RONNIE ATKINS – Make It Count 🇩🇰 (Album Review)

Por Michael Prado

Muchas son las adversidades que pueden llegar a la vida de un ser humano, y dependerá mucho de ese ser humano cuánto le afecten, o si bien puede usarlas como peldaño para seguir adelante a pesar de todo.  Un gran ejemplo de ello lo tenemos hoy día en un gran luchador de la vida como lo es el renombrado cantante de la tremenda banda de Heavy Metal danesa Pretty Maids, el señor Paul Christensen, más conocido en el mundillo musical como Ronnie Atkins.

Dicho cantante fue diagnosticado en el otoño del 2019 con cáncer pulmonar, mismo por el cual debió pasar por varios tratamientos de quimioterapia para quedar libre de él, pese a que en el 2021 dicha enfermedad retornó en fase 4.  En definitiva que dicha noticia habría desmoralizado a más de uno, pero no a alguien como Ronnie, quien más bien ha seguido impulsando su arte de tal manera que para el 2020 decide iniciar un proyecto solista con el cual lanzó en el 2021 su disco debut, de nombre “One Shot”.  Dicho disco contiene canciones llenas de mensajes sumamente motivadores y confrontativos ante las dificultades, algo que, hay que reconocerlo, es un bello gesto por parte de Atkins, quien busca compartir a través de su música ese optimismo con el cual afronta esos tiempos duros que le ha tocado atravesar.

Lo bueno es que alguien como él no puede quedarse sin hacer nada por mucho tiempo, por lo cual estuvo pronto de retorno a la actividad con un EP de cuatro versiones acústicas del álbum llamado “4 More Shots (The Acoustic)”, y para el presente año (más específicamente el 18 de marzo) se ha dado el lanzamiento a través de Frontiers Records de su segundo álbum solista, que lleva el nombre de “MAKE IT COUNT”, que prosigue la senda iniciada en el primero, añadiéndole elementos más pesados y relativos a la carrera de Atkins con Pretty Maids.  Pasemos a ver qué nos trae este nuevo disco en su interior musical.

Sin importar su condición de salud actual, este magistral cantante sigue dispuesto a compartir su talento artístico en otra entrega más de su proyecto solista.

Como decíamos, la senda musical será de manera mayoritaria muy similar a la del debut, por lo cual tendremos muchas canciones que apuestan por la siempre ganadora fórmula del Hard Rock, en la cual Ronnie supo hacer un gran trabajo hace 1 año, y para esta oportunidad no es la excepción, prueba de ello la tenemos en la pieza inicial “I’ve Hurt Myself (By Hurting You)”, la cual tiene una letra donde su protagonista busca reconciliarse con su pareja tras una senda malentendidos que han maltrecho su relación.

La música toma una senda más épica al llegar a “Unsung Heroes” (es que bueno, el nombre de la pieza demanda algo en ese sentido).  Una de las mejores interpretaciones de Ronnie nos espera, donde nos cantará sobre aquellos héroes caídos en diversos campos de batalla a lo largo de la historia.  Elegancia se derrocha de la guitarra de la cual proviene el solo (cabe destacar que para este álbum Ronnie ha recurrido al talento de 4 hachas como lo son Chris Laney, John Berg, Lasse Wellander y Oliver Hartmann, quienes se reparten la labor de solos en cada canción del álbum).

“Rising Tide” sigue en la lista de canciones, iniciando con un sonido de teclados ochenteros y pasando a un sonido bastante heavy, como el que le conocemos a la carrera de Ronnie con su banda en la cual se ha dado a conocer desde los 80 con su prodigiosa voz.  Gran labor la que ha tenido Morten Sandager en los teclados que ambientan de manera tan genial a esta canción, que denuncia en su letra el abuso que se ha hecho de los recursos de nuestro planeta.

Un inicio acústico (intepretado por Anders Ringman) nos lleva de la mano a disfrutar de la hermosa midtempo “Remain To Remind Me”, de letra realmente romántica y una interpretación genial de Ronnie, quien es acompañado en los coros por la sueca Linnéa Vikström.

Los riffs de guitarra son potentes al iniciar la linda “The Tracks We Leave Behind”, pero no serán los que lleven el protagonismo en la canción, pues lo compartirán con el apropiado trabajo de teclados que nos crea en esa conjunción una pieza que nos recordará mucho lo que podemos encontrar en los discos de Europe.  Ojo a las melodías tan gancheras que tiene el solo de guitarra, una pena que no se haya vuelto un elemento persistente en el álbum, pues le habría acrecentado la nota.

Una de las piezas más emotivas y conmovedoras la tenemos en “All I Ask Of You”, que aparte es un número con buen ritmo y ejecución por parte de los instrumentistas (donde complementan la formación el bajista Pontus Egberg y el batero Allan Sørensen).  La letra nos invita a no menospreciar a aquellos que están a nuestro lado y necesitan de nuestro respaldo.  Y el solo de guitarra nos invitará a perder el control con él, pues es corto pero fenomenal.

La siguiente pieza se llama “Grace” y por la letra parece que va dedicada a la señora esposa de nuestro veterano y luchador cantante.  Un bonito número hard rockero que cumple de manera competente para darle continuidad al disfrute sostenido del álbum, con un estribillo enganchante.

La dulzura en las letras sigue latente más que nunca al llegar a la preciosa balada “Let Love Lead The Way”, que nos invita a dejar que esa fuerza tan poderosa que nace del corazón nos dirija a lograr todo lo que anhelamos, mientras disfrutamos del trabajo excelso de los instrumentistas y otro de los trabajos vocales tan emotivos que ha creado Ronnie Atkins en este proyecto solista, mismo que encuentra su cénit en el estribillo tan encantador.  Claro está, el solo de guitarra no podía quedar exento de emotividad necesaria para un número de estas características.

El momento más poderoso y deslumbrante del álbum llega con “Blood Cries Out”, una maravilla que rebosa todo el esplendor del Heavy Metal que Ronnie lleva practicando desde hace 4 décadas, donde se nos narra una intensa batalla contra el amo de las tinieblas, musicalizada con los mejores argumentos que tiene cada uno de los instrumentistas, teniendo inclusive potentes momentos de doble bombo por parte de Allan Sørensen que condimentarán de gran energía este maravilloso número, el mejor de la placa a mi humilde parecer.

En una sintonía que me recordó mucho lo que ha hecho la gran banda inglesa Magnum, tenemos la entretenida canción “Easier To Leave (Than Being Left Behind)”, que invita al oyente a no quedarse en donde no lo quieren y buscar un mejor destino, mientras las notas del Hard Rock siguen brindándonos otro momento de brillantez musical que en el estribillo (sencillo pero pegadizo) alcanza una de sus mayores fortalezas.

“Fallen” baja las revoluciones con respecto a lo que hemos tenido a lo largo del álbum, pero no por eso la pieza deja de ser recomendable y digna de ser disfrutada, sobre todo por la tremenda voz de Ronnie, que hace magia a lo largo de este álbum.  Vamos, que el mensaje tan reanimador de esta canción vale la pena por sí solo.

Este viaje tan hermoso termina con una pieza que empieza suave y calma, pero retoma las revoluciones más rockeras al sobrepasar la mitad de la misma.  “Make It Count” sirve como perfecta declaración de principios de lo que Ronnie busca provocar en el escucha a través de ambos de sus discos solistas, siendo una inyección de ánimo y optimismo que tanta falta hace en momentos como los que vivimos actualmente.

Nuevamente, como nos ocurrió en el disco debut de Confidential (cuya reseña escribimos ACÁ), tenemos otro gran trabajo de producción que pasó por las manos de una leyenda de estas lides como lo es Jacob Hansen, contando con el apoyo de Chris Laney.

Historias de vida como la de Ronnie Atkins nos invitan a seguir adelante a pesar de todo, pues si alguien como él, teniendo la vicisitud en su estado de salud actual, se rehúsa a dejar el micrófono a través del cual ha alegrado tantas vidas desde el debut en “Red, Hot and Heavy” (1984) con Pretty Maids, y más bien busca inspirar a sus fans a darle una enorme sonrisa a la vida, ¡qué más podemos hacer!  De mi parte le agradezco por su gran esfuerzo que debió dar para este tan lindo trabajo, que a mi humilde gusto resulta superior a su ya de por sí también muy recomendable debut solista.  No más terminar rogando que nos dure bastante más este prodigio de la música, y que siga siendo feliz haciendo lo que hace.


Sello: Frontiers Records
Lanzamiento: 18 de Marzo, 2022
Género: Hard Rock/Heavy Metal

RONNIE ATKINS – Make It Count

Llena tanto el corazón como el alma ver a una leyenda de la música como Ronnie Atkins, que, a pesar de su condición actual de salud, sigue haciendo música encantadora y que además llena de ánimos al oyente. Eso ha sido su proyecto solista y en su segundo disco lleva esto más allá, con canciones de gran calidad y mucho disfrute.
8.4

Producción

8.6/10

Composición

8.2/10

Replay Value

8.5/10

Valoración Personal

8.4/10

Pros

  • Este gran músico sigue en la palestra
  • Las canciones son muy pegadizas
  • Hay más Heavy Metal que en el debut

Cons

  • Quizás pudieron haber tenido algo más de gancho los solos de guitarra
  • Al rato y esta propuesta no llene tanto a los fans de Pretty Maids

Michael Prado

De Costa Rica para el mundo. Fan de la música DE VERDAD, hecha con sentimiento y verdadero amor al arte, sin importar el género, aunque debo admitir que doy amplia preferencia a lo que ha sido creado en Metal, Rock, música Celta, Clásica, soundtracks de Videojuegos, Electrónica y demás. Un abrazo y bendiciones para tod@s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.