AD INFINITUM – Chapter II: Legacy (Album Review)

Por Alejandro Melgar

Por fortuna y por desgracia, el mundo del Metal está saturadísimo de propuestas. Es la mejor época para conocer artistas con un sinfín bandas debutando prácticamente a diario y una avalancha de lanzamientos discográficos que nosotros, como reviewers, no podemos abarcar en su totalidad. También le pasa eso a los fans, dada la cantidad inimaginable de música nueva siendo editada, es normal que el tiempo dedicado a escuchar un disco completo sea cuidadosamente seleccionado. Esa es la gran maldición de esta época de sobresaturación: hay tanto, y tan fácilmente consumible, que parece que no hubiese nada.

¿A qué vamos con esta intro? A que hoy en día resulta una tarea titánica venir con una propuesta que realmente destaque dentro de este mundo musical alborotado. Y si vamos al ámbito del Symphonic Metal, donde muchos dirán que ya no hay nada que pueda sacudirlo y que su cuarto de hora pasó hace rato, la tarea se hace más difícil todavía. Entra Ad Infinitum a probarnos lo contrario, debutando de manera impecable con su primer placa “Chapter I: Monarchy” en un 2020 que los vio nacer y avanzar a pasos agigantados, en gran parte por el talento y carisma de su vocalista Melissa Bonny (quien luego de su partida de Rage of Light y arrancar Ad Inifinitum, comenzó a ser solicitada en infinidad de bandas y propuestas).

Tras un más que exitoso lanzamiento de un álbum que no rompió esquemas pero destacó a base de composiciones sólidas, performances increíbles y gancho a raudales, la banda explotó dentro de lo que podría llamarse el “under mainstream” (obtuvo el puesto #43 en nuestros Mejores Discos de 2020, y la canción “See You In Hell” apareció dentro de nuestras Mejores 30 Canciones de 2020). Su presentación oficial dentro del circuito de shows via streaming del año pasado también le valió un galardón dentro de lo más destacado del año. Así y todo, el escenario era perfecto para que la banda siga por este camino de evolución y crecimiento, pero también, y teniendo en cuenta el mismo paradigma de don y maldición que planteamos al principio, el listón estaba muy alto y la presión era mucha para la edición de un sucesor que estuviera a la altura.

Apenas un año y medio después, aquí estamos con “Chapter II: Legacy”, la segunda parte de una saga que pretende seguir creciendo y que nos tiene a todos enganchadísimos. ¿Estamos ante un disco que nos impacta y nos deslumbra como su predecesor? Respuesta corta: No. Pero te recomiendo seguir leyendo para una explicación más detallada, ya que no todo es blanco o negro.

Si nos guiamos por los singles que fueron liberados antes del lanzamiento del álbum, pintaba que se venía todo un auténtico discazo. “Unstopabble” es el sencillo perfecto que se te pega a la primera escucha, la banda prendida fuego, un estribillo increíble, un videoclip de acompañamiento que le hace mucha justicia y una Melissa espléndida en todo sentido. “Afterlife” fue una balada increíble y poderosa que siguió la tendencia y dejó las expectativas altas, la incorporación de Nils Molin (Amaranthe, Dynazty) como artista invitado creó el dueto vocal perfecto para una canción sublime. Otros momentos altos del disco incluyen “Your Enemy”, un absoluto highlight, fresca, moderna y alternativa, un showcase de habilidades vocales que incluye un breakdown demoledor donde Melissa utiliza sus guturales para “rapear” con mucho gancho, uno de los temás con más punch. “Into the Night” es de las canciones más rápidas y pesadas del álbum, muy energética y breve pero efectiva.

Y en lo que respecta a grandes canciones, paremos de contar. Hay otros momentos destacados pero como parte de algunos temas; “Animals” contiene versos poco destacables pero se salva por un estribillo de corte Pop Disney que representa una explosión sonora y poderío vocal; “My Justice, Your Pain” muestra un interesante experimento uplifting y hasta un tanto bailable, con un estribillo mesmerizador que muestra la faceta de Rock Alternativo de la banda, pero desafortunadamente se hace repetitiva rápidamente; el cierre del álbum con “Haunted” y “Lullaby” presenta buenas ideas en canciones potentes pero olvidables, en un plano en el que el álbum ya se vuelve un poco tedioso.

El resto de las canciones no aportan demasiado al panorama: “Reinvented” es ganchera pero representa una forma floja de abrir el álbum; “Inferno” proporciona un medio tiempo con buen punch pero se torna poco memorable, salvo por un exquisito solo de guitarra a cargo de Adrian Thessenvitz; el arranque de “Breathe” se parece demasiado al hitazo “See You in Hell”, perdiendo el factor sorpresa, y “Son of Wallachia” es una balada predecible que caería en la intrascendencia de no ser por la espectacular voz de Melissa, una constante que rescata esta colección de canciones del vacío discográfico.

Y allí se nos fue “Chapter II: Legacy”, un disco que no nos va a deslumbrar, pero tampoco nos va a desagradar, ciertamente queda varios peldaños por debajo de su impecable predecesor, y representa un paso tembloroso en el constante avance de Ad Infinitum. Un álbum lleno de canciones breves y directas (todas están entre los 3 y 4 minutos de duración), impecablemente producido y con una performance vocal de Melissa Bonny que se roba todos los oídos, claramente esta banda es su vehículo de espíritu y el potencial está ahí para que esto siga despegando. Las miradas estarán puestas en un futuro tercer capítulo, que definirá finalmente si la banda sigue evolucionando al infinito en pos de su legado, o se desvanece en un mar de miles de propuestas similares. Por lo pronto, desenchufen un poco su cerebro y disfruten, se lo merecen.


Sello: Napalm Records
Lanzamiento: 29 de Octubre, 2021
Género: Symphonic Metal, Alternative Metal

“Chapter II: Legacy” track-listing:

1. Reinvented
2. Unstoppable
3. Inferno
4. Your Enemy
5. Afterlife (feat. Nils Molin)
6. Breathe
7. Animals
8. Into the Night
9. Son Of Wallachia
10. My Justice, Your Pain
11. Haunted
12. Lullaby

Puedes chequear también la reseña en formato audio aquí:

AD INFINITUM - Chapter II: Legacy

“Chapter II: Legacy” es un disco que no nos va a deslumbrar, pero tampoco nos va a desagradar, ciertamente queda varios peldaños por debajo de su impecable predecesor, y representa un paso tembloroso en el constante avance de Ad Infinitum. Un álbum lleno de canciones breves y directas, impecablemente producido y con una performance vocal de Melissa Bonny que se roba todos los oídos, claramente esta banda es su vehículo de espíritu y el potencial está ahí para que esto siga despegando. Las miradas estarán puestas en un futuro tercer capítulo, que definirá finalmente si la banda sigue evolucionando al infinito en pos de su legado, o se desvanece en un mar de miles de propuestas similares.
8

Producción

8.5/10

Composición

7.7/10

Replay Value

7.8/10

Valoración Personal

7.9/10

Alejandro Melgar

Absoluto entusiasta del Metal en casi todas sus variantes y sub-géneros. Melómano, coleccionista de discos y experto en armar documentos, listas y rankings. La estructura me garantiza paz y organización. Amo las series, películas y estoy muy arraigado en la cultura pop, además de disfrutar la naturaleza y el aire libre. Y a pesar de todo esto, soy muy sensible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.