólico de violín en el inicio, pero rápidamente se convierte en una pieza  con guiños y detalles de thrash metal, la voz de Michael Seifert es sucia y los riffs de la pareja Martin Giemza y Fabrizio Costantino son completamente endemoniados.


El quinto tema “Vaterland” vuelve a encaminarse hacia el thrash metal, con unos coros grandilocuentes, y los cantos de Michael Seifert entonados con una siniestra, inquietante y oscura demencia creando un contraste muy atractivo, además los veloces solos de guitarra dan por hecho un excelente tema. En “Verdun” se escuchan los sonidos de una guerra antes de que los moustrosos riffs de Martin Giemza y Fabrizio Costantino entren en juego dando pesadas porciones de guitarra que se conjuntan con coros de death metal melódico y una batería que acompaña correctamente. Pieza poseedora de un trabajo vocal más variado, mezclando las porciones de tonos guturales.


Con más alma heavy metalera llega “Ashes to Light” una de mis canciones favoritas del disco, con un sonido muy intenso tanto en guitarras como en la batería pisando firme, pieza de carácter heavy, con el estilo vocal de Michael Seifert espectacularmente rudo y aplastante. En “Gods of War” vemos una composición más oscura, con una voz más maligna que junto al desempeño de la guitarra con un riff de death metal y thrash metal sacude junto a una batería de buena pegada que resulta brutalmente pesada.


Con respecto a “Shoa (It Could Have Been Me)” se podría decir que es una de las piezas más elaboradas por los germanos, con un riff crudo inicial, al igual que los gruesos alaridos vocales de Michael Seifert. Tema que incorpora coros y estructuras al estilo de Demons & Wizard, el parecido es por un detalle, ese es los sonidos de los solos atmosféricos. En “World War II” el sonido de Rebellion evoluciona en un gran tema de heavy power metal de corte despiadado, hiriendo nuestros oídos por ciertos riffs malvados, de nuevo escuchamos la maniática y gruesa voz de Michael Seifert está vez marcando un poco una fría melodía.


En la parte final del álbum llega “All in Ruins” la cual baja el paso, regresando al medio tempo con  riff cargadísimos de esa esencia ochentera, también tenemos buenos solos y unos cantos y pujidos que pareciera que Michael Seifert estuviera rezando. El disco lo cierra  “We Are the People”  pieza que deja claro que Rebellion son unos dioses para hacer heavy metal, eso si la influencia de Grave Digger nunca morirá y menos si los alemanes siguen con este estilo. Buena composición con su dosis de salvajismo, guitarreo fuerte y movimientos rítmicos que se te grabaran directamente en la cabeza.

La novena placa de Rebellion contiene todo lo que se esperaría de ellos, heavy power metal sin contemplaciones con una rabia imponente, eso si con pocas canciones que verdaderamente resalten, eso evidencia que desde “Arminius: Furor Teutonicus” (2012) esta banda a ido bajando su nivel musical.



Sello: Massacre Records
Lanzamiento: 23 de Julio, 2021
Género: Heavy Power Metal

We Are The People” Track List:

1.Voices of War01:03 
2.Risorgimento (Tear Down the Walls)03:38 
3.Liberté, Égalité, Fraternité03:28 
4.Sweet Dreams04:20 
5.Vaterland04:31 
6.Verdun05:18 
7.Ashes to Light03:49 
8.Gods of War04:56 
9.Shoa (It Could Have Been Me)07:04 
10.World War II05:25 
11.All in Ruins06:27 
12.We Are the People

REBELLION - We Are The People

La novena placa de Rebellion contiene todo lo que se esperaría de ellos, heavy power metal sin contemplaciones con una rabia imponente, eso si con pocas canciones que verdaderamente resalten, eso evidencia que desde "Arminius: Furor Teutonicus" (2012) esta banda a ido bajando su nivel musical.
8.2

Producción

8.5/10

Composición

8.2/10

Replay Value

7.9/10

Valoración Personal

8.0/10

Alessandro Power

Soy un amante del metal, con orientación hacia uno de sus subgéneros el cual yo considero de un de los mejores el Power Metal, aunque también me gusta el Thrash, Folk y Melodic Death.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.