CRYSTAL GATES 🇺🇾 – Torment & Wonder: The Ways of the Lonely Ones (Album Review)

Por Alejandro Melgar

En mis años como reviewer he presenciado todo tipo de propuestas musicales. Hay música que está hecha para entretener, para distraerte de un mal día o para transportarte temporalmente a una realidad donde no hay problemas. Hay música que puedes poner de fondo en una reunión y no notarás la diferencia, porque ese tal vez sea su propósito. Pero también hay música para reflexionar, para cuestionarte aspectos de tu vida y de la misma existencia. Música que logra trascender la barrera del tiempo y los medios, convertirse en arte y volverse atemporal, mientras que al mismo tiempo se siente como un puntapié inicial para los artistas que trabajaron tan duro para que ese arte salga a la luz y sea presentado al mundo como se debe. De esto último se trata esta reseña.

Lo cierto es que vengo siguiendo de cerca el tumultuoso camino de los uruguayos Crystal Gates desde prácticamente su gestación hace casi diez años. Los vi dar sus primeros pasos compositivos y comenzar a moverse en una industria convulsionada y saturada de propuestas, presencié prácticamente todos sus shows en vivo y seguí su evolución paso a paso mientras ellos mismos generaban las herramientas necesarias para volverse la potencia que son hoy en día, con una maquinaria aceitada por detrás que trabaja incesantemente para hacer las cosas de manera prolija y ordenada. Un camino que hoy llega a su fin (¿o principio?) con el lanzamiento de su esperadísimo álbum debut “Torment & Wonder: The Ways of the Lonely Ones”, un título que resulta fundamental tanto para explicar su contexto narrativo como la propia historia de la banda, pero también de nosotros mismos como seres humanos que viven y sienten.

Teaser Trailer “Torment & Wonder: The Ways of the Lonely Ones”.

In This Tale, We Live and Learn: Un Poco de Historia

Los primeros pasos visibles de Crystal Gates se dieron durante 2015 cuando la escena montevideana fue sacudida con una avalancha de shows enérgicos, vibrantes y llenos de magia. Poco después su EP debut “A Quest For Life” (2015) hizo mella en la fanaticada de culto presentando seis composiciones de base sólida y muy trabajada, donde se veía el esfuerzo puesto por la banda y la atención al detalle, desde los mismos arreglos de las canciones, la producción y hasta la portada: se notaba que no era una banda más del under. Avanzando más en el tiempo, la experiencia y el terreno ganado se trasladaron al single “Shadowborn” (2017) donde la producción claramente era superior y grandes momentos podían augurarse en el futuro cercano de la banda.

Con una formación que se mantuvo prácticamente consolidada desde 2015, Crystal Gates siguió pensando en grande y los engranajes de lo que sería su esperado LP debut se pusieron en marcha durante los años siguientes. Para 2019 el álbum ya estaba compuesto y maqueteado y las grabaciones finalmente comenzaron en 2020, afectadas también por la realidad pandémica que todos conocemos. Para principios de 2021 el álbum estaba completo y listo para su distribución, pero siguiendo con esa filosofía de apostar a la calidad y no apresurar las cosas, la banda procedió a la búsqueda de un sello discográfico que respaldara el lanzamiento, y es así como finalmente en este 2022 todo empezó a tomar forma de la mano del sello italiano Wormholedeath Records, con extensa trayectoria en el área y un importante roster de artistas representados. Y con una fuerte campaña de marketing respaldando este imponente trabajo, finalmente llega a manos del público un producto que hará historia en el Metal latinoamericano.

“My Glorious Fall” Lyric Video.

A Fire Deep Within Our Souls: La Banda

Han pasado ya dos años desde que nos poníamos al tanto con la actualidad de la banda (en esta nota pueden encontrar detalles de la grabación del disco) y muchas cosas han cambiado. Con la relocación de Benjamín Machín (guitarrista, líder, compositor y fundador) a Letonia, Crystal Gates se ha transformado en un combo uruguayo/europeo, lo cual les ha abierto muchísimas puertas para futuras oportunidades, algo que ya se está haciendo visible con el reciente fichaje y campaña de marketing respectiva.

La visión de Benjamín queda plasmada en un álbum lleno de composiciones exquisitas y llenas de detalles cuidados al máximo, con el resto de la banda acoplándose perfectamente y llevando estas canciones a nuevos niveles. La imponente voz de Carolina Pérez enriquece cada melodía con una conjunción entre dulzura, garra y pasión, sin dudas se nota la evolución que ha tenido en estos últimos años, además de crear varios de los arreglos y melodías vocales junto con Benjamín. El tecladista Juan José Leyton fue también el encargado junto con Benjamín de los arreglos orquestales del álbum, los cuales abundan y están perfectamente construidos para generar momentos de impacto y emoción (más sobre esto más adelante). La base rítmica de Guillermo Albano (bajo) y Gastón Lorenzo (batería) se muestra firme y potente, marcando el paso y haciendo brillar aún más este conjunto de nuevos himnos del Symphonic Metal.

De izquierda a derecha: Gastón Lorenzo (batería), Juan José Leyton (teclados), Carolina Pérez (voz), Benjamín Machín (guitarra), Guillermo Albano (bajo).

The Adventure of a Lifetime: El Concepto

Sin tratarse de un álbum conceptual per se (en el sentido de que no hay una historia completa a lo largo de todo el disco), “Torment & Wonder” presenta un hilo conductor en donde es fácil determinar una temática común para las canciones. Y eso puede apreciarse siguiendo las pistas que aparecen desde el mismo título, hasta la impresionante portada creada por el artista francés Stan W. Decker (Dragonforce, Jorn, Masterplan, Stryper, Rage y muchos más), y ni que hablar del fuerte y poético contenido lírico de las canciones, crafteado con maestría por el mastermind Benjamín Machín.

“Torment & Wonder” plasma en gran parte las propias experiencias de vida de Benjamín, quien prueba ser un efectivo letrista dotando de suficiente generalidad a las líricas para que cualquier oyente pueda identificarse en algún punto. El contraste entre el “tormento” y la “maravilla” está presente en todo momento y muestra de manera sublime como podemos descubrir la grandeza luego de pasar por situaciones traumáticas o sentirnos en el peor momento de nuestras vidas. Solo así, transitando el dolor y haciéndole frente a nuestros miedos, podremos salir victoriosos y fortalecidos para encontrar eso que tanto anhelamos.

El subtítulo “The Ways of the Lonely Ones” muestra como estas vivencias afectan a los seres solitarios que deambulan una existencia de incertidumbre, y cada frase del álbum está cuidadosamente pensada para representar una situación real pero de manera ambigua, poética y metafórica, y acá se nota una clara influencia en las enseñanzas del maestro Tuomas Holopainen y su pluma llena de romanticismo trágico y adoración por la simbología y la música como una exquisita forma de arte. Realmente es un contenido fascinante que complementa a la instrumentación de manera magistral y se hace esencial para comprender el ambicioso alcance del álbum como un todo.

In This Music, I Have Found My Life: La Producción

Un trabajo tan ambicioso requiere una producción que esté a la altura, y en eso “Torment & Wonder” excede una vez más las expectativas y es un ejemplo perfecto de superación para la propia banda. Si con “A Quest for Life” y “Shadowborn” Crystal Gates superaba ampliamente los estándares apostando siempre a más, en este disco todo está magnificado y elevado a la enésima potencia, atreviéndome a decir que es uno de los discos de música uruguaya con mejor sonido.

El álbum fue producido por el propio Benjamín Machín (quien claramente adquirió -en el buen sentido- niveles obsesivos de atención al detalle y supervisión de todas las etapas), y la grabación fue repartida entre los estudios Aural y Molécula, este último bajo la tutela de David Larrosa, longevo colaborador de la banda, quien se encargó también de la edición. En cuanto a la mezcla y masterización, la banda es conocida por recurrir a profesionales de renombre en el área europea, y en este caso las labores recayeron en el alemán Sebastian “Seeb” Levermann en sus Greenman Studios, a quien reconocerán por ser el vocalista y guitarrista de los imponentes Orden Ogan. El resultado es un álbum que se nutre de una producción exquisita y suena muy influenciado por el Symphonic Power Metal del norte de Europa, no solo en composiciones sino que también en la manera en que todo está mezclado y arreglado. Todo fue pensado hasta el más mínimo detalle, y cuando degustamos cada uno de los rincones sonoros del producto final, se entiende que tomarse el tiempo que se tomaron fue fundamental para regalarnos un trabajo excelso en todas las áreas.

Se puede notar también que en varias canciones se recurrió a un majestuoso coro de múltiples artistas para magnificar esos estribillos gloriosos, y aquí además del propio Benjamín tenemos que agradecer a la poderosa vocalista española Elisa C. Martin (recordada cantante de los primeros discos de Dark Moor), quien trabajó en los arreglos vocales además de prestar sus dotes junto a varios artistas uruguayos, españoles y peruanos: Dim, Mireia Farré, Eric Moya, Susan Power, Sergi Aparici, Txärli, Rodrigo Turell, Gustavo Fernandez Zaferson, Darío Cuitiño, Alfredo Belloni, Alejandro Bravo y Rafael Medero son algunos de los nombres que aportaron sus talentos e hicieron que estas canciones adquieran un carácter más memorable y legendario.

No quiero cerrar esta sección técnica sin mencionar los espectaculares arreglos orquestales que encontramos a lo largo de todo el álbum. Como buena banda que quiera honrar debidamente al género, el componente sinfónico es fundamental para que las canciones se sientan más épicas e impresionantes, y en esta ocasión debo sacarme el sombrero por el tecladista Juan José Leyton, quien estuvo encargado de la programación de instrumentos y junto con Benjamín esculpió estos arreglos con la destreza de los compositores más laureados.

“Moonshine & Sorrow” videoclip oficial.

These Songs Will Feed the Fire: Las Canciones

Todo este extenso análisis introductorio no tendría sentido si el corazón de toda esta maquinaria no funcionara, y todo amante de la música sabe que ese corazón son las canciones, el verdadero contenido del álbum. Y ese es el aspecto que más destaca de una placa que excede expectativas por todos los costados.

Pasemos entonces a analizar cada canción por separado, ya que una obra de estas características merece ser diseccionada pedazo por pedazo.

1. The Ways of the Lonely Ones

Todo arranca con la breve pieza introductoria que da subtítulo al álbum, y como toda buena intro se presenta enigmática, etérea y ambiental. El actor de voz australiano Jamie Collette recita de manera solemne y calma los versos escritos por Benjamín, augurando una cruzada llena de subidas y bajadas para los diferentes personajes solitarios que protagonizarán esta aventura.

Cabe destacar que los sonidos de ambientación marítima que pueden escucharse fueron capturados en la icónica Rambla de Montevideo, un detalle que adquiere otro significado cuando nos enteramos que en ese mismo lugar se dio el primer encuentro entre Benjamín y Carolina, colocando así las primeras semillas que luego se transformarían en este frondoso árbol musical. Es también una locación que supo inspirar a Benja en numerosas ocasiones durante la composición de la placa.

Aparecen también los primeros acordes orquestales que anticiparían la melodía principal que se repetirá en la pieza central que cierra el disco -un recurso utilizado principalmente en bandas progresivas y álbumes conceptuales- , además de enganchar de lleno con la que sería la primer canción propiamente dicha…

“My Glorious Fall” single artwork.

2. My Glorious Fall

Y como si no hubiesen pasado años, Crystal Gates regresa con toda su potencia y sentimiento vibrante característico en un primer single que derrocha Power Metal por donde se lo escuche. Doble bombo imparable, estribillo memorable y lleno de coros épicos, solos de guitarra virtuosos y orquestación sutil pero fundamental.

Es una de las dos canciones del álbum donde puede decirse que se sigue la fórmula tradicional del Power con algún que otro cliché del estilo, pero también construida con una identidad propia y un factor de memorabilidad que la distingue dentro del mar de repetición que muchas veces transita el género. Su interpretación cuidada al detalle convierte esta canción en un futuro clásico para la banda, atreviéndome a declarar que está destinado a abrir los shows en vivo de aquí en más.

Líricamente, sus versos capturan con pericia la increíble sensación de componer una canción que te deja inmensamente satisfecho, un sentimiento que -en palabras del propio Benjamín- es equiparable a estar enamorado. Es un proceso lento y tortuoso pero que cuando da resultados, genera una gloria sin comparación. Una temática que podría resumir perfectamente el concepto del álbum y ejemplifica también lo que representa Crystal Gates hoy en día. Lo curioso es que fue uno de los últimos en componerse (¡incluso la intención era conseguir una balada!), resultando en algo totalmente opuesto, frenético, vibrante y lleno de energía. En esta nota puedes encontrar más datos sobre el single.

3. Alive for the Journey

La odisea introspectiva de los personajes solitarios continúa en esta canción que relata las vivencias de un protagonista que encuentra en el mar su consuelo para no volver. La letra se mantiene lo suficientemente ambigua para imaginarnos un pirata, un navegante o simplemente alguien que quiere escapar y depositar en los mares su vida de aquí en más, y todo está perfectamente representado con una de las canciones más positivas y gancheras del álbum, que sin duda se transformó instantáneamente en una de mis favoritas.

La voz de Carolina Pérez se muestra particularmente impresionante, ganando fuerza con cada entonación de ese estribillo glorioso que nos anima a levantar el puño y cantar a los cuatro vientos. Un tema que escapa a los estereotipos del Power Metal con una melodía totalmente contagiosa y vibrante, con ciertas cadencias rockeras y también de Heavy tradicional, pero sin perder ese ADN Power que toma por un lado influencias del Stratovarius más entrador, mezclado con el Epica más tribunero y positivo. Es además un tema que por su estructura listener-friendly, puede acercar perfectamente a público no metalero a su propuesta, ampliando el abanico de fans de manera exponencial.

Y pensar que la melodía principal surgió de una idea del bajista Guillermo Albano, quien se puso a tararear la melodía principal y las alarmas de la genialidad se prendieron en Benjamín, quien corrió a maquetear en el acto esas ideas, como anticipando encontrar ese oro en forma de notas musicales.

The Dark Melody entrevistó recientemente a Benjamín y Carolina, en una extensa charla con muchos datos sobre el disco.

4. A Lonely Dreamer’s Wish

“Costó muchísimo sacarla, tengo mínimo 30 variaciones solo del intro de la canción” nos contaba Benjamín Machín sobre la potente y sentida balada del disco que tuvo muchas idas y vueltas antes de llegar a su hermosa versión final. La inspiración terminó de llegar en un viaje de Benja a Chile donde conoció a una mujer que le contó la historia de su hija: una niña apasionada por la música que estaba aprendiendo piano. La historia fue tan conmovedora que todas las piezas cayeron en su lugar y el resultado es una de las canciones más emocionales del álbum que habla sobre el sentimiento definitivo de pararse sobre un escenario y lo que la música puede llegar a transmitirnos, movilizándonos hasta el alma.

Destacar por un lado la performance vocal de Carolina, impregnando de pasión y entrega un tema que ya de por si está hecho para conmover, y por otro lado el breve pero inspirado solo de guitarra de Benjamín que muestra lo importante que fue para él esta historia para terminar de redondear la balada perfecta.

5. The Stars Temple

En el segundo track más extenso del álbum llega el momento de volcar esas influencias musicales del Medio Oriente, que dentro de nuestro mundo metálico pueden encontrarse en bandas como Myrath, Orphaned Land, Aeternam y por supuesto algunos pasajes de Kamelot, Epica y Nightwish. Fue una de las primeras canciones pensadas para este álbum, años atrás (de hecho fue presentado en el último show que Crystal Gates dio en Montevideo allá por 2018). Está basada en la historia de otro personaje solitario como es Aang, el protagonista de la serie animada Avatar: The Last Airbender (2005-2008), y cómo su cruzada puede adaptarse a nuestras propias travesías.

Poniéndome objetivo, debo admitir que es una de las dos canciones que menos me llega del álbum, sobretodo por sus versos y estribillo que se sienten repetitivos y cansadores, si bien conforman una base sólida y una estructura muy basada en las influencias anteriormente mencionadas que agradará mucho a los fans de la música árabe en su totalidad. Sí destaco la sección intermedia del track donde la cosa se pone pesada y épica, con un exquisito juego de orquestaciones guiadas por la mano mágica de JJ Leyton, los solos de guitarra de corte middle-eastern de Benjamín y los hermosos cantos líricos de Carolina que nos transportan a tierras completamente exóticas.

“Moonshine & Sorrow” single artwork.

6. Moonshine & Sorrow

Crystal Gates se arriesga con algo diferente en este hermoso segundo single que habla de una ruptura amorosa, y de cómo ambas partes pueden continuar con sus vidas desde un nuevo lugar, rememorando con cariño lo que fue ese amor que ya no está, conectados a través de la Luna. Letras que en una breve extensión nos relatan hermosamente esta historia de tristeza pero que a la vez nos retratan de manera muy poética las sensaciones que nos genera el enamoramiento.

Musicalmente estamos ante un track que se mantiene en un medio tiempo, dándose constantemente espacio para respirar y arremeter con un estribillo de esos que estremecen, con la voz de Carolina endulzando estrofas de manera muy emocionante. La piel se me eriza cuando escucho esas secciones tan gloriosas y llenas de sentimiento, una sensación que se magnifica cuando observamos el bellísimo videoclip que acompaña el single, filmado en el mítico Castillo Pittamiglio de Montevideo (más info sobre esto en esta nota). Una canción muy especial que tiene un lugar de privilegio para varios miembros de la banda, y para mi también. Anticipo lágrimas cuando esto pueda presentarse en vivo.

7. Winter Ghost

Una de las dos canciones del álbum -junto con “My Glorious Fall”– que siguen esa fórmula del Power Metal a rajatabla, venerando esas épocas vieja escuela del género cuando todo era velocidad, virtuosismo y gloria perpetua. Algo que se mantiene también desde lo lírico, profetizando la admiración e inspiración que le genera a Benjamín todo lo relacionado al invierno: frío, nieve, montañas, ese feeling nóridco que pega perfectamente con el Power de cepa europea, algo que cierra más aún con los congelantes parajes donde el mastermind se encuentra hoy en día.

Junto con “The Stars Temple”, confieso que es una de las canciones del disco que menos me mueve. El utilizar esos recursos tan tradicionales del Power es por un lado beneficioso -el vertiginio acelerado y pesadez general del tema puede generar momentos inolvidables de agite en vivo-, pero por otro lado presenta algo bastante gastado que ya escuchamos mil veces en otros lugares y hace disminuir considerablemente el factor trascendental de la canción. No me malinterpreten, es sin dudas un track también disfrutable y los fans del Power más frenético seguro estarán saltando de alegría con esta aventura invernal llena de adrenalina.

Puntos extra para la interpretación matemática y detallada de una canción tan demandante, con un Gastón Lorenzo desacatado tras los parches y rindiendo homenaje a las glorias noventeras del género y sus baterías con un doble bombo explotando, sumado al inspirado solo de guitarra de Benja.

8. Nightmares

“Bienvenidos a las pesadillas de mis sueños” es el mensaje de Benjamín al resto de la banda para describir la temática de este hitazo. Un tema que surge de una idea de Guillermo Albano y que básicamente habla de las dificultades que se presentan a la hora de trabajar ideas de otros miembros y que resulte en algo satisfactorio. Luego de muchos retoques y acomodo de piezas, se puede decir que la versión final representa otro de mis highlights del disco y un tema muy especial que considero ya clásico de la banda.

Muchos podrán descubrir este tema en este momento, pero lo cierto es que se trata de una canción que la banda ya viene presentando en vivo desde 2016 y me enamoré de ella desde el primer momento. Verla finalmente grabada con una impecable versión que le hace justicia es un momento verdaderamente emocionante, escuchar ese estribillo tan glorioso (con los coros haciendo un gran trabajo de complemento), el duelo de solos de guitarra y teclado entre Benjamín y JJ es de antología, las secciones orquestales anticipando la majestuosidad de lo que se viene, y hasta el pequeño break pre-estribillo a modo de easter egg cuando todo queda en silencio y se escucha el bajo de Guillermo. Es una canción llena de grajeas y momentos que me hacen erizar la piel, y uno de mis tres temas favoritos del álbum.

“Nightmares” en vivo en Montevideo Music Box, 2016. Video: Andrea Bermúdez.

9. Soul of Rain

La sensación de volver a escuchar este tema es la de reencontrarse con un viejo conocido. Como muchos saben (o tal vez muchos no), se trata de una de las primeras composiciones de la banda desde sus inicios hace casi 10 años, y una canción que ya aparecía en el ya mítico EP debut “A Quest for Life” (2015). Tal vez algunos puristas puedan quejarse de la decisión de incluir una regrabación en este disco, pero se entiende la motivación de la banda por incorporar este clásico al nuevo repertorio, con un tratamiento de producción acorde a los estándares actuales que manejan.

Todo ello resulta en la versión definitiva de la canción, con algunas diferencias sutiles en segmentos de la letra, orquestaciones minuciosamente calculadas en algunos momentos, una sección vocal magnificada con coros impecables y una clara evolución de la performance de Carolina entre una versión y otra, y una madurez general de toda la banda a la hora de encarar este reencuentro con un ser tan querido que resulta tener forma de melodía.

¿La temática? Un joven Benjamín aborda el asunto de perseguir sueños, seguir adelante y no dormirse cuando se tiene un objetivo, dejar ir lo que nos detiene y luchar con los demonios interiores para finalmente hacer lo que queremos hacer. “it’s time to wake or life you waste”, una frase que puede servirle como lema de vida a muchas personas.

10. Torment & Wonder

La culminación de todo lo que es Crystal Gates, el eterno proceso compositivo de este álbum, y las experiencias personales de Benjamín que resumen su vida, todo llega en el cierre épico que da nombre al disco, y es también el tema más largo y ambicioso en la historia de la banda con 12 minutos de duración que nos hacen participar de un recorrido de desolación y consuelo, pérdida y recompensa, miedo y esperanza… tormento y maravilla. Por varios factores que nombraré a continuación, se trata de mi tema favorito de todo Crystal Gates, sintetizando perfectamente una historia llena de subidas y bajadas, dejando la puerta abierta para todo lo que se avecina.

De manera muy holopainesca en lo que podría considerarse una invernal y solemne intro con todo el sello de Nightwish, el actor de voz americano Chuck Brown provee la narración para el arranque, con un tono vocal majestuoso y épico que nos recuerda a un híbrido entre los grandes Ian McKellen y Christopher Lee (ambos reconocidos por sus míticos papeles en la saga de Lord of the Rings). Es la antesala perfecta para desembocar en unas ideas orquestales iniciales que vinieron de JJ Leyton hace muchos años y todo fue mutando y adquiriendo proporciones desmedidas hasta convertirse en el mastodonte sonoro que es hoy.

Ya de arranque el primer tercio de la canción es llevado con mucha fuerza por la voz de Carolina Pérez y una banda que arremete como una topadora de Power Metal en máxima potencia. Tras un intermedio orquestal que va ganando en intensidad y epicidad, arranca mi parte favorita de la canción. Riffs estremecedores que no dejarán a nadie sin cabecear, y los momentos de máximo tormento que acechan a nuestros protagonistas. “Estamos solos contra el mundo” rezan las estrofas mientras nos mantienen enganchados en una melodía de superación y éxtasis compositivo. “No hay esperanza, los sueños están perdidos” vociferan los malignos coros de ultratumba en una sección que representa el tocar fondo, a medida que entramos en una estructura de acordes dispares, baterías en tiempos irregulares y esperar lo inesperado. Sin decir ni una palabra, la banda nos va guiando en una odisea de superación, remar contra la corriente y hacerle frente a las adversidades, representado con el momento más progresivo de Crystal Gates (y por ende uno de mis favoritos, je), hasta llegar al mejor solo de guitarra del álbum donde las piezas se acomodan y se ve la luz al final del túnel. ¡Qué montaña rusa de emociones nos da esta canción! Bravo por dejar que la música hable en este momento tan bisagra de la cruzada. Citándolos a ellos mismos, “el poema más grande se dice sin una palabra”.

La canción termina con los versos más esperanzadores y majestuosos, con la orquestación al mango y la banda prendida fuego y haciéndonos emocionar. Son esos momentos que perdurarán para siempre y el sentimiento de realización al haber creado una pieza épica que significa un punto seminal en su historia. A todos nos tocan estos momentos de tormento, pero debemos transitarlos para abordar el siguiente capítulo de nuestras vidas, en un camino que nunca termina y que evoluciona constantemente. La puerta queda abierta para un futuro aún más brillante…

The Concert of Life: Conclusiones

Crystal Gates ha logrado un hito trascendental para la música latinoamericana con su impresionante debut de larga duración. Un álbum que encantará a fans del Symphonic Metal con sus composiciones gancheras y efectivas pero a la vez bombásticas y majestuosas, deleitará a los adictos al Power Metal con melodías frenéticas, vibrantes y llenas de momentos de virtuosismo, pero también a los entusiastas de la música en general, en especial a los amantes de las bandas sonoras y los mundos de fantasía que crean las películas de Disney, junto con la calidez poética de Nightwish, la espectacularidad de Epica y la influencia de la golden age del Power de bandas como Stratovarius y Sonata Arctica.

“Torment & Wonder: The Ways of the Lonely Ones” es el mejor disco de Metal Sinfónico hecho en Uruguay, y escribe una nueva página en la historia del metal rioplatense y sudamericano en general, elevando los estándares de calidad a niveles en los que antes solo se podría soñar, pero hoy son realidad. Es un testamento a la perseverancia, consistencia y paciencia de creer que todo se puede lograr, materializando un producto que tanto banda como fans atesoraremos por siempre. Los seres como nosotros encontramos en la música un camino de salvación, y no hay un ejemplo más claro de esto que darle play a esta placa y dejarse transportar a este hermoso mundo de magia, poesía y arte. Se ha cumplido el deseo de este soñador solitario.


Crystal Gates son:
Carolina P̩rez РVocals
Benjamín Machín – Guitars
Guillermo Albano – Bass
Gastón Lorenzo – Drums
Juan Jos̩ Leyton РKeyboards

  • Género: Symphonic Metal, Power Metal
  • País: Uruguay
  • Lanzamiento: 29 de Julio, 2022
  • Sello: Wormholedeath Records

“Torment & Wonder: The Ways of the Lonely Ones” track-listing:

1. The Ways Of The Lonely Ones
2. My Glorious Fall
3. Alive For The Journey
4. A Lonely Dreamer’s Wish
5. The Stars Temple
6. Moonshine & Sorrow
7. Winter Ghost
8. Nightmares
9. Soul Of Rain
10. Torment & Wonder

CRYSTAL GATES - Torment & Wonder: The Ways of the Lonely Ones

Crystal Gates ha logrado un hito trascendental para la música latinoamericana con su impresionante debut de larga duración. Un álbum que encantará a fans del Symphonic Metal con sus composiciones gancheras y efectivas pero a la vez bombásticas y majestuosas, deleitará a los adictos al Power Metal con melodías frenéticas, vibrantes y llenas de momentos de virtuosismo, pero también a los entusiastas de la música en general, en especial a los amantes de las bandas sonoras y los mundos de fantasía que crean las películas de Disney, junto con la calidez poética de Nightwish, la espectacularidad de Epica y la influencia de la golden age del Power de bandas como Stratovarius y Sonata Arctica. Es el mejor disco de Metal Sinfónico hecho en Uruguay, y escribe una nueva página en la historia del metal rioplatense y sudamericano en general, elevando los estándares de calidad a niveles en los que antes solo se podría soñar, pero hoy son realidad.
9.2

Producción

9.4/10

Composición

9.0/10

Replay Value

9.1/10

Valoración Personal

9.2/10

Pros

  • El disco definitivo de Symphonic Power Metal hecho en latinoamérica.
  • Melodías llenas de magia respaldadas por impecables performances.
  • Sólidas composiciones que desembocan en nuevos himnos para el género.
  • Producción ambiciosa y llena de detalles que enriquece todos los otros aspectos.

Cons

  • Puede alejar a los exigentes por falta de innovación dentro del género Symphonic/Power.
  • “The Stars Temple” y “Winter Ghost” quedan algo por debajo del resto de las canciones.

Alejandro Melgar

Absoluto entusiasta del Metal en casi todas sus variantes y sub-géneros. Melómano, coleccionista de discos y experto en armar documentos, listas y rankings. La estructura me garantiza paz y organización. Amo las series, películas y estoy muy arraigado en la cultura pop, además de disfrutar la naturaleza y el aire libre. Y a pesar de todo esto, soy muy sensible.

3 comentarios en «CRYSTAL GATES 🇺🇾 – Torment & Wonder: The Ways of the Lonely Ones (Album Review)»

  • el agosto 2, 2022 a las 1:37 am
    Enlace permanente

    ¡Discazo! Ojalá sea punto de partida para que más bandas en Uruguay se animen a dar el paso y pensar en grande.

    Respuesta
  • el agosto 8, 2022 a las 10:09 am
    Enlace permanente

    Para un pais como uruguay, es un gran salto en calidad, en el mundo del metal, un trabajo bien hecho y de calidad de esta banda.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.