Review: TRANSATLANTIC – Whirld Tour 2010: Live in London

¿Qué se puede decir del enorme, gigantesco ‘The Whirlwind’ que no se haya dicho hasta ahora? El disco que le devolvió la vida a uno de los mayores supergrupos progresivos que haya dado el siglo XXI, quienes tras ocho años de estar separados y dedicados cada uno a sus proyectos, vuelven a reunirse y dan forma a uno de los mejores discos de Prog Rock de la historia. Una declaración arriesgada pero para nada errada: los cuatro músicos se sacan chispas en este álbum, considerado una de las gemas preciosas de nuestro tiempo. Mike Portnoy incluso llegó a decir recientemente que el disco está entre lo mejor que ha hecho en toda su carrera, en el podio junto a ‘Scenes From A Memory’ de Dream Theater y ‘The Similitude of a Dream’ de The Neal Morse Band. ¿Pavada de declaración, no?

Para ponerlo en un contexto personal, he tenido el gusto de evaluar muchísimos discos a lo largo de los años, y para que un disco se lleve el puntaje de “10” perfecto tienen que darse demasiadas cosas: composición, sonido, impacto emocional, trascendencia, replay-value, hay muchísimos factores que hacen que esta nota sea algo reservado únicamente para los discos que me cambiaron la vida. A modo de ejemplo, y habiendo escuchado miles de discos en mi historia, puedo decir que mi lista de puntajes perfectos esta acotada a menos de 10 registros, y ‘The Whirlwind’ es uno de ellos.

Con ese inmejorable background, y en el mejor momento de su revival, Transatlantic se embarcó en una gira mundial para presentar este hermoso disco, con la presentación en el emblemático Shepherd’s Bush Empire de Londres como punto cúlimne de la gira para grabar y lanzar más adelante en DVD (el Blu-ray apenas existía y no era un formato en boga, coff coff considerar reedición en este formato, coff coff). La presentación se llevo a cabo el 21 de Mayo de 2010, para ser lanzada de manera oficial el 26 de Octubre del mismo año. La particularidad de este set es que apenas consta de 6 canciones, pero el total supera las 3 horas de duración, en un clásico movimiento transatlántico. Sabemos que son los maestros de la composición épica y están dispuestos a demostrarlo sobre las tablas.

Ya de pique sabemos que ‘The Whirlwind’ es una única canción dividida en varios actos, cuya duración llega a alcanzar los 80 minutos, por lo que apropiadamente el concierto se abre con esta monstruosidad de suite que nos hace pasar por todas las emociones habidas y por haber en una inmejorable manera de abrir un concierto. Mike Portnoy, Neal Morse, Roine Stolt y Pete Trewavas dan rienda suelta a su virtuoso talento en una performance uqe será recordada como una de las mejores y más enfocadas del cuarteto, con un material exquisito como respaldo. Otro movimiento clásico de Transatlantic es contar con un quinto integrante para apoyar a la banda en sus presentaciones en vivo, y en esta ocasión este puesto no está ocupado por otro que el genial Daniel Gidenlöw (Pain of Salvation) encargándose de guitarras y teclados adicionales, percusión y backing vocals. Un auténtico dream team progresivo dispuesto a hacernos viajar por un largo rato.

Y vaya que lo logran. En el transcurso de los 12 movimientos que componen esta enorme pieza, sentimos, lloramos, saltamos, cantamos, nos emocionamos, nos cuestionamos nuestra existencia y no despegamos los ojos de la pantalla mientras cinco músicos se desviven por hacernos pasar el momento de nuestras vidas, mientras ellos también lo transitan. Comunión perfecta entre artista y público y una interpretación sin falla alguna para el disco que puso el broche de oro a la década de 2000 en materia de Prog. The Whirlwind’ tiene una culminación tan épica que parece que ya estamos listos para irnos a casa… ¡pero todavía queda más de una hora y media de concierto!

Tras un break de varios minutos que dejó al público clamando por más, la banda vuelve con uno de sus caballitos de batalla de sus inicios, el imponente ‘All of the Above’ del debut ‘SMPT:e’ (2000). Si en ese entonces la pieza cumplía 10 años, hoy estamos celebrando sus 20, y créanme que no pasa el tiempo para esta composición tan gigante, épica y virtuosa. Media hora de puro éxtasis musical por el que nos vuelven a pasear estos músicos que parecen tener cuerda infinita. “Estuvimos casi 2 horas en el escenario y sólo tocamos 2 canciones.¡Va a ser una noche larga!”, exclama Mike Portnoy mientras se toman un respiro para interpretar ese clásico atemporal que es ‘We All Need Some Light’, con una exquisito duelo de guitarras introductorio por parte de Neal Morse y Roine Stolt, maestros del buen gusto. Emocionante balada que se eleva a nuevas cotas de calidad con el público coreando el estribillo generando un momento sublime del show.

Volvemos a las épicas, y a continuación se presenta otro de esos himnos totalmente mágicos: ‘Duel With The Devil’, esa inmenza pieza que abre ‘Bridge Across Forever’ (2001), en una intrepretación antológica que incluye algunos easter eggs como un fragmento de ‘Highway Star’ de Deep Purple mezclado entre los versos, o un solo de batería extendido de Mike Portnoy que tira la casa por la ventana, mientras la canción se desarrolla en todo su esplendor y otra vez transcurre casi media hora de magia, virtuosismo y emoción. Para los encores, una rendición perfecta de ‘Bridge Across Forever’ con un Neal emocionado y un Roine magistral generando ambientes en la guitarra, y el cierre por todo lo alto con ‘Stranger in Your Soul’, otra media hora de éxtasis sonoro en uno de los temas más rockeros y pesaditos del cuarteto, otra vez representando su segundo disco y cerrando el show de la mejor manera, incluyendo una sección instrumental extendida donde Neal Morse toma el control de la batería mientras Mike Portnoy hace crowdsurfing por el público demostrando que son los putos amos en su campo.

No conformes con un único lanzamiento en vivo, un año más tarde la banda lanza ‘More Never Is Enough: Live In Manchester & Tilburg 2010’ (2011), demostrando que el disco es tan bueno que se necesitan dos lanzamientos oficiales en vivo para hacerle justicia. Queda entonces plasmado un pedazo de historia progresiva que quedará para siempre grabado en nuestros corazones, esos recuerdos que harán que dentro de varias décadas podamos afirmar que fuimos contemporáneos de Transatlantic y se nos infle el pecho de orgullo.

Género: Progressive Rock
Lanzamiento: 26-10-2010
Sello: Radiant Records
Transatlantic - Whirld Tour 2010: Live in London
  • 10/10
    Producción - 10/10
  • 10/10
    Composición - 10/10
  • 9.9/10
    Replay Value - 9.9/10
  • 10/10
    Valoración Personal - 10/10
10/10

Transatlantic se embarcó en una gira mundial para presentar este hermoso disco, con la presentación en el emblemático Shepherd’s Bush Empire de Londres como punto cúlimne de la gira para grabar y lanzar más adelante en DVD (el Blu-ray apenas existía y no era un formato en boga, coff coff considerar reedición en este formato, coff coff). La presentación se llevo a cabo el 21 de Mayo de 2010, para ser lanzada de manera oficial el 26 de Octubre del mismo año. La particularidad de este set es que apenas consta de 6 canciones, pero el total supera las 3 horas de duración, en un clásico movimiento transatlántico. Sabemos que son los maestros de la composición épica y están dispuestos a demostrarlo sobre las tablas.

Alejandro Melgar

Absoluto entusiasta del Metal en casi todas sus variantes y sub-géneros. Melómano, coleccionista de discos y experto en armar documentos, listas y rankings. La estructura me garantiza paz y organización. Amo las series, películas y estoy muy arraigado en la cultura pop, además de disfrutar la naturaleza y el aire libre. Y a pesar de todo esto, soy muy sensible.

0 comentarios en «Review: TRANSATLANTIC – Whirld Tour 2010: Live in London»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.