Radar Latinoamericano: Episodio 10 – Thrash Metal de los 80

Por Josias

Si bien es cierto que en la época de los ochenta, la escena Thrash Metal en Latinoamérica no estaba haciendo nada particularmente innovador con sus producciones al compararlo con el panorama internacional. Hay que tener en cuenta que la sociedad que nos caracteriza suele estar un poco atrás en la mayoría de las cosas musical y culturalmente con respecto a los países del Primer Mundo … especialmente antes de la era de Internet.

Mientras que el thrash y el death metal ya estaban rodando con fuerza en otros lugares, las bandas que mencionaremos estaban logrando un movimiento de punta para una escena creciente. También es importante señalar que dichas bandas tuvieron inconvenientes a la hora de enfrentarse con su propio público, pues venimos de los estados más conservadores, tradicionales y firmemente católicos, que para la época catalogaban de satánicos a las bandas de metal.

THRASH METAL DE LOS 80


SEPULTURA “Beneath The Remains

Lanzamiento: 7 de Abril, 1989 País: Brasil Genero: Thrash Metal

Si hubiera que asociar la palabra determinación con una banda no dudaría en asociarla con Sepultura, sin duda el más vivo ejemplo de que el Tercer Mundo puede producir Metal de la más alta calidad, desde los días en que 4 adolescentes brasileños adoradores de Venom, Mötorhead, y Metallica decidieron sobreponerse a todas las carencias, inclusive de ejecución musical, en busca del logro de un sueño hasta el día en que lograron hablarle de tú a los grandes del Thrash Americano y Germano.

Después de un brutal y fresco “Schizophrenia” (1987), que puso el nombre de la banda en los reflectores del Metal Extremo y en el que nos habían demostrado su enorme potencial destructivo, llegaba la hora de dar el siguiente paso, dar creación a uno de los disco más demoledores del Thrash Metal “Beneath the Remains”.

Beneath the Remains supuso una clara evolución con respecto a Schizophrenia, si bien es cierto se perdió un poco la exótica frescura e inspiración de Schizophrenia se ganó en cambio un sonido más compacto y mas “profesionalizado” por así decirlo, pero sin perder un ápice de brutalidad, Sepultura seguía siendo mortalmente contundente, si antes te arañaban hasta desangrarte ahora sabían dar el golpe seco que no deja sangre pero destruye por dentro.


DORSO “Bajo Una Luna Cámbrica”

Lanzamiento: 14 de Junio, 1989País: ChileGenero: Thrash Metal

Dorso es una banda chilena que con más de 30 años de carrera se han ganado el respeto del medio. El año 1989 lanzaría su primer disco “Bajo una luna cámbrica” con una propuesta muy Thrash metal que, igualmente, manifestaba un lado más progresivo que algunas bandas ya venían trabajando a finales de los ’80. En esta ópera prima los Dorso serían muy reconocibles en su propuesta de humor negro y horror con una mezcla de sonido muy metalero y de buena calidad. Este trabajo ahonda en eso, en letras simbólicas, dejando espacio al deleite del oído cuando escuchamos, en cada tema, varios minutos dedicados al trabajo instrumental.

Un disco clave dentro del under chileno de los ’80, que tiene como protagonista a un sonido oscuro que después iría evolucionando; el ambiente lúgubre es un punto positivo que logra rescatarse y sentirse en todo el disco y que se mantuvo como esencia, aunque el factor de nuevos sonidos y experimentación también serían una marca registrada de los Dorso ya en la cambiante década ‘90.


TRANSMETAL “Muerto en la Cruz

Lanzamiento: Marzo 1988País: MéxicoGenero: Thrash Metal

Transmetal es uno de los nombres más reconocidos e icónicos del metal mexicano. Dependiendo del tipo de metalero con el que hables, el nombre Transmetal provocará dos reacciones probables: una de reverencia y otra de burla y falta de respeto. Entre los fanáticos veteranos, más conocedores y de la clase trabajadora, Transmetal siempre será apreciado como pioneros de la escena mexicana, mientras que los metaleros de cuello blanco y / o más jóvenes, algunos de los cuales tienden a preferir las nuevas tendencias o bandas del exterior, desacreditan en cierta forma su trabajo.

Lanzar un álbum musical cuyo título se traduce como “Muerte en la Cruz”, con un evidente significado blasfemo, matices y portada, fue todo un acto contracultural a finales de los 80. Hoy en día, la reacción de los conservadores al entrar en contacto con metales extremos no será muy diferente.

Esta claro que Transmetal no eran músicos virtuosos ni enormemente originales, y su debut también se ve empañado por valores de producción deficientes, con un sonido de guitarra algo débil y poco definido. Tampoco ayuda que los riffs y los escasos solos de guitarra no sean muy atractivos, o que la sección rítmica suene bastante básica y directa. La banda compensa estas deficiencias con un buen grado de pasión y actitud, con la voz ronca pero descifrable de Alberto Pimentel con cierto carisma y potencia. Aspectos que fueron puliendo mientras continuaron con su trayectoria musical.

Para los entusiastas del metal latinoamericano, este es un álbum que vale la pena experimentar al menos una vez en la vida, puede ser divertido y agradable tal como es, y su corta duración beneficia al oyente, ya que el estilo aquí es bastante monótono.

Revisa nuestros anteriores Radares

Josias

Soy un Boliviano que reside en Argentina. Médico de profesión, pero entusiasta y devorador de discos por las noches. Mi consigna es dar a conocer los proyectos bolivianos y latinoamericanos al mundo. Además que me gusta armar especiales para la página.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.