IBARAKI – Rashomon (Album Review)

Por Oz Ga

Montarse en un proyecto a la par de su banda principal por parte de algún o algunos integrantes, hoy día ya no es novedad, ya que esta práctica, como tal pudo serlo por allá en los 80’s, cuando algunos integrantes empezaron a trabajar por cuenta propia y se consideraba casi una traición a su banda y a los fans. Esos tiempos han quedado atrás y con el paso de los años las cosas han cambiado tanto que, muchas veces algunos de esos proyectos pueden pasar desapercibidos a la hora de editar algo o simplemente quedar como un mero antecedente del o de los involucrados.

Considero que el personaje que hoy nos atañe será de los que dejen una huella en el ámbito musical del Metal, las razones a mi gusto son: primero el origen del integrante en este proyecto, proveniente de bandas muy conocidas por todas y todos, en segundo lugar el talento compositivo que ha demostrado en su banda madre. Tercero, los invitados de lujo que se han involucrado y finalmente el incursionar en un género extremo más radical a lo que es su banda principal. Acompáñenme a desenmarañar todas estos planteamientos durante esta reseña.

De acuerdo a los antecedentes, este proyecto tuvo su origen inicialmente por la amistad que hay entre Matt Heafy, guitarrista y vocalista de TRIVIUM, en compañía del  líder de EMPEROR, Ihsahn, dando señales de esta unión hace unos 10 años atrás, grabando varios Demos con un Black Metal enraizado en la vieja escuela, que estaba influenciado por los viejos DARKTHRONE, DIMMU BORGIR y EMPEROR, incluso hace unos años anunciaron un posible debut con estos temas, algo que parece ser que por el momento quedará en el tintero

Por lo que Matt decide ponerse a trabajar el año pasado en esta obra, con una temática sobre leyendas japonesas, eso puede aclarar perfectamente la imagen de la portada, además de todos los títulos de sus temas que están escritos en japonés, haciéndose cargo de todas las labores instrumentales y de la  voz, para darle vida a sus letras.

Para este trabajo tuvo varias colaboraciones entre las que podremos encontrar: Alex Bent (TRIVIUM, etc.) en la batería, Paolo Gregoletto (TRIVIUM) en el bajo, Corey Beaulieu (TRIVIUM) en la guitarra, Heidi Solberg Tveitan (ex PECCATUM) coros y samples, Gerard Way (MY CHEMICAL ROMANCE) como voz adicional, Angell Solberg Tveitan (IHSAHN) con su voz, Ariadne Solberg Tveitan con su voz, Ihsahn (EMPEROR) guitarra / voz y Nergal (BEHEMOTH) con su voz.

La obra de Matt es de una gran calidad, tanto en producción como en composición, saliendo un poco fuera de lo ordinario al hacer una mezcla de estilos y agregar matices que van adornando cada uno de los temas, que ya les iré describiendo a continuación.

Empieza con la introducción “Hakanaki Hitsuzen“, la cual es una pieza matizada con instrumentos de viento, y violines, castañuelas, tambores y unos coros, sonando un folklore de tintes románticos, para dar paso a “Kagutsuchi“, que es el Dios del fuego, cuenta la leyenda que cuando nació quemo los genitales de su madre, mostrando el variado arsenal que trae consigo, el Metalcore juega el papel principal en este tema, resaltado las voces extremas al ofrecernos los gritos feroces y desgarradores de Matt que se entrelazan con voces limpias, haciéndose muy variado el aspecto vocal, en lo que respecta a la base instrumental tenemos una gama de variedades en los ritmos, yendo de melodías emitidas por acordes de guitarra veloces, acompañadas de una base rítmica poderosa que muestra una dinámica con los cambios de ritmo, los matices no se hacen esperar, claro aparte de las voces limpias tenemos una muestra de guitarras limpias donde se sumergen en un Metal / Rock Progresivo suave que tiende a la calma, algunos violines que le dan dramatismo al ambiente, que gran tema amigos.

Ibaraki-Dōji” fue un anti héroe causante del caos, inevitablemente me hace recordar a esas bandas japonesas de J-Metalcore y es que la base rítmica posee claramente esos elementos, los ritmos vertiginosos, mezclados con teclados y esos blast beats son marca propia de los orientales, como se nota que Matt estuvo sumergido en esta cultura no sólo de las leyendas, sino del estilo en particular de ese lugar, que profesionalismo, los cambios de ritmo nuevamente se hacen presentes en este corte, al empezar con el Metalcore, va evolucionando el tema hasta alcanzar un clímax de atmósfera romántica / dramática y en este espacio la voz de Heafy es limpia y suave, quizá un tanto Grunge como la de PEARL JAM, acompañada de acústicas y una base rítmica suave que se rompe por la estrepitosa aparición del ritmo J-Metalcore a medias revoluciones, sólo la voz de Matt se mantiene exigente en los gritos, dándole un dramatismo brutal al corte.

Caray! Cuando empieza “Jigoku Dayū” da una tremenda voltereta a lo que venía mostrando Matt en los temas previos, su inicio propio de una banda Grunge, es la “Cortesana del infierno” famosa por haber tenido un encuentro con una entidad espiritual, da inicio al llevarnos por una melodía suave de tinte romántico que dura algunos minutos, el ser un tema medianamente largo le permite hacer este tipo de cambios tan nutrido, saltando al Metalcore de forma abrupta con un Matt desgarrándose las cuerdas vocales, transmitiendo rabia y desesperación, mientras suenan la melodía de un Metal Progresivo al contener una gran variedad de cambios de ritmo, ejecutados de forma impecable, este tipo es todo un profesional también como instrumentista, ya para este corte deberás estar postrado ante tal magistral demostración de melodías salvajes tocadas de forma compleja.

Continuamos con “Tamashi No Houkai” que fue escrita por Ihsahn y que significa la ruptura del alma adaptándola a la temática japonesa, nos da otra dosis de Metalcore puro en la vena más americana, la diferencia es que es más directo sin tanto adorno, comparativamente con el estilo oriental, particularmente en este tema la estructura musical es feroz y poderosa desde el inicio, adornado con algunos destellos orquestales discretos que lo hacen grandilocuente, entrelazándose con ritmos limpios de una melodía melancólica contagiosa, sonando muy teatral esta combinación, en su parte media vamos a descubrir ciertos ritmos que parecen disonancias, requintos, y otros instrumentos de cuerda que enriquecen muy bien el tema, espectacular tema, de irresistible melodía.

Nos vamos con “Akumu” done colabora el gran Nergal de Behemoth, “se traduce como ‘pesadilla’ y con esta pieza, animo al oyente a trabajar para encontrar sus interpretaciones de lo que sienten a partir de la letra, la música y las inquietantes imágenes del video musical” dándole entonces una atmósfera propia del Black Metal acorde al invitado, por lo que en su esencia de la estructura, abunda más el Black Metal, sin embargo Matt lo hace sonar un poco experimental al mezclar sus ritmos complejos de aire progresivo, que le dan un toque de oscuridad, el desenvolvimiento de Nergal es en algunos versos, notándose la diferencia al escucharse la voz más grave comparativamente con Heafy que se mantiene en sus desgarradas notas y voces limpias.

Damos paso al corte de aire oriental “Komorebi” (palabra japonesa que se refiere a la luz del sol que se filtra a través de los árboles) donde los instrumentos de Japón le dan ese aire místico y misterioso, acentuándolo al mezclarse con ritmos cadenciosos, que se deslizan sigilosos como una cobra, apareciendo más matices como guitarras acústicas, instrumentos de cuerda como el Cello, violín, voces limpias de tendencia melancólica, la habilidad de Matt en la batería es muy destacada, encontrándose influencias propias del Jazz, dada la complejidad en los cambios.

Cuando te digan todo terreno es lo que viene a mi mente una vez que  escucho este corte “Rōnin” donde la colaboración de Gerard Way de MY CHEMICAL ROMANCE, queda como anillo al dedo, este Matt realmente sabe adaptarse a todo, de ahí la frase inicial, la melodía donde se mezclan melodías de Indie Rock / Alternative con Metalcore es realmente increíble, mezclar la calma con el caos, la oscuridad con la luz, parecía algo difícil, pero aquí está la prueba de que unidos forman una armonía grandiosa, al escuchar la voz de Gerard con ese tono suave y dulzón podría llevarte a un recorrido por las nubes o unas aguas calmadas de un lago, rotas por la abrupta intervención de Matt y su base rítmica con esas melodías desenfrenadas y de aire desgarrador, sumamente increíble amigos, nos  hace referencia a un hecho que tuvo lugar en el año 1701 y que implica el código de honor samurái: el Bushidō.

Toca turno a “Susano no mikoto”, La mitología cuenta que este es uno de los tres dioses japoneses, que nació de la nariz de su padre, Izanagi, cuando este se dio un baño para purificarse después de ir a la tierra de los muertos, aquí empiezan los acordes con las guitarras y un ligero toque disonante en su estructura, en tanto Matt vociferar de forma discreta, mezclándose posteriormente el Metalcore y la voz limpia, una completa combinación que sólo el Metalcore te puede dar, no puedo dejar de percibir cierta melancolía en este tema por los cuatro costados, algo inusual es esa ambientación atmosférica que está a mitad del tema, con esos sonidos de viento, coros sopranos, una voz narrativa en conjunto, algo bizarro y siniestro, sin olvidarse que aquí intervine Ihsahn.

Finalmente su último corte “Kaizoku” es una pieza de tango apasionado, lujurioso y sangriento “Tu belleza hace que mi corazón lata rápido con lujuria”, “Atraerte al lugar donde he ensayado, las muchas cosas que tengo que hacerte” una pieza bizarra e irregular para una banda de Metal.


Sello: Nuclear Blast
Lanzamiento: 06 de Mayo, 2022
Género: Progressive Metalcore, Extreme Metal

1.Hakanaki Hitsuzen
2.Kagutsuchi
3.Ibaraki-Dōji
4.Jigoku Dayu
5.Tamashii no Houkai
6.Akumu
7.Komorebi
8.Rōnin
9.Susanoo no Mikoto
10.Kaizoku

IBARAKI - Rashomon

El talentoso músico y compositor Matt Heafy, actual integrante de TRIVIUM, nos trae un trabajo sumamente creativo, donde se involucra con ritmos extremos y colaboradores grandiosos que le dan un toque de elegancia a este oscuro relato de leyendas japonesas.
9.5

Producción

9.5/10

Composición

9.5/10

Replay Value

9.5/10

Valoración Personal

9.5/10

Pros

  • Excelente producción y sonido.
  • Temática interesante poco explorada.
  • Diversidad de ritmos y matices.

Oz Ga

Amante del Metal en sus Múltiples Variantes, empezando a escuchar Metal desde la Gestación, y que considera el Metal parte Esencial de la Vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.