SYMPHONITY – Marco Polo: The Metal Soundtrack 🇨🇿 (Album Review)

Por Dan Hayer

Bandas como la presente dan verdadero placer poder reseñar, dado que su trayectoria inspira respeto, asombro y admiración. Si bien Symphonity se forma en el año 2006, sus integrantes ya venían trabajando juntos en un concepto de agrupación de Power Metal desde mucho antes bajo el nombre de Nemesis, época en la cual publicaron un LP titulado “Goddess Of Revenge” (2003), donde ya daban muestras de su buen gusto a la hora de componer, y aunque el álbum puede tener algunas pequeñas carencias en el aspecto de producción, es sin dudas un compendio de buen Power Metal melódico digno de recomendar.

Pero no sería sino hasta el año 2008 donde ya como Symphonity, se dio a conocer el debut oficial de la agrupación de estos checos liderados por Libor Krivák, y que por esos años lograron reclutar a un cantante de elite dentro del género, el talentoso Olaf Hayer, el mismo que ha cantado en Luca Turilli, Dionysus, Magic Kingdom, y Marius Danielsen (entre otros). “Voice From The Silence” (2008) resultó una maravilla, en el que demostraron tener un potencial indudable para crear buena música y con una producción dignísima y preciosista. Luego de 8 años de su debut regresaron con su segunda producción titulada “King Of Persia” (2016), y es aquí donde la banda adopta la particularidad de grabar con 2 cantantes, y como si fuera poco quien se suma a la labor de Olaf es el alemán Herbie Langhans, el mismo que ha desplegado su capacidad vocal en bandas como Seventh Avenue, Sinbreed, y Avantasia (solo por nombrar algunas). Así, con una formación envidiable, en la que además contaban con Marthus (Cradle Of Filth, Masterplan) en la batería, este 2do lanzamiento resultó otra obra de calidad asegurada.

Tema editado en 2019 con Antonio Abate en las vocales.

Y otra vez tuvimos que esperar una buena cantidad de años (6, para ser precisos), para que una nueva producción de la banda viera la luz; es así como llegamos a “Marco Polo – The Metal Soundtrack”, donde lo primero que hay que mencionar es que nos encontramos con una alineación renovada con Libor Krivak liderando las acciones, es la mente maestra detrás de la mayoría de  las composiciones y guitarrista principal, luego tenemos en el bajo a Tomas Sklenar, en la batería a Josef Cigánek, en los teclados a Johannes Frykholm, y finalmente los vocalistas, en donde ya no encontramos a Olaf Hayer, quien por problemas de salud ha tenido que retirarse casi por completo de la música (salvo algunas colaboraciones de manera esporádica), y tampoco está Herbie Langhans, entonces entraron como cantantes otros 2 talentosos, el eslovaco Mayo Petranin (Signum Regis, Castaway), y Konstantin Naumenko (Delfinia, Sunrise).

Este álbum de Symphonity tiene algunas peculiaridades, que lo diferencian un poco de sus discos anteriores, aunque los elementos que se citaran también estén en sus antiguos trabajos en mayor o menor medida, por ejemplo, los interludios, en este caso al tratarse de un disco conceptual las intros, interludes y outros, sirven para aportar pausas, para introducir relatos, cambios de ambientación, etc. Y si bien, debo confesar no ser fanático de álbumes con secciones instrumentales o narradas, creo que aquí los muchachos se la jugaron por presentarnos una obra con la mayor cantidad de elementos posibles que ayuden a contar la historia de Marco Polo, y como resultado de ello que seis de las nueve pistas que lo componen son canciones y tres son pequeños instrumentales.

“Venecia” da la partida con un relato en el que una suave melodía se va desenvolviendo como una elegante alfombra roja, que servirá como anfitriona de lo que será este recorrido musical. Pues sabemos que “Crimson Silk” es un verdadero himno y una clase de como componer buen Power Metal con toques étnicos, sinfónicos y progresivos, simplemente es una canción que lo tiene todo, el intercambio del estilo vocal desgarrado de Petranin y los límpidos agudos de Naumenko que desembocan en un coro de los mas épico. Como acotación, esta pieza se presentó como single hace tiempo con un video clip en el que figura Antonio Abate en las vocales (antes de la llegada de Naumenko).

Posteriormente llega otra muestra de poderío con “The Plague”, que también converge en un coro altamente melódico y de tempo acelerado a diferencia de las estrofas, gobernadas por sincopas y una estructura mas intrincada. Temazo que sin duda dan ganas de corear a todo pulmón y donde hallamos un solo de guitarra afilado, veloz, ambientado por teclados portentosos y algunos instrumentos orientales como un violín turco que vuelven a este disco tan especial.

Luego de pasar por un breve reposo musical llamado simplemente “Love Theme” protagonizado por un corno inglés y una guitarra acústica, emerge lo que a mi modo de ver es la canción mas brutal que ha grabado Symphonity, “Mongols”, y es que aquí la voz de Mayo Petranin va vomitando la lírica en paralelo con los compases debastadores de los tambores de Cigánek, mientras el bajo de Sklenar se plantea de manera aterradora como si se tratara de una persecución de vida o muerte, y eso que no mencioné lo que pasa con los riffs de guitarra y la atmósfera de los teclados; es la canción de mas larga duración del álbum, y va cambiando mientras avanza el reloj para instalarnos en diferentes escenarios, entre la tensión y la reflexión, sin duda son minutos magnánimos si de sensaciones musicales se trata, y sí, también tiene un pedazo de coro que se nos queda pegado por mucho rato!

Hasta aquí ha sido un viaje espléndido, con arreglos que en verdad uno no puede sino agradecer, porque se nota cuando las cosas se hacen con amor, dedicación y esfuerzo. La banda también ha mencionado que utilizaron una cantidad importante de instrumentos étnicos y orientales en el disco: Morin-Khuur, Daruan, Xiao, Zhonghu, Guzheng, Pipa, Saz, Oúd, Kanun, Ney…en verdad una lista nada despreciable de diferentes instrumentos a los que no estamos habituados quienes vivimos en occidente y que hermosean cada una de las composiciones.

En la pista 6 llegamos a la balada “Dreaming Of Home”, la cual también tuvimos la dicha de conocer con anterioridad gracias a la publicación de su videoclip, en el cual ya se apreciaba por primera vez a Konstantin Naumenko con la banda, y cuyos buenos resultados saltan a la vista, y penetran nuestros oídos a punta de epicidad melancólica. Sinceramente desde que los conocí con su primer álbum me quedó muy claro el gran compositor que es Libor Krivak, calidad y cualidad que ha venido confirmando en cada lanzamiento.

Volvemos al Power Metal tal y como nos gusta con “I Found My Way Back Home”, la cual es de un tempo acelerado y cargado a la melodía evidenciada por un estribillo que me recuerda a World Of War de Helloween, entonces ¿Qué duda puede haber de lo bueno que es este plástico? Si hasta aquí las criticas que se le puede hacer son mínimas, porque aquí hay clase, hay jerarquía, y oficio. Y es por esto que algunos lamentamos que mientras tantas bandas mantienen una frecuencia de un álbum por cada 2 o 3 años, Symphonity se tome el triple de tiempo para deleitarnos con sus producciones.

Lo que sigue es la segunda balada que contiene este trabajo, “Prisoner”. Justo aquí es donde pienso en la gran elección que ha sido traer a Naumenko, porque pocos tienen la sutileza que él maneja al momento de interpretar baladas, un total acierto esta incorporación antes de llegar a la parte final del disco, con el outro “Venezia Finale”.

 En lo personal amo más cuando lo álbumes finalizan de manera enérgica, pero dado la buena dosis de diferentes buenas cosas que uno percibe como oyente, no queda sino respetar completamente la estructura con que Symphonity a ensamblado este trabajo.

La agrupación ha ido actualizando en sus redes sociales diferentes datos respecto de este lanzamiento, que sirven para compenetrarnos mejor con el proceso creativo de “Marco Polo – The Metal Soundtrack”, un álbum que no puedes dejar pasar de largo, y que para este servidor, se posicionará seguramente entre lo mejor del año, dado que la dedicación que han puesto por entregar un producto musical completo y lleno de diferentes detalles, son dignas de reconocer, y su buen instinto creativo les consagra con una triada de discos excelentes.


Sello: Limb Music
Lanzamiento: 20 de Mayo, 2022
Género: Melodic/Symphonic Power Metal

“Marco Polo: The Metal Soundtrack” Track List:

1.Marco Polo, Pt. 1: Venezia02:21
2.Marco Polo, Pt. 2: Crimson Silk06:00
3.Marco Polo, Pt. 3: The Plague05:14
4.Marco Polo, Pt. 4: Love Theme01:28
5.Marco Polo, Pt. 5: Mongols10:23
6.Marco Polo, Pt. 6: Dreaming of Home05:34
7.Marco Polo, Pt. 7: I Found My Way Back Home04:53
8.Marco Polo, Pt. 8: Prisoner04:19
9.Marco Polo, Pt. 9: Venezia Finale01:35

SYMPHONITY - Marco Polo: The Metal Soundtrack 🇨🇿

“Marco Polo – The Metal Soundtrack”, un album que no puedes dejar pasar de largo, y que para este servidor, se posicionará seguramente entre lo mejor del año, dado que la dedicación que han puesto por entregar un producto musical completo y lleno de diferentes detalles, son dignas de reconocer, y su buen instinto creativo les consagra con una triada de discos excelentes.
8.9

Producción

9.0/10

Composición

9.0/10

Replay Value

9.0/10

Valoración Personal

8.6/10

Pros

  • Libor es un compositor con clase, de esos que sabes que merece mayor reconocimiento, el álbum muestra un abanico de instrumentos muy amplio y poco habituales en occidente, lo cual enriquece la sonoridad de las canciones.
  • Sus músicos demuestran clase y buena técnica, y para ser una banda que ha cambiado de alineación no pierde una gota de identidad ni sintonía. Sus dos vocalistas con estilos distintos forman una dupla muy dinámica en el canto.

Cons

  • Nos hacen esperar demasiado entre un disco y otro, para algunos las canciones de este álbum pueden ser pocas.

Dan Hayer

Fanático del metal, músico autodidacta, disfruto de diferentes subgéneros del metal, el rock y el punk, pero el power metal y el neoclásico son mis favoritos. Analizo la música desde el respeto hacia el trabajo que conlleva cada producción, tengo un ranking personal que voy nutriendo con todo lo que escucho. La escena White Metal también es una de mis grandes pasiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.