7DAYS – Into Forever [Re-Issue 2021] (Album Review)

Por Michael Prado

En el argot popular suele decirse que “segundas partes nunca son buenas”.  Y bueno, si bien en el caso que vamos a comentar en esta oportunidad, el segundo disco de 7days, proyecto del guitarrista de Darkwater, Harmony y All Things Fallen, el sueco Markus Sigfridsson, no debería tomarse como “secuela” de su predecesor, “The Weight of the World”, pues se trata de la continuación de las ideas que Markus quiso plasmar en este proyecto, enfocado en un Prog/Power Metal que más trazas tuvo de Progresivo en su primera itineración.

Pues bien, para este álbum intitulado “INTO FOREVER”, que originalmente vio la luz en el 15 de octubre del año 2010 gracias a la desaparecida discográfica Liljegren Records (siendo relanzado de forma reciente el 28 de mayo del 2021 a través de Ulterium Records), Sigfridsson decidió en cierta forma “desatar a la bestia”, apelando más a la velocidad y virtuosismo del Power Metal en varias de las canciones en forma más evidente, además de que este disco trajo consigo colaboraciones de 2 muy buenos cantantes debutantes en este proyecto, y serán cosas de las que vamos a ahondar a continuación.

Arriba: Thomas VIkström (voces), Markus Sigfridsson (guitarras), Andreas Passmark (bajo) y Caroline Sigfridsson (voces) / Abajo: Erik Tordsson (voces y coros), Daniel Flores (batería), Christian Liljegren (voces) y Kaspar Dahlqvist (solos de teclado)

Para esta ocasión el disco arranca con una hermosa pieza instrumental introductoria a la que le dieron nombre de “Through Dark and Light”, bastante etérea y ambiental, con ocasionales sonidos de guitarra con cuerdas de acero y vibra orquestal.

Un sonido como de celesta reverberante nos lleva de la mano a la primera canción como tal del álbum, llamada “Into Forever” como el disco, en la cual empezamos a evidenciar detalles que serán preponderantes en el álbum, como lo son un trabajo más complejo en la batería por parte del chileno Daniel Flores (cabe destacar que 7days, aparte de Sigfridsson, cuenta en esta ocasión con los mismos 3 talentos musicales de la vez pasada, como lo son el cantante Thomas Vikström, Daniel Flores en la batería, Andreas Passmark al bajo y colaborando con solos de teclado Kaspar Dahlqvist) y algo que encantará a los que aman (como yo) los duetos vocales entre hombre y mujer, dado que la cuñada de Markus, Caroline Sigfridsson, reaparece en esta canción, así como lo hará en buena parte del álbum, deleitando a quienes degusten de este trabajo con su voz tan adorable y llena de ternura, que contrasta de manera agradable con la voz de Thomas, que en este disco la ha enfocado en tonos más graves.

Si bien creo que adelanto mucho al decir esto, considero que este álbum supera en calidad a “The Weight of the World”, entre otras cosas, por ciertos detalles que me encantaron, como los empezamos a percibir a partir de la tercera canción, “The Innocence in Me”, tremendo número de 9 minutos lleno de momentos de puro doble bombo (acá empieza a entrar la parte más Power Metal que mencioné previamente), virtuosismo en la guitarra por parte de Markus, dueto vocal de Thomas ahora con el famoso cantante sueco Christian Liljegren (miembro de Narnia, DivineFire, Golden Resurrection y varias bandas de metal cristiano más), concluyendo con una hermosa parte final en Re Sostenido Menor (¡amo cuando usan las notas sostenidas en la música!) donde nuevamente destaca notablemente la voz de Caroline, que está hecha para partes tan melodiosas como ese final tan mágico.  Ojo a la estructura de esa parte final.  ¿Les recuerda algo?  Pues sí, es la misma tonada que el intro “Through Dark And Light”.  Bonita referencia y manera de enlazar musicalmente en el disco.

Para conmemorar el relanzamiento de este disco, se lanzó previamente como sencillo en las plataformas de streaming la canción “You Hold the Key”, que para mí es el puente perfecto entre lo que fue el primer disco y éste en cuestión.  Melodías abundantes, gran trabajo de baterías, uno de los mejores solos de Markus, mientras Thomas se encarga de las estrofas y posteriormente da lugar a Caroline para que entone el estribillo que dice así:

“We hold the key to every door

And at the end

Will we see that there was so much more”

Mencionábamos que en este disco Markus quiso apelar más a la velocidad, pues bien, en “Enter A Dream” tendremos lo que los fans más acérrimos del Power Metal acusarían que hizo falta en el primer disco de 7days, claro, tampoco es que sea una pieza salida de un “Sad Wings of Destiny” o un “Tales From the Twilight World” ni mucho menos, la parte progresiva sigue estando ahí (específicamente en las estrofas y en el puente), donde luego se desata la furia en el potente estribillo.  Cabe destacar que esta pieza cuenta con un dueto vocal por parte de Thomas y el otro debutante en este álbum, Erik Tordsson (que fuera bajista y guitarrista de Crimson Moonlight y actualmente es cantante de End of November -banda que no sabemos qué irá a pasar con ellos, ojalá regresen en un futuro- y All Things Fallen, donde es parte junto con Sigfridsson).  La pieza tiene su conclusión en un breve instrumental mágico de un minuto de nombre “Crossing”.

“We Cry No More” da continuación a lo que nos trae este disco, resultando una pieza más pausada que la anterior pero que tiene nuevamente grandes muestras del titán a los parches que es Daniel Flores.  Quizás la pieza más facilona del disco, pero que no deja de ser degustable, más cuando en el estribillo se entrelazan tan bien las voces de Thomas y Caroline.

¡Pero vamos!  Dije que en este disco había más velocidad, ¿no?  Pues dichosamente “Under the Sun” trae eso nuevamente al frente, con la aparición nuevamente de Christian Liljegren en las estrofas, dejando el puente a Thomas y que Caroline nuevamente nos cante el estribillo.  Creo que sin dudas esto ha sido el gran fuerte de este disco, la variedad en las voces.

Ahora el disco reduce un tanto drásticamente las revoluciones, sin llegar a ser balada esta canción, que lleva el título de “Scattered Mind”, la cual de inmediato muchos que escucharon “The Weight Of The World” dirán: “¡Esta pieza bien podría ir en el primer disco!”.  Y es que sí, el ritmo, la base musical y la voz de Thomas (que alcanza sus más altos agudos a lo largo del disco en esta pieza) dan como para que hubiera salido 4 años antes.  Es como un saludo al pasado que fue ese bello primer disco.

Si bien Markus ha tenido momentos muy importantes en la música y en las diversas bandas que ha estado (recomiendo muchísimo que les peguen su oída a dichos grupos si no lo han hecho, no se van a arrepentir), creo que la siguiente canción es el pináculo de su creatividad.  Y no solamente por su duración, sino por la calidad compositiva que posee este tremendo número de casi 20 minutos de duración, conocido como “Final Wisdom”, que inicia con un corte orquestal que va ganando fuerza poco a poco, llegando a asemejarse por un momento a “Redeemer” del disco anterior, pero siendo simplemente una referencia algo sutil, pues tras eso la canción baja el ritmo para una parte introductoria un tanto reflexiva que da paso a un momento más heavy que nos introduce poco a poco a partes más aceleradas donde entra en escena nuevamente Christian Liljegren y tiene como punto álgido el tremendo estribillo, después del cual la canción se sume en una lluvia de ideas sumamente interesante donde se intercalan partes cantadas por los 3 cantantes principales, momentos instrumentales para que Markus haga de las suyas, y un final sumamente ecléctico, donde destaco esta estrofa:

“I feel the winter come

It brings me down in despair

Yeah, I wish the spring would come

So I could meet you there”

El álbum en su versión original presenta como pieza final a “What Matters”, que continúa muy bien con las ideas que Markus ha venido desarrollando a lo largo del disco, y que verdaderamente brilla por sí misma, pese a no ser una pieza que nos trepane el cráneo a punta de tralla y velocidad.

Dije que era la última canción de la versión que salió en 2010, pues para este relanzamiento han decidido incluir un nuevo instrumental de nombre “Frontier”, que apela más a un sonido bien heavy donde las guitarras predominan más que en cualquier trabajo anterior creado por Markus.  Desconozco si es una pieza de creación reciente, puesto que la versión japonesa de “Into Forever” no tenía bonus, como sí pasó con “Equinox” siendo bonus oriental de “The Weight Of The World”.

Markus Sigfridsson al día de hoy

En este reissue podemos decir que, si bien se nota en ciertas partes que hubo un trabajo de remezcla y remasterización, no hubo tanto manoseo de esto como sí resultó de manera más evidente en su predecesor, que por momentos a mí me parecía escuchar una grabación nueva del álbum.

En fin, si buscas un disco de Power/Progressive Metal bien melodioso, donde haya dueto de voces entre hombre y mujer de manera constante, esta será una muy recomendada elección.  No más me queda esperar que en un futuro Markus nos regale un tercer lanzamiento de este proyecto, y, poniéndonos en un plan algo más caprichoso, ya que usa cantantes de la escena de metal cristiano, que intente traerse al proyecto a gente como Matt Smith de Theocracy, Rob Rock, Johanna Aaltonen (ex-HB), e inclusive más cantantes de la escena sueca como Tommy ReinXeed.


Sello: Ulterium Records
Lanzamiento: 28 de mayo, 2021
Género: Progressive/Power Metal

“Into Forever (Re-Issue 2021)” track-listing:

7DAYS – Into Forever [Re-Issue 2021]

Tomando lo bueno y bonito que tuvo su primer álbum y dándole una connotativa más cargada de Power Metal, aderezado con nuevos integrantes a las voces como lo son Christian Liljegren y Erik Tordsson, 7days muestra una vez más ideas interesantes creadas por el guitarrista Markus Sigfridsson que harán las delicias de fans de grupos como Symphony X, Vision Divine, Dream Theater y otros de estas estirpes que gustan de la complejidad musical y el virtuosismo de sus instrumentistas.
9.1

Producción

9.0/10

Composición

8.7/10

Replay Value

9.5/10

Valoración Personal

9.1/10

Michael Prado

De Costa Rica para el mundo. Fan de la música DE VERDAD, hecha con sentimiento y verdadero amor al arte, sin importar el género, aunque debo admitir que doy amplia preferencia a lo que ha sido creado en Metal, Rock, música Celta, Clásica, soundtracks de Videojuegos, Electrónica y demás. Un abrazo y bendiciones para tod@s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.