ETERNITY´S END – Embers of War 🇩🇪 (Album Review)

Por Alessandro Power

Hace exactamente cinco años la explosiva banda dirigida por el guitarrista Christian Munzner, Eternty’s End, sorprendió a propios y extraños con su magistral debut “The Fire Within” (2016) disco que presentó de forma brillante a una efervescente banda alemana de power metal progresivo que prometía grandes cosas. Tras cosechar buenas críticas con su primer disco, llegaron algunas modificaciones en la alineación de la banda, cambios que serían muy positivos y productivos para las ideas de Eternty’s End, uno de ellos fue la llegada del impresionante vocalista Luri Sanson, portador de un vozarrón muy parecido al de Ralf Scheepers (Primal Fear) y  quién cumplió y no desentonó en su presentación, la cual fue en el segundo álbum “Unyielding” (2018). Aunque es cierto que esté cantante brasileño no esta en su mejor momento, ni es el mismo monstruo que escuchamos en aquel “Defying the Rules” (2004) de Hibria, creo qué es un tipo cumplidor y que aún tiene mucho que otorgar a este conjunto teutón.

Honestamente creo que “Embers Of War” es el mejor trabajo de Eternty’s End, ya que esté presenta una intensa y variada sección rítmica dónde juegan con varios subgéneros, como el heavy metal clásico, el power progresivo y neoclásico, obviamente influenciado por grandes bandas como Helloween, Running Wild, Fates Warning, Judas Priest, Queensryche, Stratovarius e Iron Savior. Sin más que agregar vayamos al análisis de las canciones empezando con la bravísima “Dreadnought (The Voyage of the Damned)” la pista de apertura es la única canción del álbum que se basa en un evento de la vida real. Se trata de la batalla de Jutlandia que tuvo lugar en la Primera Guerra Mundial y se libró entre la Gran Flota de la Armada Real Británica y la Flota de Alta Mar de la Armada Imperial Alemana. Tuvo lugar del 31 de mayo al 1 de junio de 1916 frente a la costa del Mar del Norte de la península de Jutlandia en Dinamarca. Fue la última gran batalla en la historia mundial librada principalmente por acorazados. Fue un evento realmente trágico y sin sentido en el que murieron más de 8600 personas y ningún bando ganó. Musicalmente, esta pista se encuentra entre el Speed ​​Metal estadounidense con riffs feroces inspirados en Riot y Savage Grace y la escuela alemana de Running Wild y la era del Walls Of Jericho de Helloween.

Tras el intenso inicio se asoma “Bane of the Black Sword” esta es una de las mejores canciones del  álbum. Es una composición rápida y feroz basada en triples, que también es muy progresiva en el sentido de que está llena de cambios de tono y ritmo y no sigue el patrón clásico de verso / coro / solo, pero tiene una estructura deliberadamente más caótica e impredecible donde las partes se construyen una sobre la otro. Los coros son enormes y épicos y hay muchas secciones neoclásicas impresionantes. Líricamente, esta canción trata sobre el personaje de Elric Of Melnibone de Michael Moorcock y su espada Stormbringer. La espada le da a Elric súper poderes, pero también lo posee y, en última instancia, incluso lo obliga a matar a las personas que ama. Cuando está en problemas, Elric convoca a Arioch, el más poderoso de los duques del infierno, quien lo ayuda pero, por lo tanto, es dueño del alma de Elric por toda la eternidad.

La tercera “The Hounds of Tindalos” es una pista que está basada en la historia del mismo título de Frank Belknap Long. Se trata de un personaje que experimenta viajes en el tiempo con la ayuda de drogas psicodélicas y artefactos esotéricos. Al hacerlo, descubre los perros que habitan los ángulos del tiempo. Una vez que una de estas criaturas conoce a un humano, un Sabueso de Tindalos perseguirá a la víctima a través de cualquier cosa para llegar a su presa. Una persona corre el riesgo de llamar su atención viajando en el tiempo. H.P. Lovecraft también los menciona en su cuento The Whisperer In Darkness. La interpretación vocal de Iuri Sanson realmente le da vida a esta pista, y tiene un gran coro de himnos. La canción es como un Running Wild neoclásico en términos de ritmo, riffs y trabajo de guitarra. En “Call of the Valkyries” se nos presenta una pista muy brutal y muy técnica. Musicalmente, el objetivo de Eternty’s End era combinar el poder y la intensidad del Painkiller de Judas Priest con la delicadeza neoclásica y los riffs técnicos del álbum Nosferatu de Helstar. Agregando un poco de Yngwie a la mezcla también. Probablemente también puedas ver la del death metal técnico en esta pista, sin usar ninguno de los elementos superficiales del estilo, escondidos en el riffing sin romper la fórmula del heavy / power metal. Líricamente, la canción está inspirada en la mitología nórdica, describe la sensación de ir a la batalla frente a la muerte, escuchando el llamado de las Valquirias mientras mueres.

La canción “Arcturus Prime” es power metal de ciencia ficción de alta tecnologí. Tiene el trabajo de guitarra más técnico y desafiante en todo el álbum, hay muchos riffs muy técnicos y una tonelada de solos y compensaciones armonizados exagerados e incluso una sección loca de solo de bajo y bajo / guitarra unísono. Estamos muy influenciados por el enfoque de guitarra gemela de Racer X, esta canción lo combina con las influencias de metal más modernas. Tiene el coro más parecido a los que hace Iron Savior.  La letra está basada libremente en “The Fall Of Hyperion”, el segundo libro de la saga Hyperion de Dan Simmons, donde una inteligencia artificial ha progresado hasta convertirse en poder y habilidad de Dios y amenaza la hegemonía galáctica. La IA reside dentro de los portales teleyectores que permiten viajar entre los mundos de la hegemonía a lo largo de la galaxia y solo se puede combatir destruyendo ese sistema teleyector.

En “Shaded Heart” nos topamos con una pieza que nos resultara la más inusual en la historia de la banda. Es una desviación de su enfoque speed metal normalmente bastante directo y cae más en el reino del metal progresivo de finales de los 80, fuertemente influenciado por Fates Warning, Queensryche y Crimson Glory, pero con un solo de guitarra gemela completamente armonizado. Hay muchos metros impares y una extensa sección instrumental en el medio, pero también tiene un poco de ambiente AOR en algunas de las melodías. La letra trata sobre la cuestión de la muerte y hacia dónde va nuestra alma después y juega con la idea de que nuestra conciencia se vuelve una con el cosmos nuevamente después de dejar nuestro caparazón terrenal.

En la parte final del compacto llega “Deathrider” su letra está vagamente inspirada en la serie de cómics Ghostrider, sobre un culto de motociclistas no muertos que participa en una carrera de la muerte. Es una canción de speed metal feroz y directa, que combina el riff salvaje de bandas como Savage Grace o Bewitched con el enfoque virtuoso de guitarra gemela de bandas como Angra y Racer X. También es la primera canción que Christian Munzner escribió para el álbum Embers Of War. La canción final “Embers of War” es la pista del título del álbum y es otra desviación del estilo habitual de Eternty’s End. Se registra en casi 10 minutos y agrega elementos de thrash y black metal a su sonido melódico speed / power metal. Tiene una estructura tipo Blind Guardian de alta velocidad donde los versos son diferentes musicalmente y los interludios melódicos de guitarra aparecen en lugares inesperados, hay una interacción entre la voz principal y el coro y una sección media larga y épica donde la canción se ralentiza a un ritmo abrumador. El riff de introducción que viene después de los coros latinos y los arpegios de guitarra cósmica me recuerda un poco a los maestros noruegos del Black Metal Emperor, luego pasa a algunos riffs de thrash muy técnicos que recuerdan a bandas como Coroner o Holy Moses. La pista también cuenta con una parte vocal invitada de Piet Sielck de Iron Savior. A pesar de las diversas influencias y la estructura progresiva, vuelve a tener un estribillo muy himno y épico. La letra es una historia de fantasía de ciencia ficción que también se refleja en la portada del álbum. La civilización humana de un planeta distante es atacada por una raza alienígena robótica comparable a los Borg en Star Trek TNG, que busca esclavizar a la humanidad. A través de antiguos hechizos, los habitantes planetarios resucitan a un héroe legendario de la mitología de su cultura que los conduce en la guerra contra el régimen cyborg.

Sin ningún miedo me atrevo a decir que “Embers Of War” no solo es el mejor trabajo de Eternty’s End, sino que también es uno de los mejores discos del año, debido a su excelente variación rítmica. Creo que este álbum le cae muy bien al género como para refrescarlo un poco y reflejar que aún se pueden lograr grandes composiciones, aunque ya este bastante desgastado.


Sello: Prosthetic Records
Lanzamiento: 26 de Noviembre, 2021
Género: Power Metal, Progressive Metal

“Embers of War” Track List:

1.Dreadnought (The Voyage of the Damned)5:19
2.Bane of the Black Sword4:50
3.The Hounds of Tindalos4:34
4.Call of the Valkyries5:23
5.Arcturus Prime5:54
6.Shaded Heart5:17
7.Deathrider4:25
8.Embers of War9:29

ETERNITY´S END - Embers of War

"Embers Of War" no solo es el mejor trabajo de Eternty's End, sino que también es uno de los mejores discos del año, debido a su excelente variación rítmica. Creo que este álbum le cae muy bien al género como para refrescarlo un poco y reflejar que aún se pueden lograr grandes composiciones, aunque ya este bastante desgastado.
9

Producción

8.5/10

Composición

9.0/10

Replay Value

9.1/10

Valoración Personal

9.2/10

Alessandro Power

Soy un amante del metal, con orientación hacia uno de sus subgéneros el cual yo considero de un de los mejores el Power Metal, aunque también me gusta el Thrash, Folk y Melodic Death.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.