MÄGO DE OZ – Alicia En El Metalverso 🇪🇸 (Album Review)

  • 🎸 Celtic Folk/Power Metal
  • 💿 Warner Music Spain
  • 🌎 España
  • 📆 26 de Enero, 2024

Por Michael Prado


CAMBIAR PARA SEGUIR VIVIENDO O MORIR EN EL INTENTO

La vida es sinónimo de cambios, y sí, hay seres o estructuras que parecen incólumes ante el paso del tiempo, pero no suele suceder con otros casos como el que concierne a Mägo de Oz, una banda que, por las razones que sea, ha sido muestra perfecta de estar en un constante devenir de cambios en su estructura, ya sea musical o de integrantes, variables que han sido o no del agrado de sus seguidores.

El paso de los años ha visto cómo la banda fue ampliando su abanico de seguidores gracias al éxito mediático que ha conseguido (cosa que, como era de esperarse, a esos fastidiosos que creen que “el metal debe ser a fuerzas un gueto exclusivista” no les ha agradado para nada), y a la vez hemos visto cómo han ido saliendo del grupo varios de sus integrantes más icónicos (el propio Txus di Fellatio, líder, letrista y “baterista” del grupo se ufana de haber despedido a más de 20 personas desde que la banda existe, y de eso ya 36 años).

A hoy día, la banda la integran, además de Txus, su sempiterno compañero (y como secreto a voces, “encargado de Recursos Humanos” del grupo), el violinista Carlos Prieto “Mohamed”.  A este dúo lo complementan los guitarristas Jorge Salán (quien, como recordamos, tuvo su paso muy recordado en el grupo del 2003 al 2008, reintegrándose en 2023 anticipando la partida de Manuel Seoane) y Víctor de Andrés (quien llegó al grupo en 2020 tras la salida de Carlitos y Frank, los muy recordados guitarras que nos acompañaron durante un gran lapso de lo que ha durado el grupo), el bajista Fernando Mainer (quien viaja por el camino de baldosas amarillas desde 2012, y también es miembro de Adventus, Ethnicum Ensemble, MMG y Tako), el tecladista Francesco Antonelli (miembro además de Against Myself y Blood of Us, quien se unió a Mägo el año anterior al no poder seguir Manuel Ramil), el flautista Josema Pizarro (integrante también de Ethnicum Ensemble, y viaja en esa loca travesía desde 2010 para tomar el sitio que dejó Fernando Ponce) y finalmente el cantante Rafa Blas (quien llega a la banda en 2023, tomando el sitio que dejó el recordado Javier “Zeta” Domínguez).

Con esta alineación renovada (y que ha provocado en un sector de “fans” -o gente que hasta determinado momento de la historia del grupo se consideraban como tal- exprese de manera quizás algo visceral que hoy día son más una “banda tributo” que Mägo de Oz per sé -claro, curioso que no digan eso para otros casos donde apenas o queda un miembro original de la banda o de plano ninguno, como Iron Maiden, Stratovarius, Judas Priest, Saratoga, entre otros), la banda se lanzó a darle forma a una nueva producción discográfica, misma que vio la luz de los aparadores el 26 de enero del presente año, bajo el nombre de “ALICIA EN EL METALVERSO”.

Josema Pizarro (flautas), Fernando Mainer (bajo), Mohamed (violín), Víctor de Andrés (guitarras), Rafa Blas (voz), Txus di Fellatio (batería), Jorge Salán (guitarra solista) y Francesco Antonelli (teclados)

UNA HISTORIA CLÁSICA VISTA DESDE UN PRISMA MÁS CONTEMPORÁNEO, QUE NO PODRÍA CALAR DENTRO DEL GUSTO DE MUCHOS

Desde hace tiempos, Txus di Fellatio quería trabajar en una obra conceptual basada en la muy conocida obra del escritor británico Lewis Carroll, y finalmente ha dado con el momento propicio para lograr algo así, mostrándonos una versión más moderna del personaje de Alice Liddell, quien en esta ocasión es impersonada en una chica transexual que se enfrenta a una aventura en una web llamada “deseos.com” (notable referencia a la icónica canción “Satania” del álbum “Finisterra” (2000)) que la transporta de manera mágica a una realidad alterna llamada Metalverso, donde conoce a un tal Sombrerero Loco con quien se irá en un viaje en este reino, gobernado por una insigne Reina de Corazones, la cual es una Youtuber que rige con puño de hierro ese místico lugar (misma que es interpretada por los desgarradores guturales de la gran Rocío Vázquez, o “Diva Satánica” para los compas).

Comúnmente, uno esperaría que un álbum de Mägo inicie con una pieza donde la banda inicie a todo galope (ya nos han “mal acostumbrado” a ello con piezones como “Satania”, “La Voz Dormida”, “Santo Grial”, “¡Al Abordaje!”, entre otras), mas no ha sido así en esta oportunidad.  Un tanto similar a lo que nos dieron en “Gaia III – Atlantia” (2010), pero tirando en esta ocasión por una senda más progresiva de lo usual, el redondo número 15 de esta popular agrupación arranca con “Alicia En El Metalverso”, que comienza tranquila y va ganando fuerza conforme pasan los minutos, abarcando diversos matices rítmicos, lo cual nos muestra que sí, el buen Txus ha ido ganando más fuelle en su labor como encargado de la sección de tambores y platillos del grupo, y eso es un punto positivo.

A continuación, el viaje por el Metalverso nos lleva a la siguiente estación, la cual fue presentada el día 20 de octubre del 2023 como primer sencillo del álbum, y es intitulada “El Sombrerero Loco”, donde este peculiar personaje cuenta su historia a la protagonista de esta historia.  La pieza resulta ser más enérgica de lo acostumbrado dentro del historial que tenemos en cuanto a sencillos por parte de Mägo, y eso juega bastante a su favor, aparte de que el estribillo es bastante pegadizo.  En esta pieza tenemos la primer participación del coro épico que componen las cantantes Elizabeth Amoedo (de Against Myself, Selenia y Unliving Sin), Raquel López Eugenio, más conocida como “Xana Lavey” (la gran cantante de Celtian) y Alba Moreno.

Previo a la salida del álbum, la banda argüía el punto de que sería “su álbum más heavy en mucho tiempo”, y bueno, de mi parte no diría que sea “el más heavy”, sino el que más flirtea de manera directa en terrenos del Power Metal (comparado con anteriores iteraciones del grupo), cosa que queda manifiesto en la canción “El Metalverso”, la cual nos presenta una letra muy similar a lo que ya tuvimos en su momento con “Si Molesto, Me Quedo” del olvidable “La Ciudad de los Árboles” (2008), canción donde Txus le lanza toda su artillería pesada a sus críticos más acérrimos.  Como detalle curioso, esta pieza fue compuesta por el exmiembro del grupo, Manuel Seoane.

Alicia en esta historia, como tantas otras personas, es víctima de parámetros establecidos por la sociedad, que hoy día sigue siendo (en cierta forma) muy cerrada a aceptar a gente que no se siente conforme con el género que posee y busca vivir su vida en una identidad sexual más acorde a sí mismos.  A este tipo de personas va dedicada “Seremos Huracán”, segundo sencillo del álbum (lanzado originalmente el 22 de diciembre del 2023), y que va perfectamente en sintonía con lo que Mägo ha venido trayéndonos de buscar generar consciencia y tolerancia hacia la gente que no se rige bajo los parámetros cisgénero tan arraigados en nuestro mundo.  Y a los que chillan porque piensan que “Mägo se unió a la propaganda woke” y demás pajas mentales producto del relato reaccionario conservador cutre, déjenme recordarles que ellos cantan sobre eso desde la muy reconocida “El Que Quiera Entender, Que Entienda”, así que sus lloros quedan más que retratados, dado que este grupo siempre ha sido abanderado de defender la diversidad sexual.  Cabe destacar que esta pieza cuenta con la colaboración tanto en voces como en composición de Carlos Escobedo (hombre con el cual tenemos garantía de que “canción que hace para Mägo es canción que no ha de salir mal”).

“Como Un Susurro” es de esas piezas con estructura más rompedora de moldes dentro de la historia de esta banda, y es que inicia en plan balada al estilo de grandes clásicos como “Si Te Vas” o “Desde Mi Cielo”, para ir ganando un impulso de fuerza tremendo al alcanzar la segunda mitad, con riffs que me recuerdan los que Stratovarius construyó para la epiquísima “No Turning Back” del álbum “Destiny” (1998), asunto que podría dar hincapié de nuevo a los lloros hater de que “Mägo le plagió a “x” banda”.  Digo, ¿cuándo vamos a entender que una referencia de este tipo no es un “plagio” per sé?

No sé qué pensarán ustedes, pero el señor Israel Dante Ramos Solomando es, a mi humilde criterio, el mejor compositor musical que ha dado España en los últimos años, y es que todo lo que este hombre toca con su mano artística queda para la historia.  Y sin temor a equivocarme, creo firmemente que “Luna De Sangre” es otra gran muestra fehacible del enorme talento de este gran cantante y compositor, quien canta a dúo en esta pieza junto a Rafa, brindándonos uno de los mejores momentos del redondo dentro de esta pieza de hechura realmente épica (misma que fue el tercer sencillo del LP, llegando a conocimiento público el 23 de enero de este año).

“Somos Los Hijos Del Rock” llega como el casi infaltable himno a este género musical que llega o bien a ser del agrado del escucha, o bien a provocarle arcadas auditivas a los que ya están fastidiados de este tipo de piezas que para ellos suenan cursis o inclusive “cringey”.  Eso sí, la influencia de Queen está a flor de piel dentro de este número, la cual sin dudas podría llegar a convertirse en una favorita en vivo.

En los discos de Mägo nunca falta la canción con la que Txus busca tocarnos el corazón, y en este caso tenemos la hermosa “Por Si Un Día Te Pierdes”, la cual sin dudas el insigne letrista del grupo la ha compuesto para su hija con mucho amor (nada raro de su parte dedicar piezas a quienes han formado parte de su núcleo familiar, ¡vamos, si hasta a una de sus mascotas que pasó a mejor vida le hizo una pieza!).

El viaje termina para Alicia y debe volver a afrontar la vida real, ya no como “Alicia” (el cual era su nickname dentro del Metalverso), sino como Leyre, el cual es su verdadero nombre, y sabe que debe enfrentarse a un mundo que a gente como ella no los ve todavía con la dignidad que se merecen, pero eso no la excluye de seguir luchando con dignidad y sin perder la fe por un futuro mejor, detalles que Txus y el resto de la banda nos dejan bien claros dentro de “La Voz De Los Valientes”, hermosa canción que da conclusión al álbum, cerrándolo con mucho optimismo y esperanza de cara al futuro para quienes tienen que luchar en esta vida contra los prejuicios de una sociedad todavía muy enquistada dentro de paradigmas que se niegan a abrigar a gente que no se abarca dentro de los mismos.

¿AHORA SON “UN TRIBUTO A SU PASADO”?

Vamos ahora a adentrarnos dentro de lo que es el performance de la actual formación, tanto a nivel grupal como individual.  Si me preguntan acerca del hecho de que se hallan cambios en lo que suele ser la música de Mägo, pues inevitablemente esto ha ocurrido, y es parte de la constante evolución que ha tenido el grupo.  Es que vamos, si nos ponemos a comparar, por ejemplo, “T’esnucaré Contra’l Bidé” de su debut “Mägo de Oz” (1994) con la actualidad del grupo (e inclusive con momentos anteriores como los vistos dentro de “Ilussia” (2014) y su sonido más coqueteante con terrenos Industrial) hallaremos marcadas diferencias.  Y es que sí, para bien o para mal, Mägo ha cambiado, y parte de ello se debe a lo que contribuye cada uno de sus integrantes de la actualidad.

Txus siempre ha sido criticado en su labor como baterista, pero creo, sin buscar discusiones absurdas al respecto, que para este álbum ha dado su mejor performance, brindando nuevas alternativas en su paleta de ritmos habitual (claro, todavía no alcanza terrenos extremos -ni espero que los alcance algún día-, pero sin dudas se nota la mejora).  Rafa Blas ha llegado para revitalizar el departamento vocal con su repertorio de agudos (algo que muchos reclamaron desde la llegada de Zeta, y que, inexplicablemente, he visto algunos reclamando que sea la actualidad del grupo).  Jorge Salán se ha reincorporado al grupo para esta ocasión logrando un trabajo en el cual se desenvuelve con una gran química al lado de Víctor de Andrés (no parece que hubiera estado ausente de Mägo durante 15 años).  Fernando Mainer, si bien no destaca tanto como en oportunidades anteriores, sigue siendo garantía de tener un gran músico en las 4 cuerdas graves.  En el caso de Francesco Antonelli, quizás no tiene la brillantez virtuosa de Sergio «Kiskilla» Cisneros o la lucidez más técnica de Javier Díez, pero aun así nos brinda grandes momentos con sus melodías a las 88 teclas.  Y en cuanto al departamento que brinda el sonido Folk del grupo, tanto Moha como Josema siguen señalando con buen tino la senda a seguir en el sonido más representativo del grupo.

En resumidas cuentas, sí, el grupo ha ido mutando con el paso de los años, y este disco es otro paso en buscar no quedarse enclavados en su pasado de manera perenne, aunque no por eso deja de sonar su música y hacernos saber que son ellos.  La esencia celta sigue ahí (quizás no tan frontal como en su etapa más sobresaliente de un “Finisterra” o la trilogía de “Gaia”, pero ahí está, no se ha escondido ni tal, como algunos parecen les pareciese).

EN EL METALVERSO ESTÁS…

Cerramos el libro de esta historia por este País Virtual de las Maravillas, considerando que sí, “Alicia En El Metalverso” está distante de alcanzar en cuanto a calidad y nivel de performance los mejores momentos de la agrupación, no obstante siento que es un buen inicio para esta nueva etapa que han emprendido, en la cual nos hallamos con un Mägo que a simple vista podrá parecer distinto a lo que hemos conocido a lo largo de los años (hombre, que ya ni el insigne Gaboni hace las portadas del grupo, siendo en esta ocasión Marta Moraga -quien ha venido trabajando el arte del grupo desde 2020- la encargada de ese rubro), pero si no te dejas llevar por la fanfarria hater, descubrirás que la magia sigue viva e incólume, distinta quizás, pero no por eso peor ni mucho menos.

MÄGO DE OZ - Alicia En El Metalverso

No hay forma de que cuando surja algo de esta insigne banda no esté rodeado de comentarios de todo tipo, el asunto es que sí, Mägo ha vuelto con nuevo disco para este 2024, presentando su renovada alineación. En resumidas cuentas, siento que es un trabajo que dignifica la historia del grupo, con todo y que se nota el cambio que ha tenido a lo largo de los años, y eso es algo inevitable. Ahora el punto es ver si te gusta o no, dejando de lado cualquier prejuicio previo a la escucha del mismo.
8.8

Producción

9.0/10

Composición

8.5/10

Replay Value

9.0/10

Valoración Personal

8.8/10

Pros

  • Presenta más esencia de Power Metal que en ocasiones anteriores
  • Se dan el lujo de iniciar con una pieza de intencionalidad progresiva muy clara (ojo, dije progresiva, NO PROGRESISTA)
  • Rafa Blas es tremendo cantante que le puede dar muchos buenos años a la banda si se cuida bien
  • Txus ha mejorado en su labor como baterista

Cons

  • La temática del álbum no podría tener buen asiento en estos tiempos, donde la diversidad sexual es mal vista gracias a torpes "defensas" que les han hecho grandes compañías mediáticas

Summary

 

 

 

Michael Prado

De Costa Rica para el mundo. Fan de la música DE VERDAD, hecha con sentimiento y verdadero amor al arte, sin importar el género, aunque debo admitir que doy amplia preferencia a lo que ha sido creado en Metal, Rock, música Celta, Clásica, soundtracks de Videojuegos, Electrónica y demás. Un abrazo y bendiciones para tod@s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *