FLAMES OF FIRE – Flames Of Fire 🇸🇪 (Album Review)

Por Michael Prado

En la escena del White Metal (dícese del Metal, sea cual sea el subgénero, que tenga letras alusivas a la fe Cristiana), si hay un músico que puede presumir de haber generado una importante cantidad de agrupaciones distintas, ése es sin lugar a dudas el cantante sueco Per Christian Liljegren, una persona totalmente entregada a sus creencias, las cuales ha manifestado desde muy temprana edad, cuando a sus jóvenes 16 años inició sus andanzas musicales en la banda Venture allá por el año 1987, y a hoy día cuenta con la importante suma de 15 agrupaciones que ha fundado, o de las que ha formado parte con su icónica y muy reconocible voz.

Nada detiene la inspiración, talento y espíritu trabajador de este hombre esforzado y valiente, el cual aún en estos años de pandemia ha estado muy activo creando nuevas agrupaciones o bien reactivando labores con algunas que había dejado en stand by.  Así las cosas, lo hemos visto traernos trabajos recientemente con la banda The Waymaker (donde trabaja en conjunto con su ex compañero de la banda DivineFire, el multiinstrumentista Jani Stefanović y la cantante Katja Stefanović, esposa de Jani), en su proyecto solista, y más recientemente, para este 2022, la llegada de otro proyecto más que lleva el nombre de Flames Of Fire.

Para dicha agrupación, Liljegren se ha rodeado de músicos con los que ha trabajado anteriormente, como el señor Jani Stefanović (que para este nuevo grupo será el guitarrista, baterista y tecladista), además de gente como el bajista Per Schelander, el guitarrista Stephen Carlson (con quienes Christian trabajó en el último disco de su proyecto solista, “Melodic Passion” (2021)) y trayendo de retorno a la escena musical a un artista que tuvo un breve paso por bandas ya extintas en los 80s (siendo estos casos los grupos Twilight Project y Zaragon), el cual es el guitarrista y compositor Mats Åke Andersson, viejo amigo de Christian.

Per Schelander (bajo), Christian Liljegren (voz), Mats Åke Andersson (guitarras), Stephen Carlson (guitarras) y Jani Stefanović (guitarras, teclados y batería)

Así las cosas, esta formación nos trajo para este 19 de marzo, a través del sello Melodic Passion Records, su debut que lleva el nombre de “FLAMES OF FIRE”, donde el grupo muestra una faceta que no se distancia mucho de lo que hemos visto en bandas por las que ha tenido paso el multifacético cantante Liljegren.  De hecho, podríamos decir que bien podría pasar como un nuevo álbum de Narnia, quizás la banda más conocida de las que ha integrado este vocalista.

Nuevamente un recurso que, insisto, a veces me parece ya demasiado gastado en esto del Metal, aparece en escena, como lo es un intro orquestado, que en este álbum lleva el nombre de “New Dawn”.  Al menos podemos decir que le meten un tanto de acción metalera después de los 40 segundos de haber iniciado, y eso le pone algo de sabor a la expectativa que quiere generar previo al arranque real del álbum.

Ahora sí, con lo que fue el primer sencillo promocional del álbum, intitulado “Gloria”, el álbum inicia, y debemos decir que es una canción muy pegadiza en su melodía, ritmo, letra y sobre todo en el estribillo, sencillo pero efectivo.  Decisión acertada la de traerla como carta de presentación inicial del álbum y la banda.

El fuerte de este álbum no será precisamente la potencia de la música (como hemos visto en otras bandas por las que Christian ha dejado su legado cantado, como en DivineFire o Golden Resurrection, por citar los 2 ejemplos más claros de ello), pero el gancho que tienen las composiciones en general que nos trae este álbum compensan con ello, y “Flames Of Fire”, pieza que intitula al disco y al grupo, deja más que claro este asunto.

Ya metiéndole un tanto más de acción a la música (decimos “gracias” por esto, de hecho, porque quizás más de un fan habría sacado el disco del aburrimiento que le podría generar), aparece en la lista de canciones “Madness”, donde Christian nos habla de la locura que envuelve al mundo en general y su necesidad imperativa de hallar una luz para su espíritu.

Otra canción tremendamente pegadiza resulta ser “I Am”, que por cierto, hay que decir sobre esta que bebe de manera muy notable del legado de Stryper (o al menos esa es la sensación que me deja), con ese ritmo el cual me transporta al 1985, cuando los de rayas amarillas y negras liderados por Michael Sweet lanzaron su LP debut “Soldiers Under Command”, el cual trae la potente canción “The Rock That Makes Me Roll”, de ritmo y tonada similares (aparte, un verso del estribillo dice “Makes Me Wanna Sing”, otro nombre de una canción incluida en ese fenomenal álbum de estos pioneros del White Metal).

El tema de saber aprovechar el tiempo es uno que Christian ha buscado abarcar en varias de sus canciones (me vienen a la mente números como “Never Look Back” del gran debut “Glory To My King” (2010) de Golden Resurrection, o “Bright Morning Star” del último disco de DivineFire, “Eye Of The Storm” (2011)).  Y la canción “Time To Live” es otra prueba de ese tema que el emblemático cantante escandinavo busca inculcarle a sus escuchas.  Sobre la musicalización del tema, podríamos decir que es la más cercana a lo que podemos hallar en los exquisitos 8 álbumes de estudio que ha creado la agrupación Narnia.

Este álbum trae la bonita particularidad de tener un tema épico, de esos que son de larga duración, y el que carga con esa responsabilidad es “Solution”, que a mi parecer es un lindo tema con un bonito mensaje muy espiritual (mismo que a la vez podría disgustar a quienes no profesan la fe del señor Liljegren).  Musicalmente hablando, sí siento que es demasiado atmosférica y nos deja con esa sensación de que pudo dar más (especialmente cuando hemos tenido cantados por Christian temas grandiosos de larga duración como “The Great Fall Of Man” que encontramos en el álbum “The Great Fall” (2003) de Narnia; la magnánima “The Spirit” del colosal debut de DivineFire, “Glory Thy Name” (2004); la también genial “Heal Me” incluida en el “Farewell” (2008) de DivineFire; o las que cantó en el segundo disco de 7days, “Into Forever” (2010), siendo estos los casos de “The Innocence In Me” y la impresionante obra de casi 20 minutos “Final Wisdom”.

Finalmente, otra declaración de las convicciones que ha profesado este vocalista desde el día de su conversión a la fe Cristiana se hallan implícitas en las letras de “Soldiers Of The King”, que trae a colación nuevamente la temática de ver el seguir a Cristo bajo la metáfora de una armada dispuesta a luchar en esta vida por la justicia y el bienestar de la humanidad.

El disco se despide con un outro algo similar al tema inicial del álbum, intitulado “Ending Theme”.  Nada del otro mundo, la verdad.

En fin, el nacimiento de una nueva banda liderada por Christian Liljegren y Mats Åke Andersson (quienes, por cierto, llevaban décadas buscando la ocasión de iniciar una agrupación juntos, pero hasta ahora se les da la oportunidad de ello) nos deja una sensación grata, aunque, quienes hemos escuchado anteriores iteraciones del vocalista multibandas, concordaremos en que no es su mejor trabajo musicalmente hablando, pero se deja escuchar y disfrutar.  Esperemos que, de haber un segundo trabajo, éste tenga mejoras en la calidad compositiva, las cuales le vendrán muy bien a lo que Christian busca labrar en este proyecto.


Sello: Melodic Passion Records
Lanzamiento: 18 de Marzo, 2022
Género: Melodic Power Metal

FLAMES OF FIRE - Flames of Fire

Nada detiene al cantante Christian Liljegren de hacer una banda más (ya cuenta con 15 en su haber), y este 2022 regresa con Flames Of Fire, cuyo debut es un bonito disco de Power Metal Melódico que quizás no encabece ningún top 10, pero nos dará buenos ratos si le damos oportunidad.
8

Producción

8.4/10

Composición

7.7/10

Replay Value

8.0/10

Valoración Personal

7.8/10

Pros

  • El estilo de Christian Liljegren sigue ahí presente, para los que gustamos de su música
  • La musicalización es llamativa y pegadiza
  • Se da a conocer el talento de este buen músico que es Mats Åke Andersson

Cons

  • Como con el resto de trabajos de Liljegren, los que no comparten su fe podrían despreciarlo injustamente
  • Pudo haber sido mejor, seamos sinceros, pues comparado con otros discos del pasado de Christian, se queda corto

Michael Prado

De Costa Rica para el mundo. Fan de la música DE VERDAD, hecha con sentimiento y verdadero amor al arte, sin importar el género, aunque debo admitir que doy amplia preferencia a lo que ha sido creado en Metal, Rock, música Celta, Clásica, soundtracks de Videojuegos, Electrónica y demás. Un abrazo y bendiciones para tod@s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.