BLACK HATE – Via Pvrgativa: Qui Spiritu Diaboli Aguntur Hi Filii Satanae Sunt (Album Review)

  • 🎸 Black Metal
  • 🌎 Mexico
  • 📆 11 de febrero, 2024
  • 💿 Odium Records

Tracklist:

1.         To the Firmament                 

2.         Trembling Hands of Sorror               

3.         Luminous Ruins of Death                 

4.         Tempestad (O de la transubstanciación)                 

5.         Ascension of a Burning Soul            

6.         Diasparagmos (O del sacrificio)       

7.         Dark Night of the Soul                      

  

Por OzGa

ALINEACIÓN:

  • B. G. Ikanunna – Voz
  • Sotoshi Lira – Batería
  • J. Ambriz – Guitarra
  • Jonathan V. Mathus – Bajo

Una de las más famosas bandas del Under Black Metal originarias de este folclórico país, que desafortunadamente política y económicamente no es muy afortunado reaparecen, todo ello debido a sus dirigentes que no les interesa sacar de la miseria a quien los elige, con mala fortuna esto afecta al sector de la música Metal, por lo que las condiciones precarias en las que se vive son muy determinantes para que una banda o un proyecto personal logre destacar en el de por si ya apretado mundo del Metal a nivel mundial.

En el caso del músico B. G. Ikanunna lo antes citado no la ha detenido, empezando este proyecto en solitario en el año 2006 editando algunas joyas del Black Metal en este país, como su Demo homónimo en el 2007 del cual uno se enamora desde la primera escucha, un Black Metal depresivo, lleno de melancolía y rabia de sonido primitivo el cual si lo consigues aunque sea grabado porque en aquel tiempo solo se editó en formato Cassete es que sucedió un milagro, pero si pueden de verdad consíganlo es una joya atemporal.

Ampliando un poco la información, este tipo ha sido muy inquieto a través de los años, porque se involucró en otras bandas (que no hablaré). Compartió varios Splits con otras bandas en el lapso de 2008 a 2010, editó un Ep en 2009 editando posteriormente lo que sería su placa debut «Remains Of My Life» que fue una especie de compilado de temas de su carrera con un sonido mejorado, para el 2011 lanza su segunda placa «Years Of Solitide» subiendo escalas en popularidad con su Black Metal que ofrecía melodias llenas de rabia, misantropía y melodía (un gran trabajo sin duda). Su siguiente etapa en su carrera fue su tercera placa   «Los tres mundos», «Through The Darkness» del 2016 y «Altalith» que me parecieron más experimentales en su sonido y estilo, alejándose un poco del Black Metal puro que le conocíamos, agregando Death Metal y algo de Groove Metal que en lo personal no fueron mucho de mi agrado, salvo su último trabajo que tiene algunas cosas muy interesantes.

El regreso de BLACK HATE viene recargado, retomando en gran medida la esencia qué tanto gusto de su primera etapa, un sonido más bestial, centrando su estilo en el Black Metal, pero agregando algunos ritmos Death Metal que le dotan de brutalidad a su ya rabiosa propuesta y por si no fuera poco también vamos a encontrar algunos matices melancólicos que tanto gustaron en sus viejos tiempos, todo ello empaquetado con una excelente producción que nos da un sonido impactante, creando ambientes oscuros, llenos de maldad, rabia y melancolía.

«To the Firmament» nos abre el telón creando un ambiente siniestro y terrorífico, sensibilizando mi sistema nervioso al infundir miedo, incertidumbre, angustia, una vez que empiezan la ambientación con sonidos ambientales del repicar de una campana, el aire y una siniestra narración donde Dios te abandona, dejándote a merced de fuerzas oscuras y la muerte. La quietud se rompe con «Trembling Hands of Sorrow» que empieza con unos  distorsionados acordes que anuncian una apocalíptica melodía, acentuando la escena con el grito lleno de rabia por parte de Ikanunna, llevándonos por ritmos  llenos de odio, ritmos veloces ejecutados con cierto grado de técnica que tienden al Progresive Black Metal por esos cambios que se tornan como un río caudaloso que nos lleva en una corriente frenética, los matices que le adornan le dan un aspecto más dantesco, como esos coros que parecen una invocación a  fuerzas oscuras, un tema muy variado en ritmos que se va directo a la vena.

«Luminous Ruins of Death» viene en forma de amalgama que reúne la brutalidad de un Death Metal que se mezcla de forma insana con violentas melodías de Black Metal, por lo que por momentos tenemos ritmos más espesos y una voz de Ikanunna más gutural y corrosiva, las guitarras Ikanunna y Ambriz se muestran con un grado más de distorsión. «Tempestad (O de la Transubstanciación)» viene en forma más nutrida en su presentación, oscilando entre ritmos de corrosivo Thrash Metal con Death Metal de la vieja escuela, formando un ambiente feroz y violento, pero a su vez oscuro, esto por la temática enfermiza que relata la decadencia del ser humano en su pútrida miseria, el interés te mantendrá en todo momento alerta por sus cambios de ritmo que no te dejaran distraerte.

«Ascensión of a Burning Soul» es una exquisita pieza que me trae recuerdos de su primera etapa, ya que aquí viene un Black Metal muy emotivo, lleno de melancolía – depresión y a su vez melódico, es un enigmático e hipnótico tema que nos lleva a oscuros escenarios donde se queman las almas, algo interesante es que canta en inglés y español de forma muy fluida y armoniosa, las guitarras serán nuestra guía en este valle de sensibles sentimientos y su base rítmica nos hará latir el corazón ya sea más rápido o más lento sin perder nuestra emoción deprimente, que gran tema amigos. En el tema «Diasparagmos (o del Sacrificio)» hay todos los elementos para indicar que aquí se está llevando a cabo un culto de una secta oscura, donde el sacrificio es el punto central de este ritual, los coros son un factor determinante con el logran darle ese toque, pero sin quedarse atrás esta la voz Ikanunna en un robo rasposo, la melodía complementa perfecto la atmósfera que se siente siniestra y tenebrosa, para hundirnos en un Blackened / Death Metal brutal.

Llegamos al final de esta colosal obra con el corte «Dark Night of the Soul» que con sus 13 minutos logran recrear un visceral y lúgubre escenario, donde reina la oscuridad, con olor a maldad, así que su inicio que bien podría rozar el Doom Metal los primeros minutos abre paso a un denso y espeso ritmo que de forma lenta como el movimiento de un zombi nos va adentrando a un salón donde empiezan a desfilar los ritmos más violentos de un feroz Black Metal que se va mezclando de forma insana con aplastantes ritmos de Death Metal, el dantesco cuadro se complementa de forma escalofriante con unos coros que parecen extraídos de los salones de tortura del infierno, la ejecución instrumental muestra un grado de técnica muy profesional con sus habilidades que bien podrían rondar los terrenos de Progresive Black / Death Metal.

BLACK HATE - Via Pvrgativa: Qui Spiritu Diaboli Aguntur Hi Filii Satanae Sunt

La banda extrema del bajo mundo del Black Metal en México, está de regreso con una de sus mejores obras de los últimos años, retomando su esencia más violenta de su pasado y mezclándola con brutales dosis de Death Metal, formando una de las más impactantes producciones de este país en lo que va del año, se muestra totalmente en forma y reclamando el cetro del Reino de las Tinieblas.
8.3

Producción

8.5/10

Composición

8.0/10

Replay Value

8.5/10

Valoración Personal

8.0/10

Pros

  • Buena producción que saca lo mejor de la banda y su estilo.
  • Atmosferas inquietantes que recrean atmosferas oscuras
  • Buena ejecución instrumental con un grado de técnica compleja.

Cons

  • Algunos temas pueden resultar algo extensos.

Summary

 

 

 

Oz Ga

Amante del Metal en sus Múltiples Variantes, empezando a escuchar Metal desde la Gestación, y que considera el Metal parte Esencial de la Vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *