MISERATION – Black Miracles and Dark Wonders (Album Review)

Por Oz Ga

Hay un dicho popular que reza: “solo el fuerte sobrevive” y que es aplicable a estos suecos, la resistencia debe ser parte integral de nuestra vida cotidiana para la vida en general, así ante cualquier situación no debería sacarnos de control y podríamos buscar soluciones en lugar de tirar todo o salir corriendo, eso siempre nos abrirá caminos y nos hará disfrutar la vida, eso no implica sentir y poder expresarlo de una u otra manera, solo de forma asertiva canalizar esas emociones, eso amigos hablaría de nuestra madurez, sin más.

MISERATION ha atravesado justamente por algunas situaciones que solamente los colocan en otro lugar y considero que siempre será mejor, ya el estar alejados mucho tiempo, sin haber editado nada durante 10 años ya debe darnos una idea de que la banda atravesó situaciones, no sólo de la pandemia que recientemente afecto a todo mundo y cambio de alguna forma nuestra forma de vida como la conocíamos, el dar señales claras, contundentes con un nuevo trabajo, solo nos dice que tienen ganas de seguir luchando y disfrutarlo y comparten con nosotros su trofeo de haber editado su más reciente trabajo que está próximo a salir, después de sortear varias adversidades que ya les contaremos conforme avanza el artículo.

La banda inicia su camino por el año 2006, así que sus 16 años les basta para poder haber hecho una colección de varios ejemplares discográficos que los han llevado por algunas facetas en cuanto a género se refiere, su debut, se dio en el año 2006 con “Your demons – theirs angels” un trabajo que claramente estaba orientado hacia el Melodic Death Metal y que incluían voces limpias, su segunda placa se editó en el año 2009 con “The mirroring shadow” y que fue otro punto de partida al cambiar su estilo u uno más agresivo como lo es el Death Metal, manejando una propuesta feroz e intensa, dentro de toda esa brutalidad, su siguiente trabajo continuó por el mismo sendero en el año 2012 “The tragedy has spoken“, mismo que fue lo último que publicaron, ausentándose por varios años, pero ese silencio a terminado.

Su alineación a tenido muchos altibajos o entradas y salidas de miembros, los últimos en salir fueron Markus Bertilsson y Oscar Nilsson, llegando a un punto donde por ahora sólo quedan dos de sus integrantes y que son Jani Stefanović (ESSENSE OF SORROW, SOLUTION 45, etc.) Quien se hace cargo de todos los instrumentos, incluyendo los que le dan efectos electrónicos, ambientaciones y participa con las voces, su compañero en esta travesía Christian Älvestam (CYPHER SYSTEM, SOLUTION 45, etc.) que se encarga de las guturales como voz principal.

Estamos ante su nueva obra donde reúnen lo mejor de ellos, se enfocan principalmente en el Death Metal intenso y brutal que últimamente venían haciendo, pero también retoman un poco de sus inicios, ya que vamos a encontrar temas que de Melodic Death Metal, además de que le han agregado matices para hacer un trabajo más completo, siendo algunas ambientaciones sinfónicas, elementos electrónicos, voces limpias, que sin duda enriquecen cada uno de sus temas, agudizando la temática que manejan donde hablan de diferentes dioses, criaturas divinas, mitos e historias de sumerios, judeocristianos y otras culturas de la antigüedad, hay que reconocer que su sonido es muy profesional, a la altura de los profesionales, dándoles un resultado fantástico

The seal of the eight – pointed star” es el tema con el que empiezan, arrancan poniendo todo al asador, con esos ritmos intensamente brutales, pero que a la vez empiezan a aparecer sus matices que le adornan, aquí le meten algunos destellos de toque electrónico y sutiles arreglos sinfónicos que le dan cierto aire épico, los acordes son rápidos, al igual que la base rítmica, equiparado por las guturales que son abrumadoras, justo para desatar la ira del Dios Shamas, de todas cosas vivas y del pecado interminable, imponentes!. Arrancan con temática devastadora de la naturaleza con “Reign of fate” con una introducción terrorífica y una melodía oscura, aderezada con bombásticos arreglos sinfónicos, manejando el juego de voces entre los dos, con inmensas guturales y voces limpias que le dan un toque teatral y esa mezcla con Melodeath, muy interesante corte.

La profanación al santuario llega con “Desecrate dominate eradicate“, donde la velocidad – brutalidad se mezcla con la melodía del Melodeath, tratando de mantener un equilibrio como si de una lucha se tratara en este ambiente de profanación, dominio y erradicación. Hay cierta técnica en la ejecución, tornándose los ritmos de carácter progresivos, dando una buena técnica. Los Dioses del mal reunidos? “Enuma elish”, bueno a destacarse por qué Marduk, Tiamat, Apsu, Anu, liberarán un caos mitológico en una batalla brutal, en este tema intenso, una velocidad sin límites se desata, ritmos despiadados como si de un Armagedón se tratara, la base rítmica es estruendosa, la voz de toma incluso tesitura de Brutal Death, para acentuar su brutalidad, no le restan en absoluto los toques sinfónicos que adornan discretamente el tema.

Entra “Fed by fire, led by blood” otra descarga sonora de timos brutales que se entrelazan con Melodeath y lo hacen por las voces limpias, porque la melodía no baja su intensidad, ritmos frenéticos se mantienen todo el corte, se cuelan por ahí en algún momento para que recupere el aliento de unos segundos, donde se crea una atmósfera a base de teclados de tinte siniestro, recuperándose para rematar mis sentidos. Pasamos con “Kingdoms turned to sand” de un inicio que bien puede encasillarse en el Metal a secas, siendo rescatado de forma gradual por la distorsión de las guitarras y las guturales, aunque tratan de mantener una melodía densa, oscura y siniestra, brotando  un brillante coro “Ego sum verus mundi Lucifer”. Vámonos con “Shah” es una veneración al maestro, manejando una melodía que a pesar de manejar una atmósfera densa, es de ritmo muy pesado, metiendo cambios de ritmo progresivos que le dan una interesante variedad al tema, los arreglos sinfónicos acentúan el toque de maldad que también se perciben, también se permiten meter unos requintos muy Heavy’s que suenan muy emotivos, gran variedad en el tema.

Finalizan con el tema más largo “Connector of the nine worlds” y la entrada que da muestras de algo épico, con esos coros eclesiásticos muy siniestros o de algún ritual, donde Yggdrasil nos ofrece una forma de vida en su mundo, surgiendo de la arcilla, los ritmos se tornan densos y la base rítmica frenética muy progresiva ante cambios de ritmo muy dinámicos, los teclados crean protagonismo al acentuar con tintes épicos y sus arreglos, un tema lleno de matices, siendo este uno de los mejores por su variedad de ritmos y atmósferas impactantes.


Sello: Massacre Records
Lanzamiento: 22 de Abril, 2022
Género: Death Metal

1.The Seal of the Eight-Pointed Star
2.Reign of Fate
3.Desecrate, Dominate, Eradicate
4.Enuma Elish
5.Fed by Fire / Led by Blood
6.Kingdoms Turned to Sand
7.Shah
8.Connector of the Nine Worlds

MISERATION - Black Miracles and Dark Wonders

Aplastante y brutal regreso de los suecos, después de 10 años, quedando como un dueto, además de ofrecernos una evolución, donde se mezclan viejos y nuevos estilos matizado con algunas sorpresas.
8.9

Producción

9.0/10

Composición

8.9/10

Replay Value

8.9/10

Valoración Personal

8.9/10

Pros

  • Nítida sonido de una gran producción.
  • Temática mitológica y fantasiosa.
  • Técnica instrumental precisa.

Cons

  • Arriesgada incursión con detalles electrónicos.

Oz Ga

Amante del Metal en sus Múltiples Variantes, empezando a escuchar Metal desde la Gestación, y que considera el Metal parte Esencial de la Vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.