Martín López (SOEN): “Creo que nos parecemos más a Metallica que a Porcupine Tree”

Por Alejandro Melgar

Hace mucho tiempo que Soen le escapa a las etiquetas. El mote de “Metal Progresivo” ya les queda chico y ellos mismos se identifican como una banda de Metal que les escapa a las concesiones y a los límites. Recientemente y tras cosechar todo tipo de elogios con “Lotus” (2019) el grupo sueco/uruguayo acaba de lanzar su quinta placa “Imperial”, una que continúa esa misma línea artística y mantiene los niveles de calidad que esperamos, pero llevando todo más allá.

Aprovechamos la ocasión para ponernos al día con Martín López, baterista y miembro fundador, quien nos recibió amablemente desde Suecia en una llamada via Skype. Repasamos pasado, presente y damos una mirada hacia el futuro sobre una de las bandas más calientes del momento en la escena metalera, en una entrevista con datos muy jugosos.

¿Cómo andás Martín? ¡Esta vez te tocó un compatriota!

Si, ¡por fin!

Te cuento que arranqué hace unos meses con este portal The Dark Melody, y estamos tratando de orientarlo a toda latinoamérica y habla hispana en general.

Es el momento porque todas las bandas ahora están en su casa. Todos estamos tratando de promocionarnos de alguna forma sin poder tocar.

Es verdad, sí, creo que no hay mejor momento para hacer entrevistas o reviews (risas). Yo contigo estuve charlando brevemente hace un año en el crucero 70.000 Tons of Metal, donde ustedes tocaron. Me acuerdo que fui al Meet & Greet y te saqué la bandera uruguaya…

¡Si, es verdad! ¡Te veía cara conocida y no sabía de donde te sacaba!

Qué bueno que te acordaste, me quedó una charla pendiente contigo desde ese día y bueno, aquí estamos. Su nuevo álbum “Imperial” ya lleva algunas semanas en la calle, ¿qué tuvieron de la recepción del público y la prensa hasta ahora?

La recepción viene bien de bien, las reseñas han estado muy buenas, a la audiencia le encantó el disco. Nosotros estamos muy contentos, las cifras de venta han sido las mayores por lejos. Sabemos que el disco es fuerte y que iba a andar bien, pero nos sorprendió, ya que con el tema de la pandemia tampoco podemos salir de gira.

¿Sos de leer reviews o no les das importancia?

Si, leo. Todos leen aunque algunos digan que no. Mientras la banda más crece son más la cantidad de reseñas, y uno empieza a seleccionar más sus lugares favoritos donde leer. Pero siempre leo, estás trabajando 2 años con un disco y cuando lo lanzás, aunque trates de que no te interese mucho lo que digan los demás, también querés saber lo que la gente opina.

Hay lugares y lugares, hay personas que hacen reseñas sin tener mucha noción. Alguien que escucha solamente Cannibal Corpse es muy difícil que haga una reseña de nuestro disco y encuentre lo que traté de expresar, pero bueno todo es válido.

Yo escribí el review de “Imperial” para este sitio, tal vez sea uno de los que no viste, te lo puedo mandar!

Sí, mandámelo. Creo que nunca leí una reseña de un disco en el que toco, desde Uruguay. No por un tema de no interés, ya te digo siempre estoy mirando bandas uruguayas, de alguna forma es parte de mi escena. Pero nunca sentí que se haya llegado a ese nivel donde ahora se hagan reseñas allí, lo noté más presente en Chile, México, Argentina, pero no tanto en Uruguay.

Videoclip “Monarch”, Imperial, 2021

Con “Lotus” llegaron a dar un salto notorio en composición, alcance y propuesta del disco. Esta tendencia continúa con “Imperial”, siendo discos que creo que funcionan bien par a par como un todo. ¿Tuvieron en cuenta la repercusión de “Lotus” al crear la estructura y el lineamiento artístico en “Imperial”?

Sí… con “Lotus” creo que tuvimos un cambio drástico que se reflejó en la composición. Marcus (Jidell, ex-guitarrista) no tocó más con nosotros y quedé yo solo junto a Joel (Ekelöf, vocalista) escribiendo el disco, y automáticamente nos volcamos un poco más hacia el Metal, y ahí encontramos algo en lo que nos sentimos más cómodos. Antes siempre nos volcábamos a música más influenciada en los 70, y ahora sentimos que podemos tener la misma música, con sus partes emocionales y melódicas, pero basada más en el Metal.

Escribimos “Lotus” juntos y nos sentimos mucho más identificados con la música, y en “Imperial” esa tendencia continuó, incluso lo llevamos aún un poquito más heavy, tanto en el sonido como en la simpleza. No porque sea más fácil de tocar, de hecho creo que es más difícil, pero las canciones son más accesibles, más directas.

En declaraciones recientes dijiste que el tiempo de pandemia sirvió para encerrarse en el estudio y llevar las canciones de “Imperial” al lugar que exactamente querían. Se que los planes originales eran seguir girando con “Lotus” y eso no pudo ser. ¿Pensás que la dirección artística de “Imperial” hubiera sido otra si se hubiera respetado el plan original, teniendo que lanzar el disco más adelante?

No creo, ya que el 95% de la música ya estaba escrita desde que nos fuimos a la gira latinoamericana. Teníamos un montón de conciertos fijados y un calendario lleno, y el disco lo queríamos tener pronto antes para dedicarnos durante la gira un poco más a las letras. El tiempo nos dejó meternos más en el disco y perfeccionar todo, pero no creo que hubiese sido tan diferente.

La gira latinoamericana de “Lotus” estaba comenzando cuando se tuvo que cortar todo por la pandemia, y sólo pudieron presentarse en México. Se que esta gira se ha reprogramado varias veces, y ahora con “Imperial” como flamante disco, me imagino que el show estará enfocado en ambas placas. ¿Piensan darle cabida equitativamente a ambos discos o cambiarán el show para enfocarse más profundamente en “Imperial”?

No lo sé, se que en los conciertos de Europa al menos nos vamos a concentrar más en “Imperial”, pero a sudamérica nunca fuimos, por lo tanto cuando vayamos tendríamos que tocar los “greatest hits” (risas). “Lotus” e “Imperial” me parece que son los que más “greatest hits” tienen (risas).

Lyric Video “Antagonist”, Imperial, 2021

Soen es una banda que a menudo se cataloga como Metal Progresivo, pero las canciones están construidas de manera de ser muy digeribles para el oyente de rock y metal en general, pudiendo llegar a amplias audiencias. Esto se evidencia particularmente en los últimos discos, donde la melodía y el formato canción predomina por sobre el virtuosismo. ¿Qué elementos tienen en mente para poder lograr este balance?

La meta es siempre hacer la mejor canción posible, sin importar si demora 20 minutos o 2 minutos, sin importar si es casi Death Metal o una balada. Nos enfocamos en la canción y en tratar de tener un mensaje en ella. Después viene la parte de nosotros como personas amantes de la música que produce un cierto sentimiento de aventura. Siempre una canción que sea solo “heavy”, en nuestro caso se siente incompleta, ya que tratamos de tener cierto peso emocional. Entonces la mejor forma de llegar a eso es tratar de tener diferentes dinámicas, bajar para luego flotar, y al revés. Por lo tanto las canciones se transforman en esto.

La parte del virtuosismo nunca fue en esta banda nada importante, y mientras más discos sacamos menos importa. Pero también está eso de que para hacer música que no termine aburriendo, tenés que tener cierto nivel técnico para poder expresarte en tu instrumento y hacer, por ejemplo, riffs que tengan cierta inteligencia. Es raro, nosotros nunca nos consideramos una banda de “Prog”, eso es una etiqueta que los sellos nos han puesto, por el hecho de en mi caso venir de Opeth y ellos tratar de colocar la banda por ese lado. Para “robarse” sus fans siempre nos promocionaron como Prog (risas). En realidad, mucho de lo que nosotros hacemos es basarnos en el Death/Black nórdico y esa clase de melodías pasarlas a nuestra instrumentación.

Eso pasa mucho, de repente se asocia un artista con determinado género solo porque tiene un background con determinadas bandas, y los medios terminan por difundir el trabajo de ese artista dentro de ciertas etiquetas. Se me viene a la mente Steven Wilson que en su carrera solista empezó dentro del Prog y ahora se movió para la electrónica, pero sus reviews siguen saliendo en medios especializados de Prog.

Es que hay tantas bandas que creo que es más fácil colocarlas en diferentes “cajones” para más o menos tener una visión sobre qué es lo que hay. Si me preguntás a mi, según mi criterio personal, nosotros nos parecemos más a Metallica que a Porcupine Tree (risas). Veo las bandas que hay alrededor del Prog: Leprous, Haken, Dream Theater, y no siento ninguna clase de relación con ellas. No quiere decir que no me gusten, pero no veo a Soen en eso. Sin embargo, siempre nos invitan a ese tipo de festivales y nos relacionamos con esas bandas.

Siempre tuvieron un componente emocional bastante fuerte en sus canciones, tanto musical como líricamente. Esto se ha reforzado en los últimos álbumes. Pude verlos en vivo y hubo, por ejemplo, canciones de “Lotus” que me llegaron al punto de soltar lágrimas. ¿Han tenido experiencias de este tipo donde ven realmente conmovido al público al punto de emocionarse así?

Siempre nos pasa. No creo que haya un solo concierto en donde no haya gente llorando. La gente puede asimilar las letras con cierta situación de sus vidas e identificarse. La gente muchas veces usa la música emocional como medicina, como terapia para conectar situaciones complicadas de su vida con el mensaje de una banda, y se puede hacer un lazo muy fuerte. Siempre hemos tenido ese contacto con nuestra audiencia, y a mi me parece que de todas las bandas en las que he tocado, con Soen hay algo especial en los conciertos que se transforma en algo mágico.

Vos estás tocando y pensás “ahora viene esta parte donde más de uno va a temblar”, y mirás al público y es así, los ves emocionados. Para mi es increíble que algo que uno pueda escribir en su casa luego vaya a diferentes lugares, diferentes culturas y se produzca esa misma conexión. Es algo mágico y me encanta.

Sin dudas que el poder de la música es universal. Más allá de donde vengas y hacia donde apuntes, siempre vas a encontrar a alguien que se emocione.

Uno se crió escuchando música, incluso antes de escuchar Metal. Cuando era chico y escuchaba la música que escuchaban mis padres, ciertas murgas y ese tipo de cosas. El Canario Luna tenía algunas canciones que yo cuando era chico y mi papá las ponía, me emocionaban. Si uno deja a la música verdaderamente abrazarte, no hay libro ni película que llegue a ese nivel, en mi caso al menos.

Videoclip de “Martyrs”, el primer single de “Lotus” (2019), filmado en Uruguay.

Hace un año participaron del crucero 70.000 Tons of Metal, una experiencia soñada para cualquier metalero. ¿Cómo vivieron ustedes , y en particular vos, esa cruzada?

¡Estuvo muy buena esa experiencia! Para tocar es diferente, está bueno pero es diferente. Uno está acostumbrado a cierto nivel, tener tu sonido, tu crew, y ahí es diferente, no tocás con la misma tranquilidad. Lo que sí está genial es todo lo que implica alrededor, bajarte y estar con la gente que te vio tocar, eso es increíble.

Sí, a nivel fanático es algo increíble poder cruzarte con cualquier músico en cualquier momento y poder charlar. Al ser bastante íntima la experiencia ya que no venden muchos tickets, se torna algo bastante exclusivo y hay mucha chance de que puedas cruzarte con alguien con quien querés cruzarte y compartir momentos.

Es diferente también el aura del espectáculo. Al tocar en un festival también tenés la oportunidad de estar entre la gente, pero acá es otra cosa, hay una proyección más a otro nivel. Casi siempre como músico estás apurado, te tenés que ir, siempre pasa algo. Acá estás viviendo ahí por varios días, estás tranquilo, separado del mundo, sin teléfonos, es la mejor manera de conectar con fans y con otras bandas.

Yo creo que para muchas bandas, más allá de un trabajo y un show extra, debe ser como unas vacaciones, ¿no?

Sin dudas. A nosotros nos habían invitado ya y habíamos dicho que no, por temas monetarios. Ahora pudimos arreglar por la suma a la que normalmente estamos acostumbrados, y te digo que si nos invitan otra vez, yo voy gratis (risas). Creo que por eso también hay muchas bandas que vuelven, les encanta.

Hace más de 25 años que estás activo en la escena como baterista, pasando por distintas bandas emblemáticas como Amon Amarth y Opeth. Soen también se ha ganado un lugar entre las grandes bandas de nuestro tiempo. ¿Te has puesto a reflexionar sobre tu carrera y los logros obtenidos? ¿Sentís que aún te queda mucho por dar?

En las bandas que toqué antes de Soen, nunca sentí que fueran mis bandas, que yo fuese el responsable de que hayan llegado a ese nivel. Por supuesto toqué la batería, y toqué muy bien, puse mis ideas y fui parte de algo especial. Pero las músicas y las letras eran de otra persona, y eso nunca me alcanzó, nunca me llenó del todo.

Desde que me fui de Uruguay siempre en mi cabeza tuve hacer mi propia música, para bien o para mal. Siempre me tuve confianza en que tenía algo para dar, entonces toda la parte de Amon Amarth y Opeth, aunque fue bastante mágica, me parece que fue algo que tendría que haber hecho durante menos tiempo. Estuve 3 años con Amon Amarth y 10 años con Opeth, fueron 13 años de mi vida. Es fácil estar sentado acá y decir eso, cuando estaba ahí estaba de lo más contento y muy satisfecho con los resultados, pero siempre me tuve confianza. Mis viejos me criaron de esa forma y me hacían tirar para adelante. Mi verdadera alegría me parece que fue unos meses después de sacar “Lotus”, cuando verdaderamente sentí que había llegado a un nivel en el cual puedo mantener a mi familia con mi música y mis letras.

Martín en una de sus performances más emblemáticas junto a Opeth, 2005

Wow, qué buen sentimiento debe ser ese. Sin dudas con “Lotus” fue que explotaron, llegaron a otro nivel.

Sí, y también para mi poder tocar la música que elegí tocar, sin nunca cambiar o hacer algo para que sea más vendible o lo que sea, eso fue para mi la parte donde más sentí que llegué a una meta.

Hablando de trayectoria y logros, justamente recientemente su debut “Cognitive” cumplió 9 años desde su lanzamiento. ¿Cómo ves esta última década de carrera junto a Soen? ¿Sentís que será tu banda definitiva de aquí en más?

Sí, siento que sí. Nunca soy de tocar en muchas bandas ni de hacer proyectos con otros músicos, si me meto en una banda dedico mi vida entera a esa banda, nunca me interesó mucho esa opción de tener muchos proyectos como hacen muchos músicos. Y con Soen venimos peleándola hace 9 años y somos muy buenos amigos, es algo que significa mucho para nosotros y no veo que vaya a dejar esto para emprender un nuevo capítulo. Por supuesto que siempre algo puede aparecer, como para divertirme un poco, pero por ahora siento que hasta acá voy, veremos hasta cuanto le damos con Soen.

Ya que somos ambos de Uruguay te pregunto esto: se que hace mucho tiempo no volvés por estas tierras, al menos no profesionalmente. Quería preguntarte si has visitado Uruguay recientemente y si tenés algún conocimiento de la escena metalera actual del país.

Trato de seguir lo máximo posible, me comunico con Jorge (Polito, El Lado Oscuro). Tengo también amigos en Uruguay, más o menos trato de mantenerme al tanto. Una de las espinas más grandes de mi vida es no haber podido nunca ir a Uruguay a tocar, desde que me fui. Creo que tenía 16 o 17 años cuando me fui. ¡Quiero llegar! Tocar para mis amigos, mi familia.

Sobre las bandas de allá, hace un tiempo vi un montón que me parecieron muy buenas, estuve siguiendo las bandas que participaban para ir al Wacken (N. del Ed.: habla del concurso Wacken Metal Battle, que se realiza en Uruguay cada 2 años y cuya banda ganadora puede tocar en el Wacken Open Air de Alemania). Estuve viendo también los que van a tocar para telonearnos a nosotros…

Sí, Cormoran.

Si, ahí va, ellos tocan muy bien.

Sí, uno de ellos trabaja también conmigo y escribe para la página, ¡estamos todos en la misma! (risas)

Los músicos de Uruguay siempre tienen un gran nivel, luego hay un problema con la calidad de las grabaciones, lo cual no es raro. Acá en Estocolmo debe haber 100 estudios en los cuales puedo ir y grabar un disco de tremendo nivel. En Uruguay, y no quiero tirar para abajo, debe haber 2 o 3. Esa es la gran diferencia, una banda sueca puede tener la oportunidad de meterse a un estudio durante un mes entero, con plata que estuvieron guardando para ello, solamente porque la economía es más fuerte. En Uruguay, al menos por aquellos años, recuerdo que grabar un demo costaba muchísimo, es complicado.

Yo creo que igual hoy en día ha aumentado mucho la calidad general por las herramientas que hay disponibles. Me da la impresión de que hace 10 o 15 años a uno no le daban muchas ganas de escuchar algo local porque sabía que la calidad no iba a ser tan buena, y hoy en día me parece que hay muchos lanzamientos de calidad que suenan muy bien, y que incluso recurren a productores europeos o americanos y se logran cosas importantes.

Sí, yo estuve escuchando un disco de Fabián, el que antes estaba en Castigador

¿Fabián Machado?

Sí, ahora tiene otra banda, Horror on Black Hills, que la música está buenísima. Y lo que me llamó la atención principalmente fue la calidad de la grabación. Como decís, hace unos años atrás muchas grabaciones sudamericanas perdían en ese aspecto.

Sí, sin dudas ese es un factor fundamental. Podés tener tremendos músicos y hacer tremendas canciones, pero si suenan mal, al oyente no le dan ganas de escuchar.

Y la batalla es mortal. El otro día me dijeron que se editaban 10.000 canciones de Metal por día. ¡10.000 canciones por día! Para que tu canción rompa esa barrera no es nada fácil.

Como hablábamos antes, la gira por Latinoamérica ha quedado pospuesta y como vienen las cosas probablemente quede para el año que viene. ¿Cuáles son los planes de Soen para el resto de 2021 y más allá? ¿Tienen alguna estrategia de promoción pensada para “Imperial”?

La gira latinoamericana va a quedar para Marzo de 2022, dos años después de la fecha original. En 2020 era la época en la que uno pensaba “estamos en México, volvemos a Suecia, estamos un mes trabajando en el disco, y después ya tenemos la vacuna y nos vamos de gira a los dos meses” (risas).

Con respecto a alguna promoción, no necesariamente por “Imperial”, pero siempre tuvimos la idea o el sueño de tocar nuestras canciones en un show semiacústico con cuarteto de cuerdas, violines, etc. Pero no hacerlo unplugged, sino tratando de mantener el sentimiento y lo brutal de las canciones pero con otra instrumentalización. Estamos metidos en eso. Nuestro manager Iñaki (Marconi, Manager y productor), que también es uruguayo, estuvo contactando algunos teatros para ver como lo podemos hacer. Estuvimos arreglando los temas, poniéndoles cuerdas, está quedando algo muy interesante. Para hacer estas cosas tenés que tener un vocalista que pueda cargarlo sobre sus hombres, y Joel estuvo haciendo un trabajo genial.

¡Qué ganas de escuchar eso! Bueno Martín, un gusto, ¡al fin pudimos hablar largo y tendido!

Nos estamos viendo, ¿vas a ir al crucero de vuelta, cuando se pueda?

Si, era el plan ir este año pero bueno, cuando se reactive estamos ahí obviamente.

Nosotros ya nos contactamos para ir de vuelta (risas).

¡Y esperemos verlos por acá por Uruguay también!

Claro que sí, ¡nos vemos en Marzo 2022! Te mando un abrazo.


“Imperial” fue editado el pasado 29 de Enero a través de Silver Lining Music. Puedes leer nuestra reseña aquí.

Alejandro Melgar

Absoluto entusiasta del Metal en casi todas sus variantes y sub-géneros. Melómano, coleccionista de discos y experto en armar documentos, listas y rankings. La estructura me garantiza paz y organización. Amo las series, películas y estoy muy arraigado en la cultura pop, además de disfrutar la naturaleza y el aire libre. Y a pesar de todo esto, soy muy sensible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.