PHARAOH – The Powers That Be (Album Review)

Por Alessandro Power

La banda del baterista Chris Black estuvo desaparecida desde hace nueve años después del lanzamiento “Bury the Light” (2012) y es hasta este año que vuelve a aparecer en la escena para desplegar su heavy power metal con su quinto trabajo de estudio llamado “The Powers That Be” y así seguir agrandando su discografía la cual inició con aquél “After the Fire” (2003). Estos veteranos estadounidenses emergen con una oferta de nueve canciones que disparan heavy power metal desafiante con algunos toques del trhash metal americano, invitando al guitarrista Daniel Mongrain (Voivod). Podemos decir fácilmente que este trabajo es claramente el esfuerzo más diverso y aventurero musicalmente de estos americanos, sobrepasando el nivel de obras anteriores como “Be Gone” (2008) y “Bury the Light” (2012), trazando un nuevo camino más melódico y progresivo pero al mismo tiempo manteniendo los rasgos estilísticos de sus inicios, esos rasgos que los han caracterizadodesde 1997 y qué se basan en gran medida en el explosivo riff de Matt Johnsen, las buenas y compactas secciones rítmicas de la pareja Chris Kerns y Chris Black y el trabajo de un vocalista como Tim Aymar que no es tan virtuoso como todos quisiéramos pero su rango y gruñido continúan convirtiéndolo en un buen cantante de metal, el cual su potente tono y feroz resolución emerge como un punto culminante en el álbum.

El título del álbum “The Powers That Be” representa las fuerzas que enfocan la creatividad y la decencia, desde la plaga de la supremacía blanca hasta la rabiosa depredación del capitalismo, lejos de ser un sermón las letras de “The Powers That Be” son reflexivas y tienen suficiente profundidad como para que los oyentes puedan determinar su propio significado.

Sin más que agregar entremos directamente al disco que arranca con el tema homionimo “The Powers That Be” la cosa empieza candente con una canción bien metida en el sonido del heavy power americano con voces fuertes que gotea con espíritu de hierro y acero, a pesar de algunos momentos de melodía y técnica en las cuerdas de Matt Johnsen. Tras un inicio fuerte llega “Will We Rise ” la cual tiene un trasfondo más épico tal vez más orientado a los míticos Manowar, los coros son excelentes al igual que los riffs y solos calientes que pegan con melodías fuertes.

Turno de escuchar “Waiting to Drown” un corto tema dónde Tim Aymar entona suavemente entre las notas acústicas llevándonos a el cuarto tema “Lost in the Waves” me desconcierta por completo con los cantos fuertes de Tim Aymar. El estribillo ochentero me hace pensar que el tema viajará en una dirección pero se acomoda en un Heavy metal que trata de ser melódico pero que en algunas secciones carece de gancho.

En cuanto a “Ride Us to Hell” es acelerado pero debido al sonido rudo de la base rítmica se inclina hacia el thrash metal, el tema tiene mucho sentido con un ardiente ritmo y mas pegada en la batería de Chris Black y un bajo que otorga un buen acompañamiento. Un tema que se le puede definir como heavy power metal americano con sus típicos toques thrasher. En “When the World Was Mine” vemos un tema que inicia tranquilo y después presenta momentos de heavy metal con un esquema clásico, la verdad esta es una de las peores canciones del álbum pues no pinta nada y además al cantante Tim Aymar veo que le hace falta garra como para sacar adelante el tema.

La cosa mejora un poco con “Freedom” un tema vivo y bien centrado en el estilo americano, tampoco es que en la producción esté demasiada acertada, pero hay que señalar el solo de guitarra de Matt Johnsen como el mejor momento del tema impregnado un feeling impresionante. En la parte final del álbum llega “Dying Sun” la que con sus guitarras más creativas y poderosas descarga un estribillo más épico, este es un tema donde relativamente se encuentran coros firmes, riffs melódicos doblados y el sonido de la vieja escuela. Cierra el disco la poderosa “I Can Hear Them” dónde las guitarras toman vuelo con el estilo de los Riot, los coros son armoniosos los cuales encuentran un camino melódico por el cual transitar y los solos de Matt Johnsenn vuelven a brillar por su gran intensidad.

The Powers That Be da muestra de lo bien que ha trabajado Pharaoh, aunque el disco no es sobresaliente cumple con buenos temas de heavy power metal, así que si eres amante de bandas como Iced Earth y Fates Warning, estos americanos te engancharan rápidamente con su propuesta.



Sello: Cruz Del Sur Music
Lanzamiento: 18 de Junio, 2021
Género: Heavy Power Metal

Illusion Paradisetrack-listing:

Pharaoh - The Powers That Be

"The Powers That Be" da muestra de lo bien que ha trabajado Pharaoh, aunque el disco no es sobresaliente cumple con buenos temas de heavy power metal, así que si eres amante de bandas como Iced Earth y Fates Warning, estos americanos te engancharan rápidamente con su propuesta.
7.9

Producción

7.9/10

Composición

8.0/10

Replay Value

7.9/10

Valoración Personal

7.9/10

Alessandro Power

Soy un amante del metal, con orientación hacia uno de sus subgéneros el cual yo considero de un de los mejores el Power Metal, aunque también me gusta el Thrash, Folk y Melodic Death.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.