EREB ALTOR 🇸🇪 – Vargtimman (Album Review)

Por Michael Prado

Me acuerdo que en una web muy concurrida de habla inglesa leí hace varios años un artículo donde definían al Viking Metal como “un género con fecha de caducidad”, debido a que su temática podría llegar a tornarse repetitiva.  Pues bien, han pasado años y todavía siguen saliendo álbumes que son grabados en este estilo musical, logrando resultados de buen gusto y calidad.  Hoy comentaremos uno de esos que ha llegado a nuestras manos.

En la tierra donde precisamente nació este subgénero del metal y su temática, o sea la tierra de la hermosa bandera cruzada celeste y amarilla, Suecia, surge en el año 2003 una agrupación que pretendía hacer música que siguiera ese legado que dejó el mítico Thomas Börje Forsberg, más conocido como Quorthon, quien lamentablemente moriría un año más tarde.  Dicha banda lleva el nombre de Ereb Altor, que en sueco significa “altar erigido”, y es también el nombre de una expansión creada para un juego de rol de mesa sueco conocido como “Drakar ach Demoner” (“Dragones y Demonios”, que sí, sería una variante más del popular “Dungeons & Dragons”).

Jonas “Tord” Lindström (batería), Crister “Mats” Olsson (voz limpia, batería, bajo, guitarras y teclados) Kristofer “Mikael” Elemyr (bajo) y Daniel “Ragnar” Bryntse (voz gutural, teclados, batería, bajo y guitarra)

Contrario a lo que pensaría el autor del artículo que me referí en el primer párrafo, este grupo se ha mantenido muy activo durante estos años, más precisamente desde la aparición de su primer álbum “By Honour” (2003), y han conseguido un promedio de álbum nuevo cada 2 años, llegando así este 2022 a traernos su novena placa discográfica, que le han dado el nombre de “VARGTIMMAN” (traducido a nuestro idioma es “La Hora del Lobo”).  Pasaremos a desgranar canción por canción lo que nos traen estos suecos.

Desde el mero inicio de “I Have The Sky” ya se siente esa atmósfera épica que uno espera de agrupaciones en este estilo, y si a eso le sumamos el emotivo canto del señor Crister “Mats” Olsson, tenemos un número con toda la esencia creada en esas tierras nórdicas, con una letra además que nos reta a no bajar la guardia.  Brillante también el interludio musical, donde el bajo tiene algo qué decir en manos de Kristofer “Mikael” Elemyr, antes de que llegue el solo de guitarra que también nos regalará el buen “Mats”, que no es un derroche de notas, pero las sabe entrejuntar para hacer un compendio melódico muy acertado como invitándonos a tomar el hacha y lanzarnos a la aventura.

La esencia musical se encrudece al llegar la canción “Vargtimman”, donde ahora los guturales de Daniel “Ragnar” Bryntse harán acto de aparición, sin que abandone tampoco sus partes de canto limpio “Mats”.  La letra (escrita en sueco) es realmente preciosa y nos describe una historia melancólica de aquel que siente cerca su hora tras el paso implacable del tiempo.  Una pequeña especie de “rezo” ocurre antes de que la música explote nuevamente en un solo de guitarra con el coro de voces unido a él.

Un disco de Viking Metal no es disco de Viking Metal si no apela directamente a la tan popular mitología nórdica, y la canción “Fenris” nos trae un número donde el protagonista es precisamente Fenrir, el lobo hijo de Loki que al llegar el fin del mundo (“Ragnarök” en las creencias de estas tierras míticas) devorará a Odín, para posteriormente ser aniquilado por Víðarr, hijo del principal dios nórdico.  La canción baja la intensidad con respecto a su antecesora, sin que ello demerite en el sentimiento, mismo que está en cada verso de la canción, cantado en la lengua natal de estos músicos.  La influencia del folklore escandinavo está a flor de piel en el solo de guitarra que conjura “Mats” de sus 6 cuerdas.

Sí, podrán pasar los años y, por sorprendente que parezca, el caudal lírico de la mitología nórdica sigue siendo tierra de cultivo para que salgan piezas tan potentes y maravillosas como “Rise Of The Destroyer”, que apela a la influencia del Speed Metal en su estructura, poniendo a prueba la habilidad tras los parches de Jonas “Tord” Lindström, quien en esta canción deja claro su gran nivel, que hace gran sintonía con esos riffs de guitarra tan heavys.  ¡A agitar la melena todos en esta batalla final!

Más épica en su estructura aparece repentinamente “Alvablot”, que es el nombre de un sacrificio hecho a los elfos al aproximarse el final del otoño.  Los vientos nórdicos y el crepitar del fuego son casi perceptibles gracias a la magna composición musical y la letra de la canción en la voz de “Mats”, mismo que nuevamente nos demuestra que no es necesario tocar como desquiciado la guitarra para crear melodías memorables como la de su solo de guitarra en esta pieza.

En el tracklist de esta canción la sexta lleva el nombre de “Den Dighra Döden” (que, contrario a lo que algunos pudieran pensar, no tiene relación alguna con el meme de Bob Esponja sobre el navegante Leif Eriksson y su “Hinga Dinga Durden”, sino que esta frase que intitula la canción significa “La Gran Muerte”).  En esta pieza por fin tenemos presentes sonidos de la naturaleza en su inicio (uno de los tropos indispensables dentro de lo que es la música metal con influencias Folk).  Debido al tópico de la pieza, lo más lógico es pensar que será más oscura, algo que se percibe en el sonido de teclados (de los que “Mats” se encarga con sutileza magistral) y que acompaña acordemente la voz de “Ragnar” con sus guturales.  De muchas maneras ha sido vista en el mundo del arte esa estación final de la vida, pero me encantó cómo la letra de esta canción la ha descrito (con todo y que está entonada en sueco -Dios bendiga al traductor de Google, jejeje-).  Podríamos decir que es la pieza más cercana en sentimiento y estructura al Black Metal (aún sin recurrir a los blast beat tan habituales en ese subgénero tenebroso del metal).

Por lo visto esta es la sección más siniestra del disco, porque la siguiente canción tampoco tiene un nombre que evoque alegría ni mucho menos, pues se llama “Ner i mörkret” (que traducido a nuestra lengua es “Abajo En La Oscuridad”).  Tras de eso el goteo de notas en la guitarra de “Mats” es como musicalizando la inevitable caída a un vacío carente de luz, como el que en esta letra se describe en el sentir de un padre pagano que ha descubierto la dolorosa noticia para él de que su hijo ha sido convertido al cristianismo (tema que en el Viking Metal no es raro ver como lo peor que podría ocurrirle a un vikingo hecho y derecho).  Los tamborazos más agresivos de “Tord” surgen en los momentos más emotivos de la pieza como truenos de ira por parte de Thor, dándole un gran agregado a la canción.

El álbum concluye con una pieza de esencia mayoritariamente instrumental, bajo el nombre de “Heimdals Horn”, que hace referencia al dios hijo de Odín que es guardián de Asgard y Bifrost.  Como agregado maravilloso la pieza tiene el sonido de un cuerno, como si fuera dicho dios el que hiciera retumbar a Gjallarhorn, su confiable cuerno regalado por su padre para anunciar el combate entre dioses y gigantes previo a Ragnarök.  Las únicas líricas en esta pieza son las siguientes:

“Hear the sound of Heimdal’s Horn

Chaos is coming for us all”

Pues sí, cuando se tiene ingenio para hacer música con sentimiento y pasión, da igual lo que se diga de determinado subgénero musical, aún podrá sacarse algo digno de esa vertiente y crear un álbum tan disfrutable como el que nos ha traído en esta oportunidad Ereb Altor, mismo que trae una variedad muy rica en cuanto a ritmos y epicidad (con todo y que la temática podría ya cansar a más de uno).  Los que aman el legado de Quorthon pueden estar tranquilos, que la fuente sigue activa como para que las bandas que beben de él nos sigan brindando arte de mucha calidad, que nos lleva en un viaje al cerrar los ojos y dejarnos llevar por las notas musicales hasta esa época donde los originarios de esos terruños eternamente albinos de nieve rendían pleitesía a esas deidades que se han vuelto tan populares para los entusiastas del cine y demás medios de entretenimiento.


Sello: Hammerheart Records
Lanzamiento: 14 de Enero, 2022
Género: Viking Metal

EREB ALTOR - Vargtimman

Contrario a lo que uno que otro podría imaginarse, todavía hay madera de dónde sacar buena música en el Viking Metal, prueba de ello es el 9º álbum de Ereb Altor que ha salido recientemente, y el cual nos trae música muy épica y vibrante, que nos transporta de inmediato a escenas tan heroicas y trágicas de la siempre apasionante mitología escandinava. No digas más y toma tu hacha, casco y remos, para zarpar en búsqueda de aventuras en los confines del mundo, donde historias de dioses y un fin del mundo por demás abrumador nos aguardan.
8.5

Producción

8.8/10

Composición

8.2/10

Replay Value

8.5/10

Valoración Personal

8.6/10

Michael Prado

De Costa Rica para el mundo. Fan de la música DE VERDAD, hecha con sentimiento y verdadero amor al arte, sin importar el género, aunque debo admitir que doy amplia preferencia a lo que ha sido creado en Metal, Rock, música Celta, Clásica, soundtracks de Videojuegos, Electrónica y demás. Un abrazo y bendiciones para tod@s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.