DESOLATE SHRINE – Fires of the Dying World (Album Review)

Por Oz Ga

La fría Finlandia está de regreso trayéndonos consigo y su helado aire invernal eterno, a los brutales DESOLATE SHRINE, una banda que lleva 12 años de regar al mundo sus oscuros misantrópicos versos, con una formación muy sólida, conformada por un trío que se mantiene muy unido y comprometido con su propuesta, con una curiosa alineación donde entre sus militantes se conforman de 2 vocalistas y una sola persona ejecuta todos los instrumentos, algo curioso.

Empezaron en el año 2010 a trabar como unidad, y para el año siguiente 2011 ya estaban editando lo que fue su placa debut “Tenebrous Towers” un interesante trabajo que ofrecía un Death Metal intenso y a la vez melódico, para el año siguiente ya estaba listo “The Sanctum of Human Darkness“, un poco después “The Heart of the Netherworld” en el 2015 y su última placa hace 7 años “Deliverance from the Godless Void“, una vida lo suficientemente productiva, manejando un estilo básico y sin complejos en sus trabajos.

Su alineación, como dije en un inicio, ha sido muy estable. El trío lo conforman LL (Lauri Laaksonen) haciéndose cargo de todos los instrumentos, miembro activo de las bandas ORDINANCE y CONVOCATION, y los 2 vocalistas MT (Markus Tuonenjoki) militando en varias bandas SARGEIST, THE CRESCENT, entre otras y RS (Roni Sahari) integrante también de SARGEIST, CRYPTBORN, etc.

Es un trabajo de 6 temas y una introducción, son temas un tanto extensos, quedando entre los 5 a 10 minutos cada uno, un tanto fuera de lo ordinario, para las mayoría de las bandas, sus influencias se mantienen entre los brutales FUNEBRE, DESECRECY y ABYSSAL, por lo que debe darte una idea de que su propuesta ofrece una gama de ritmos y melodías que pueden ir de los ritmos más brutales hasta ritmos muy densos que bien podrían deambular por el Doom, haciendo su estilo muy dinámico que te mantendrá en vilo, sin saber que ritmo le van a meter, vayamos a darles una revisada más a detalle.

Su introducción de muy elocuente nombre “Intro” nos transmite unas atmósferas de desolación, oscuridad, de toque siniestro o místico, creado con unas guitarras acústicas, que le abren el paso a “Echoes in the halls of vanity“, llevándonos a terrenos que rondan perfectamente el Progresive Death Metal, por los cambios de ritmo que estarán presentes desde ahora hasta el final de esta placa, llevándonos por ritmos intensos, donde las guitarras rápidas se tornan filosas y a la vez muy melódicas en las partes más lentas, la base rítmica es ejecutada con un dinamismo técnico muy preciso en los cambios de ritmo con brillantes blast beats que se lucen durante el recorrido, las voces en el tema se manejan de forma dinámica manejando unos guturales profundos, unos gritos viscerales que se entrelazan con algunas voces limpias, un trabajo muy bien arreglado.

Pasando al siguiente corte nos encontramos con “The dying world” llevándonos a terrenos muy variados, donde brilla la intensidad por sus veloces acordes, cortando cabezas una vez que inicia el tema, a la vez mostrando ritmos muy Death Metal, densos que bien te invitan a un Headbanging y algunos destellos de Groove que se escuchan por ahí a mitad del corte, sin olvidar esos ritmos densos y pantanosos que se hacen parte de esta inmensa brutalidad. “The silent god” es su tema más extenso, llegando a los 10 minutos de duración, en consecuencia mucha más variedad de la que ya vienen ofreciendo, iniciando con unas acústicas para estallar de lleno como una masa de carne putrefacta, llena de brutalidad y muerte, ritmos colosales, con Blast Beast retumbando los altavoces, guitarras despiadadas y rápidas son las primeras que brillan, en compañía de unas guturales muy profundas que después se conjugan con otras de menor guturalidad, manejando bien ese juego de voces, que a mí gusto nunca se han diferenciado mucho una de la otra, los cambios de ritmo se siguen dando, sin desentonar entre cada cambio de ritmo, por momentos podríamos sentir que estamos ante una banda diferente en cada ritmo que llevan, su manejo en cada uno de ellos es muy bien manejado.

Nos vamos con “Cast to walk the star of sorrow” un tema con una atmósfera mística y misteriosa al sonar los teclados, que se sacuden al imprimir velocidad volviéndose de un ritmo turbulento, ocasionalmente seguirán apareciendo los teclados junto a unas acústicas para darle ese aire de misterio. “My undivided blood” es una pieza oscura y misteriosa y para ello echan mano de ritmos muy densos dándole vida con acústicas, guturales muy profundas y escabrosas, sus guitarras muy densas, nos llena a terrenos Doom, donde se siente el frío se la muerte.

Cierran con una sobredosis más densa que el anterior tema con “The funace of hope“, con algunos oasis de brutalidad en ese pantanoso mar de riffs moribundos, de una cadencia moribunda, acentuándose más aún en algunas partes donde únicamente se aventuran con acordes muy lentos, sin la batería, ni el bajo.


Sello: Dark Descent Records
Lanzamiento: 25 de Marzo, 2022
Género: Death Metal

1.Intro
2.Echoes in the Halls of Vanity
3.The Dying World
4.The Silent God
5.Cast to Walk the Star of Sorrow
6.My Undivided Blood
7.The Furnace of Hope

DESOLATE SHRINE - Fires of the Dying World

Una banda brutal que está fuera de lo ordinario, nos dan otra dosis de Death Metal muy brutal y densos ritmos Doom, todo ellos saliendo de un multi instrumentista y dos vocalistas.
6.6

Producción

7.0/10

Composición

6.5/10

Replay Value

6.5/10

Valoración Personal

6.5/10

Pros

  • Variedad de ritmos y melodías muy dinámicas

Cons

  • Desaprovechar los aportes vocales

Oz Ga

Amante del Metal en sus Múltiples Variantes, empezando a escuchar Metal desde la Gestación, y que considera el Metal parte Esencial de la Vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.