THERION – Leviathan (Album Review)

Por Sergio Mejía

La gran evolución que ha tenido Therion a lo largo de los años y que gracias a su líder y fundador Christofer Johnsson, es dentro del metal sinfónico y operístico una de las más importantes de todos los tiempos. Esa evolución que fue comenzando quizá desde su época de “Lepaka Kliffoth” (1995) y plasmado de manera magistral un año más tarde en “Theli” (1996) para finalmente alcanzar la gloria y la fama con el que para la mayoría de los fans y de la critica es su obra maestra: “Vovin” (1998). Therion es sin lugar a dudas una de las mayores influencias en lo que es conocido como Symphonic Metal y que decenas de bandas tratan de replicar año con año, algunos con excelentes resultados como es el caso de Epica o Sirenia (bandas que también tienen planeado editar disco en este 2021, sin ir más lejos el próximo mes).

Hablar de Therion es hablar primero que nada de una banda icónica (con “Leviathan” llevan ya 17 discos de estudio), pero también es hablar de una banda con una calidad indiscutible que, si bien ha tenido sus altas y sus bajas como toda banda con más de 30 años de trayectoria, es innegable que dentro de estos años nos han regalado tremendas joyas para la posteridad y con músicos que han dejado una huella imborrable como Mats Levén o Lori Lewis.

Es conocido para todos los fans de la banda que en los últimos años Therion ha navegado sobre aguas algo turbulentas, desde la salida de su disco “Sitra Ahra” (2010) el cual fue recibido de manera muy tibia en términos generales, pasando por “Les fleurs du Mal” (2012) el cual generó opiniones muy diversas, desde quien lo amó, hasta quien lo odió y terminando con el que es quizá el disco más polémico de la banda: “Beloved Antichrist” (2018), un disco sumamente ambicioso en el que se generaron demasiadas expectativas y terminó siendo un tremendo fracaso para la mayoría de los escuchas, extremadamente largo (con más de 3 horas de duración) y que si bien tiene su fanaticada, esta es muy reducida. Así que después de 11 años en donde la banda ha pasado por unos más que evidentes claro-oscuros tenemos el que se ha anunciado como el “regreso a sus raíces” bajo el nombre de “Leviathan”, ¿habrán cumplido con esa mención? Analicemos el disco en cuestión.

Como ya es costumbre dentro de la discografía de Therion, la producción es impecable, llena de detalles claros y todo unificado de manera perfecta para entregar un sonido excelente, los coros de esta obra pertenecen al coro israelita Hellscore, el cual cuenta con más de 30 elementos y que fue fundado por Noa Gruman, vocalista de la banda Scardust y la cual participa también como invitada en el disco, sumándose a otros invitados como el gran Mats Levén y el ahora ex Nightwish Marco Hietala.

El disco abre con “The Leaf on The Oak of Far” un tema simplista y con un aura rockera y muy en la vena de su disco “Crowning of Atlantis” (1999) con coros entretenidos, buena sinfonía y una genial voz a cargo de la vocalista Rosalía Sairem . Comienza “Tuonela” siendo un medio tiempo bastante entretenido y con cierto aire folk, gracias a esos violines tan marcados, la voz de Marco Hietala (ex – Nightwish) se combina perfectamente a la de Taida Nazraić (The Loudest Silence) para entregar un gran tema, con un final emotivo al más puro estilo de “Vovin”.

“Leviathan” y “Die Wellen Der Zeit” fueron los dos sencillos que editó la banda previo al lanzamiento oficial del álbum, el primero de ellos con un estilo muy marcado a sus discos “Lemuria” y “Sirius B” (2004), lleno de grandes coros y donde aparece la genial Lori Lewis haciendo gala de su hermosa voz y que en palabras de Christofer Johnsson describe el tema de la siguiente manera:

Esta es la única canción que siento que tiene una vibra de una era Therion anterior en particular (Lemuria / Sirius B) y fue una buena canción para empezar y dar una señal de que Leviathan será un álbum más dirigido hacia el “sonido clásico de Therion”.

En cuanto al siguiente sencillo es un tema semi acústico, con unos toms que adornan la canción y en donde la voz de Taida junto a ese gran coro israelí se hace una canción amena y de agradable escucha. “Aži Dahāka” tema muy heavy aunque poco inspirado, es como un “Wine of Aluqah” de esa joya llamada “Vovin”, pero sin la chispa de ese gran tema.

“Eye of Algol” : aquí aunque hay buenas ideas y un solo de guitarra bastante efectivo, empiezo a sentir que la banda se enfocó en querer hacer puros temas gancheros, de fácil escucha y con potencial de “sencillo” cada uno de ellos, pero sin ese plus, sin esa parte a la que nos tenía acostumbrados la banda yendo un paso más adelante. Con “Nocturnal Light” la cosa mejora bastante, aquí ya tenemos esa epicidad que pide uno en un disco de Therion, con grandes coros y esa mezcla de voces típicas de ellos, un tema grandilocuente lleno de arreglos sinfónicos y orquestales muy bien ejecutados.

“Great Marquis of Hell” continua la buena de senda con otro buen tema, aquí Thomas Vikström nos deleita con su gran voz, Christofer menciona que es un tema muy “Deep Purple pero Therionizado. Como dato curioso esta canción iba a ser cantada por el mismísimo King Diamond, pero debido a la grabación de su nuevo disco no pudo y termino declinando la oferta, así que Thomas la termino grabando haciendo un trabajo más que destacado.

Con “Psalm of Retribution” regresa el gran Mats Levén en el que es quizá el mejor tema del disco, la palabra epicidad se me viene a la mente, un medio tiempo con tintes dramáticos que me vuelve a recordar a “Vovin” pero aquí de una manera más que efectiva y para bien, la conjugación de la voz de Mats junto a Thomas y Lori con todos los elementos sinfónicos y orquestales me han gustado bastante, esto es Therion aunque quizá llego un poco tarde a la cita.

Cuando Therion visitó México en 2018, fueron a unas ruinas en Oaxaca y de ahí nace la inspiración para componer el tema ” El Primer Sol” el cual habla de Tezcatlipoca “dios de la providencia, de lo invisible y de la oscuridad​”, hermano de Quetzalcóatl; a quien también le dedicaron una canción en su álbum “Lemuria“, así que aquí está la continuación, cantando una gran parte de este en español.  Una canción donde el principal atractivo es el coro, bastante ganchero, sinfónico y con un duelo de voces excelente.

Y llegamos al final de esta odisea de nombre “Leviathan” con “Ten Courts of Diyu” en un cierre excelente de un disco bastante irregular, un medio tiempo con estilo baladezco en donde las voces de Taida, Lori y Thomas se fusionan de manera hermosa y emotiva, los cuales junto a los coros orquestales hacen un tema bellísimo y un final con un grato sabor.

Con este disco Therion se queda a medio camino entre “el regreso a sus raíces” pues si bien hay mucho de “Vovin”, “Lemuria” o “Deggial”, no le alcanza para ser un disco memorable. En definitiva han crecido con relación a sus últimos trabajos, pero sigue faltando algo, esa chispa que tenían antes, esa alma para componer temas grandiosos e icónicos que se te quedan en la cabeza por varias horas después de darle escucha, ya no está. Este “Leviathan” es un disco correcto si, con buenos temas en su mayoría, pero que siendo un poco más exigentes con esta grandiosa banda tendrían que ser mucho mejores.


Sello: Nuclear Blast Records
Lanzamiento: 22 de Enero, 2021
Género: Symphonic Metal

Therion - Leviathan
  • 9/10
    Producción - 9/10
  • 7/10
    Composición - 7/10
  • 7/10
    Replay Value - 7/10
  • 7/10
    Valoración Personal - 7/10
7.5/10

Con este disco Therion se queda a medio camino entre “el regreso a sus raíces” pues si bien hay mucho de “Vovin”, “Lemuria” o “Deggial”, no le alcanza para ser un disco memorable. En definitiva han crecido con relación a sus últimos trabajos, pero sigue faltando algo, esa chispa que tenían antes, esa alma para componer temas grandiosos e icónicos que se te quedan en la cabeza por varias horas después de darle escucha, ya no está. Este “Leviathan” es un disco correcto si, con buenos temas en su mayoría, pero que siendo un poco más exigentes con esta grandiosa banda tendrían que ser mucho mejores.

Checo Mejia

Melómano de corazón, amante de la música en casi todas sus vertientes, mi favorita es y será siempre el METAL en la mayoría de los subgéneros existentes, siendo el Heavy, Power, Death Melódico y Symphonic Metal los que más escucho. Apasionado de los deportes, la lectura, el cine y la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.