SLIPKNOT – The End, So Far (Album Review)

 

  • 🎸 Nü Metal / Modern Metal
  • 🌎 Estados Unidos
  • 📆 30 de Septiembre, 2022
  • 💿 Roadrunner Records

Tracklist:

  1. Adderral
  2. The Dying Song (Time To Sing)
  3. The Chapeltown Rag
  4. Yen
  5. Hivemind
  6. Warranty
  7. Medicine For The Dead
  8. Acidic
  9. Heirloom
  10. H377
  11. De Sade
  12. Finale

Por Josias

Por mucho que Slipknot haya sido una criatura en constante evolución, siempre ha habido una previsibilidad en sus álbumes, tejiendo una linea personal de facil reconocimiento, no solo por el fan metalero, sino por el publico en general. Así se convirtieron en una banda que ha escrito algunos de los éxitos más infalibles de los últimos veinte años, desde “Wait and Bleed” hasta “Unsainted”  que los ayudó a pasar de ser una novedad extraña y violenta a uno de los actos más importantes de la historia del metal y del rock. 

Slipknot hizo de todo, desde canciones pesadas con malas palabras en abundancia, hasta pistas más melódicas e intimas y anecdóticas; quienes desde el Vol 3 en adelante incluyeron el uso de guitarras acústicas transformandose en goliats pesados ​​​​de tempo lento por un tiempo.

Su último trabajo “We Are Not Your Kind” marcó una salida para la banda, donde hubieron varios éxitos, y se enhebró a través de un enfoque mas pesado sin perder su lado melódico, esto gracias a los teclados de Craig que fueron más prominentes que las guitarras en varias canciones. Personalmente, me pareció una experiencia gratificante pero densa, en cierto modo, era exactamente el tipo de álbum que siempre había querido de Slipknot en términos de un sonido dramático y teatral. Con la noticia de un nuevo álbum siguiendo rápidamente el lanzamiento de “We Are Not Your Kind”, el apocalíptico titulado “The End, So Far” , podría haber continuado el viaje de ese álbum hacia una atmósfera más progresiva. Pero diablos no, ¡no para los nueve! pues este representa algo así como un retroceso a su estilo embrionario, una devolución tal vez, pero bienvenida como Slipknot .  

“Adderall” es un cambio inmediato para la banda, al menos en términos de secuencia, son casi 6 minutos y está muy lejos de las ruidosas pistas de introducción de su debut e “IOWA” , pero también es más una canción completa que “Execute 3.0” de “Vol 3”. Es lento, con una sección coral inquietante, piano repetitivo y guitarras realmente disonantes. Es magnífico, pero tampoco es la plataforma de lanzamiento que uno espera de un álbum de Slipknot .

Mucho más esperado es el primer sencillo “The Dying Song (Time to Sing)”, el cual es un himno clásico de Slipknot . Le sigue inmediatamente el sencillo de 2021 “The Chapeltown Rag “, cuya introducción recuerda a “Eyeless” con el rascado de Sid Wilson que conduce a un combo de percusión y riff contundente. Corey Taylor apunta a los medios de comunicación falsos y a los trolls en línea, con su característico veneno y una pronunciación enfermiza y gutural. Sus limpios en el estribillo suenan muy bien y el puente es en realidad un pequeño y agradable rap, puntuado por gritos. El desglose final es enorme de una manera que solo un monstruo de nueve cabezas puede manejar. 

Si ya has echado un vistazo a “Yen”entonces probablemente estés a medio camino de decidir qué piensas de “The End, So Far” . Al igual que “Snuff'” es una grabación lenta y melódica que despega en el estribillo. Aqui se escucha a Corey Taylor en su mejor momento, con una gama completa que va desde el estilo country hasta su enorme gancho de dos pistas limpio/grito. Las secciones instrumentales tienen a los guitarristas Jim Root/Mick Thompson poniendo su ritmo pesado y con Sid añadiendo scratches bien pensados. Si no fuera por Jay Weinberg pateando sus bombos dobles, casi se inclinaría hacia territorio grunge. 

Hablando del Sr. Weinberg, el tipo recibe su cuota en este caso, tan solo echa un vistazo a su actuación en “Hivemind” , en la que logra destrozar todo lo relacionado con su equipo en una rápida sucesión. La canción comienza con una muestra de carnaval que se acelera hasta el punto de chillar antes de que caiga el riff. Es un ataque rotundo con los familiares barriles de cerveza aplastados por Clown y Tortilla Man . Otro gancho genial, uno que es fácil de cantar después de un par de escuchas. 

Hay más brutalidad y voces de pandillas en “Warranty”, lo cual es divertido pero probablemente la primera canción que no me agrado bastante, ya que el mismo es muy pesado, sin duda, y los efectos realmente están geniales en él, solo que es el tipo de canción que Slipknot podría hacer mientras duerme. Hay un desglose de percusión bastante genial, con un coro femenino, pero pronto se ahoga en lo conformista. “Medicine for the Dead” tiene una intro prolongada que recuerda a “Vermillion”, antes de estallar en el gruñido de garganta llena de Corey y algunos riffs pesados ​​​​afinados. Es la canción más lenta tradicional de mitad de álbum y musicalmente está sucediendo mucho, con los nueve miembros introduciendo sus cosas en diferentes capas. A este tema le daría puntos de bonificación por el excelente uso del sintetizador. Una de las pocas cosas que puedo criticar a este albúm, es que no hay suficiente de esta rareza en general.

El gran avance es el impresionante “Acidic”, donde encontramos a Corey cantando blues acompañado del bajo de V-Man y un montón de percusión detrás de ellos. Los versos son un poco Stone Temple Pilots -Slash- Faith No More, donde el coro es fuerte, disonante y completamente caótico. Root y Thompson consiguen hacer algo más que un riff fuerte y realmente capturan la vibra de un bar vacío. En un álbum con muchas cosas pesadas, que esta canción se mantenga sola con una vibra diferente es una gran señal de que Slipknot todavía tiene algo de innovación bajo la manga. De hecho, allana el camino para que “Heirloom” sea ese himno melódico tradicional, otra composición bastante estándar para la banda, pero realmente han clavado la secuencia aquí con pistas que contrastan con las anteriores y posteriores para que cada una tenga su espacio.

“H377” recupera la pesadez nuevamente con un gruñido/rap abrasador y una dura serie de riffs que golpean y solean en igual medida. Simplemente la rompe, y bien podría ser una de esas canciones que se convierte en una de las favoritas en vivo. V-Man consigue una buena actuación en “De Sade” otro tema de mal humor que en realidad tiene un poco de esa sensación progresiva en la introducción antes de que comience el ritmo, entrando en un aire proximo al Doom Metal con Corey cantando a tope. Es una melodía lista para la arena que cobrará vida con una gran plataforma de iluminación. Sin embargo, sube de nivel con algunos riffs brutales antes de los solos de guitarra, con Sid rascando junto a Root y Thompson, demuestran ser un trío bastante bueno que solo Slipknot cuenta a estas álturas.

“Finale” continúa la incursión de la segunda mitad del álbum en canciones sombrías como una balada de piano y cuerdas. Captura con éxito la vibra dramática de su álbum anterior con capas de voces, percusión y otros sonidos extraños dando el final del álbum.

Slipknot llegó a un momento dónde no tiene que demostrar nada a nadie, pues ya tiene un estatus en el mundo musical, y un disco nuevo siempre será bien recibido, el cuál se merece escalar entre los mejores de su discografía. Además que nos encontramos en una época donde la banda, tal como está construida actualmente, están mas unidos que nunca y las canciones tienen espacio para que todos muestren sus considerables habilidades.

A pesar del curioso título, no creo que “The End, So Far” sea algun tipo de anuncio apocaliptico, ya sea con la banda o con sus composiciones, pero hay suficientes momentos interesantes e inspiradores para que los Maggots inviertan de sus dotes en un próximo álbum. Esta es una banda que permanece completamente cargada y comprometida con la entrega y la expansión de sí mismos y de su audiencia.

Corey Taylor – voz principal y coros
Mick Thomson – guitarras
Jim Root – guitarras
Shawn “Clown” Crahan – percusión personalizada, coros
Michael Pfaff – percusión y coros
Sid Wilson – tocadiscos, teclados
Craig “133” Jones – muestras, medios, teclados
Alessandro “V-Man” Venturella – bajo, piano
Jay Weinberg – batería, percusión


SLIPKNOT - The End, So Far

Slipknot llegó a un momento dónde no tiene que demostrar nada a nadie, pues ya tiene un estatus en el mundo musical, y un disco nuevo siempre será bien recibido, el cual se merece escalar entre los mejores de su discografía. Además que nos encontramos en una época donde la banda, tal como está construida actualmente, es muy unida y las canciones tienen espacio para que todos muestren sus considerables habilidades. A pesar del curioso título, no creo que “The End, So Far” sea algún tipo de anuncio apocalíptico, ya sea con la banda o con sus composiciones, pero hay suficientes momentos interesantes e inspiradores para que los Maggots inviertan de sus dotes en un próximo álbum. Esta es una banda que permanece completamente cargada y comprometida con la entrega y la expansión de sí mismos y de su audiencia.
8.6

Producción

9.0/10

Composición

8.6/10

Replay Value

8.4/10

Valoración Personal

8.5/10

Pros

  • Slipknot esta en un momento, donde no tiene que demostrar nada a nadie, y este disco lo certifica.
  • "The End, So Far" es un disco contundente, que regresa a su sonido embrionario.

Cons

  • Algunos temas suenan repetitivos.
  • Tienes que combatir con tus sentimientos de True para disfrutar este disco.

Josias

Soy un Boliviano que reside en Argentina. Médico de profesión, pero entusiasta y devorador de discos por las noches. Mi consigna es dar a conocer los proyectos bolivianos y latinoamericanos al mundo. Además que me gusta armar especiales para la página.

3 comentarios en «SLIPKNOT – The End, So Far (Album Review)»

  • el octubre 3, 2022 a las 11:59 am
    Enlace permanente

    Producción

    0

    Composición

    8

    Replay Value

    2.5

    Valoración Personal

    8

    Muy de acuerdo con tu RESEÑA.

    Me encanta el comentario de luchar con nuestro lado TRUE para poder disfrutar del álbum y realmente es así. Hay discos que te sacan de tu zona de confort y por más que los escuches sabes que no hay por donde cogerlos, sin embargo, este disco, cuanto más los exploras más rico en matices se vuelve.

    Corey lo dijo hace un tiempo: “Metallica me dio una lección con Nothing Else Martes. Odié esa canción la primera vez que la escuché. Me sentí traicionado, pero con el tiempo aprendí que lo que trataron de hacer era lo que sentían y que hay que sacudir a los fans para sacarles de la zona de confort…” .

    Al principio, cuando enfrenté el disco me quedé descolocado con “Adderral”. Sin embargo, ahora es una canción que puedo y me gusta escuchar en bucle mientras medito. Me ayuda a pensar y estimula mi creatividad. Es algo que llevaba tiempo deseando de los de Iowa, un tema que me recuerda en ocasiones a Pink Floyd en “The Dark Side of The Moon” y eso es un regalazo.

    En cuanto a las canciones agresivas, espero para el futuro más temas como “The Chapelton Rag” y menos “Warrarty”. TCR es una bomba que saca la bestia que llevamos dentro y que te hace sentir extremadamente poderoso.

    Quisiera detenerme en “Medicine of the Dead” que sigue la estela de “Not long for this world” del disco anterior y no puedo estar más contento. Adoro esa faceta de Slipknot en la que han sabido combinar agresividad, melodía y atmósfera manteniendo su toque.

    Si echo de menos cortes vertiginosos como “Solway firth”. Y me sobra el tono Stone Sour de “Heirloom”, que instrumentalmente es una delicia pero Corey ese día creyó estar con Stone Sour y eso no es bueno, en mi opinión. Una cosa es combinar elementos y otra es convertirte en un grupo de versiones de tu grupo alterno. Adoro Stone Sour, pero no gracias, esto es Slipknot.

    Como decía antes, estimular y sacudir al fan. “Acidic” se encarga de ello con mucho tino. Creo que no llega al nivel de “Spider” del disco anterior, pero es muy disfrutable. Tiene momentos muy “Goodbye” del Chapter Gray y muy “Liar’s” del disco anterior.

    Los tres últimos temas del álbum son una delicia. Raras veces me gusta que cierren con un tema “tranquilo”, pero como pasan de la brutalidad de “H377” a “Finale” con ese descenso a la locura que es “De Sade” me parece brillante. Creo que es un cierre estupendo para este final de etapa. Ahora toca seguir disfrutando de esta maravilla de disco y esperar a lo que se venga.

    Slipknot, pese a quien le pese, siguen dando guerra y reinventándose incluso cuando vuelve a los orígenes.
    Para mi este disco representa un gran equilibrio entre caos y armonía. Y en la personal, es lo que necesitaba de mi grupo favorito.

    Por cierto, si sirve de algo, yo he modificado un poco el playlist. Con este sutil cambio el disco se escucha más dinámico y entra mejor:

    1. Adderral
    2. The Dying Sing
    3. The Chapelton Rag
    4. Hive Mind
    5. Yen
    6. Warrarty
    7. Medicine of the Dead
    8. Acidic
    9. Heirloom (opcional, yo lo he quitado en mi playlist)
    10. H377
    11. De Sade
    12. Finale

    Respuesta
    • el octubre 4, 2022 a las 11:33 am
      Enlace permanente

      Muchas gracias por la extensa respuesta… Muy buena reseña la tuya

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.