CARLOS DOGLIANI: tres décadas y más de 10.000 kilómetros marcando el pulso pesado.

Por Sebastián Cobas

Miembro fundador de Sátrapa, uno de los nombres más importantes del metal uruguayo, decidió seguir su aventura musical en España, lo que lo llevó a grabar discos, participar en giras y festivales. Hoy a casi 30 años de sus primeras andanzas, sigue siendo el motor que marca el ritmo en nuevos proyectos. Para conocer sobre su pasado, su presente y sus proyectos a futuro, entrevistamos a Carlos Dogliani.

Carlos, contanos sobre tu aproximación al instrumento, cómo llegas a la batería y cuáles fueron tus primeros referentes.

Desde muy chico tengo recuerdos de tener fascinación por los ruidos de las cacerolas. cada vez que iba a casa de mis abuelos, tíos,…mi opción favorita era sentarme delante de los armarios de la cocina a sacar todas las cacerolas y aporrearlas con lo que encontrara…espumaderas de madera eran mis predilectas pero me servían cubiertos o lo que encontrara por el camino…

Luego siempre que veía algo en la TV que mostrara música o alguna banda (sin reparar estilos) mi foco estaba en la batería…asi que supe pronto, creo que desde siempre, que algun día tendría que estar detras de una…

En la familia tenia un tío abuelo musico que practicamente era el que me aguantaba más la cabeza y a quien ametrallaba a preguntas y fue el quien me regalo mi primer par de baquetas…tendría 8 o 9 años aproximadamente.

Sin embargo no fue hasta que cumplí 14 que finalmente pude convencer a mis padres a que me permitieran tomar clases. Tuve la bendición de caer en manos del maestro Miguel Romano, a el le debo no solo el conocimiento y la capacidad de transmitirlo con una aproximación pedagogica genial sino también la inspiración (el espejo donde mirarme) y la motivación permanente para seguir adelante…

Luego obviamente viene lo que uno pone a la hora de practicar, investigar, equivocarse, voler a intentarlo y asi sucesivamente…

Carlos durante la grabación del primer demo de Sátrapa (1992).

Si bien en la escena uruguaya sos conocido principalmente por tu carrera en Sátrapa a partir de 1992, hubo algunos proyectos anteriores a la formación de esta banda. Háblanos sobre ellos.

¡Si no hay mas remedio! (risas). Hablando en serio, hoy con el correr del tiempo le doy mucha importancia a todos y cada uno de ellos! Son todos granitos de experiencia que finalmente me han ayudado en mi proceso. Soy muy malo para recordar las fechas exactas pero el orden seria este:

Mi primer show que recuerde fue en el Teatro de Maturana con un grupo de música de la Parroquia…conseguí que un paciente de mi mamá (odontóloga) me prestara su batería. Alberto era su nombre, ciego y con un corazón enorme. Su batería era nada mas y nada menos que una Rogers como en la que yo aprendia con Miguel Romano.

Pero mi pasion era el rock y el heavy metal para ser más precisos, así que no demoré demasiado en empezar a recorrer esos caminos …

Mi primera banda fue Apollyon…a la época un heavy bastante clásico a lo Judas Priest o Iron Maiden...que poco a poco se fue endureciendo y haciendose un pelín mas rápido…más Motörhead digamos.

Luego vinieron dos proyectos que acabaron siendo los embriones de SátrapaPotemkin con mi gran amigo Nestor “Bruja” Porto (Sádica/Arsenal/Desideratum/Cuchilla Grande), y Mortal Addiction con César Orengo (Graff Spee).  

Y luego Sátrapa hasta que emigre a España en el 2003.

Recuerdo haber conocido a Sátrapa abriendo un show de los argentinos Lethal junto a Inner Sanctum en Ecology, ¿qué recuerdos guardas de ese show?

¡Brutal! probablemente fue el primer gran show que tuvimos. ¡Año 94 y el día de la final del Campeonato del Mundo!

También recuerdo que ese dia fue el debut en guitarras de Norberto Arriola (hoy en guitarrista de Reytoro). Hicimos un buen show. Abrimos nosotros y recuerdo unos Inner Sanctum brutales. Alvaro aquel día hizo un solo que aún hoy recuerdo! ¡Qué animal!

Y luego llegó Lethal que en la época eran una aplanadora, ese dia presentaban su disco Maza.

Sátrapa (1994)

Sátrapa empieza con un estilo que los acercaba mucho al thrash metal como se podía escuchar en Same Shit, Different Days, su trabajo de 1994. Luego pasaron por una etapa más alternativa con Nake your Truth hasta llegar a la formación de trío con la que lanzaron Dondetres, un trabajo que sorprendió en la escena local trayendo varios cambios, letras en español, un estilo que los ponía a la par de lo que estaba sonando en el mundo en ese momento, y con una producción y sonido varios escalones por encima de lo que estábamos acostumbrados en nuestro metal. ¿Cómo fue el proceso para llegar a esto?

Pues justamente eso, un proceso. Duro y por momentos no muy estimulante pero al que siempre supimos encontrarle la vuelta para pasarla bien y crecer como banda y como grupo humano. Ni que decir que los cambios de formación afectan, que la evolución de cada uno con su instrumento también y la música que vamos escuchando y asimilando, obviamente en modo muy decisivo.

Yo le agregaría tambien la inestimable ayuda y paciencia de nuestras familias que nos regalaron (¡nunca les dimos opcion! (risas)) el tiempo para ensayar y a nuestros trabajos fuera de la música que nos permitieron financiar la adquisición de instrumentos y/o equipos más profesionales.

Luego las casuísticas son inescrutables. La formación del Dondetres podría haber sido otra pero sin embargo fue la que fue y el resultado ahí está para quien le apetezca juzgarlo. Yo le tengo especial recuerdo a ese album porque de alguna manera fue la culminación y el premio de casi 10 años de esfuerzo y sacrificio. A día de hoy cada tanto lo vuelvo a escuchar y aún me lleva a sitios y recuerdos muy entrañables. 

Lamentablemente no se si en su día fue valorado como se merecía…¡en cualquier caso eso ya es solo una anécdota!

Sátrapa en la etapa de Dondetres (2000)

Más tarde llegaría un cambio de formación que te deja como único miembro original, la grabación de material para Superpoder y una decisión muy importante: emigrar y continuar el proyecto en España (país donde habían obtenido buenas reseñas de su material). Desde aquí poco supimos de esta etapa de la banda, como fueron estos primeros tiempos en España aún como Sátrapa.

Superpoder y su proceso fue también un mojón muy interesante. Guardo enormes recuerdos de ese año largo y arduo (2002) pero compositivamente muy rico y desafiante. Debo confesarte que aún tengo la espina de no haber sacado ese EP en formato oficial. Había un puñado de buenas canciones ahí…

Seguramente también, sin la presion forzosa de emigrar, aquel line up de Sátrapa hubiera tenido un recorrido prolífico…había una química muy especial entre nosotros.

Luego retomar todo en España fue bastante más complicado de lo que esperabamos y planificamos. Yo fuí el primero en venirme y en teoría el resto lo harían después. Finalmente, y por diferentes circunstancias, solo llego Adrián Lema (voz). Con él conseguimos rearmar el grupo, regrabar algunas canciones del Superpoder y nuevas versiones de algunos temas del Dondetres y hacernos a la ruta. Tuvimos bastante buena crítica y eso nos permitió acabar haciendo unos cuantos shows incluyendo abrir para Testament en la gira de presentación de ‘The Formation of Damnation’ (2008).

Justo después vinieron algunos cambios más de formación y ya sentí que era el momento de dejar de cargar con el peso de sostener el proyecto yo solo. Decisión muy complicada,como podrás imaginar, porque la carga emocional representaba un obstáculo muy complicado a salvar.

¿Cuáles fueron los motivos que llevaron al final de la banda?

Básicamente un poco lo que te decía antes…llegó un momento en que no me sentía ya con las fuerzas de llevar adelante el proyecto yo solo. Siempre tuve como objetivo ser parte de grupos o proyectos que conjugaran justamente eso, la riqueza del grupo y no de alguien en particular. Entonces cada cambio de formación de  algún modo significaba empezar una nueva banda. ¿Porqué seguirla llamando Sátrapa? Pues yo siempre me lo cuestionaba y al final siempre fueron decisiones tomadas conjuntamente con los compañeros de ruta de turno. Por lo que sea concluíamos que valía la pena intentar rentabilizar una historia, etc…

En fin…Sátrapa es una parte importantísima de mi trayectoria musical y siempre tendrá un lugar privilegiado en mi recuerdo y me consta que en el de un reducido (pero muy noble) núcleo de amigos. ¡Con eso me basta!

Luego pasas a formar InMune, ¿la formación de este proyecto es de algún modo una continuación de lo que se venía trabajando con Sátrapa o fue un nuevo inicio tras una etapa terminada?

Bueno de hecho InMune nace efectivamente de la última formación de Sátrapa aquí en Barcelona. Paulo Morete (guitarra), David Segado (bajo) y yo estabamos buscando cantante para Sátrapa.

Llego esta decisión que te comentaba antes y la verdad que a nivel personal fue un alivio importante saber que todo lo que estábamos trabajando sería para algo absolutamente nuevo y fresco…yo creo que también necesitaba esa sensación de cambiar radicalmente el enfoque y el contexto.

De esa etapa nacieron algunas de las canciones que a la postre fueron parte de Iluminame el primer disco de InMune…”Bucle Mental”, “Tal vez no”, “Aunque me quedara ciego”…por citar algunas y otro buen puñado que hasta ahora nunca han visto la luz…

InMune (2013)

La inclusión de Morti como vocalista, quien venía de formar parte de una banda con cierto reconocimiento como fue Skizoo (agrupación que compartía con miembros de los aclamados Sober) sin dudas ayudó a una mayor proyección de la banda. ¿Cómo llegan a él?

¡Pues porque los caminos del Señor son inescrutables! Es una anécdota curiosa…

No encontrábamos el cantante adecuado para lo que teníamos en mente. Así nos habremos pasado seguramente un año largo, incluso más, hasta que un buen día se nos ocurrió enviar 3 o 4 canciones diferentes a cantantes más conocidos o en activo a los que pudiéramos acceder. La idea fue invitarles a que grabaran lo que sintieran y quisieran y si luego nos gustaba, editarlo y comunicarlo para que nos permitiese visibilizar el proyecto y así ayudarnos a encontrar nuestro cantante.  Ahora de memoria recuerdo hablamos con Germán de Skunk DF y Morti que recién había dejado Skizoo, y seguro alguno más pero que ahora no me viene en mente

A Morti le gustó mucho la canción que le enviamos (“Bucle Mental”) y a nosotros a su vez lo que él había creado a nivel melódico y de letra por lo que empezamos a hablar más en profundidad de sus planes y los nuestros y encontramos bastantes puntos en común. El resto es historia relativamente conocida…(al menos de este lado del Atlántico).

En el 2013 llega el debut de Inmune, un disco con mucho groove y estribillos potentes, podríamos decir que un disco dentro del espectro del metal alternativo de excelente confección. ¿Cómo se deciden a trabajar con Gorka Drebaj para esto, siendo que se lo reconoce más en el ámbito del pop rock? ¿Qué importancia ha tenido en el desarrollo del sonido de la banda al punto que lo han mencionado como el quinto Inmune?

Es un disco difícil de calificar dentro de los estilos convencionales por decirlo de algún modo. Por un lado, hay un montón de canciones que Morti venía trabajando/cocinando para un proyecto futuro justamente con Gorka, y de ahí la conexión con él, y por otro las canciones que Paulo, David y yo veníamos trabajando por nuestro lado. Entonces había material que rozaba tal vez más el pop, incluso lo industrial que luego pasado a formato de banda más “rock” acabó en un terreno diferente…y viceversa con las otras composiciones que tal vez eran más coherentes como evolución de lo que ya estábamos haciendo al final de Sátrapa. Por tanto, la elección de Gorka como productor e ingeniero resultó bastante obvia. de alguna manera creo que él fue quién acabo de amalgamar esas ideas con un sonido muy particular. En lo personal para mí ha sido una de las grandísimas experiencias que he podido tener a nivel de producción y estudio. Un auténtico placer trabajar con él. Un mega crack con todas las letras y en todos los sentidos.  

¿Cómo fue recibido Ilumíname en aquel momento?

Yo creo que bien, aunque he de confesarte que soy de prestarle poca atención a las críticas, ¡por no decirte nada! Ahora a nivel de público muy bien. Nos permitió alcanzar otros oídos con el riesgo que ello supuso ya que obviamente quién estaba un poco familiarizado con nuestros antecedentes pudo haberse sorprendido.

InMune – Ilumíname (Ilumiíname, 2013)

Luego llegaría Incertidumbre, un trabajo que reúne un nuevo tema, una versión electrónica de “Ilumíname” y seis versiones acústicas de temas del anterior álbum, fue esto una manera de mostrar que los límites de la música de InMune iban más allá de los marcados en su debut?

Definitivamente era una faceta que nos interesaba explorar. La idea fue descubrir si podíamos ser capaces de “defender” las canciones en una mínima expresión…y luego llevar eso a directo a su vez nos iba a permitir acceder a tocar en lugares más pequeños donde crear un clima de interacción también diferente y sobre todo más cercano ejercicio muy recomendable y disfrutable. Obviamente con riesgos, pero de esto se trata, ¿no?  

Tras ese coqueteo con la electrónica y los temas acústicos sale en el 2016 Universal y para nuestra sorpresa cuenta con momentos aún más cañeros que Iluminame. Pero más allá de esta percepción,  cuales son las principales diferencias que tu encuentras entre ambos trabajos?

Definitivamente tarde o temprano iba a salir esa veta más “heavy” que seguía muy presente en todos nosotros. En Universal también participó Micky Vega (guitarra) en composición, con lo cual la balanza ya se inclinó más hacia sonidos como decía tal vez más contundentes y densos pero sin perder la noción melódica y siempre en el contexto de canciones.

InMune – Universal (Universal, 2016)

Tras el trabajo de promoción de este disco, llegó el silencio, y hace tiempo que no tenemos novedades de Inmune, ¿qué ha pasado?

Pues es complicado de explicar, pero creo que se han conjugado una serie de factores que de algún modo se confabularon para impedir que pudiésemos avanzar como deseábamos. Una muy mala experiencia con la Agencia de Management y Booking sumado al declive de toda la industria musical en general dejando prácticamente inviable la difusión (sin medios realmente interesados en difundir cultura), el acceso de bandas locales a los grandes escaparates de los festivales y después seguramente la desmoralización y la frustración en algún momento te hacen mella y te conducen a malas decisiones…sumemos Covid este año y prácticamente ha sido el tiro de gracia.  Snceramente no sé que pasará en el futuro pero tengo la sensación personal de que el proyecto ha cumplido un ciclo

InMune (2017)

Al día de hoy se que estás trabajando en un nuevo proyecto, cuéntanos al respecto.

Sí! Se llama ThixSkind. Estamos muy ilusionados sinceramente. Es un proyecto que nace por la necesidad de explorar libremente muchas direcciones musicales diferentes pero que de alguna manera todos los integrantes las tenemos asimiladas o muy interiorizadas. Queremos dar rienda suelta a todo ese bagaje emocional de influencias que tenemos individualmente y ponerlas al servicio del grupo para buscar nuevas canciones. A pesar de la situación actual hemos conseguido estar muy activos (y creativos) componiendo mucho material y aprovechando las ayudas de la tecnología para grabarlo todo, escuchar, borrar, cambiar, pero sobretodo disfrutando del trayecto, ahora mismo estamos focalizados en cerrar canciones y grabarlas lo más crudo posible.

Estamos literalmente sacándole humo a una Zoom L12 y algunos pocos retoques para mezclar y ya decidiremos que formato le daremos a todo ese material.  Nos parece que recuperar la magia de los momentos, por más duros o introspectivos que puedan ser, y hacerlo de modo fiel a como lo hacemos o discurre…es un valor añadido muy importante para nosotros, es cierto que ya tenemos todos bastantes “batallitas” a cuestas y liberados de la presión a veces exagerada e inmovilizante de “llegar” (¿¿ a dónde no??) podemos dejar fluir el todo y acabar haciendo un poco lo que nos viene en gana sin reparar en ningún marketing superfluo que no nos represente. Dicho esto espero que en breve podamos tener ya material listo para enseñar…y espero que nos presten oídos abiertos! ¡Seguro no defraudaremos!

Hace poco participaste, y te agradezco por esto, en un tema de mi proyecto Arkhar, más allá de esto y de los músicos  amigos que tienes aquí, ¿te mantienes al tanto de la escena uruguaya? 

Ha sido de los grandes momentos de este 2020 para mí, te lo digo sinceramente. Me ha hecho muchísima ilusión que me hayas invitado, así que el agradecido soy yo! Respecto a tú pregunta debo decirte que no. Honestamente no estoy al tanto más allá de lo que hacen mis amigos. Solo los sigo a ellos…y como tampoco son muchos, pues tengo una visión muy acotada del todo.

Arkhar – Incendiar (2020)

Para terminar y para que la gente que no te conoce lo haga un poco más, déjanos aquí tu top cinco de discos de todos los tiempos.


Puff…¡solo 5, que desafío! Lo intentaré…eso sí, el orden no seré capaz de construirlo así que indiferentemente el 5 puede ser el 1 y así todo

  • Pink FloydThe Wall: Fue el primer disco que me voló literalmente la cabeza a todo nivel: musical/letras/visual/diseño. Luego descubriría obviamente toda la discografía y es una de mis bandas de referencia desde que tengo uso de razón. Podría incluír Dark Side of the Moon, Animals, Wish you Were Here o incluso The Final Cut pero The Wall fue el primero!
  • Led Zeppelin – Physical Graffiti: También otra banda de referencia para mí. Además mi baterista de referencia absoluto!!! Como con Floyd podría escoger otros discos o todos, pero en este caso me arriesgo a decir que esta es su obra máxima…al menos para mi.
  • Megadeth – Peace Sells…but who´s Buying?: En su momento no podía dejar de escucharlo todo el tiempo!! ¡Qué banda por Dios!…ni que decir que podría fácilmente poner en esta lista el Rust in Peace o el Dystopia….aguante Megadeth!!!
  • Alice in Chains – Unplugged: Adoro este disco! Desde que salió creo que no paso una semana sin escucharlo, lo prometo!
  • The Cult – Beyond Good and Evil: ¡sencillamente brillante!

Dark Collaborator

Distintos colaboradores globales que aportan sus ideas y conocimiento al mundo de The Dark Melody, de manera esporádica y sin ataduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.