Review Clásico: BLOODGOOD – Out Of The Darkness (1989)

Por Dan Hayer

No se me ocurre mejor forma de homenajear a un músico que nos acaba de dejar, sino aprovechando esta tribuna para plasmar parte de su obra; me refiero al carismático bajista Michael Bloodgood. Este 2022 deja el escenario de este mundo quien fuera líder y fundador de una banda de metal cristiano que verdaderamente puede considerarse como tal. Michael ha partido para reunirse con el Dios al que proclamó durante toda su vida y en especial durante su carrera musical, y sin duda su recorrido revestido de humildad y carisma ha marcado a muchos en estos días en que finaliza el mes de julio. No cabe duda de que las cualidades de Michael como persona también fueron compartidas por la banda en general, una agrupación de culto y sumamente respetada y admirada dentro de la escena que algunos conocen como White Metal.

Bloodgood interpretando Out Of Darkness en el Lincoln Auditorium de Seattle

La agrupación se formó en el año 1984, y este album titulado Out Of The Darkness vino a ser el 4to larga duración que publicaron, precedido por su debut homónimo “Bloodgood” (1986), luego su disco mas aclamado “Detonation” (1987), y posteriormente “Rock In a hard Place” (1988).

Ya para este album la alineación oficial de la banda era la siguiente: Les Carlssen (Voz), Paul Jackson (Guitarra), Michael Bloodgood (Bajo), y Kevin Whisler (Batería). Este es el primer álbum sin el guitarrista David Zaffiro, que se había encargado de las seis cuerdas en los 3 álbumes anteriores, y también el baterista Mark Wellin había dejado la banda, aunque la batería en Bloodgood ha tenido mayor rotación de miembros, siendo Kevin whisler (R.I.P) a partir de este disco el baterista que pasaría mas años en la banda hasta su fallecimiento durante el 2021.

La propuesta musical de Bloodgood se basa en un Heavy metal y Hard Rock de sonido callejero, directo y sin mucha parafernalia, tal y como demuestra el tema homónimo del álbum, que abre los fuegos con guitarras maidenescas, y un compas de heavy bastante dinámico que todo fan del buen metal vieja escuela sabrá apreciar, donde además contamos con un solo de guitarra espectacular a cargo de Paul Jackson. Canciones así son las que deben dar el puntapié inicial en cualquier buen disco de metal.

Let My People Go” es otro pelotazo en la cara, si bien baja las revoluciones respecto del anterior, no deja de ser una cancion de muy buena vibra, con una presencia desbordante de la bataca y otra vez un solo de guitarra de excelente manufactura. Y ¿Que podríamos decir de Les Carlssen? El hombre que se ha hecho cargo del micrófono durante toda la trayectoria de la banda es poseedor de esas voces particulares que puedes amar u odiar, pero en mi caso, es la persona indicada para este estilo de hacer música, cuyas características vocales le permiten cantar cómodamente canciones agudas con su estilo rasgado.

El album posee algunos puntos mas débiles, desde mi perspectiva “America“, “Hey You!”, o “New Age Ilusion“, sin ser malas canciones quedan algo por debajo respecto del armado melódico, energía y estribillos que sí tienen las demás.

Pero cuando nos adentramos a otras piezas como “Top Of The Mountain” el panorama se llena de una alucinante melancolía, la banda completa se halla inmersa en una estructura semi-acústica y denota tener mucho tacto para realizar sutilezas de este tipo, al final la canción se vuelve algo mas desgarrada y con la emotividad en su estado mas elevado, donde otra vez esa guitarra de Jackson se las manda gracias al sentimiento que exhalan esas cuerdas.

Bloodgood – Top Of the Mountain

Mad Dog World” es de esos temas rockeros donde el riff principal de la guitarra evoca bastante sensualidad, se siente raro decir esto tratándose de una banda cristiana, jeje, pero es lo que la música transmite en esta parte del plástico. Con un Les Carlssen que no deslumbra vocalmente como en otras pistas de este listado, pero el tema tiene una simpleza engañosa, o quizás es lo que ocurre con bandas como AC/DC, que simplemente disfrutas de un Hard Rock de ritmo sabrozo.

Otro toque de nostalgia llega con la canción “Changing Me“, en una línea similar a su anterior semi-balada, esta tambien se desarrolla en una atmósfera algo triste, y tal como les comenté antes, es que a Bloodgood se le dan muy bien este tipo de creaciones. Y ni les adelanto el hermoso high scream que Carlssen ejecuta en la parte cúlmine de esta canción.

Cuando tus oidos se hallan en presencia de algo tan honesto (porque considero que honestidad es la palabra que define el legado de esta agrupación) y notas el esfuerzo que hay en mantener un mensaje constante sin transar con nada, el resultado es de gratitud, y que Michael Bloodgood de manera pulcra y dedicada estuvo administrando con sabiduría, pasión y fe. Este es su legado como músico y como creyente, porque si lo notaron, poco y nada mencioné de su performance como bajista, y es que muchas veces los bajistas terminan invisibilizados si no son también cantantes, o unos extrovertidos sobre el escenario. Pero a decir verdad, Michael fué de esos tipos que disfrutan dando lugar a otros para que brillen, dirigiendo con humildad, y carisma natural.

Michael Bloodgood

  • Sello: Intense Records
  • Lanzamieno: 1989
  • Género: Heavy Metal/ Hard Rock

Bloodgood - Out Of The Darkness (1989)

Cuando tus oidos se hallan en presencia de algo tan honesto (porque considero que honestidad es la palabra que define el legado de esta agrupación) y notas el esfuerzo que hay en mantener un mensaje constante sin transar con nada, el resultado es de gratitud, y que Michael Bloodgood de manera pulcra y dedicada estuvo administrando con sabiduría, pasión y fe. Este es su legado como músico y como creyente.
8.2

Composición

8.2/10

Producción

8.0/10

Replay Value

8.5/10

Valoración Personal

8.2/10

Pros

  • Heavy metal clasicón y directo, que siempre hace bien retomar
  • Solos de guitarra que gritan sentimiento, de 10!

Cons

  • Algunas canciones carecen de vitalidad y tienen coros algo flojos

Dan Hayer

Fanático del metal, músico autodidacta, disfruto de diferentes subgéneros del metal, el rock y el punk, pero el power metal y el neoclásico son mis favoritos. Analizo la música desde el respeto hacia el trabajo que conlleva cada producción, tengo un ranking personal que voy nutriendo con todo lo que escucho. La escena White Metal también es una de mis grandes pasiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.