HATE – Rugia (Album Review)

Por Oz Ga

Tiempos difíciles para todos, la llegada de la pandemia que afectó a la humanidad completa desde principios del año pasado 2020, una vez que se esparció por el mundo a velocidad preocupante, causando pánico colectivo, cambios en nuestras vidas, pérdida de empleos, muertes, conciertos, festivales, la forma cotidiana de trabar de las bandas, las giras, las entrevistas presenciales, clínicas, y un sin fin de cosas que cambió nuestro mundo de la música como la conocíamos antes de este suceso que aún sigue cobrando vidas y dejando secuelas en mucha gente, músicos y personal relacionada al medio. Si bien es cierto que hizo posible que se generaran algunas cosas buenas, también hubo otras lamentables, y así fue para los polacos, HATE, hasta su placa anterior aún tenían a más de un miembro de muchos años, algo que da su imagen o sello propio de la banda, pero han cambiado las cosas. Una vez más me repito “nadie es indispensable”. Para bien o para mal.

Por una parte lamentable la salida del baterista que los había acompañado por 6 años Paweł Jaroszewicz (Pavulon), el año pasado, y que con eso prácticamente deja renovada a la banda, sus problemas de salud ya no le permitieron seguir dando caña. La parte buena siempre será la sangre fresca, nuevas ideas, conceptos y estilos que renuevan e inyectan energía y ganas, nuevas oportunidades de crecer, evolucionar como lo gustemos ver. Así que la alineación actual queda de la siguiente manera: el miembro fundador y único original Adam the First Sinner en la guitarra y la voz, Dominik Prykiel (Domin) en la guitarra integrante a la vez de VEDONIST, y lis dos miembros nuevos, desde el año pasado Tomasz Sadlak (Tiermes) en el bajo militante también de SHIDAN y finalmente en la batería el joven de 23 años Daniel Rutkowski (Nar-Sil) pero no inexperto, ya que también pertenece a NEOLITH, REDEMPTOR y VIRGIN SNATCH. Por lo que en mi opinión la agrupación  así se convierte en un proyecto personal, espero que sea más estable su formación.

HATE no son nuevos, su formación data de 1991, practicando inicialmente el Death Metal, dejando constancia de ello en sus 3 Demos.

Tenemos un trabajo a la altura de lo que venían haciendo en lo referente a la profesionalidad, sonido, ejecución e integración. Rebasando un poco los 30 minutos, relativamente corto pero contundente y muy, muy brutal amigos, aquí no hay medias tintas, ni interludio donde se pierda el tiempo, van directo a la yugular del oyente, y bueno quizá por segundos ronde los terrenos del Brutal Death Metal, ante tanta ferocidad que te llega de golpe. Pasemos a desmembrar este abominable y suculento trabajo. Sentando sus bases en la vieja escuela, la novedad es quizá que la voz de Adam busca mostrar diferentes facetas en la voz, en diferentes tesituras vocales.

Su lirica la explica el propio Adam: “Generalmente, todas las canciones del álbum están dedicadas al antiguo mundo eslavo: grandes migraciones, guerras, batallas y la lucha por la supervivencia. Pero también tiene un nivel filosófico, que es muy importante. La mitología eslava es una colección de historias universales que tocan temas fundamentales que todos encontramos en nuestras vidas. Por tanto, es un marco que me permite escribir sobre problemas contemporáneos que me encuentro desde una perspectiva diferente. En el camino, descubrí mi alma pagana y animo a la gente a hacer lo mismo. Creo que todo el mundo tiene esta identidad más profunda basada en la comprensión de nuestra unidad con la naturaleza, algo que va más allá de todas las civilizaciones que hemos construido”.

Empiezan con el tema título de la placa “Rugia“, de un inicio en plan Death Metal, con esas guitarras que causan terror, anunciando la muerte, cabalgando una base rítmica muy sólida en la batería y el bajo, que nos va subiendo de nivel a cada segundo, para estallar el mazo en la cara con esa voz ultra gutural y muy cavernosa de Adam, lo atractivo de este tema es la inclusión de melodía, combinada de forma homogénea, haciendo atractivo el tema y muy digerible. Nos vamos con “The Wolf queen” un tema de sonido más salvaje y brutal, no es un tema rápido pero, si se percibe la brutalidad, la batería toma por segundos una velocidad impresionante, y le acompaña un requinto agudizando la intensidad,. “Exiles of pantheon“, por ritmos como estos es que soy seguidor de esta banda, donde la brutalidad se respira y se inhala muerte, ritmos poderosos aunado a la ya brutalidad impuesta por su estructura musical, Blackened feroz mezclado con Death Metal Clásico, ritmos rápidos, la batería y el bajo fijan bien la base rítmica y no tiene descanso, las guitarras queriéndose imponer con ritmos densos y rápidos, la voz de Adam, suena cadenciosa y siniestra, un buen tema que les hace justicia de porque son tan buenos. Pasando a “Saturnos” la voz se hace más profunda en sus guturales, los ritmos más densos, buscando la melodía, del Metal añejo de los 90’s, los cambios de ritmo muy constantes sin llegar a ser muy técnicos, pero sí que lo hacen muy variado con eso cambios. Un corte muy mortal, haciendo honor al Death Metal Clásico, sonando impresionantes

Awakening the gods within” inicia con unas guitarras acústicas, para a los segundos estallar en la cara una bomba de brutalidad, eyectando sonidos rápidos, guitarras rozando el Black punzante, así como su base rítmica incesante, pero no hay que confiarse porque lo mezclan perfectamente con ritmos Death Metal, que buena combinación, mostrando lo que saben hacer, la mente maestra de Adam, conoce muy bien la fórmula entre bestialidad y brutalidad. Toca turno a “Resurgence “, diablos y re contra diablos! qué manera de iniciar, pareciera que estamos en un campo bélico desatándose una descarga de artillería a discreción, ritmos sumamente desenfrenado, a una velocidad impresionante, dejando un hilo de calma con ritmos densos, guiados por la voz de un moribundo literalmente hablando, por lo siniestro que se escucha. Esto es para levantar a un moribundo en pleno “rigor mortis”.

Velesian guard” si a estas alturas aún no has caído a sus pies, este siniestro tema te poseerá como un cordero, su ritmo es hipnotizante, sonando denso y a la vez rápido, vaya! Mezcla, otro elemento por el cual me aferro al estilo de la banda. Debo reconocer que la nueva alineación está a cumplido bien las expectativas que tenía, de la reformación, sonando muy profesionales, plenamente integrados y armoniosos en cada tema. Pasando a “Sun of exrinction“, por si querías tomar un poco de aliento, este no es un buen momento, lo que parecía de forma inicial un tema relativamente lento, sólo es parte de un corte rápido que tiene un ritmo muy atrayente, incluso donde el requinto se luce por segundos, una buena conjugación de ritmos rápidos y densos, invade, su base rítmica es colosal, lenta-desenfrenada una buena mezcla.

Y para cerrar, “Sacred Dnieper“, lo hace de forma contundente, es como estar en un ring, por si sentías que ya era suficiente masacre, llega a rematar con una descomunal fuerza y brutalidad, el ritmo imparable de la batería, ya es inhumana, las guitarras no dejan de sacar ritmos rápidos y a la vez densos, debo decir que al terminar el tema me quedo en espera de más, bueno, se me ha hecho muy corto, y quizá esperaba terminará de forma más suave o a lo que estamos acostumbrados, un outro o interludio final.

La fórmula de HATE, es única amigos, una excelente manera de celebrar sus 30 años de carrera, mostrando que están totalmente en forma y aún sedientos de comerse el mundo con un gran trabajo de calidad – bestialidad – brutalidad. Felicitaciones a la banda por sus tres décadas.


Sello: Metal Blade Records
Lanzamiento: 15 de Octubre de 2021
Género: Blackened / Death Metal

HATE - Rugia

La mejor manera de celebrar sus 30 años de trayectoria, es con este brutal y aplastante trabajo, con banda renovada y una estructura musical con base en la vieja escuela Death Metal, con Adam mostrando una diversidad en las voces.
8.4

Producción

9.0/10

Composición

7.5/10

Replay Value

8.5/10

Valoración Personal

8.5/10

Oz Ga

Amante del Metal en sus Múltiples Variantes, empezando a escuchar Metal desde la Gestación, y que considera el Metal parte Esencial de la Vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.