Review Clásico: THEOCRACY – As The World Bleeds 🇺🇸 (2011)

Por Michael Prado

Los discos que llegan a marcar la vida de uno no tienen que ser necesariamente esos que tienen un gigantesco renombre y que acaparan los comentarios de la gente afín al arte auditivo en su mayoría.  Hay discos que, si bien no tienen el reconocimiento que deberían, sí son dignos de que gente los valore como las joyas tan especiales que son.  Y en este respecto quería comentarles (aprovechando aparte la semana que estamos atravesando, la cual va muy bien con la temática de dicho álbum) uno que forma de mi top 10 de todos los tiempos.

Si hay una banda que ha sabido construirse a lo largo de los años, esa resulta ser Theocracy.  Para los que no la conozcan, Theocracy es una agrupación de Power/Progressive Metal con base en Athens, Georgia, cuya temática lírica está marcada de forma predominante por la fe Cristiana que practica su sempiterno líder, cantante y compositor, el señor Matt Smith, quien inició la banda como un “One Man Project” en el año 2002, dando como primer fruto de ello el álbum debut “Theocracy” (2003).  Posteriormente se añadirían más artistas al viaje, como lo son el guitarrista Jonathan Hinds, el bajista Jared Oldham y el baterista Shawn Benson, junto a los cuales se gestó el segundo disco, “Mirror Of Souls” (2008).

Tres años después (y con la llegada en el 2009 del talentoso guitarrista Val Allen Wood), Theocracy buscaba seguir con la senda ganadora que le dejaron sus excelentes 2 álbumes, y así llega a las tiendas un 25 de noviembre del 2011, a través del sello Ulterium Records, el álbum “AS THE WORLD BLEEDS”, que sin dudas llegaría a ser todo un parteaguas que llevaría a nuevos horizontes la música de estos estadounidenses.

Jared Oldham (bajo), Shawn Benson (batería), Matt Smith (voces), Jonathan Hinds (guitarra, piano y teclados) y Val Allen Wood (guitarra solista)

Pocos inicios de álbumes llegan a competir con el nivel de epicidad de la maravillosa “I Am” que es el punto de partida en este álbum.  Theocracy decidió apostar a algo atrevido con esta canción que dura 11 minutos exactos, y que nos presenta todas las razones posibles de por qué esta banda está enmarcada en el vasto espectro de la música Progresiva.  Una tendencia creciente en el tempo, varios cambios a lo largo de la canción, tanto de escala musical como de velocidad en la música y ritmos que maneja Shawn con su batería, una labor excepcional en la guitarra por parte de Val (quien tristemente hoy día no es más integrante del grupo), y una letra sublime relativa al Gran Yo Soy, nos dan un inmejorable inicio que desde ya despierta enormes expectativas.  Dios, es que insisto, ¡VAYA LETRA!

“I am the Word who spoke no Word with a thousand angels waiting for my call!”

Theocracy siempre ha sido afín a los sonidos más alegres en su construcción musical, y algo así lo tenemos en la bonita “The Master Storyteller”, que es una canción más en la onda “I Want Out” y que viene a brindar mucho ánimo con su letra al que disfrute de esta pieza.  Nuevamente Val Allen Wood se luce en las 6 cuerdas con otro brillante solo de su hechura.

El disco en sí tiene momentos “divertidos” y otros de corte más “serio”.  Un ejemplo del último punto mencionado lo podemos hallar en la tremenda “Nailed”, la cual resulta ser otro maravilloso número de corte más progresivo que nos relata la historia del gran reformador Martín Lutero y las dudas que tuvo sobre el legalismo del Catolicismo, que lo llevaron a iniciar lo que hoy se conoce como Protestantismo.  Musicalmente la canción deja caer toda la influencia que ha tenido en Matt las escuchas de grandes grupos como Rush, Dream Theater, Symphony X, Queensrÿche (sus grandes favoritos) entre otros.  Sin dudas esta canción de los puntos más altos en este disco y en la discografía de Theocracy.

La banda, anteriormente a este álbum, nunca había grabado un vídeo oficial para alguna de sus canciones (sí hay grabaciones en estudio de vídeos de algunas, como una de la gran canción “Martyr” del “MIrror Of Souls”).  Así que, para promocionar el álbum, se dieron a la tarea de grabar uno para el que sería el single promocional, que es “Hide In The Fairytale”, que nos presenta una muy interesante analogía entre la historia del Dr. Jekyll y su perverso alter ego Mr. Hyde (escrita por Robert Louis Stevenson), comparándola con la dicotomía que vivimos los que practicamos la fe en Cristo, que debemos ir matando nuestra naturaleza del pasado basados en aferrarnos a un estilo de vida que imite al Mesías, pues de lo contrario, las ataduras del ayer nos harán seguir mostrando lo peor de nuestros seres.  La pieza en sí me recuerda bastante a su predecesora “On Eagles’ Wings” del disco anterior.

Creo, sin temor a equivocarme, que en varios puntos de este álbum, la construcción musical llega a alturas majestuosas y sublimes.  “The Gift Of Music” es otro ejemplo más manifiesto de ello, y donde ahora vemos también la influencia que el arte del Maestro Neal Morse ha dejado en Matt Smith, quien en esta canción nos habla sobre la bendición que ha sido para él la música como forma de expresar sus sentimientos y testimonio.  La verdad no me equivoco cuando digo que es una de las canciones más hermosas que he tenido la dicha de escuchar, con una construcción, desarrollo, melodías y cierre fenomenales.  Por favor, ¡SI NO VAN A ESCUCHAR EL DISCO, CUANDO MENOS PONGAN ESTA PIEZA!  ¡LES GARANTIZO QUE ESOS 7 MINUTOS SERÁN MÁS QUE BIEN INVERTIDOS!

Otro gran número en esta placa llega en “30 Pieces Of Silver”, donde el grupo retoma sus derroteros más tralleros y afines al Power Metal, con los cuales tenemos una canción que se desarrolla de una manera más digerible para los fans de agrupaciones como Blind Guardian (que, por cierto, como curiosidad, no puedo dejar de señalar el gran parecido que Matt tiene con Hansi Kürsch en sus años mozos), Helloween, Stratovarius, entre otras grandes agrupaciones que han marcado la senda de melodías y velocidad desde la memorable década de los 90.  Como el título podría hacer intuir a más de uno, la pieza es relativa a la traición de Judas a Jesucristo, pero poniéndola en una perspectiva realista de cómo nosotros muchas veces también hemos vendido nuestros principios por nimiedades.  Para reflexionar, aún sin necesariamente coincidir con la fe de esta agrupación.

Hacía falta algo así como un midtempo en este álbum, sobre todo para relajar un tanto las revoluciones que han sido tan onda “montaña rusa” a lo largo de este disco, y dicho momento acontece con “Drowned”, otra de esas piezas que merecen ser estudiadas por la belleza implícita que poseen.  A través de ella, Matt nos cuenta con su gran estilo compositivo el momento en que el Apóstol Pedro caminó sobre las aguas de lo que parece ser el Mar de Galilea, y cómo perdió la fe al apartar su vista de Él, haciendo una analogía de cómo las distracciones nos pueden hacer perder el enfoque que nos guíe a algo mejor.

Ahora llegamos a un momento muy épico a mi humilde parecer, como lo es la genial “Altar To The Unknown God”, que es otra de esas brillantes canciones que resulta difícil englobarlas en una sola etiqueta, pues, pese a no ser una canción mastodóntica en su duración, tiene tantas ideas musicales dentro de sí que resulta fascinante el disfrutar su escucha, donde Matt nos canta sobre el relato de la prédica que dio el Apóstol Pablo en su llegada a Atenas tras hallar la multitud de ídolos que ellos tenían, y hallando ahí hasta un altar “al Dios desconocido”, de Quien les vino a legar Su mensaje.

Nuevamente el Theocracy más Power Metalero y festivo (aunque la letra no lo sea tanto en definitiva) llega en “Light Of The World”, que nos recuerda al más alegre Helloween de los “Keeper Of The Seven Keys” en sus melodías y velocidad tan alegres y revitalizantes, aunque la letra es una crítica constructiva de Matt hacia muchos creyentes en Cristo que han perdido la brújula que debería conducir sus vidas a manifestar un buen ejemplo para el mundo.  Mayor muestra de ello en su estribilo.

“If we are the light of the world today

Would we hide in the shadows and darken the way?

Are we the light of the world

Or are we failing to answer the call?”

Theocracy acostumbra cerrar sus discos con canciones asombrosas y épicas in extremis.  El primer disco cerró de manera gloriosa con “Twist Of Fate”, mientras que “Mirror Of Souls”, esa grandiosa canción de 22 minutos y medio cerró el segundo redondo de estos estadounidenses (mismo al que dio nombre), y para esta oportunidad la encargada de poner broche de oro a esta fascinante travesía musical es “As The World Bleeds”, que levanta un clamor de Matt hacia quienes buscan echar al Creador la culpa de los males que acontecen en el mundo, cuando Él desde el inicio puso el mundo en nuestras manos, tenemos el poder de mejorarlo, y no hemos hecho el empeño suficiente para lograrlo.  En el aspecto musical de la canción, tenemos otro gran triunfo artístico para los de Athens, Georgia, pues la estructura musical es impecable, el desarrollo tiene cambios de ritmo y melodía que nos sorprenderán a cada paso…  En fin, quizás la letra pueda echar para atrás a algún que otro no creyente, pero los que sepan asimilar lo que Matt busca expresar en esta pieza (que siempre diré esto, prefiero mil veces a un músico Cristiano que sea sincero con su arte a músicos que cantan sobre satanismo pero no son fieles a esa creencia) van a tener la dicha de disfrutar esta gran joya que merece más adeptos a ella.

Por cierto, la versión japonesa del disco (¡qué raro!, los japos recibiendo bonus que nos dejan en ascuas de este lado del mundo) trae una linda versión de “I’m In A Cage”, fragmento de la gran canción de Neal Morse “The Separated Man”, proveniente de su disco “One” (2004), aparte de la versión grabada en estudio de “Martyr” que mencioné anteriormente, canción que mejora montones con el solo de guitarra que le creó Val, pero ¡por Dios!, que no hagan más coros Jared y Jon, ¡jejeje!

Para ir cerrando, debemos aplaudir en primer lugar la labor tan fina que Matt y Jared lograron en la producción y mezcla del disco, brindándonos un sonido que ha envejecido de la mejor manera tras los 11 años que ya han pasado (¡DIOS!, y pensar que parece ayer cuando escuché por primera vez esta joya).  Aparte, un artista gráfico al que he criticado tanto como lo es el colombiano Felipe Machado Franco, le dio una de sus mejores portadas a este álbum, ilustrando quizás de manera inmejorable esta placa tomando como base el nombre de la misma.

Si hay una banda de los Estados Unidos que es considerada infravaloradísima por quienes hemos disfrutado de sus álbumes, sin temor a equivocaciones es Theocracy.  Vaya que no nos parece justo que aún a hoy día no sea tan conocida o reconocida, teniendo en su haber ya 4 álbumes de calidad innegable, y que todos deberían disfrutar, máxime si son fans del Prog Metal, del Power Metal, y en especial si profesan la fe Cristiana.  Claro, no deja de ser recomendado, sin importar la creencia que tengan, pues Matt no busca tanto hacer prédica o proselitismo en sus discos, sino hacer un manifiesto de sus creencias y principios, convirtiéndolos en arte más que memorable.


Sello: Ulterium Records
Lanzamiento: 25 de noviembre, 2011
Género: Power/Progressive Metal

THEOCRACY – As The World Bleeds 🇺🇸 (2011)

Si hay un disco que debo definir como parte importante de mi vida, ése sería el precioso "As The World Bleeds" que este año cumplirá sus 11 años, mismos que no hacen que pierda calidad en lo absoluto. Todo lo contrario, su propuesta musical y mensaje en las letras sigue tan vigente como cuando se ideó en la genial mente de Matt Smith.
9.2

Producción

8.8/10

Composición

9.5/10

Replay Value

9.2/10

Valoración Personal

9.1/10

Pros

  • Composición musical impecable
  • La guitarra de Val Allen Wood le dio un gran realce al arte de estos chicos

Cons

  • Como con todo disco de White Metal, su mensaje no podría ser bien recibido por algunos, y eso haría que se queden por fuera de disfrutar un gran disco

Michael Prado

De Costa Rica para el mundo. Fan de la música DE VERDAD, hecha con sentimiento y verdadero amor al arte, sin importar el género, aunque debo admitir que doy amplia preferencia a lo que ha sido creado en Metal, Rock, música Celta, Clásica, soundtracks de Videojuegos, Electrónica y demás. Un abrazo y bendiciones para tod@s.

2 comentarios en «Review Clásico: THEOCRACY – As The World Bleeds 🇺🇸 (2011)»

  • el abril 19, 2022 a las 10:35 am
    Enlace permanente

    Discazo! Un disco que se disfruta en su totalidad, algo de Metallica algo de Megadeth algo de aqui y alla muy bien logrado, excelente en su totalidad, no soy cristiano ….igualmente lo disfruto cada vez que lo escucho…el machaque. Los cortes. Cambios de ritmo…impecable disco, para todos los que amamos este maravilloso estilo musical…muy recomendado. Saludos desde Argentina.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.