Review Clásico: TOURNIQUET – Microscopic View Of A Telescopic Realm 🇺🇸

Por Dan Hayer

Hoy queremos darle la bienvenida a otro “Dark Collaborator” mas en este espacio dedicado a ustedes queridos lectores bajo el nombre de Dan Hayer, en esta ocasión toca el turno de un clásico del Thrash Metal, pero que no solo se enfoca en este gran sub-genero, sino que explora bastantes sonidos para dar vida a un concepto bastante interesante. Así es, nos referimos a Tourniquet y su gran Microscopic View of a Telescopic Realm del año 2000.

Aaron Guerra

Tourniquet es de esas bandas que cuesta trabajo poder encasillar en algún género musical, y aunque claramente lo que predomina es el Thrash Metal uno logra encontrar muchas otras cualidades dentro de cada una de sus canciones, pues lo de ellos no va de dar puñetazos y patadas únicamente, sino también fuertes dosis de melodías, pasajes neoclásicos, otros con toques de Folk, secciones acústicas, cambios de ritmo, e incluso canciones completas en plan Doom Metal. ¿Estamos frente a un Frankestein del metal? Pues que lo decida cada cual. Por mi parte diría que es una de las grandes bandas poco conocidas del metal y que pese a su diversidad musical sabe ofrecer un trabajo muy consistente y lleno de personalidad.

Este álbum se trata de su séptimo trabajo, y que significó el regreso al Thrash luego de pasar por una etapa mas roquera en sus 3 álbumes anteriores, de los cuales uno es de hecho completamente acústico.

La banda logró cierta notoriedad desde su álbum debut “Stop The Bleeding” (1990) que marcó además el comienzo de una tríada de álbumes realmente geniales debido a la riqueza que representa cada elemento que converge en las composiciones de estos norteamericanos, que tienen algunas particularidades además como ser una banda liderada por su baterista Ted Kirkpatrick (ex Troubled), ser una de las bandas ecologistas y animalistas mas insignes de la escena, y también el hecho de implementar mucha terminología médica en sus líricas, las cuales entrelazan ingeniosamente con diferentes mitologías y la fe cristiana, pues sí, como Stryper, P.O.D, Antestor, Neal Morse, Rob Rock, etc. son parte de una sección del metal denominada “Whitemetal”, bandas de cualquier subgénero del metal cuyo mensaje es esencialmente cristiano.

Entrando de lleno a este álbum, resulta muy honesto que desde los primeros segundos estos muchachos nos enseñen de que va su oferta musical, así sin rodeos es como irrumpe “Besprinkled In Scarlett Horror”, de la cual se deduce a primera vista toda la locura o genialidad que hay en la mente de quienes componen nota a nota cada uno de los compases de las canciones de Tourniquet, con cierre de flauta y todo.

Como no soy de quienes gustan describir los álbumes canción por canción, sólo diré que éste mi álbum favorito de una banda que amo y disfruto en cada una de sus facetas, pero también soy muy consciente de lo subjetivo que se vuelven este tipo de reseñas. Pero creo que este es un disco que sirve mucho para entender el trabajo de Tourniquet de toda su carrera musical, pues aquí se halla mucho de sus diferentes personalidades.

Si alguno conoce a la banda sólo por alguno de sus 3 primeros álbumes, en este ya no se encontraran con Guy Ritter como primer vocal, como tampoco estará Gary Lenaire como 2do vocal y guitarrista, pues ya desde su 4to álbum titulado “Vanishing Lessons” (1994) quienes les reemplazaron son Luke Easter y Aaron Guerra respectivamente, quienes junto a Ted Kirkpatrick serán durante muchos años los 3 pilares fundamentales de la banda.

Canciones como la homónima o “The Tomb Of Gilgamesh” dan cuenta de un aspecto melódico y cargado de emotividad gracias a la interpretación de L. Easter pero sin echar la potencia al tacho de la basura, con riffs de guitarra empastados, arpegios muy neoclasicones que se van entrelazando mientras se suceden los gritos de un Aaron Guerra desaforado.

Luego en la mitad del plástico surgen las piezas mas densas y oscuras, con tintes Grunge y Groove como “Servant Of The Bones” o “Martyr`s Pose”, para llegar a un descanso instrumental titulado “Inmunity Vector” donde Kirkpatrick se explaya todo lo que quiere en la bateria, con cambios de ritmo, mas riff neoclásicos y otros mas jocosos, y otra vez con una flauta apareciendo entre medio.

Finalmente con “The Skeezix Dilema part.2”, una canción de poco mas de 9 minutos, el disco llega a su parte final, dando por terminado un viaje al que no todos logran acostumbrarse, pero si alguno llegó hasta aquí es porque ha podido disfrutar de un buen caudal de Thrash Metal con un poco de todo, y ese todo también se aprecia en esta pista de cierre.


  • Género: Thrash Técnico / Prog / Heavy / Doom / Whitemetal
  • Sello: Hall of Sermon
  • Lanzamiento: 16 de Febrero, 2000

TOURNIQUET - Microscopic View Of A Telescopic Realm

Un excelente regreso a sus raices por parte de estos americanos, demostrando que estaban mas vigentes que nunca, regalándonos un afortunado disco de gran Thrash Metal, pero que como ya se mencionó, vienen aderezado con muchos sub géneros para darnos una disco muy variado que se eleva dentro de lo mejor de su extensa trayectoria.
9.2

Producción

8.8/10

Composición

9.2/10

Replay Value

9.4/10

Valoración Personal

9.2/10

Dark Collaborator

Distintos colaboradores globales que aportan sus ideas y conocimiento al mundo de The Dark Melody, de manera esporádica y sin ataduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.