REFLEXIÓN: ¿Se pierde con los años el gusto por el Power Metal?

Por Michael Prado


Esto fue algo que se me vino a la mente de forma reciente, y he notado que, si bien a mucha de la gente con la que he convivido degustando Power Metal, algunos de ellos han ido dejando de lado este subgénero por diversas razones.

Los hay porque consideran que «su gusto ha madurado» y por ello el Power ya no califica en lo que ellos consideran lo que buscan en la música, y eso los lleva, o bien en la senda más extrema (grupos Thrash, Death y Black) o algo más clásico (Heavy ochentero e inclusive Rock setentero).

También está un grupo que siente como que «el Power Metal es algo muy aniñado o infantil», y por querer presumir de trves (uno de los tantos estigmas que deberían erradicarse del metal para siempre, pues es un síntoma lamentable que priva a muchos de disfrutar de álbumes que salen en determinados subgéneros por prejuicios más pueriles que esos por los que dejan de escuchar determinado tipo de música) entonces se encaminan por cosas más pesadas (sí, va enlazado al primer punto en cierta forma).

Yo considero que, más allá de los estigmas que hayan alrededor de este bello subgénero, uno no debería necesariamente renunciar a esas bandas que, para mí, siguen teniendo una calidad realmente destacada (y recalco eso sobre las que fundaron los cimientos sobre los cuales han trabajo miles de bandas que han nacido y/o han quedado en el camino con los años). De igual forma, sigo viendo en el Power un terreno fértil para que más y más agrupaciones sigan haciendo música de calidad muy disfrutable.

Yendo alrededor del tema de la actualidad del Power Metal, si bien podemos decir que la innovación no es algo que marque este subgénero del metal, tampoco es que sea algo exclusivo del mismo, pues inclusive entre los fans del Black Metal se da esta misma queja, de que el género se ha venido estancando en clichés de los cuales cuesta un mundo salirse. Claro, por lógica eso no es ni de lejos justificante para que en el Power Metal no haya o no se intente buscar innovación, pero tampoco siento yo (al menos desde mi humilde perspectiva) que sea algo como para arrancarse las greñas. Yo he sido siempre del punto de vista que, mientras una banda haga las cosas bien, con calidad y sentimiento implícitos en su música, serán siempre bienvenidos.

Soy consciente de que álbumes que de veras innoven siempre serán muy bien recibidos (o quizás no tanto como uno esperaría, siendo así el caso de la banda Arion, para mí de las que más han apostado a romper paradigmas dentro del Power Metal, y no obstante no reciben tanto foco mediático como otras), pero igual, díganme si, por ejemplo, una canción como la que les pongo acá abajo, de una banda no tan reconocida, no merece todos los halagos y alabanza que también merecen los grandes clásicos con los que prácticamente todos los Power Metaleros nos forjamos:

Sé que no siempre tendremos algo que tenga ese nivel que hemos disfrutado con los Helloween, Blind Guardian, Stratovarius, Rhapsody o Sonata Arctica de la vida, pero no por ello deberíamos hacerle mala cara a los nuevos grupos que tienen la fe de hacer las cosas bien y han puesto su empeño en demostrar su valía, y tampoco creer que escuchar Power Metal sea sinónimo de «falta de madurez o de carácter trve», algo que de veras empaña y hasta intoxica la manera de ver la música.

Nadie es menos por escuchar Power Metal o es más por dejar de escucharlo. Es la misma pragmática que se tiene en temas como el tener la fe en un Ser Superior o no, si eso te hace más inteligente o no. El gusto artístico siempre será algo muy subjetivo y dependerá del punto de vista de cada persona. Lo que debe primar siempre en este tipo de discusiones alrededor de este asunto es el respeto a la posición ajena, algo que tristemente algunas personas, regodeándose de un ego superior, ya sea por llevar más décadas escuchando metal, los hace alzar una especie de cola como de pavo real o bien penacho de cacique indígena, llevándolos a menospreciar opiniones ajenas y a pensar que «solamente ellos son los dueños de la razón».

De mi parte, tras ya casi 18 años de estar acá degustando este bello género, no puedo despegarme de lo que me llevó a este día de hoy, y tampoco tengo el corazón de menospreciar agrupaciones que con sus discos siguen volándome la mente de manera muy positiva, que si bien su música no son el ápice de originalidad ni mucho menos, el sentimiento, el entusiasmo y las ganas de seguir contando historias que nos llevan en un cerrar de ojos a campos de batalla, viajes fantásticos y demás, son los que me siguen teniendo como fan del Power Metal en este 2023, y creo que así seguiremos mientras estemos de este lado. Al menos de mi parte así seguirá siendo mientras las bandas me den la motivación por su música…

Michael Prado

De Costa Rica para el mundo. Fan de la música DE VERDAD, hecha con sentimiento y verdadero amor al arte, sin importar el género, aunque debo admitir que doy amplia preferencia a lo que ha sido creado en Metal, Rock, música Celta, Clásica, soundtracks de Videojuegos, Electrónica y demás. Un abrazo y bendiciones para tod@s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.