RIVERSIDE – ID.Entity (Album Review)

  • 🎸 Progressive Rock
  • 🌎 Polonia
  • 📆 20 de Enero, 2023
  • 💿 InsideOut Music

1. Friend or Foe? (07:29)
2. Landmine Blast (04:50)
3. Big Tech Brother (07:24)
4. Post-Truth (05:37)
5. The Place Where I Belong (13:16)
6. I’m Done With You (05:52)
7. Self-Aware (8:43)


Por Alejandro Melgar

Pocas cosas me generan más regocijo y ansiedad como la primera escucha de un disco que estoy esperando hace mucho tiempo. Esa sensación increíble que trae muchas interrogantes que se van disipando a medida que avanzan los tracks y el contador de tiempo: ¿con qué saldrán ahora? ¿cumplirán las expectativas? ¿cambiarán de rumbo? ¿se superarán a sí mismos? Tal vez el hecho de lanzar varios singles previos quita una parte de ese misterio pero nada se compara a la sensación de escuchar el producto completo y en orden por primera vez. Y si esa primera vez se transforma en segunda, tercera, quinta o décima, sabemos que la cosa va por buen camino.

Todo esto definitivamente me pasó y me pasa con “ID.Entity”, la flamante placa de los polacos Riverside, que regresan al ruedo luego de cinco años de silencio desde su anterior y muy recomendable “Wasteland” (estuvo entre mis elegidos como Mejores Discos de 2018). Bueno, tampoco podríamos llamarle “silencio” per se a estos últimos años: en 2020 se estrenó un nuevo disco en vivo “Wasteland Tour 2018-2020” y en 2021 salió el primer compilado oficial con “Riverside 20 – The Shorts & The Longs” conmemorando los 20 años de la banda y un buen punto de acercamiento para los que estén ajenos a su propuesta. Una propuesta que se rige dentro de los parámetros del Rock Progresivo más melódico, introspectivo y desnudo, pero que también tiene sus momentos de pesadez y agresión, generando una simbiosis sonora totalmente cautivante que logró posicionar a la banda como uno de los pilares modernos del género progresivo en su totalidad.

“ID.Entity” se trata de un álbum conceptual basado en el rol que uno juega en una modernidad dominada por las corporaciones, las divisiones sociales, la falta de confianza y la incertidumbre. Todo ello hace que la identidad de uno se vaya perdiendo hasta convertirnos en una “entidad” que vaga la realidad de manera dual y jugando un rol diferente al que originalmente tuvimos. El título del álbum representa esta identidad (o falta de ella) de manera inteligente, algo que se traduce a las líricas del mismo, una de las más profundas en la carrera de los polacos. Mariusz Duda (líder, bajista y vocalista) trató de enfocar este disco basándose en dos puntos fuertes de la banda: las melodías y las interpretaciones en vivo. Con esta premisa en mente estamos ante siete composiciones totalmente sólidas que funcionarán de maravilla en futuros recitales y se quedarán sonando en nuestra mente mucho tiempo después de que el álbum termine.

“Friend or Foe” (que al momento de publicar este review fue liberado como tercer single) arremete con un bajo omnipresente, sintetizadores ochenteros y un estribillo espectacular lleno de potencia y a la vez melodías inolvidables y accesibles. Riffs bien rockeros y pesaditos nos hacen ver que la banda de a poco vuelve musicalmente a sus orígenes tomando influencia de álbumes indispensables como “Second Life Syndrome” (2005) o “Anno Domini High Definition” (2009). Un tremendo arranque para una placa que ya empieza a sobresalir, seguida de la breve y directa “Landmine Blast” donde Mariusz susurra sus versos de manera introspectiva mientras su bajo marca una presencia tremenda (como pasa a lo largo de todo el álbum), sin embargo los riffazos de guitarra nos marcan la pesadez nuevamente en otro tema inolvidable.

“¿Qué se siente meter tu cabeza en la arena y elegir la ignorancia?” Con esta dura pero gran verdad arranca “Big Tech Brother”, un temazo y mi favorita del disco que alude a la dominancia que las corporaciones y el Gran Hermano tiene sobre todos nosotros y nuestros movimientos. Ya somos un número más siendo rastreado y perdemos lentamente nuestra humanidad. En tu cara, Black Mirror. En el plano musical todo se va desarrollando de manera sombría y dramática, las palabras de Mariusz nos calan hondo y la melodía principal se queda en nuestra siquis, terminando con una hipnosis de riffs incandescentes y espectaculares. Un tema para escuchar una y otra vez sin cansarse, de lo mejor que han hecho los polacos.

“Post-Truth” es otro tema donde la guitarra predomina y nos regala melodías inigualables. En una banda que tal vez no demuestre tanto el factor progresivo de su género en el sentido de esperar lo inesperado y volverse intrincado en sus composiciones, este tema nos regala esos momentos de virtuosismo y musicalidad, cambios de ritmo y emotividad a raudales. La épica del disco viene de la mano de “The Place Where I Belong” y sus 13 minutos de duración, un tema donde el factor Wilsonista se hace presente y la influencia de Porcupine Tree y el bueno de Esteban es notoria. Como es de esperar en un tema de esta longitud, las emociones están a flor de piel y en subidas y bajadas musicales y líricas, requiriendo un análisis exhaustivo y múltiples escuchas para desatar todo su potencial. De todas formas es un track que queda un tanto por debajo de otros.

Curioso es ver que los dos singles presentados previamente al lanzamiento sean los dos últimos temas del disco. El primero es “I’m Done With You”, y se nota porque fue su elección como single: preciso, ganchero, cancionero y con una letra bien directa que muestra la toxicidad no de las relaciones amorosas, sino de la manipulación de las “amistades” que quieren cambiarnos solo porque nosotros cambiamos para otro lado. ¿Qué puedo decir? Otro temazo para un disco lleno de ellos. Y terminamos con “Self-Aware”, un tema más cercano al Rock atmosférico lleno de matices, pero sin perder los riffs y la inmediatez de los estribillos pegadizos.

Un regreso que balancea perfectamente potencia, introspección y un mensaje fuerte y directo es lo que nos propone Riverside con su espectacular “ID.Entity”, el disco que vuelve a ponerlos dentro de los actos más destacados del Rock Progresivo con altas dosis de melodía sin perder la musicalidad y el virtuosismo. Con siete canciones especialmente construidas para pegar bien en vivo, es un disco donde no hay sobrantes y se disfruta completamente de principio a fin. Si estás con ganas de arrancar el año con algo fresco, vibrante y tomar conciencia social en su imponente mensaje, sigue la senda de los polacos y no saldrás defraudado con Mariusz, de eso no hay Duda (tenía que hacerlo, no me odien).


RIVERSIDE - ID.Entity

Un regreso que balancea perfectamente potencia, introspección y un mensaje fuerte y directo es lo que nos propone Riverside con su espectacular “ID.Entity”, el disco que vuelve a ponerlos dentro de los actos más destacados del Rock Progresivo con altas dosis de melodía sin perder la musicalidad y el virtuosismo. Con siete canciones especialmente construidas para pegar bien en vivo, es un disco donde no hay sobrantes y se disfruta completamente de principio a fin.
9.1

Producción

9.2/10

Composición

9.0/10

Replay Value

9.0/10

Valoración Personal

9.0/10

Pros

  • Melodías con gran factor de accesibilidad y memorabilidad
  • Lírica conceptual de fuerte impacto social
  • Siete temas donde no hay relleno alguno y se disfrutan plenamente
  • Gran nivel de producción donde todo se oye perfecto y cristalino

Cons

  • La “épica” del disco no impacta tanto como algunos de los otros tracks

Alejandro Melgar

Absoluto entusiasta del Metal en casi todas sus variantes y sub-géneros. Melómano, coleccionista de discos y experto en armar documentos, listas y rankings. La estructura me garantiza paz y organización. Amo las series, películas y estoy muy arraigado en la cultura pop, además de disfrutar la naturaleza y el aire libre. Y a pesar de todo esto, soy muy sensible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.