ODD DIMENSION – The Blue Dawn 🇮🇹 (Album Review)

Por Sergio Mejía

El camino de esta banda italiana comenzó en el ya lejano 2005 con un demo de nombre “A New Dimension” de tan solo 3 temas, pero en donde ya se comenzaban a ver esas grandes composiciones llenas de calidad por parte de la banda. Para por fin hacer su debut con el disco “Symmetrical” (2011) tomando al mundo por sorpresa en un debut francamente extraordinario, revitalizando bandas como Dream Theater o Fates Warning (dos de sus máximas influencias) y regresando dos años después con “The Last Embrace of Humanity” (2013). Una perfecta continuación de ese gran debut, en donde nos demuestran un gran progresivo que si bien no es muy original definitivamente cuenta con una gran cantidad de composiciones coherentes y llenas de gran instrumentación, aunado a la voz de su genial vocalista de ese entonces Manuel Candiotto.

Esta banda es sin duda una promesa muy fuerte dentro de este sub género, su sonido si bien sigue las características y clichés muy típicos del género, es una realidad que traen un “punch” increíble llenando de riffs intrincados y un trabajo de guitarra virtuoso, melodías prominentes y a la vez pesadas, llena de grandes teclados y un baterista bastante técnico, todos ejecutando de manera inteligente y contundente sus instrumentos para mantener bastante entretenido al oyente fanático del progresivo más virtuoso.

Con esta nueva obra de nombre “The Blue Dawn” la banda marca un punto de inflexión en su lenguaje sonoro, su actitud es ahora más madura y expresiva que antes, cortesía de la valiosa contribución de los miembros nuevos de la banda, por un lado la llegada de Federico Pennazzato en la batería y la más importante, el nuevo vocalista Jan Manenti  (The Unity) el cual aporta una tremenda voz, a todo esto hay que sumarle la valiosa participación de muchos invitados internacionales como Roberto Tiranti,  Eliana Parodi y Derek Sherinian. La banda italiana ha pasado por una evolución clara y notable, desde los primeros temas filosóficos-humanísticos a una orientación más práctica y concreta, que concibe la música como una cura para sus miedos y un catalizador de deseos. Corazón y cerebro, pasión y racionalidad… ¡progresivo y metal!

La historia que se nos cuenta trata de dos viajeros espaciales, Markus (Jan Manenti) y Elosie (Aileen), involucrados en una desviación de su ruta original causada por los ataques de una población desconocida que los hace aterrizar en un nuevo planeta de nombre “El Planeta Azul” donde tendrán que luchar para poder vivir hasta el punto de crear un ejército con la propia materia de ese planeta para ayudarles a restablecer el orden y salvar a sus hijos, quienes eventualmente se mezclaran con los anfitriones creados por ellos y así generar una nueva raza.

La tremenda odisea auditiva comienza con “Mission N°773” una intro lenta con sonidos espaciales y una atmósfera muy score de película para entrar de lleno a “Landing On Axtradel” protagonizada por el personaje Markus (Jan Manenti), las estructuras progresivas se despliegan de manera brillante desde ese inicio con unos sintetizadores bastante futuristas y en donde todos los demás instrumentos van haciendo gala, apareciendo lentamente hasta llegar a la triunfal voz de Jan Manenti, un tema bastante bueno lleno de cambios de ritmo dignos de un disco progresivo de alta calidad.

“The Invasion” llega al más puro estilo de Dream Theater, en la creación de temas complejos que sirven como vehículo para que los músicos demuestren su talento, con cambios por doquier, sincopas de manera recurrente y un vocalista virtuoso, hacen de este tema uno bastante melódico y muy disfrutable. Nos llega “Escape to Blue Planet” con un inicio donde se dibujan unos chelos y violines preciosistas para después entrar una batería lenta con unos teclados en lo que se desenvuelve como una balada muy emotiva, donde nuestro protagonista Markus (Jan Manenti) se hace acompañar de Eloise (Aileen) para juntos deleitarnos de sentimiento y virtuosismo con un interludio bastante complejo que desemboca en un tremendo solo de guitarra a cargo de Gianmaria Saddi y un cierre con violines perfecto en otro gran tema.

Con “Solar Wind” continúan esos violines preciosistas junto a un piano en un tema instrumental de corta duración, pero bastante emotivo sin duda, que nos lleva de la mano a “Life Creators” un tema que se mueve por caminos muy melódicos, una vez más con la participación de Eloise (Aileen) donde su hermosa voz vuelve a cautivarnos en donde conjugan sus voces junto a las de Jan Manenti para regalarnos un coro estupendo lleno de emotividad que se fusiona junto a esos grandes teclados cortesía de Gabriele Ciaccia. En “The Blue Dawn” nos encontramos con la participación de Derek Sherinian (Sons of Apollo, Dream Theater) en los teclados, el cual le da cierto toque psicodélico al más puro estilo “pinklfoydiano”, un tema bastante disfrutable, que se mueve en terrenos del hard rock y del blues donde todos los músicos hacen gala de ese virtuosismo de mitad del tema hacia adelante, desembocando en un solo de teclado bastante extenso pero muy disfrutable, donde la música te envuelve de manera exquisita y te lleva a un viaje psicodélico e inesperado.

Estamos llegando al final de este estupendo viaje musical con “Sands of Yazukia” tema interpretado de manera perfecta por Eloise (Aileen) en un tema que me recuerda mucho a Rush, con un teclado protagonista en todo momento y que cierra con un Markus (Jan Manenti) de manera brillante y emotiva. En “Flags of Victory” entran a la historia dos personajes más, Arabelle (Eliana Parodi) y Eristo (Roberto Tiranti) en un tema relajado, tranquilo, emotivo y minimalista donde ambos intérpretes hacen gala de sus enormes talentos vocales dotando al tema de momentos realmente brillantes que en todo momento son acompañados de una música bien ensamblada con un bajo prominente a cargo de Gigi Andreone y un solo de guitarra por demás emotivo para cerrar el tema. “The Supreme Being” es un tema prácticamente instrumental (salvo algunas narraciones) donde la banda cierra de gran manera su viaje y su historia en un tema final que es bastante disfrutable.

Con esta gran placa Odd Dimension logra introducirnos en su pequeño mundo, siendo atrapados de manera brillante en un sinfín de buenos momentos musicales, en el que es hasta ahora su disco más ambicioso y donde demuestran de manera contundente que son una banda a seguirles la pista muy de cerca, pues talento hay y de sobra, si eres fan de bandas como, Fates Warning, Dream Theater, Queensrÿche, Ayreon y Opeth, no dudes en acercarte el ellos, pues el viaje créeme será bastante placentero.


Sello: Scarlet Records
Lanzamiento: 26 de Marzo, 2021
Género: Progressive Metal

“The Blue Dawn” track-listing:

  1. Mission N°773 2:38
  2. Landing on Axtradel 5:21
  3. The Invasion 6:29
  4. Escape to Blue Planet 6:59
  5. Solar Wind 2:31
  6. Life Creators 5:55
  7. The Blue Dawn 10:05
  8. Sands of Yazukia 7:13
  9. Flags of Victory 6:37
  10. The Supreme Being 7:12

Odd Dimension - The Blue Dawn
  • 9/10
    Producción - 9/10
  • 9/10
    Composición - 9/10
  • 9/10
    Replay Value - 9/10
  • 9/10
    Valoración Personal - 9/10
9/10

Con esta gran placa Odd Dimension logra introducirnos en su pequeño mundo, siendo atrapados de manera brillante en un sinfín de buenos momentos musicales, en el que es hasta ahora su disco más ambicioso y donde demuestran de manera contundente que son una banda a seguirles la pista muy de cerca, pues talento hay y de sobra, si eres fan de bandas como, Fates Warning, Dream Theater, Queensrÿche, Ayreon y Opeth, no dudes en acercarte el ellos, pues el viaje créeme será bastante placentero.

Checo Mejia

Melómano de corazón, amante de la música en casi todas sus vertientes, mi favorita es y será siempre el METAL en la mayoría de los subgéneros existentes, siendo el Heavy, Power, Death Melódico y Symphonic Metal los que más escucho. Apasionado de los deportes, la lectura, el cine y la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.