EDENBRIDGE – Shangri-La 🇦🇹 (Album Review)

  • 🎸 Symphonic Melodic Metal
  • 💿 AFM Records
  • 🌎 Austria
  • 📆 16 de Septiembre, 2022

Tracklist:

  1. At First Light
  2. The Call Of Eden
  3. Hall Of Shame
  4. Savage Land
  5. Somewhere Else But Here
  6. Freedom Is A Roof Made Of Stars
  7. Arcadia (The Great Escape)
  8. The Road To Shangri-La
  9. The Bonding (Pt.2) (feat. Erik MÃ¥rtensson)

Por Michael Prado

Lo confieso, soy un amante empedernido de la música que trae abundante melodía, y sobre todo si es tan mágica que me transporta a mundos de fantasía, cual si se tratara de banda sonora hecha para videojuegos.  Y cuando dichos elementos son ejecutados en el género metal, créanme que la sensación que produce en mi ser es un éxtasis de emociones espectacular, sobre todo cuando esto ocurre con una de las bandas que más cariño le tengo por lo mágico de su arte.

Si hay una banda que en sus 10 álbumes de estudio a la fecha ha logrado embelesar mi vida con esa magia que crea con sus melodías, esa sería Edenbridge, la agrupación austriaca que nació en 1998 de la mano del compositor y multiinstrumentista Arne “Lanvall” Stockhammer y su sempiterna compañera en este gran viaje musical, la talentosa cantante Sabine Edelsbacher.  Creo que, después de Stratovarius, este gran dúo, que ha sido acompañado por diversos músicos a lo largo de los 22 años que ha durado en actividad la banda, ha sido el creador de las canciones más melodiosas que he podido escuchar en esto del Metal.  Y lo mejor es que la calidad no decrece en ninguna de sus producciones.

Dicho postulado se mantiene, e inclusive podríamos decir que se lleva a un nivel superior con lo que va a ser el undécimo disco de larga duración que, de la mano de AFM Records, estará llegando a disposición del gran público este próximo 16 de septiembre (originalmente estaba planeada su salida para el 26 de agosto, pero algunos inconvenientes retrasaron dicha fecha de salida).  Preparémonos para lo que será el “SHANGRI-LA” que nos ha preparado Edenbridge en el disco que lleva dicho título.

Johannes Jungreithmeier (batería), Dominik Sebastian (guitarra), Sabine Edelsbacher (voz), Steven Hall (bajo) y Arne “Lanvall” Stockhammer (guitarras, bajo, teclados, piano, etc.)

De una vez adelanto: este disco empieza hermoso y cierra todavía mejor…  Muy al estilo de lo que fue el soberbio arranque de su cuarto álbum “Shine” (2004) con la canción que le da nombre, este nuevo álbum arranca con una gran pieza de 8 minutos de duración intitulada “At First Light”, nada más que en esta oportunidad es más cañera que su antecesora, con un trabajo de guitarras que le brinda una potencia que la banda ha venido desarrollando en su música desde hace varios años, siendo “Solitaire” (2010) su disco más enfocado en ese rubro.  No pierdan atención en la sección instrumental, que es un cúmulo asombroso de genialidad artística, donde orquesta, coros y metal desbordan epicidad. Inclusive se luce en dicho momento con su aportación en el bajo el señor Steven Hall (que también es bajista de Crystallion).

La siguiente canción en el tracklist del álbum fue una que, al momento de debutar como el tercer sencillo que daba previa a lo que será esta obra, empezó a despertar las luces de alarma en mi persona, dado que ni “The Call Of Eden” (que es el nombre de la pieza en cuestión para este párrafo) ni “Somewhere Else But Here” (primer single que debutaron del álbum) lograron convencerme como lo hicieron para su anterior disco “Dynamind” (2020) con el bellísimo single “On The Other Side”.  Pero, ya escuchándolo junto al resto de piezas del redondo, resulta conjugar bastante bien con la idea artística del mismo, y he llegado a comprender mejor dicha pieza.

La caña en las guitarras y hasta un tanto de magia en los teclados son los elementos que nos dan la bienvenida en el potente tercer número intitulado “Hall Of Shame”, que es de esos momentos donde la banda coquetea de manera más frontal con el Power Metal (sobre todo en el trabajo en la batería traído por el señor Johannes Jungreithmeier (por dicha no me tocará hacerle reseña en formato de audio a este disco, sino requeriría hacerle varias tomas a este párrafo para pronunciar bien su apellido, jejeje).

Una banda enfocada en la melodía como lo son estos genios pues no sería de extrañarse que tengan baladas hermosas.  En mi mente todavía guardo, por ejemplo, el grato recuerdo que me ha dejado la muy emotiva “For Your Eyes Only” del año 2006, y para este año nos traen “Savage Land”, muy enfocada en el trabajo de guitarra acústica tan bien llevado de la mano de Lanvall y su compañero hacha para esta oportunidad, Dominik Sebastian (encargado de las 6 cuerdas también en Jacobs Moor, Serious Black y Thirdmoon).  Acá Edenbridge muestra en la sección instrumental uno de sus sellos compositivos principales, como lo es usar instrumentos ajenos al metal, como flautas que parecen ser sudamericanas (mismas ejecutadas por el flautista alemán Daniel Tomann-Eickhoff), y que le dan mucho espíritu al tema para una sublime conclusión.

Cuando debutó “Somewhere Else But Here” como primera muestra previa del álbum hace ya 5 meses, la verdad no me llegó tanto como esperaba (insisto, “On The Other Side” dejó muy alta la vara para mí en ese aspecto de qué esperar en un single de Edenbridge).  Por dicha, y como “The Call Of Eden”, llega a ser un buen complemento en la lista de canciones del álbum.  No será la más llamativa ni la más memorable, pero tampoco es totalmente despreciable.  Eso sí, el solo de guitarra es pegadizo.

Vaya que los amantes del poder en la música y que en cierta forma se han sentido atraídos por la fórmula musical de estos austriacos se sentirán más que satisfechos con lo que “Freedom Is A Roof Made Of Stars”, donde los riffs pesaditos de guitarra, la aceleración ocasional de la batería, las orquestaciones bien colocadas y las melodías que solamente Lanvall es capaz de componer se entrelazan para crear uno de los mejores momentos en este viaje musical.  Ni hablar del trabajo vocal de Sabine, que, si bien ya no la escuchamos tanto llegar a los tonos agudos de sus 5 primeros álbumes, sabe hacer un gran uso de sus facultades vocales (mismas que en estos últimos años ya no suenan tan finas, sino que con más madurez).  Eso sí, si la pieza hubiese contado con un solo de guitarra más desenfrenado, la pieza habría quedado todavía mejor, pero no soy quién para decirle a un maestro cómo hacer su arte.

Creo sin dudas que el elemento de melodía llega a su punto más álgido (y hasta orgásmico para mis oídos, debo admitirlo) en la preciosa canción “Arcadia (The Great Escape)”, que cuenta con un crescendo de melodías mágico como pocos a partir del bridge, que alcanza un clímax maravilloso en ese estribillo que pareciera beber a cántaros del legado que Timo Tapio Tolkki nos dejo en su monumental “Episode” (1995) cuando era el líder de Stratovarius.  Mi tercera pieza favorita del disco, después de “At First Light” -aunque está peleada la lucha por ese segundo lugar entre ambas piezas- y una que viene más tarde.

Mis esperanzas en el álbum se restauraron cuando debutó hace 3 meses el tercer sencillo llamado “The Road To Shangri-La”, que nos habla de ese lugar creado por el escritor británico James Hilton en su novela “Horizontes Perdidos”, inspirado en el ideal que tenía de los sitios de Lejano Oriente, y donde las personas parecían vivir eternamente.  Nuevamente la melodía (sobre todo en el hermoso solo de guitarra) toma la batuta, sin que eso demerite en la bien medida potencia que lleva la canción.

Edenbridge ha acostumbrado finalizar sus álbumes con una canción épica, la cual casi siempre da título al álbum, aunque para esta oportunidad decidieron que sea la secuela de una canción anterior.  Así las cosas, “The Bonding (Pt.2)” es continuación de la pieza que da título a su octavo álbum, lanzado en 2013, y resulta ser todavía mejor que dicho número.  En dicho momento contaron con la colaboración del cantante Erik MÃ¥rtensson de Eclipse y Nordic Union (que también colaboró en el disco “The Great Momentum” (2017) en la canción “Until The End Of Time”), y dicho artista vuelve a prestar su talento vocal en esta oportunidad.  Podríamos decir que es la más progresiva del álbum (y no es para menos, siendo de 16 minutos y 9 segundos) y, de entre todas las canciones épicas del grupo, la más cercana al Power Metal, gracias a los momentos de velocidad que llegan en el grandilocuente estribillo.  Y el descanso instrumental es una oda al encanto y magia que estos chicos han traído a su arte desde hace 22 años en singular y épica forma.  Creo que sin dudarlo estamos ante, no solamente mi pieza favorita del álbum, sino de toda la historia del grupo a la fecha.

Así debo concluir que, si agosto fue un mes donde escasearon un tanto los buenos lanzamientos en la vena melódica del Metal, septiembre está siendo lo contrario gracias a discos como el de Blind Guardian y esta hermosura que nos ha traído Edenbridge para seguir llenando de melodías preciosas nuestro mundo, como escribiría Alberto Rionda, “en estos oscuros días, carentes de sentimiento y buenas melodías”.


EDENBRIDGE - Shangri-La

Si mi lado sediento de caña y poderío quedó satisfecho con el nuevo álbum de Blind Guardian, el que exige melodía a raudales será más que complacido con la propuesta discográfica que desde Austria nos traen los experimentados Edenbridge en forma de su álbum número 11. Quienes sean fans de la etapa más melódica de bandas como Stratovarius y Sonata Arctica, ahí les queda recomendado este disco, que espero sea de su total agrado, tal como lo fue para mí.
9.3

Producción

9.0/10

Composición

9.0/10

Replay Value

9.5/10

Valoración Personal

9.6/10

Pros

  • Si hay un momento en la historia de la banda donde han sabido conjugar bien melodía y el poder de las guitarras, ha ocurrido en este disco
  • Tienen la melodía que, al parecer, le hará falta a Stratovarius, si el disco resulta ser lo que indican sus sencillos
  • La canción final es un orgasmo auditivo increíble

Cons

  • Los fans de Stratovarius y Sonata podrían acusar falta de potencia en su música

Michael Prado

De Costa Rica para el mundo. Fan de la música DE VERDAD, hecha con sentimiento y verdadero amor al arte, sin importar el género, aunque debo admitir que doy amplia preferencia a lo que ha sido creado en Metal, Rock, música Celta, Clásica, soundtracks de Videojuegos, Electrónica y demás. Un abrazo y bendiciones para tod@s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.