Christian Vidal (THERION): “‘Leviathan’ es el disco que más me gusta de los que he participado. A mi me voló la cabeza”

Por Alejandro Melgar

Contacto, lógistica y fotos: Paula Andersen

Muchos sabemos que Therion se ha convertido gradualmente en una de las bandas pilares para toda la movida del Symphonic Metal desde mediados de los 90 hasta ahora. A principios de este 2021 se editó “Leviathan”, su esperado nuevo disco de estudio que generó un retorno paulatino a sus raíces sinfónicas y fue mejor recibido por crítica y fans que sus trabajos anteriores recientes (nuestra reseña la pueden leer aquí).

El guitarrista argentino Christian Vidal pertenece a las filas de Therion desde 2010 y ha grabado con ellos ya cuatro discos, además de participar en numerosas giras y shows en vivo. Christian reside en Buenos Aires y también posee una importante carrera solista y tiene muchos proyectos en su haber. De todo esto charlamos amablemente con él via Skype y pueden leer a continuación la transcripción de la charla.

¿Qué tal Christian como andás? Me dijeron que justo salís de dar una clase, ¿puede ser?

Si, sí. Vamos hacer la nota con lo que me queda de garganta. Hoy di como 5 o 6 clases uno habla, habla y habla, así que nada, a meterle un rato.

La idea de esta entrevista es recorrer un poco tu carrera, centrándonos en tu última etapa con Therion pero también hablando un poco de tu pasado y de tu actualidad como solista en Buenos Aires. Me imagino que con la pandemia no salís de Buenos Aires hace tiempo, ¿cómo te estuviste manteniendo activo este último año?

Bueno, la verdad es que por suerte, en mi caso, he estado bastante ocupado. Con Therion, por ejemplo, no hemos parado de grabar. Yo te diría que en mayo/junio de 2020 continuamos la grabación de “Leviathan” que habíamos empezado en Malta en febrero. Hasta un mes antes que saliera el disco estuve grabando para Therion.

Ahora que salió Leviathan”, ya estamos grabando desde noviembre mínimo, no me acuerdo exactamente, el próximo “Leviathan”, el segundo de estos tres discos que vamos a hacer.

Si, ¿va a ser una trilogía no?

Si si, por eso con Therion no he parado de grabar. Por otro lado, yo soy productor y estoy produciendo una banda argentina, un proyecto que se llama Soulkick y durante la pandemia terminé el primer disco. Así que también estuve ocupado casi todo el año hasta que salió el disco. Y en este momento ya comencé con el segundo, así que eso me tuvo y me tiene activo, ocupado. Y por el otro lado, no he parado ningún momento de dar clases. De hecho, tengo más clases ahora que antes de la pandemia.

Ahora que nombrás a Soulkick, en nuestro sitio tenemos una sección dedicada a bandas latinoamericanas, y el disco de Soulkick, “No Turning Back”, fue elegido por uno de nuestros compañeros como uno de los Mejores Discos de Abril 2021.

Ah, ¡me acuerdo de eso! Sí, sí, hasta yo creo que lo compartí.

Ahh que bueno que ya estabas enterado. Si tenemos un especialista de todo lo que es la escena latinoamericana y siempre mes a mes hace un top 5 de los mejores discos.

Muy agradecido entonces con el staff.

Si la idea es darle bastante entrada a todo lo que es la escena latinoamericana en la página. Tenemos mucho enfoque internacional pero somos un medio latinoamericano compuesto por gente de Uruguay, Venezuela, México, Bolivia, Costa Rica, entonces como que abarcamos bastante el territorio.

¡Muy bien, eso está muy bueno!

Leviathan” ya hace seis meses que está en la calle. Si me preguntás a mi es un disco que captura la esencia de Therion de finales de los 90, pero a medias. Si bien es un disco que me parece bueno, no me voló la cabeza ni lo sentí tan descollante como se esperaba de ese retorno. ¿Qué repercusiones sentís que tuvo a nivel de prensa y de fans?

Por lo pronto no he escuchado negativas. Siempre va a estar la persona a la que no le gustó. Primero y principal, es muy difícil mantener contento a todo el mundo. Es muy difícil y yo lo entiendo porque yo también soy público, y es difícil ser objetivo porque yo grabé el disco, pero no salgo del lugar de músico.

Te cuento lo que me pasa como oyente de las bandas que yo escuchaba, por ejemplo, cuando era adolescente. Por ejemplo, quedé fascinado con Iron Maiden en la época del “Powerslave”, Somewhere in Time”, hasta el “Seventh Son…”

Claro, toda la etapa de los ‘80 digamos.

Bueno, todo lo que vino después, a mi no me llega. Después uno le puede buscar explicaciones, ¿qué es lo que pasa? ¿Cómo hace un artista para volver a sorprender? ¿Cómo hago, como oyente, para volver a sorprenderme antes? Es imposible. Además no le puedo pedir eso al artista. Yo me doy cuenta hoy a mi edad como músico. No se puede, ¿cómo hacés?.

A mi me encanta el Megadeth de los tres primeros discos, hasta Rust in Peace”. Vamos a incluir el Countdown to Extinction” también. Si no, también pasa hoy que jugamos a eso. ¿Cómo hacés luego para mantener eso, para tener otra vez esa sorpresa? No se puede. A mí me pasa que hoy los últimos discos de Megadeth no los he podido terminar escuchar. Digo “Uy, ¡qué bueno! Me encanta, lo voy a escuchar” Y escucho un tema o dos y no escucho más.

Entonces, yo entiendo al fan de Therion que dice “a mi con el ‘Theli’ y el ‘Vovin’ me sorprendieron un montón”. Claro, yo los entiendo, y no se puede tener feliz a todo el mundo, creo que no hay banda que haya logrado eso. Miralos a AC/DC, siguen la misma linea, por ejemplo, del “Back in Black”, sin cambios. Pero por otro lado, creeme que si AC/DC cambiara su sonido, más de un fan diría “No no, a mi dame lo otro, es lo que me gusta”. Si Iron Maiden viene y dice “vamos a hacer un disco progresivo con métricas irregulares”, muchos van a decir “no, a mi no me gusta más”.

Bueno, de hecho los últimos discos de Maiden tienen un poco esa influencia progresiva con canciones extensas y cambios de ritmo.

Ah mira! No los escuché (risas).

Foto: Germán García

Yo te cuento un poco lo que me pasó a mi. Entiendo es a lo que vas, por ejemplo, el Maiden de los 90, cuando cambiaron de cantante y todo eso. Es como una etapa que quedó bastante relegada y que fue bastante pobre en general. A mí lo que me pasó con la vuelta de Dickinson, por ejemplo, fue que me volví a copar, me volvieron a gustar los discos, y a partir de ahí volví a seguir a Maiden como al principio, y son discos muy buenos para mí. En el caso de Therion, capaz que no es un tema de factor sorpresa, porque es como vos decís, es difícil sorprenderse. Pero a mí lo que me pasó personalmente fue como que no logré capturar ese feeling, pero no desde un lugar de la sorpresa, sino desde el lugar de que me llegue al corazón, de que me hagan emocionar las canciones.

Claro, pero eso es más bien personal, y a mí me pasa ahora sin ser objetivo, yo lo que sí te puedo decir, es que desde que entré a la banda entré en 2010 y grabé todos los discos desde entones, “Leviathan” es el que más me gusta. Por todo, por lo musical, por lo sonoro. Cuando yo entre a Therion, era una banda que sólo conocía de nombre. Entonces para mí todo fue nuevo. El mío es un caso extraño, yo entro a una banda donde no conocía ni una canción, como mucho había escuchado To Mega Therion” una vez. Entonces desde adentro y habiendo entrado en ese entonces, a mi este disco me voló la cabeza. Pero insisto, yo tomo en cuenta desde mi llegada en adelante.

Claro, es que si tomás desde tu entrada en adelante, creo que este es el disco más fuerte de los cuatro que grabaste.

Sí, a mí me encanta, me vuela la cabeza. Además, lo sonoro es terrible, cómo suena la orquesta. Aunque ahí ya entramos en otro territorio, el territorio “nerd” (risas), territorio de la familia musical. Me parece increíble disco. Ahora, con respecto a lo que le pasa al fan, cada cual debe tener su manera de vivirlo, y está bien que sea así. Uno no puede pretender agradarle a todos.

Recorriendo un poco tu historia con Therion, arrancaste con el “Sitra Ahra” (2010) que fue el último disco “tradicional” de la banda antes de pasar a experimentos como “Les Fleurs Du Mal” (2012) y “Beloved Antichrist” (2018), que fueron álbumes más difíciles de digerir para los fans.

Tal cual, exactamente como lo decís. Si bien grabé en el “Sitra Ahra”, digamos que llegué para grabar los solos, el disco ya estaba armado. Entonces en “Leviathan”sí empecé desde los demos, para mí tiene un valor especial, yo lo he vivido de otra manera. También “Les Fleurs Du Mal” lo tuvo y al otro lo viví desde los demos, Pero digo, siendo este el primer disco que podemos llamar “estándar”, que ni es conceptual ni son covers.

¿Cómo ves en retrospectiva a estos discos anteriores en los que participaste?

Hace mucho que no los escucho, pero por ejemplo, Les Fleurs Du Mal” para mí es muy especial porque trabajamos muchísimo en la preproducción. Yo estuve muy involucrado en cuanto a arreglos. Hay muchas cosas que por ahí la mayoría de la gente la va a pasar por alto, porque otra vez entramos en el terreno “nerd”.

En una de las canciones que está en ¾, como lo mío es un poco la fusión, como se ve en mis discos solistas, a esa canción la tomé y dije “esto para mí es como un valsecito criollo”, entonces le di un poco ese tratamiento, hay guitarras armonizadas con ese tratamiento que contiene cositas que son propias de un vals. Pero bueno, es muy nerd. O sea, o te tienen que gustar muchísimo el vals o tenés que ser un tanguero que escuchó eso toda la vida, o un guitarrista o músico que ha tocado el género. Si no, no te das cuenta. Algún día lo voy a mostrar en una de las clínicas que ahora estoy haciendo videos y estoy poniendo a la venta transcripciones de pequeñas lecciones y fragmentos. Y hay cosas de ese disco que si la gente no las registró, yo las quiero explicar, porque merecen esa explicación.

Ni que hablar que muchos músicos tienen que estar interesados en toda esa parte técnica y está bueno que surjan explicaciones detalladas de todo este proceso.En Uruguay con Therion estuvieron tres veces: 2010, 2012 y 2015. 2010 fue la presentación del “Sitra Ahra” y eras el nuevito en la banda. 2012 fue la gira por los 25 años y tocaron completo el “Secret of the Runes” y algunas rarezas, y 2015 fue una gira acústica. ¿Tenés algún recuerdo puntual de alguna de esas veces por Uruguay?

No recuerdo nada puntual del show. Las veces que fui de Uruguay la pasé bomba, te puedo contar que creo que fue la primera o la segunda vez, fuimos a parar a un bar de no sé quién, hice tremendo asado y vinieron los Therion a comer. De hecho, como Cristofer es vegetariano y Lori también, a ellos les puse unas verduritas, las traté con otras herramientas para que no se mezclaran, etc.. ¡pero bueno metimos un asadazo! Voy. Mirá de las cosas que me acuerdo (risas).

Y bueno, ¡es lo más importante! (risas)

Después no me acuerdo de nada puntual, si que los shows estuvieron buenos, la gente super cálida, pero bueno, es raro que en América Latina haya público frío. Yo la pasé bárbaro y ojalá volvamos en breve. Además, uno va haciendo amistades, hay gente con la que queda un contacto y me encantaría volver a Uruguay.

Hablemos un poco de tu carrera solista. Recuerdo una presentación tuya en 2017 como soporte de Russell Allen, estuve en ese show en Buenos Aires y me gustó bastante lo que hiciste, quedé bastante sorprendido. Contame que recordás de ese show, y si has estado activo en estos últimos años (pre-pandemia) con tu faceta solista.

¡Mirá que bueno que estuviste ahí! Te cuento dos cosas, por un lado con mi quinteto que toqué allí hemos tocado muy poco porque no me dan los tiempos. Por suerte, por estar trabajando, estar viajando con Therion o con otros proyectos y bueno y ahora que no se puede hacer nada. Ese que viste fue un show que me gustó mucho, de hecho hay tres o cuatro canciones en YouTube.

Ese show fue para mí un recontra desafío. Ya me pasó muchas veces tener que ponerme los zapatos de algún otro guitarrista, siempre me tocó eso y es un desafío enorme. Cuando entré a Therion tuve que calzarme los zapatos de Kristian Niemann (anterior guitarrista), ni más ni menos. Luego me pasó de tener que aprenderme el repertorio de Greg Howe, y también tener que aprenderme muchas canciones de Brian May, porque en España hice muchos shows “Queen Symphonic” conjunto con Thomas (Vikström, vocalista), con Mats Levén, con Lori y varios más. Y esa vez también me tocó aprender cosas de cómo se llama de Michael Romeo, ¡mamita querida! Así que tuve que laburar, pero fue tremendo, además de tener allí a Russell que es una bestia. Fue una experiencia infernal.

Y ya que estábamos hablando de eso, tenés dos discos solistas, “El Viaje” (2005) y “Home” (2017). ¿Tenés algún plan de continuar con algún otro disco, algún tipo de material solista del estilo ?

Mirá, planes no tengo. Pero en algún momento voy a regresar a componer otra vez. “El Viaje” nace durante la etapa final de nuestra banda argentina, Cuero. Luego pasar un montón de cosas, y después de “El Viaje” empiezo a componer muchos de los temas que terminaron en “Home” muchos años después.

El hecho de estar de gira con un proyecto y otro, viajar te consume tiempo, te consume energía. Y a veces pasa que lo último que quiero llegar y ponerme a componer. Como ahora, durante toda la pandemia, hay mucha gente que hizo un disco, pero yo estuve haciendo dos. Grabando con Therion (ahí compuse solo un tema), y después grabando, componiendo y haciendo la producción de Soulkick, y a eso sumarle que estoy dando clases.

No tengo espacio, pero tampoco me preocupa. No busco ahora ponerme a componer cosas solistas. “Home” fue una necesidad. Dije “quiero hacer música que tengo dando vueltas desde el año 2004”, y se plasmaron en ese disco. Y ahora la verdad es que tengo un par de ideas ahí perdidas que he grabado y anotado, algún día voy a tomar esas canciones y probablemente salga otro disco, pero este no es el momento. Ya te digo, no me preocupa en absoluto. Tengo el cerebro ocupado en otras cosas.

Hoy me comentabas sobre tu cuenta de Instagram, que hacés demostraciones de ciertas técnicas de guitarra y ofrecés las tablaturas y partituras. ¿Cómo surge esa idea y que tal te lleva ese emprendimiento?

Bueno, hablando de cosas para las cuales uno a veces no tiene tiempo (risas) tuve esta idea desde 2012 creo. Yo creo que en la época de “Les Fleurs Du Mal” ya había empezado a hacer algunas. Y recién ahora pude hacerlo definitivo. Pero llevo unos añitos. Y ahora encontré un modo bueno y encontré la forma a través de Instagram. Hay un link a una página que se llama Linktree, y ahí lo que voy a hacer es algo muy sencillo: grabo la lección y la pongo a la venta. Es la partitura de la lección, de la técnica que sea.

De hecho, voy a hacer transcripciones de solos que grabé con Therion, con Soulkick, etc, y entonces en Instagram lo muestro y luego el interesado entra al link y si le interesa, compra la partitura y la versión donde toco todo a la mitad de velocidad para que vea perfectamente como se toca, además de que tiene la partitura disponible. Ahora tengo que encontrar el tiempo para subir más y más cosas. Esa es la idea, que haya transcripciones de sólos grabados, intros, partes de las canciones y ejercicios específicos de diferentes técnicas.

Bueno, las últimas preguntas de cara al futuro y próximos planes. Si quieres contarme un poco, no sé qué tanto puedas revelar, pero me interesa saber un poco sobre la dirección de los “Leviatan” 2 y 3, los que se vienen.

Lo que puedo decir es que ya estamos terminando, me faltan muy pocas canciones, al menos en cuanto a las guitarras, para el segundo de estos tres de “Leviathan”. Bueno, no te puedo decir demasiado, porque la verdad no sé qué se ha dicho. Entonces no digo nada por las dudas (risas).

Lo que sí que puedo decir es que ahora en septiembre tendríamos el primer show post pandemia, aunque la pandemia continua. Ahora tocaríamos en Rumania en el festival Maximum Rock, luego terminamos de grabar el segundo Leviathan” y nos metemos en el tercero.

El mundo poco a poco se está reactivando y varias bandas ya están planeando retomar sus giras, de cara a un 2022 más prometedor. Con Therion ya tienen agendadas algunas fechas en festivales. ¿Cómo pensás que estará la situación el año que viene para poder asistir a shows y festivales de manera normal?

Lo que te puedo decir es lo que deseo que esto pase de una puta vez y el mundo vuelve a la normalidad, porque todos estamos sufriendo la falta de todo, poder ir a un bar tranquilo, poder tocar con una banda, yo ahora por ejemplo me voy a jugar al fútbol pero voy con una paranoia, viste?

Jugar al fútbol con distancia social debe ser complicado (risas)

Tal cual, se sufre, uno viaja y estás con una paranoia terrible en el avión. Ojalá pase y que no aparezcan nuevas variantes y toda esa mierda. Es un deseo, pero es un deseo que tenemos todos.

Bueno Christian, te libero para el fútbol entonces, espero poder hablar contigo en otro momento y esperemos que esté todo un poco mejor.

Muchas gracias, ¡abrazo para ti y para todos los lectores!


“Leviathan” fue editado a principios de año via Nuclear Blast Records, pueden leer nuestra reseña en este enlace.

Alejandro Melgar

Absoluto entusiasta del Metal en casi todas sus variantes y sub-géneros. Melómano, coleccionista de discos y experto en armar documentos, listas y rankings. La estructura me garantiza paz y organización. Amo las series, películas y estoy muy arraigado en la cultura pop, además de disfrutar la naturaleza y el aire libre. Y a pesar de todo esto, soy muy sensible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.