Review Clásico: MORTIFICATION – Scrolls Of The Megilloth (1992)

Por Dan Hayer

Si bien se formaron durante los 80s bajo el nombre de “Lightforce”, no fue sino hasta 1990 que Steve Rowe, (bajista, líder y único miembro permanente de la agrupación) decide dar un giro de tuerca a su propuesta musical a la cual bautizó como Mortification. Desde aquí comenzaría una nueva historia, no exenta de altibajos pero que a final de cuentas marcaría un hito dentro del metal cristiano, se convertirían en unos de los primeros en llevar el mensaje del evangelio por terrenos musicales aún más extremos que otras bandas del circuito cristiano, por aquellos años solo algunos pocos como The Crucified, Vengeance Rising, o Deliverance se estaban atreviendo con el Thrash Metal, pero ahora ya sería el momento para explorar otras cadencias, otra pesadez, el Death.

Para 1992 publican bajo el sello “Intense Records” este “Scrolls Of The Megilloth”, el cual vino a ser su segundo disco luego del homónimo que vio la luz un año antes. El que nos convoca, fue un album muy bien recepcionado por la crítica y que rápidamente se convertiría en uno de los favoritos de sus seguidores gracias a la potencia de un Death Metal de sonido clásico, con guitarras bien empastadas, y una base solidísima. Junto a Rowe, quien además de ser el bajista ha sido el vocalista en todos sus álbumes, en este plástico también están en la batería Jason Scherlock (Altera Enigma, Revulsed, Soundscape) y en la guitarra Michael Carlisle (Seasons Tomb). De manera que toda la devastación sonora ha sido provocada solo por tres  muchachos.

El álbum consta de 10 tracks, los cuales tienen como punto de partida “Nocturnal”, la cual desliza una alfombra roja para la entrada de grillos, ranas, búhos y una serie de animalitos noctámbulos realizando sonidos que comienzan a entrelazarse con los primeros compases de tambores y riffs de guitarra en plan muy thrasher o como es propio del death metal mas primigenio, si bien esta es una buena canción, para este servidor no resulta esa pieza que debe cautivar al auditor desde los primeros minutos. Donde sí la cosa empieza a prenderse rápido es en “Terminate Damnation”, con una bataca atronadora y un Rowe explayándose con toda malignidad (en sentido figurado, claro) gracias a los guturales que su fisiología le permitía emitir. Simplemente arrollador.

 “Eternal Lamentation” es otro de los segmentos que debo mencionar como uno de los puntos altos de la primera mitad de este disco, aquí los australianos suenan con mucha malicia, lo cual hace de estos 6 minutos y medio de duración otra delicia gracias a ese caudal de poderío que desprenden estos australianos, justo antes de bajar un poco el listón con las siguientes “Raise The Chalice” que reduce la intensidad y tiene algunas pausas, y “Lymphosarcoma”, que es un tema mas de medio tiempo.

Por la pista 6 aparece la homónima “Scrolls Of The Megilloth”, uno de los temazos indiscutibles del álbum y que además cuenta con videoclip, sin duda la espera que implican las disonancias de un órgano durante sus segundos iniciales, vale la pena, para dejarse llevar por una oleada de fuerza sonora de la cual difícilmente alguien pueda salir ileso, este es sin dudas un clásico en toda regla de “Morti”, como le llaman algunos de sus fans.

Seguido tenemos unas cuantas grandes canciones, como “Death Requiem”, donde otra vez la agrupación se deja sentir con mucha malignidad disonante, y por supuesto que son momentos en que dan ganas de detonar los parlantes con todo el volumen que el reproductor permita dar. Y posteriormente llega mi favorita, no sólo de este álbum sino de toda la discografía de Mortification, “Necromanicide”, donde Steve Rowe da muestra de sus mejores y mas poderosos guturales, en tanto que Scherlock y Carlisle pasan como una aplanadora gracias a sus dotes como instrumentistas, este tema señores cruza los oídos como un torbellino sin contemplación alguna, donde las cuerdas de las guitarras llegan a raspar los tímpanos.

Llegando a la parte final del álbum nos encontramos con 2 canciones, “Inflamed”, la mas corta en cuanto a duración, pero que no se queda corta en cuanto al poderío que vomita, una vez mas gracias a una interpretación y ejecución enfurecida de cada uno de sus componentes, los cuales pasan de ésta, la canción menos extensa del álbum, a la de mas larga duración, “Ancient Prophecy”, la cual consta de mas de 11 minutos para cerrar un álbum de buen death metal muy clasicón tanto por su producción como también por la estructura de sus canciones.

La carrera musical de estos australianos tiene mucho material digno de revisar, en los cuales también pasan por algunos estilos musicales diferentes, como el thrash metal. Si bien la formación ha sido inestable, siempre se pueden encontrar joyitas salidas de la mente de su bajista, líder y alma de la agrupación, Steve Rowe, que para aquellos años aún gozaba de buena salud, aspecto que quizás abordemos en alguna otra crítica. Este álbum es una pieza icónica dentro del white metal, por la tenacidad que caracteriza a quienes se alzaron como pioneros y abanderados del metal extremo en terrenos donde todavía había muchos prejuicios que derribar en términos musicales. Toda una institución, con integrantes que aunque no estuvieron mucho tiempo más en la banda, lograron ganarse el cariño y respeto de quienes se han topado con esta obra


  • Sello: Intense Records
  • Lanzamiento: 28 de Agosto, 1992
  • Género: Death Metal

MORTIFICATION - Scrolls Of The Megilloth (1992)

Este álbum es una pieza icónica dentro del white metal, por la tenacidad que caracteriza a quienes se alzaron como pioneros y abanderados del metal extremo en terrenos donde todavía había muchos prejuicios que derribar en términos musicales. Toda una institución, con integrantes que aunque no estuvieron mucho tiempo más en la banda, lograron ganarse el cariño y respeto de quienes se han topado con esta obra
9

Composición

8.9/10

Producción

9.0/10

Replay Value

9.0/10

Valoración Personal

8.9/10

Pros

  • La producción le da un sonido de death metal muy clásico y por lo tanto agradable a los nostágicos.
  • La voz de Steve Rowe se encuentra en uno de sus puntos mas altos de su carrera
  • Para tratarse de un trío, los músicos se las arreglan para sonar arrolladores y muy diestros en sus respectivos instrumentos.

Cons

  • La temática cristiana genera ciertas repulsiones en algunos asiduos a este género

Dan Hayer

Fanático del metal, músico autodidacta, disfruto de diferentes subgéneros del metal, el rock y el punk, pero el power metal y el neoclásico son mis favoritos. Analizo la música desde el respeto hacia el trabajo que conlleva cada producción, tengo un ranking personal que voy nutriendo con todo lo que escucho. La escena White Metal también es una de mis grandes pasiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.