Live Review: MARKY RAMONE en Montevideo, Uruguay (La Trastienda,13 de Marzo de 2022)

Reseña y fotos por Alejandro Melgar

Arranco esta reseña de una forma un tanto polémica: no soy muy asiduo ni seguidor del Punk y los Ramones nunca fue una banda que me llamara la atención. Obviamente respeto enormemente su legado y sus composiciones fueron un aporte fundamental a la música, influyentes en varias generaciones de rockers. Este fue uno de los puntos por los cuales decidí asistir a una nueva presentación de Marky Ramone en nuestro país (un visitante frecuente si tenemos en cuenta su historial de presentaciones, casi 10 en los últimos 15 años). Sin dudas poder ver en vivo y a pocos metros a uno de los pocos sobrevivientes de los Ramones no es algo menor, por lo que estaba dispuesto a disfrutar de una noche especial a puro Punk Rock. También ayudó el hecho de que sería mi primer show internacional post-pandemia, por lo que había mucha ansiedad acumulada.

Si bien se puede argumentar que Marky no es un miembro original de los Ramones, si es verdad que estuvo en la banda en la mayoría de su existencia (desde 1978 hasta su disolución en 1996), participando en 11 de los 14 discos de estudio. Con el resto de los integrantes fallecidos hace ya muchos años, la banda que acompaña al baterista en esta gira (denominada Marky Ramone’s Blitzkrieg) tiene en sus filas al vocalista vasco Iñaki “Pela” Urbizu, el guitarrista Marcelo Gallo y el bajista Martín Sauan, proporcionando una base sólida para dar vida a todos los clásicos que sonaron esa noche del 13 de Marzo en La Trastienda, uno de los escenarios de mediano porte más prolijos y profesionales de la ciudad de Montevideo, mismo recinto donde Marky ya se ha presentado en reiteradas ocasiones con anterioridad.

Y si vamos a los aspectos técnicos y de locación, el marco no podría haber sido mejor. Una Trastienda que si bien no estaba explotando de gente, se encontraba con un buen número de concurrentes sendientos de Punk (previo a un polémico control donde sólo podían ingresar personas con esquema de vacunación Covid completo). La producción ayudó mucho cumpliendo en tiempo y forma con los requisitos, sumado a un sonido que dejó disfrutar esta gran cantidad de clásicos de la mejor manera. Y cuando decimos gran cantidad, es realmente eso: el show contó con más de 30 canciones del repertorio clásico de los Ramones, junto con varios covers versionados como solo ellos supieron hacer. Pero a no confundirse: 30 temas de los Ramones pasan en un flash, y por eso es que el show duró apenas 1 hora y 15 minutos, con prácticamente nula interacción con el público y las canciones que se sucedían como ráfaga enganchadas unas con otras como si se tratase de un enorme medley de hitazos atemporales.

Claro que allí pasaron joyas como “Sheena Is A Punk Rocker”, “Teenage Lobotomy”, “Beat on the Brat”, “Rock ‘n’ Roll High School”, “I Believe in Miracles”, “Pet Sematary”, “I Wanna Be Sedated”, “Blitzkrieg Bop” y me quedo muy corto, sumados a otros covers que popularizó el cuarteto como “Surfin’ Bird” de The Trashmen, “Needles and Pins” de Jackie DeShannon, “R.A.M.O.N.E.S.” de Motörhead, “What A Wonderful World” de Louis Armstrong, y hasta la versión del Feliz Cumpleaños que le cantaron los Ramones a Charles Montgomery Burns en ese recordado episodio de la temporada 5 de Los Simpson en 1993 (donde incluso Marky entonó sus propias palabras del capítulo “Hey, I think they liked us!”. ¡Momento épico!).

La banda y el sonido acompañaron tremendamente, mucha actitud, rebeldía y destreza. Sabemos que no son temas complejos ni que necesiten demasiada virtud técnica, pero funcionan de maravilla para encender a las masas, que además pudimos disfrutar un show como los de antes, sin protocolos ni restricciones y con un pogo constante y efervescente (aunque nunca faltan los idiotas que arrojan vasos u otros objetos al escenario, o incluso se suben a él entorpeciendo la performance). Marky Ramone un relojito tras los parches, no nos olvidemos que estamos hablando de un señor que está con un paso dentro de los 70 años, y permanecer detrás de la batería todo este tiempo ejecutando temas rápidos y vertiginosos no es tarea fácil. Todo esto hizo que el show se sintiera completo, breve pero totalmente enérgico y vibrante, justo como estábamos necesitando.

Fui a este show bastante escéptico y sin esperar nada, pero Marky Ramone y los suyos dieron tremenda cátedra de Punk Rock e hicieron vibrar a un público que lo dio todo en la cancha. Corto pero totalmente contundente y sin respiro, el recital entretuvo con creces y nos dibujó varias sonrisas en el rostro. Aplausos por la perseverancia y por mantener viva la llama de una banda con un inmenso legado que sigue tocando en el corazón hasta el día de hoy a varias generaciones. Me fui contento, satisfecho y cubierto de sudor y cerveza ajena. Nada mal para alguien que no sigue de cerca al Punk, pero que por esta noche fue un ramonero más.

Live: MARKY RAMONE en La Trastienda, Montevideo

Marky Ramone y los suyos dieron tremenda cátedra de Punk Rock e hicieron vibrar a un público que lo dio todo en la cancha. Corto pero totalmente contundente y sin respiro, el recital entretuvo con creces y nos dibujó varias sonrisas en el rostro. Aplausos por la perseverancia y por mantener viva la llama de una banda con un inmenso legado que sigue tocando en el corazón hasta el día de hoy a varias generaciones.
7.8

Sonido

8.0/10

Setlist

8.5/10

Disposición del Artista

7.3/10

Valoración Personal

7.5/10

Alejandro Melgar

Absoluto entusiasta del Metal en casi todas sus variantes y sub-géneros. Melómano, coleccionista de discos y experto en armar documentos, listas y rankings. La estructura me garantiza paz y organización. Amo las series, películas y estoy muy arraigado en la cultura pop, además de disfrutar la naturaleza y el aire libre. Y a pesar de todo esto, soy muy sensible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.