Review Clásico: STRATOVARIUS – Episode 🇫🇮 (1996)

  • 🎸 Melodic Power Metal
  • 💿 T&T Records
  • 🌎 Finlandia
  • 📆 22 de Abril, 1996

Por Michael Prado

El disco más melódico jamás creado en la historia

Desde la fría Escandinavia, tierra donde surgen artistas de calidad que nadie puede cuestionar, nos llegó en el maravilloso año de 1996, justo en la época de oro para el subgénero Power Metal, una de las más grandes joyas creadas por estos genios comandados por el polémico a la vez que grandioso artísticamente hablando Timo Tapio Tolkki.

Tras la partida del batero y fundador del grupo Tuomo Lassila en conjunto con el tecladista Antti Ikonen, el compositor Tolkki tuvo a bien contactar al renombrado teclista sueco Jens Johansson y también al insigne baterista alemán Jörg Michael, quienes sin dudas dieron su valiosa cuota de calidad musical para que “EPISODE” llegara a ser la joya asombrosa que hoy tenemos el privilegio de degustar cuando la ocasión mejor se presenta. Y si a esto aunamos que el tremendo cantante Timo Antero Kotipelto estaba en sus mejores momentos, además de que la presencia en el bajo de Jari Kainulainen era de gran valía dentro de la estabilidad de este gran engranaje melodioso, pues no quedaban dudas de que este disco estaba destinado a ser legendario, algo que desde el mismo seno de la banda -según comentaron años después- podían percibir con toda seguridad.

Jens Johansson (teclados), Jari Kainulainen (bajo), Timo Kotipelto (voz), Timo Tolkki (guitarras y coros) y Jörg Michael (batería)

El resonar de las agujas de un reloj son el previo antes del poderoso arranque para la primera canción de este sublime disco, la cual se le conoce como “Father Time”, donde tenemos una de las interpretaciones más veloces y potentes por parte del grupo, un hito que con anteriores alineaciones no habrían podido conseguir, y gracias a la llegada de Jörg se pudo alcanzar tempos tan rápidos como el que mantiene a todo galope esta maravilla de canción, en la cual Kotipelto se deja la voz en una interpretación memorable.

Un poquito menos rápida pero sin perder el poder y la consistencia en calidad y melodías, inicia la que sin dudas es mi favorita en este disco: “Will The Sun Rise?”. Haciendo un tanto de uso del neoclasismo en su composición, es un deleite cuando se llega a la parte donde Tolkki y Johansson debaten instrumentalmente. Aunque yo creo que lo más destacado de la canción ha de ser el tremendo estribillo que Kotipelto interpreta con gran energía:

” Will the sun rise tomorrow

will it light up my sky

can I wake up with no sorrow awaiting

Will the sun rise tomorrow

will I still see the dawn

and not worry ´bout the future at all”

Bajamos un tanto más las revoluciones pero no así el sentimiento y la melodía abundante, que siguen en la canción que corresponde en este momento, intitulada “Eternity”, donde majestuosas y celestiales melodías del teclado de Johansson dan previo para que luego aborde el capo Tolkki con su guitarra dando armado al riff principal de la canción. Una pieza sumamente elegante y relajada, apenas para cerrar los ojos y dejarse llevar por la magia creada por estos músicos tan sobresalientes.

Y cual si fuera pasar de un sueño maravilloso a uno más colorido y embelesante, entramos a un precioso instrumental, el cual da título al disco, “Episode”. Las notas que une Jens Johansson a lo largo de la canción se conjuntan en forma conmovedora sobremanera con el canto que proviene de cada cuerda en la guitarra del líder de esta banda de maravillosos músicos. Un momento de paz y verdadera armonía en medio de un disco plagado de calidad cuasi celestial. Como dato complementario, Tolkki ha dicho en su biografía, “Loneliness Of A Thousand Years”, que esta hermosa composición fue creada por el primer tecladista que tuvo la banda, el tristemente fallecido en el 2005 Mika Ervaskari.

Al avanzar este mágico momento, repentinamente entramos a lo que considero la canción más veloz jamás creada por Stratovarius, a la cual le va sin duda el nombre “Speed of Light” como anillo al dedo. El sonido de la casa entra con todo su ímpetu mientras Jens genera las atmósferas necesarias para que las cuerdas de Jari y Tolkki brinden el poder, que va a la velocidad marcada por la estruendosa batería de Jörg, en tanto Kotipelto una vez más nos guía con su voz majestuosa en la letra que él mismo tuvo a bien escribir para este himno que con los años se ha consolidado como uno de los favoritos entre las “Legions of the Twilight”.

Este mundo de melodías bellísimas todavía tiene senderos que deben ser abarcados conforme pasan los minutos, por lo tanto es hora de alcanzar la siguiente escala, la cual es esta genial canción totalmente concebida por nuestro querido cantante Timo Antero Kotipelto. “Uncertainty” si bien es una canción que no apela al doble bombo ni a la velocidad desencajada, es otra muestra de que la genialidad también viene en canciones que traen un riff potente a la vez que elegante, además de que es posiblemente en esta pieza donde Kainulainen se muestra más presente que nunca con su desempeño en el bajo eléctrico, el cual crea el ambiente propicio para esta canción mid-tempo.

Hay algo que siempre he creído, y es que, si bien soy fan absoluto de Blind Guardian, las mejores baladas en el Power Metal nos las ha regalado Stratovarius, y “Season of Change” es muestra absoluta de ello. No sé cómo Tolkki lo logra, pero las melodías que concibe para estas canciones tan conmovedoras siempre me llegan a fascinar de una manera increíble. Elementos de los que esta pieza no queda exenta en lo absoluto, presentando también un esquema fuera de lo usual en cuanto a la letra, donde para empezar no tenemos un estribillo definido, y hasta tenemos un final memorable de la canción. Quizás no sea tan popular como la segunda balada de este hermoso disco, pero no queda atrás en calidad.

Ya no es tan común como antaño ver un instrumental dentro de un disco creado por esta aclamada banda, y es una pena, puesto que desde “Fright Night” (1989) hemos tenido estos momentos carentes de letra pero sí abundantes de genialidad melodiosa, como lo llega a ser “Stratosphere”, otra de esas muestras de lo que nuestro querido Tolkki llegó a ser capaz de crear en sus mejores años. Frenética velocidad en cada instrumento y nuevamente el hecho de que la guitarra de Timo y el teclado de Jens casi que nacieron para escribir notas memorables juntos. Lo que uno daría por que ambos instrumentistas volviesen a trabajar juntos en algún proyecto (dado que en Stratovarius sí creo que es casi imposible el regreso del polifacético hacha).

Un momento absolutamente sublime y solemne inicia en el disco tras el final de este instrumental. El eco de una voz con ciertos matices orientales nos adentran en el reino de uno de los primeros grandes conquistadores mundiales: el rey Nabucodonosor, y la capital de su imperio: “Babylon”. Melodías que parecen provenir de tiempos ancestrales y una letra sumamente evocativa, donde Kotipelto se luce nuevamente en su performance, nos traen otro de los puntos más altos del disco (al menos para mí), donde una vez más se deja en claro que en el Power Metal no todo es velocidad extrema, solos de guitarra que te anudan los dedos u otros de esos clichés que tiene este bello género que tanto disfrutamos.

Mas para todo hay tiempo (¡dichoso Padre Tiempo!), hasta para esos clichés de los cuales no emitimos queja alguna si son de nuestro agrado, como parece ser en “Tomorrow”, otra de esas canciones que desde que arrancan sabemos que es hecha e interpretada por Stratovarius. La potencia y velocidad cargada de melodías que nada más podrían ser extraídas de la turbada pero ingeniosa mente del maestro Tolkki regresan a la primera fila, en tanto que Kotipelto nuevamente lleva al límite su voz para traernos a la vida esta letra escrita ahora por Jens Johansson.

Y como si estuvieran unidas al nacer, “Night Time Eclipse” transcurre en su inicio en tanto concluye su antecesora. Nuevamente, y como si no le pareciera suficiente con ejemplos anteriores a lo largo de este disco, Stratovarius crea otra canción que, sin requerir de un sonido netamente Power Metalero (aunque en el instrumental alcanza su momento más álgido en cuanto a velocidad que nos llevará a agitar el cráneo al ritmo de la enérgica batería de Jörg Michael), destila calidad por cada una de sus aristas. Punto sobresaliente de esta canción es su emotivo final, donde un coro realmente épico va despidiendo la canción con una melodía sumamente heroica, por así decirlo.

Tristemente el viaje va concluyendo por este mundo de melodía tan precioso, y una de las últimas escalas (la última en la versión normal del disco) es la muy popular balada “Forever”, donde al acompañamiento de instrumentos de cuerda y el apacible silbido de flautas, se nos narra con una gran belleza una letra donde Timo Tolkki nos cuenta de sus años más felices de la infancia. Nuevamente este gran compositor vuelve a demostrarme que no hay mejores baladas que las creadas por su persona.

La versión japonesa trae 2 canciones más, que a mi juicio vale la pena también valorar como es debido:

“When The Night Meets The Day” prosigue con el sonido que la banda ha decidido crear a lo largo de este disco, con melodías emotivas y realmente conmovedoras, en un mid-tempo de absoluto disfrute, con el cual Kotipelto no se cansa de mostrar su innegable talento a la voz de este quinteto tan querido.

Finalmente tenemos una regrabación de la primera canción que muchos escucharon en 1989 por parte de esta banda: “Future Shock”. Si bien uno podría estar acostumbrado al tono sin mucho ambaje con el cual Tolkki interpretó esta genial canción en el primer disco de la banda, no deja de ser notable el esfuerzo que se ha hecho por parte de cada miembro para hacerle honor y mostrar toda su habilidad en cada uno de sus instrumentos, y en cuanto a la interpretación de Kotipelto para mí no hay queja alguna.

Debo añadir, al concluir esta reseña, que mi disco favorito de Stratovarius es “Destiny” (1998) (y haré reseña del mismo cuando lo tengamos a bien), pero “Episode” es uno de esos discos que para mí tiene un valor personal muy alto. Supongo que prácticamente toda la audiencia presente lo habrá degustado ya, pero si no es el caso, no dejes que el Padre Tiempo siga desplazándose en esta dimensión y te quedes sin disfrutar de uno de los mejores discos que este prodigioso grupo creó como parte de su legado al arte. No te vas a arrepentir de sumergirte en su mundo de vastas y antológicas melodías.


Review Clásico: STRATOVARIUS - Episode (1996)

26 años desde que esta hermosa joya musical apareció a la venta, y hoy queremos rendirle tributo a través de esta reseña, recordando cada momento de magia y melodía que nos brindó. Mientras esperamos lo que será el 16º LP de estos fineses, volvamos a poner a sonar esta maravilla inigualable.
9.5

Producción

8.5/10

Composición

9.8/10

Replay Value

10.0/10

Valoración Personal

9.5/10

Pros

  • Posiblemente las mejores melodías creadas por Stratovarius están en este álbum
  • Gran inicio para la era junto a Jörg Michael y Jens Johansson

Cons

  • Pudo haber tenido una producción algo mejor (ya se notará eso cuando se compare con Visions), pero aún así es mucho mejor que muchas cosas que han aparecido hoy en día

Michael Prado

De Costa Rica para el mundo. Fan de la música DE VERDAD, hecha con sentimiento y verdadero amor al arte, sin importar el género, aunque debo admitir que doy amplia preferencia a lo que ha sido creado en Metal, Rock, música Celta, Clásica, soundtracks de Videojuegos, Electrónica y demás. Un abrazo y bendiciones para tod@s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.