SEPTICFLESH – Modern Primitive (Album Review)

Por Alejandro Melgar

¿Vieron cuando esperan tanto algo que cuando finalmente llega, las expectativas están tan altas que se siente que algo está faltando?

A esta altura nadie niega que los griegos Septicflesh se han convertido gradualmente en una de las potencias del Symphonic Death Metal, combinando lo mejor de ambos mundos en un sinfín de melodías extremas que funcionan en perfecta simbiosis con la majestuosidad épica de la banda sonora más caótica del cine. La llegada de “Modern Primitive”, su onceavo álbum de estudio, supone una espera de casi 5 años desde su anterior y recomendable placa “Codex Omega” (2017), una de las esperas más largas entre discos de Septicflesh (claro, si tomamos en cuenta el caso entre “Sumerian Daemons” (2003) y “Communion” (2008), ahí la espera fue un poquito más, solo que la banda se estaba tomando un descanso de varios años). Uno tiende a pensar que si la espera es tan larga es porque va a valer mucho la pena. Y ese ha sido el caso con “Modern Primitive”… pero a medias.

Y ya que nombramos aquel mítico “Communion”, es imposible no trazar más paralelos entre ese álbum seminal y el que nos compete en esta reseña: ambos son los discos más cortos de Septicflesh, pasando apenas los 38 minutos de duración, ambos tienen 9 temas y se podría decir que también fueron editados en momentos clave en la historia de la banda, sentando las bases para iniciar una nueva etapa. “Communion” significó un punto de quiebre donde la banda regresó con todo y se centró en magnificar su propuesta y elevar el componente sinfónico al punto de volverse un factor preponderante en las composiciones, característica que se mantuvo en los lanzamientos posteriores, siendo “The Great Mass” (2011) su punto cúlmine (disco que obtuvo galardón entre mis Mejores Discos de 2011), con los posteriores “Titan” (2014) y “Codex Omega” (2017) calificando como hermosos y contundentes álbumes, pero que no estaban a su mismo nivel.

Teniendo en cuenta estos precedentes y la larga espera por material nuevo de una banda insignia del género (aunque en el medio también tuvimos el DVD/Blu-ray “Infernus Sinfonica MMXIX” (2020), una excelente muestra del poder de los griegos en vivo), había demasiada expectativa puesta para “Modern Primitive”, un disco que también llegó con numerosos atrasos debido a la pandemia, pero que finalmente se desencadenó entre nosotros con toda su furia. Mi primera impresión es que es un disco que nos deja con ganas de más, mucho más. Pero sabemos que también una duración acotada puede ser algo bueno si sus piezas se trabajan de manera adecuada, y en eso Septicflesh destaca, entregando un conjunto de canciones enfocadas, potentes y sin vueltas.

El arranque con “The Collector” abre el telón de manera contundente y bombástica, pero no se si es la canción correcta para iniciar el álbum ya que carece de factor de memorabilidad, algo que se traslada a las dos siguientes piezas “Hierophant” y “Self Eater”, dos números que tienen todos los ingredientes imponentes de Septicflesh: masividad, orquestaciones épicas y voces de ultratumba entrelazadas con momentos de introspección, pero que no dejan una huella suficientemente grande como para tacharlos de clásicos. Anteponiendo el medio-tiempo sinfónico por sobre el Death Metal desenfrenado, son canciones que se disfrutan más si bajas un poco las expectativas, pero que también te envuelven en ese manto de misticismo extremo y brutal que te deja allá arriba.

Los dos siguientes tracks finalmente nos devuelven al Septicflesh brillante e impoluto: el single “Neuromancer” arremete con una cadencia mid-tempo headbangeadora (sí, a veces invento palabras) y es imposible quedarse quieto. El clásico dueto vocal entre Spiros Antoniou y Sotiris Vayenas (una marca registrada) se hace presente en un épico estribillo mientras el resto de la banda arremete como una topadora sedienta de sangre y los arreglos orquestales nos transportan hacia un lugar majestuoso y a la vez infernal. “Coming Storm” es de esas canciones impredecibles donde esperar lo inesperado es el enfoque para escucharla. Con esa cadencia progresiva de ritmos entrecortados y muy cambiantes, la canción pasa de lo más brutal y agresivo a interludios de voces celestiales femeninas y enigmáticas, para nuevamente explotar en una catarata de pudrición y maldad. Tremenda montaña rusa de emociones.

El lado más cancionero aparece en el otro single “A Desert Throne”, donde la banda apuesta a la inmediatez y el estribillo pegadizo, sin dejar de lado la excentricidad y los arreglos épicos que siempre elevan la música al más allá. Puede ser un buen tema de presentación para quienes estén un poco escépticos de introducirse en la propuesta de Septicflesh. A partir de acá y hasta el final, el álbum baja un poco el nivel compositivo con algunas canciones que resultan agradables pero no rompen ningún esquema: “Modern Primitives” se queda a medio camino y no termina de explotar, mientras que “Psychohistory” apuesta más al lado Death Metal que al bombástico volviéndose el tema más corto, visceral y directo del disco. Y como una ráfaga ya llegamos al último track con “A Dreadful Muse”, y como era de esperarse la majestuosidad vuelve a hacerse presente con un climax enorme y emotivo, cerrando con broche de oro un álbum lleno de altibajos, que no empaña el enorme legado de Septicflesh, pero que podría haber sido mucho más de lo que terminó siendo.

El sentimiento general al escuchar “Modern Primitive” es un tanto agridulce (aunque el dulce le gana a lo agrio por lo menos), dado que si bien es un disco potente y con el ADN de Septicflesh esparcido por todas sus composiciones, se siente por momentos como un álbum incompleto y con notorios altibajos entre una canción y otra. La majestuosidad bombástica está más presente que nunca, dotando al álbum de una potencia épica indiscutida, condimentado con momentos extremos de Death Metal que también agradarán a los puristas del género, pero por otro lado una espera tan grande opacó el resultado final de un producto que resulta demasiado corto y ajustado, y que además trae algunos momentos poco inspirados. El sello de calidad de Septicflesh está garantizado sin dudas, pero debemos parar la oreja y atender las señales para que el futuro no se vuelva insípido.


  • Género: Symphonic Death Metal
  • Lanzamiento: 20 de Mayo, 2022
  • Sello: Nuclear Blast Records

“Modern Primitive” track-listing:

1 – The Collector
2 – Hierophant
3 – Self-Eater
4 – Neuromancer
5 – Coming Storm
6 – A Desert Throne
7 – Modern Primitives
8 – Psychohistory
9 – A Dreadful Muse

SEPTICFLESH - Modern Primitive

El sentimiento general al escuchar “Modern Primitive” es un tanto agridulce (aunque el dulce le gana a lo agrio por lo menos), dado que si bien es un disco potente y con el ADN de Septicflesh esparcido por todas sus composiciones, se siente por momentos como un álbum incompleto y con notorios altibajos entre una canción y otra. La majestuosidad bombástica está más presente que nunca, dotando al álbum de una potencia épica indiscutida, condimentado con momentos extremos de Death Metal que también agradarán a los puristas del género, pero por otro lado una espera tan grande opacó el resultado final de un producto que resulta demasiado corto y ajustado, y que además trae algunos momentos poco inspirados. El sello de calidad de Septicflesh está garantizado sin dudas, pero debemos parar la oreja y atender las señales para que el futuro no se vuelva insípido.
8.3

Producción

8.7/10

Composición

7.9/10

Replay Value

8.1/10

Valoración Personal

8.3/10

Pros

  • Producción bombástica llena de orquestaciones y momentos épicos.
  • ADN de Septicflesh intacto, perfecta mixtura de epicidad sinfónica y Death Metal furioso.
  • Algunas canciones se convertirán en futuros clásicos…

Cons

  • … mientras que otras pasarán a la irrelevancia y el temprano olvido.
  • Se termina demasiado pronto y aún así encontramos momentos poco inspirados.
  • Queda por debajo de sus otros trabajos editados en los últimos 15 años.

Alejandro Melgar

Absoluto entusiasta del Metal en casi todas sus variantes y sub-géneros. Melómano, coleccionista de discos y experto en armar documentos, listas y rankings. La estructura me garantiza paz y organización. Amo las series, películas y estoy muy arraigado en la cultura pop, además de disfrutar la naturaleza y el aire libre. Y a pesar de todo esto, soy muy sensible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.