TONY MARTIN – Thorns (Album Review)

Por Oz Ga

Que grata sorpresa al recibir esta placa de una de las grandes voces dentro del género Heavy Metal, que a marcado épocas y delimitado un antes y un después, empezar el año disfrutando, más que analizando sus temas, es una forma fenomenal de arrancar este 2022, Tony Martin, imparable e indestructible, ¡está de regreso!

Es de suponer para mí, que a estas alturas, esta gran voz es de todos conocidos, sin embargo, considerando a los nuevos adeptos que se unen a las hordas fieles del Heavy Metal, daré un breve repaso, para que le conozcas mejor.

El regreso de Tony Martin, en su proyecto en solitario.

Nacido en 1957, su nombre real es Anthony Philip Harford, sus inicios como vocalista, datan de 1987,cuando audicionó para BLACK SABBATH, sustituyendo a Ray Guillen, quien abandono la banda en plenas grabaciones de “Eternal idol“, militando 8 años en total en esa icónica banda que le vio nacer. Posteriormente su carrera ha sido muy diversa, pasando por múltiples bandas, proyectos, colaboraciones y su carrera en solitario, entre los más conocidos están: BLACK SABBATH, CANDLEMASS, PHENOMENA, RONDINELLI, algunas colaboraciones que han sido muchas entre ellas con ARRAYÁN PATH, SEBASTIEN, STAR ONE, MAGNUS KARLSSON’S FREE FALL, incluyendo apoyo solo para Shows en vivo, sin duda una carrera muy activa y fructífera.

Su proyecto en solitario en el que ahora nos presenta su tercera placa, nació en el año 1992, considero que lo ha manejado de manera irregular en cuanto a estilo o género se refiere, si bien es cierto, lo considero un gran vocalista, también debo reconocer que le gusta explorar diferentes campos, y así lo ha demostrado a lo largo de su carrera, pasando por el Heavy, Doom, Hard Rock, Power Metal, entre los más destacados, también sabemos que es hábil en el manejo de instrumentos como la guitarra, bajo y batería, área donde le ha hecho falta explorar. Regresando al punto inicial, el inicio de su carrera en solitario la empezó ejecutando un Hard Rock en su debut “Back Where I Belong” en 1992, su segunda placa, retomo el camino del Heavy Metal “Scream” en 2005, y casi 17 años después regresa con el Heavy Metal, explorando otros estilos que más adelante iremos descubriendo, algo no tan sorpresivo, considerando una carrera tan versátil y diversa. Este nuevo álbum, se ha hecho acompañar de los siguientes músicos: Scott McClellan en la guitarra, Magnus Rosen en el bajo, Danny Needham en la batería, Greg Smith en el bajo y Bruno Sa en los teclados.

Son 11 temas, distribuidos en poco más de 49 minutos, de manera general goza de un sonido muy profesional, con la experiencia de Tony, conocedor de que es una piedra angular de un buen trabajo y que muestre calidad.

Contundente tema, es con el tema que empieza este trabajo “As the world burns“, destilando poder y energía, para activar la bomba orgánica (corazón), con una base rítmica poderosa, muy enérgica y dominante en el corte, la batería se muestra hábil en primer plano, sosteniéndola en segundo plano el bajo, que fortalece esta bomba de poder, guiados por unas guitarras cortantes y melódicas, catapultando riffs, que le dan un conjunto muy sólido, la voy de Tony, amigos, a pesar de la edad de este tipo, se muestra totalmente en forma, manejando hábilmente modulaciones, para alcanzar tonos altos como en sus mejores épocas. Vaya! Manera de empezar. El siguiente tema “Black widow angel“, al más puro estilo CANDLEMASS y BLACK SABBATH, de un ritmo denso y espeso, que bien podría colocarse este tema en cualquiera de esas míticas bandas, con ligero toque moderno, poniéndole su sello personal, las guitarras por momentos parecieran extraídas del mástil de Iommi, aquí otro punto propio es el que hayan agregado una parte tipo Progresive Heavy, donde el bajo de Magnus, nos ofrece sus habilidades en su instrumento.

Pasamos con “Book of shadows“, uno de los temas que más me gusta y provoca excitación al grado de erizarme la piel, esto debido a que se puede apreciar con total claridad la voz de Tony, una cadencia hipnotizante, que se desliza por mis cavidades auditivas, seduciendo a mi hipotálamo, hasta llevarme a un punto catatónico, de manera explícita es un tema suave, cadencioso, sutil, con una atmósfera de misterio, adornando con unos teclados que resaltan su esencia, un Heavy Metal a medio tiempo, con toda la vitalidad de la vieja escuela, puesta al día, simplemente impresionante amigos. “Crying wolf“, es un tema, completamente acústico, suave y tinte melancólico, a pesar de que por momentos el ritmo muestra cierta agilidad con tendencia a la psicodelia, pero que en realidad le da una gran variedad.

Damned by you“, me recuerda el estilo de bandas de finales de los 70’s o principios de los 80’s de bandas como BLACK SABBATH, WHITESNAKE, RAINBOW, DIO, una especie de Heavy Metal Psicodelico y a la vez denso, sombrío, las atmósferas creadas por las guitarras y la voz de Tony crean de forma extraordinaria esa esencia, incluso le encuentro cierto timbre al gran Coverdale por segundos, ritmos que dominaba muy bien eso años la Serpiente Blanca. Entra el ritmo de “No shame” un tema que también podría haber entrado en la etapa que milito en BLACK SABBATH, de ritmo medio que transmite oscuridad y maldad, propias de esa banda, donde la voz de Tony se mantiene a buen ritmo.

Llega el turno de “Nowhere To fly“, de aire similar al previo, a estas alturas del Álbum, queda más que claro de la fuerte influencia de la banda Británica que lo vio nacer, sin embargo, consideró que es el terreno, donde mejor se desenvuelve y saca mayores ventajas para explotar su magistral voz. “Passion killer” tema que se desmarca de lo que usualmente podríamos estar acostumbrados, yendo se ahora a la etapa que practicaba LED ZEPPELIN en sus últimos años, una especie de Heavy / Rock, incluso podría decir que me recuerdo  ese portento de voz Robert Plant, este tema es de que lo que inicialmente les comenté, que se desmarca explorando otros estilos.

Con “Run like the devil“, nos regresa al caudal del Heavy Metal, mostrando poder en su base rítmica, me agrada que no permanece lineal, mostrando a Danny como un músico muy profesional, que va más allá de sólo cumplir, las guitarras tienen un ligero aire a Iommi, que sólo estando atento podrían percibirlo, y bueno ese coro inevitablemente me recuerda a los MOTLEY CRUE en su tema “Shot at the devil“, muy cercano a ellos. Uno de los temas que explora otras áreas ajenas al Heavy, es “This is your damnation“, nos lleva a senderos del Southern Country / Rock, en definitiva no puedo dar mi opinión de un género que no escucho.

Finalizamos con el tema que da título a su placa “Thorns“, un tema suave, en plan balada, de ritmo muy emotivo, iniciando con unas guitarras acústicas, y la voz de Tony susurrando, pero, un poco más adelante los ritmos intensos de unas guitarras eléctricas y una rítmica le inyectan poder al tema, sin embargo no pierde su esencia inicial.

Al finalizar podrán darse cuenta que Tony, está totalmente en forma, su voz sigue intacta como en sus mejores tiempos, sonando impecable en su ejecución vocal, dejando claro que tenemos a Tony para muchos años más.


Sello: Battlegod Productions
Lanzamiento: 14 de Enero, 2022
Género: Heavy Metal

1.As the World Burns
2.Black Widow Angel
3.Book of Shadows
4.Crying Wolf
5.Damned by You
6.No Shame at All
7.Nowhere to Fly
8.Passion Killer
9. Run Like the Devil
10.This Is Your Damnation
11.Thorns

TONY MARTIN - Thorns

El regreso del emblemático y versátil vocalista en su proyecto solista, con un trabajo lleno de poderoso y enérgico Heavy Metal.
7.9

Producción

9.0/10

Composición

8.0/10

Replay Value

7.0/10

Valoración Personal

7.5/10

Oz Ga

Amante del Metal en sus Múltiples Variantes, empezando a escuchar Metal desde la Gestación, y que considera el Metal parte Esencial de la Vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.